Superman: Identidad secreta

Imagen de HPLovecraft

Todo joven ha soñado en algún momento en tener los poderes de Superman aunque, en el caso de Clark Kent, debe conformarse con sólo compartir el nombre. Esto le hace ser blanco continuo de las burlas de sus compañeros. Pero, ¿y si un día descubriera que tiene más cosas en común con el Hombre de Acero de lo que creía?

Sinopsis

 

¿Qué valor tiene un nombre? ¡Todo, si lo compartes con el Hombre de Acero!

 

Superman: Identidad Secreta es un tomo recopilatorio de 208 páginas que reúne la miniserie de cuatro números aclamada por la crítica en formato prestigio escrita por Kurt Busiek y con el arte estelar de Stuart Immonen. Situada en el mundo real, Identidad Secreta examina la vida de un joven de Kansas con el desafortunado nombre de Clark Kent.

 

Todo lo que Clark quiere es ser escritor, pero su vida diaria está llena de las bromas y las burlas de sus compañeros al compararle con el otro Clark Kent, el que tiene superpoderes. ¡Hasta que un día Clark despierta para descubrir que puede volar… que de hecho tiene superpoderes! ¿Pero, de dónde han surgido esos poderes? ¿Y qué va a hacer con ellos?

 

Mi padre y mi madre se llaman David y Laura Kent. Viven en un pequeño pueblo de Kansas. Así que cuando nací —varón, moreno, rasgos convencionales—…

bueno, como es natural, me llamaron Clark.

No es que no haya intentado decírselo. Que, de hecho, no es divertido. Que nunca lo ha sido.

Pero nunca lo han captado.

-Clark Kent

 

La Idea

 

En el año 1985 la editorial DC Cómics se encontraba en un proceso de reestructuración a escala global de sus publicaciones que se plasmó en la llamada Crisis en las Tierras Infinitas. Según se descubría en dicha saga, muchas de las historias que habían vivido los héroes no se encuadraban dentro de un único universo, sino que transcurrían en diversas Tierras, justificando de esta manera los errores de continuidad y confundiendo a los seguidores de las series, que ya no estaban seguros de qué hechos les habían acontecido a sus héroes preferidos y cuáles a sus contrapartidas en estos universos paralelos. La idea original fue separar las aventuras anteriores a 1954, la llamada Edad de Oro, de las posteriores, conocida como la Edad de Plata y así relanzar algunos personajes con un enorme lastre de pasado a cuestas.

 

Para poner fin a todo este enredo, todos los universos paralelos fueron destruidos, dejando uno solo y sus personajes sufrieron diferentes finales: algunos fueron transformados, otros reescritos y algunos directamente eliminados. Al igual que sucedió unos diez años después en la famosa y enrevesada segunda Saga de los Clones en Spider-Man, los lectores se sintieron traicionados por tener que aceptar que muchas de sus historias favoritas nunca habían tenido lugar. Atentos en parte a estas quejas, muchos de los personajes desaparecidos volvieron a aparecer y el concepto de multiverso regresó de la mano del guionista Mark Waid, aunque bajo el concepto de Hipertiempo según el cual el Multiverso no fue destruido, sólo ocultado.

 

En medio de toda esta revolución editorial, apareció el número 87 de la colección DC Comics Presents, con guión de Elliot S. Maggin y dibujado por Curt Swan, en el cual se nos presentaba un joven apellidado Kent y bautizado como Clark por unos padres muy chistosos, en un mundo en el que los héroes como Superman no eran más que personajes de cómics publicados por la editorial DC. A causa de su nombre, es el objeto de las burlas de sus compañeros de clase. Sin embargo, un día descubre que descubre que realmente posee los poderes del superhéroe de ficción cuyo nombre lleva y, desde ese momento, su vida da un giro radical. Por desgracia, la aventura sólo duró ese mes y tras las Crisis en las Tierras Infinitas, no volvió a aparecer más.

 

Y aquí es donde aparece Kurt Busiek, impactado desde mucho tiempo atrás con esta historia tan simplista como efectiva, queriendo realizar con ella una serie ilimitada en la que desarrollar la historia de este joven, sus contemporáneos y coetáneos, y todo su mundo. Tras muchos años persiguiendo esta idea y sin conseguir la autorización para llevarla a cabo, pero bajo otra óptica muy diferente. Se tratará de una serie limitada de cuatro números. Busiek, entonces, reorganiza todas sus ideas: se tratará de una serie limitada de cuatro números que transcurrirá en cuatro épocas diferentes de la vida del personaje. No existirán supervillanos que conviertan el cómic en una historia al uso de mamporros. E incluso va un poco más lejos todavía.

