Los conquistadores de Nuevo Altdorf

Imagen de Sidex

Trasfondo de Warhammer Fantasy para el II concurso W4OZ

 

Todo comenzó cuando Marco Colombo dio a conocer el Nuevo Mundo, y revolucionó a todas las naciones porque querían apoderarse de sus riquezas. En la despiadada carrera para llegar primeros a reclamar tierras y riquezas, nadie se percataba de la columna de vapor que surgía de en medio del mar, seguramente pensaron que seria algún animal gargantuesco y que era mejor no acercarse, por lo que el humo blanco en el horizonte se dejó como una anécdota de algún viejo marinero en alguna taberna insalubre.

Debajo las aguas del Gran Océano se iba gestando lo que sería una de las joyas por descubrir. Desde las profundidades de la tierra se expulsaban toneladas de roca fundida que fueron acumulándose, con increíble rapidez se fue acumulando y primero sobresaliendo poco, y más tarde formando una gran isla, pero no una isla normal, sino una una isla donde los vientos de la magia son poderosos, sobre todo los de la vida y las bestias, lo que le da una fuerza natural a ese pedazo de tierra en medio de la nada increíble, haciendo que cuando poco después de que se acabara de formar la isla (que ya era de un tamaño respetable) ya tuviera bosques, praderías y animales autóctonos únicos.

Y la escalada a muerte por poseerla comenzó cuando coincidieron dos barcos, por un lado un pequeño drakar norse y por otra parte un gran galeón imperial. La batalla se decantó rápidamente por los imperiales, pero los supervivientes esparcieron la noticia, más rápido de lo que parecía humanamente posible.

Al conocerse su existencia el Emperador Karl Franz eligió a un contingente de sus mejores hombres y los envió para fundar una ciudad y puerto amigo, para comerciar, abastecerse de camino a Lustria o al Viejo Mundo y para defender las rutas marítimas. Por eso se despachó un contingente, con soldados de muchas provincias distintas, desde las tierras norteñas de Midenland, los marineros de Norland o los aguerridos soldados de Sudenburgo en el Golfo de Medas, un tren de artillería completo de Nuln e incluso una orden de caballería, accedió a acompañar a colonizar nuevas tierras, con todas su familias para colonizar la isla, a parte de otros muchos colonos de numerosas profesiones.

Ruinas de un pequeño templo arrasado por una incursión norse y defendido contra los skavens para evitar que hicieran su madriguera en tierra sagrada.

 

El primer sitio donde se desembarcó fue en una gran cala donde se fundó la ciudad de Burgrado y la isla fue nombrada en honor a la actual capital del Imperio: Nuevo Altdorf. Sus tierras de isla volcánica eran increíblemente fértiles y casi todo el paisaje eran jóvenes selvas o riachuelos que corren por la falda del volcán, que está en el centro de la isla, el Monte de Fuego.

Después de muchas penalidades, la civilización, comenzó a brotar y surgió una gran ciudad, con un impresionante puerto, donde vivía la mayor población y se podía atender al tráfico marítimo, aunque siempre en constante disputa con otras razas por su posición estratégica, como con los Altos Elfos, los Elfos Oscuros o simples piratas. A pesar de esto hay colonias agrícolas y mineras diseminadas por la isla, fuera de la protección de los sólidos muros de Burgrado, hasta una torre de hechicería, donde los colegios de la magia han instalado una pequeña base, nadie sabe lo que se llevan entre manos allí, en medio del Bosque de las Luces.

El gobierno de la isla cayó en manos del Conde Markus Von Lugg, por orden del mismísimo Emperador. Fue uno de los generales que accedieron a comandar la empresa de dudoso fin. Viniendo de una pequeña casa noble de Reikland, forjó su honor a base de luchar contra los enemigos del Imperio y no por tener un título y una vez en la isla, junto al gran maestre de los Guardianes del Dragón creó el paraíso en medio de la nada que habitan ahora y que es una de las joyas del Imperio.

El Gran Maestre de la Orden de los Guardianes Dragón, Marius Kaster, fue el quien por petición del propio Emperador acompañó a los colonos a Nuevo Altdorf para que una vez ahí, las tropas pudieran defenderse solas durante largos periodos de tiempo y al hacerlo obtuvo más de lo que el creía, a parte de ganarse el afecto del Emperador por sacrificar todas sus posesiones en el Viejo Mundo para ir a colonizar nuevas tierras para el Imperio, ahí obtuvo gran fama como gran comandante y es el co-regente de la isla junto al señor imperial de la isla el Conde Markus Von Lugg.

Fuerza imperial comandada por Hugo Von Truqueen contra unos incursores de los desiertos de los no muertos

Carga del gran Maestre de los Guardianes Dragón, el portaestandarte de la orden y el lugarteniente Hugo Von Truqueen en su montura reptiliana

 

Uno de los lugartenientes de la isla y uno de los mayores exponentes de la defensa de las costas ha sido Hugo Von Truqueen. Es un oficial del Imperio nacido en Midenland, y aunque su aspecto rustico y desaliñado, esconden un gran guerrero que a viajado por todo el mundo, tiene piezas de equipo de lugares tan distantes como Khemri o Lustria, y va armado con su gran hacha de batalla y su arco. También va protegido por una armadura de hierro y un gran escudo de las tierras de los muertos. Cuando no comanda a sus tropas desde primera línea junto a la infantería, sube a lomos de Raft su montura reptiliana, regalo de un Sacerdote Slann por destruir una partida de piratas zombis con sus tropas.

