Pedro Páramo

Imagen de Patapalo

Reseña de la fabulosa novela de Juan Rulfo, que nos presenta ahora Cátedra en su colección Mil letras en una edición especial revisada de la mano de José Carlos González Boixo

Pedro Páramo es considerada, con justicia, una obra cumbre dentro de la narrativa hispanoamericana, y también dentro de la universal. Es una novela que resulta abrumadora y sugerente tanto desde el plano formal como desde la propia historia. En sus páginas viajamos a un pueblo imaginario que resulta fácilmente identificable con los escenarios que el propio Rulfo visitó en su niñez, y que está impregnado de la emotividad del pasado, en busca de un personaje cuasi mítico: el padre al que no se ha llegado a conocer pero que ha dejado una fuerte impronta en todo.

La narración en sí se presenta fragmentada. No transcurre linealmente, sino que se desarrolla como un mosaico a través de los recuerdos del narrador, una decisión que queda claramente justificada a medida que avanzamos en la novela: forma y fondo se dan la mano para guiarnos a través del dominio de ultratumba que visitamos en la novela.

Efectivamente, los espectros (fantasmas, aparecidos, almas en pena) tienen un papel primordial dentro de esta obra, que no duda en sumergirse en el terreno de lo fantástico para hablar de lo cotidiano. No se trata de una recreación de los clásicos de la novela gótica ni de un simple retrato social realista, sino de un acertado híbrido -que se ha dado en llamar realismo mágico- que permite saborear tanto la inquietud de lo sobrenatural como lo abrumador de la realidad histórica.

Al apoyarse en estos dos pilares, la novela cala muy profundo dentro del lector. No encontramos ese elemento frívolo que a veces se apodera de las narraciones fantásticas, ni tampoco la monotonía expositiva que a veces lastra el realismo: en Pedro Páramo es difícil saber a dónde nos conduce la narración, pero al mismo tiempo no es ni siquiera ésta su principal virtud, como se constata en sucesivas lecturas (es un libro que se relee con placer). Sus páginas emocionan y envuelven de un modo sobrecogedor, brillando con luz propia.

La estructura no lineal fomenta esta sensación de inmersión, y se alía con fuerza con una prosa salpicada de localismos que transmite tan bien el sabor de la tierra como los detalles folclóricos e históricos. Al final, uno tiene la sensación de haber presenciado algo íntimo, y al mismo tiempo universal y trascendente. Sin duda, es un libro para disfrutar con detenimiento, y esta edición especial de Cátedra se presta totalmente a ello.

 

Autor

Juan Rulfo nació en Apulco, en México, el 16 de mayo de 1917, y murió en la Ciudad de México, el 7 de enero de 1986. Escritor, guionista y fotógrafo perteneciente a la generación del 52, la reputación de Rulfo se asienta en dos libros breves: El llano en llamas, compuesto de diecisiete pequeños relatos y publicado en 1953, y la novela Pedro Páramo, publicada en 1955. Se trata de uno de los escritores de mayor prestigio del siglo XX, pese a ser poco prolífico. Ha sido considerado uno de los más destacados escritores en la lengua española de este periodo, junto a Jorge Luis Borges, por una encuesta realizada por la editorial Alfaguara.

 

Sinopsis

A la búsqueda de su padre, Pedro Páramo, el narrador vuelve al pueblo natal de su madre sin saber qué es lo que va a encontrar. Pronto el ambiente fantasmagórico del lugar le engulle y le transporta como un viento de otros tiempos.

 

Edición

Pedro Páramo

Juan Rulfo

Cátedra, 2009

Colección Mil Letras

Esta reedición se encuadra en una selección de las mejores obras publicadas en las colecciones Letras Hispánicas y Letras Universales de la editorial Cátedra. Ha corrido a cargo de José Carlos González Boixo y ha contado con la colaboración de los herederos del autor. El libro cuenta con numerosos apéndices que serán de gran utilidad para quien quiera hacer un estudio en profundidad de la obra, incluso desde el plano académico, y añadidos que dotan a la edición de un valor especial, como fotografías del propio Juan Rulfo o una entrevista con el autor sobre esta obra. Sin duda, se trata de una edición muy cuidada y exhaustiva, altamente recomendable.

 

Conclusión

Pedro Páramo es una de esas novelas que, desde que me la prestaron, he recomendado sin ningún temor. Es un libro sólido, consecuente consigo mismo y ambicioso y original en su planteamiento. En él reencontramos lo mejor de cada género, y una impronta propia que hace que escape de éstos. Sus aciertos son múltiples: una prosa especiada y bien adaptada al tono narrativo, una estructura formal que no sólo sustenta el relato, sino que lo conduce, unos personajes carismáticos y fieles a su esencia, una gran inspiración al beber de las fuentes de la mitología popular y la historia...

Sin duda, un libro inolvidable, intenso y, me atrevería a aventurar, inmortal. Y un placer encontrarlo en una edición tan cuidada. La he disfrutado mucho, y eso que no soy filólogo. Quizás alguno la encuentre excesiva; a mí me ha resultado fascinante.

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 20295

Aunque me gustaron más sus relatos recopilados en El páramo en llamas, lo cierto es que es una novela con mucha chicha en el uso de recursos. Para cualquier escritor aficionado es un ejemplo de recursos literarios.

 OcioZero · Condiciones de uso