 

Su” Clark Kent será un ser humano que se maraville y disfrute de la facultad de volar, de poder contemplar desde una perspectiva única las puestas de sol, de los paisajes multicolores nocturnos de las ciudades, de la maravilla y el misterioso casi divino de la vida y que, por supuesto, emplea esos extraños poderes que le han sido otorgados de forma misteriosa para ayudar a todos aquellos que no pueden ayudarse a sí mismos. Busiek quería crear, quizá sin saberlo pero con mucha intuición al respecto, el Superman más humano, realista y cercano de cuantos hemos podido contemplar en todas las décadas de su venerable y dilatada historia como personaje de cómic.

 

Y lo hizo.

 

La cuestión es que a mí me gusta la tranquilidad. Me gusta alejarme y pensar, y resolver las cosas por mí mismo. No me gustan el ruido, las multitudes y el caos. Si lo hubiera hecho público, tendría todo el ruido, todas las multitudes y todo el caos del mundo. Y nunca pararían. Así que creo que me gusta más la tranquilidad de lo que me hubiera gustado la fama, la atención y los coches fantásticos. Incluso que los montones de dinero.

-Clark Kent

 

El Guionista

 

El guionista Kurt Busiek nació en Massachussets, Estados Unidos, y son muchos quienes le consideran capaz de realizar el mejor de los trabajos y la chapuza más ilegible. En su juventud fue un gran lector de cómics, como la mayoría de artistas que se encuentran encontrar en el mundo de la viñeta. De hecho, y aunque había comenzado a leerlos siendo más joven aún, con catorce años comenzó a coleccionarlos. Pronto comenzó a realizar los guiones para cómics que ilustraba un amigo suyo, Scott McCloud —creador del originalísimo e inocente héroe Zot!—, y muy poco tiempo después, comenzó a enviar guiones a Marvel y DC, que rápidamente se interesaron por su trabajo.

 

Creador de títulos tan emblemáticos como la extinta y llorada Liberty Project, la original Thunderbolts y las aclamadas Marvels, Astrocity y Avengers Forever, Busiek ha desarrollado su trabajo como guionista en un número ingente de editoriales y sellos editoriales como Dark Horse Comics, DC Comics, Eclipse Comics, Harris Comics, Image Comics, Marvel Comics, Topps Comics y Wildstorm (DC), por citar sólo los más importantes. Incluso —como dato anecdótico y muestra de su genialidad—, hay que decir que en su juventud concibió la teoría de que Jean Grey no había muerto cuando se transformó en Fénix, argumento que fue incorporado posteriormente a la colección Factor-X para resucitar al personaje.

 

Esa otra gente… aquellos cadáveres. ¿Eran como yo? ¿Los había asesinado el Gobierno?

¿Asesinaron a esos bebés?

Me redujeron, me noquearon. No creo que hubiera funcionado con Superman. Pero funcionó conmigo.

Y aún están ahí fuera. Siguen buscando.

Siguen buscándome.

-Clark Kent

 

El Dibujante

 

El dibujante Stuart Immonen nació en Canadá y su primer trabajo fue la autoedición de su serie Playground en en 1988, seguida de una serie de pequeños encargos para Innovation Cómics, Ripoff Press y Revolutionary Comicseditoriales consideradas pequeñas en el mundo editorial—. Posteriormente, ya en 1993, las dos grandes y sempiternas editoriales de cómics del mercado norteamericano Marvel y DC pusieron sus ojos en este artista. De esta forma comenzó su carrera ilustrando para ambas editoriales. De trazo limpio y elegante, ha demostrado ser tan camaleónico como versátil y remarcablemente original en todos los trabajos que ha realizado hasta la fecha no limitándose sólo al lápiz y la tinta, sino coloreando también.

 

Para Marvel podemos destacar títulos tan dispares como Los Vengadores, Capitán América, Los Cuatro Fantásticos, El Increíble Hulk, Mutante X, Nextwave, Spider-Man Unlimited, Thor, Ultimate Fantastic Four, Ultimate X-Men y What If. Para DC ha ilustrado títulos centrados en el Hombre de Acero como Action Comics, Adventures of Superman, Supermen of America y, por supuesto, este Superman: Identidad Secreta. No contento con ello, ha creado su propia empresa Immonen Illustrations Inc., dedicada a proporcionar soluciones en diseño gráfico para empresas por todo el mundo, entre las que cabe citar Galafilm Inc., Warner Bros.Entertainment y The Walt Disney Company. Tras ciento diez números ilustrados por el versátil Mark Bagley, Stuart Immonen va a convertirse en el dibujante regular de la colección Ultimate Spider-Man.