Después de que una pequeña población de la isla de Nuevo Altdorf fuera atacada por un barco pirata, Hugo y un regimiento de espadachines fue enviado para expulsarlos, pero la sorpresa fue aun mayor cuando se encontró a una partida de no muertos atacando el pequeño puerto defendido por la milicia. Después de un cruento y despiadado combate, los zombis se retiraron y Hugo fue desafiado por el maligno controlador de los piratas, y por su orgullo, tomo una galera pequeña y rápida y se fue en busca de los piratas con solo los espadachines que habían sobrevivido y unos cuantos milicianos.

Una vez en tierra y siguiendo la pista de los no muertos, se encontraron con una partida de guerra de los misteriosos Hombres Lagarto, y su comandante, un pequeño ser escamoso, les dijo que si continuaban adentrándose en la selva, serían aplastados, pero Hugo ofendido por haber sido confundido con un vulgar ladrón, dijo bien alto para que en muchos metros a la redonda ningún ser vivo no le pudieran no escuchara, “Yo soy oficial del gran Emperador Karl Franz, y solo tengo el objetivo de aplastar a los sucios piratas que han profanado la isla reclamada por el Imperio y nadie, ni tan si quiera unos seres escamosos como vosotros podrán impedir la justa venganza del Imperio”. Acto seguido lanzo una cabeza de zombi a los pies de uno de esos seres, lo que hizo que todos se pusieran en guardia y desenvainaran armas, aunque el pequeño ser, después de escuchar al humano y ver la cabeza cercenada del zombi dijo “Mis disculpas, imperial, los hemos confundido con uno de los numerosos grupos de caza reliquias que buscan profanar nuestras tierras, y si esos piratas son los no muertos de Harkon, ten por seguro que recibirás nuestra ayuda”.

Y así fue como después de planear el atacar a la pequeña base costera, los humanos y los lagartos, asaltaron el pequeño fortín y pasaron por el filo de sus armas a todos los piratas y a su nigromante, uno de los muchos de Harkon. Después de la batalla, a parte de poderse quedar con todos los objetos de valor, excepto con los mas sagrados, robados de las cámaras subterráneas de los hombres lagartos, el pequeño ser, silbó y hizo aparecer una especie de cuadrúpedo azul, recubierto de escamas, y lo ofreció como regalo a Hugo, por tu ayuda a los planes de los Ancestrales.

 

Informe a su ilustrísima señoría el Emperador Karl Franz:

Como usted pidió, se le enviá esta misiva con los informe de los ataques mas importantes a la isla y la evaluación de peligro, para unos posibles refuerzos. En los últimos meses, las batallas más duras las hemos tenido contra las apestosas ratas que se hacen llamar skavens, llegaron en destartalados barcos, y fueron atacando la costa por distintos sitios. Otros ataques de seres despreciables,han sido como los de los odiosos pieles verdes, en este caso goblins nocturnos que atacaron a una pequeña fuerza y la derrotaron, hemos pasado varios meses exterminando los pequeños resquicios y sus madrigueras de las zonas mas espesas de la selva, pero podemos decir que ya no hay rastro de ellos,los guardabosques y algunas patrullas dieron buena cuenta de ellos.

Otros ataques mas esporádicos han sido por parte de aliados imperiales que parece que han olvidado los tratados o que se mueven por razones mas oscuras, aquí podemos incluir enanos como altos elfos, aunque parecen ser jefes independientes de esas dos grandes razas.

Por lo que clasificaría la isla de segura y descartaría el envió de muchas tropas de refresco, aunque una guarnición de soldados acostumbrados a los magos iría bien: todas las guarniciones que apostamos en la torre de hechicería salen despavoridos. Con todos mis respetos, allí hacen algo que no alcanzó a comprender, solo espero que no desaten ningún desastre sobre estas tierras tan jóvenes.

Emboscada goblin a una patrulla imperial en la selva

 

Esquemas cromáticos de los Conquistadores de Nuevo Altdorf:

Los colores de la infantería son como los de la ciudad que le da nombre a la isla, Altdorf, actual capital del Imperio. El uniforme combina el rojo y el azul oscuro, el orden de los colores depende del regimiento de cada infante, Los Guardianes Dragón llevan armaduras plateadas con el torso de bronce bruñido, la barda de sus monturas es verde brillante en alegoría a las escamas del dragón que la tradición cuenta que el primer Guardián Dragón mató para liberar un pequeño pueblo de su peligrosa presencia.

Sus pendones son blancos con símbolos bordados en hilo de oro o también usan otros pendones con los colores de la isla.

Gran maestre de los Guardianes Dragón dirigiendo una carga de caballeros y infantes contra una fuerza de ataque de ogros mercenarios

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 197120

Muy interesante el trasfondo, y muy currado. Me gusta ese toque del Nuevo Mundo restringido a una isla muy pequeña.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Sidex
Sidex
Desconectado
Poblador desde: 01/02/2009
Puntos: 1678

Gracias por subirlo, la verdad visto ahora la montura reptiliana (Raft) parece muy comica, pero fue una especie de monigote con intencion de ser parecido a un caballo o asi de mis primeros dias donde solo tenia 19 espadachines y un lancero imperiales y ver que en la matriz me venian unas patas para montar a caballo a uno, pero sin el caballo, y de ahi salio raft, la inspiracion Nuevo Mundo tamb es de mis inicion, con la campaña del Nuevo mundo y Reinos warhammer Lustria.

Comandante de los Conquistadores de Nuevo Atdorf, Comandnate de la 2ª FRR de Iber y de la patrulla 55 de los Angeles de Cobre, Regente del Monte Arachnos y sus cohortes, Guardian de las fronteras de los Dawii-Zhar

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 197120

Bueno, en algún momento hay que empezar con las conversiones. Tiempo tendrás de hacer una que te convenza más. Por experiencia digo que estos primeros pasos se recuerdan con cariño :-)

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

 OcioZero · Condiciones de uso