 

Un detalle anecdótico que podemos encontrar en Superman: Identidad Secreta por parte del dibujante consiste en que, en cada época del personaje, ha insertando algunas viñetas con el estilo de dibujo perteneciente a la misma. Así, y como ejemplo más significativo, encontramos que casi al final del cómic hay una página con el estilo Cartoon tan de moda hoy en día en los dibujos animados y en algunos cómics. Todo un afectuoso homenaje.

 

¿Cuánto duran los superpoderes? Yo esperaba que toda mi vida, durase lo que durase.

Pero no lo sé, ¿verdad? No hay una tabla, ni un manual de instrucciones. Sólo un tipo de Kansas llamado Kent con poderes de Superman.

En los cómics, Superman se recarga con la radiación de un sol amarillo.

Así que intenté recargarme acercándome tanto como me atreví.

Pillé un grandioso bronceado estival.

-Clark Kent

 

La Historia

 

Todo el mundo sabe que la infancia, la pubertad y la adolescencia forjan el carácter de las personas y que, en esos momentos, somos extremadamente vulnerables a cualquier tipo de agresión, ya sea física y psicológica. Clark Kent, el joven protagonista de historia, es el blanco de las burlas de sus compañeros por compartir el nombre con el superhéroe que el mundo conoce como Superman. Durante toda su vida ha recibido regalos, chistes y comentarios a propósito de su nombre, hasta el punto de casi detestar al superhéroe pero, ¿quién no querría poder volar y tener la fuerza de la que hace gala el kryptoniano? De hecho, su carácter recuerda mucho al del joven y apocado Peter Parker antes de ser mordido por la araña radiactiva. Incluso cuenta con su particular Flash Thompson para hacerle la vida imposible. Sólo que, en esta ocasión, no hay una Gwen Stacy ni una Mary Jatson con la que vaya a casarse.

 

Estando de acampada, una noche despierta dentro de su saco de dormir… y a varios metros del suelo. Puede volar y descubre que es prácticamente capaz de hacer cualquier cosa que ha visto en los cómics de Superman y, con el narcisismo propio de la adolescencia, piensa en mostrarle sus poderes a todo el mundo. Sin embargo la sensatez gana la partida y decide mantener su identidad en secreto tanto tiempo como pueda. Al poco tiempo, una periodista está muy cerca de descubrir la verdad y, en un arrebato de locura y obsesión, provoca una tragedia para que el joven Superman se muestre y, de esa forma, conseguir una magnífica exclusiva. Si Clark tenía alguna duda sobre mantener su identidad en secreto, este traumático acontecimiento en el que salva la vida de la novia del bravucón del instituto y finge no tener los poderes que realmente posee, le convence más que nunca de lo acertado de su decisión.

 

Así es como esta maravillosa historia de Kurt Busiek comienza, avanzando en cada capítulo a cuatro momentos claves de la vida de ese joven Clark Kent al que tenemos la rara ocasión de ver crecer, madurar y envejecer. Algo nada común en los cómics de superhéroes y que, sin embargo, dotan al personaje de un realismo entrañable. No podría faltar en la historia una Lois Lane, si bien su apellido es Chaudari y se trata de una exótica belleza hindú con bastante carácter. La amenaza, en esta ocasión, no procede de un Lex Luthor empeñado en ser el destructor de Superman. Mucho más realista, el Gobierno de los Estados Unidos quiere capturar, estudiar y controlar a un hombre que puede (y sólo puede) convertirse en una amenaza de calibre incalculable. Tanto insistirán y acosarán a Clark, que se verá obligado a hacer un acuerdo con ellos para que respeten su vida y su intimidad.

 

El resto de la historia merece ser descubierta por un lector apasionado, entregado e incluso exigente, porque no le defraudará. Kurt Busiek consigue, de nuevo, humanizar al héroe como ya ha hecho en otras obras. Lo hace real, lo aproxima a cada uno de los lectores al dotar al personaje de unas características psicológicas únicas y, al tiempo, universales. Además consigue incluir al héroe, siempre reticente a ser usado a modo de supersoldado, en los politiqueos de los Estados Unidos a cambio de ser dejado en paz. Porque Clark es un hombre sencillo, pacífico, reflexivo, blanco de algunas manipulaciones a causa de sus poderes, pero que comprende generosamente que sus habilidades deben ser puestas al servicio de todos aquellos que puedan necesitarlas —todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, que diría el tío de Spider-Man—. Esa bondad inherente a su carácter es la que le lleva a no tirar la toalla, a seguir ayudando a sus semejantes aún a costa de su seguridad y la de su familia.

 

Por último cabe destacar el carácter meditabundo de Clark Kent que, en multitud de ocasiones, nos mostrará su visión de la Tierra, de algunas ciudades y de las zonas más hermosas del planeta desde su perspectiva única, merced a las maravillosas ilustraciones a página completa y doble página de Stuart Immonen sin el cual, sin duda, la historia de Superman: Identidad Secreta no alcanzaría la categoría de obra maestra del género que merece.

 

Dramatis Personae

 

Sé que nunca estaré seguro. No intelectualmente. Un secreto compartido, es un secreto expuesto, y todo eso.

Pero no importa. Vivir es un riesgo. Amar es un riesgo. Y si ella comparte el mío…

Estoy seguro. Puedo sentirlo. Está bien. De ahora en adelante…

estamos juntos en esto.

-Clark Kent

 

David Kent: Padre de Clark Kent.

 

Carol: Hija de Lois y Clark. Ha heredado los poderes de su padre, si bien decide mantenerlo en secreto.

 

Cassie: Es el amor de Clark Kent en su época de instituto pero, por desgracia, ella es la novia de Michael Aurie. Durante unos festejos, Clark salva su vida empleando sus superpoderes, si bien luego finge no tenerlos para no ser descubierto ante el mundo. Para ella, Clark siempre será su héroe.

 

Clark Kent: Protagonista de la historia, descubre en una acampada que tiene los mismos poderes que Superman. Pese a ocultarlo, comienza una persecución por parte del Gobierno para controlarle. Decide pactar con los federales para salvaguardar la seguridad de su mujer, sus hijas y la suya propia.

 

Jane: Hija de Lois y Clark. Ha heredado los poderes de su padre, si bien decide mantenerlo en secreto.

 

Laura Kent: Madre de Clark Kent.

 

Lois Chaudari: Cuando llega a Manhattan, unos compañeros de trabajo le presentan a Lois para gastarle una broma. Sin embargo, tras la sorpresa inicial, ambos descubren que verdaderamente se gustan, Clark comparte su secreto con ella y, al final, terminan casándose y teniendo gemelas.

 

Malloy: Es el Agente del Gobierno de los Estados Unidos con la misión de capturar a Superman. Clark le propondrá un trato que aceptará y a partir de ese momento comenzarán a colaborar en distintas crisis. Lo que Clark no sabe es que Malloy, con el tiempo, descubrirá su identidad secreta pero, por simpatía hacia el abnegado escritor y héroe, no la revelará.

 

Michael Aurie: El bravucón del instituto, novio de Cassie y autor de las bromas más pesadas a Clark Kent por su nombre. Curiosamente es el más fanático seguidor de Superboy cuando éste hace aparición. Cuando Clark salva la vida de su novia Cassie, Michael se lo agradece y, a pesar de decirle que sigue siendo un pringado, no vuelve a meterse con él.

 

Mittlemark: Es la jefa de Clark Kent en el periódico New Yorker y la primera persona que le da la oportunidad de publicar un artículo, impresionada por la visión objetiva que muestra su trabajo.

 

Wendy Case: Es la primera reportera que investiga la historia del joven Superman e incluso le entrevista. Ávida de ser quien descubra quién la identidad secreta del nuevo héroe, elabora una trampa mortal para obligarle a salir a la luz causando la muerte de una persona.

 



Calificación: 9

Editorial

Planeta DeAgostini

Detalle:

Formato: Tomo recopilatorio, rústica

Nº de páginas: 208

Precio: 12,00 €

Guión: Kurt Busiek

Dibujo: Stuart Immonen

Tinta: Stuart Immonen

Color: Stuart Immonen

Sinopsis:

Cuando David y Laura Kent tuvieron su primer hijo no dudaron en bautizarle como Clark, llevados por un peculiar sentido del humor. Sin embargo, es posible que este niño comparta mucho más que el nombre con el Hombre de Acero.

 

 OcioZero · Condiciones de uso