Entre mundos distantes

Imagen de Bueso

Un artículo sobre la novela Mujer abrazada a un cuervo, de Ismael Martínez Biurrun

 

Tiene la astucia propia de toda buena novela de misterio y la fatalidad de una de esas tragedias de personajes machacados que van perdiendo el control hasta autodestruirse. Tiene el escenario de una historia de terror, el ritmo de un thriller de médicos y la magia propia de una narrativa fantástica que trabaja el asombro desde la emotividad. Todo en Mujer abrazada a un cuervo parece dispuesto a aprovechar lo mejor de varios mundos distantes, y lo cierto es que casi siempre lo consigue. Esta novela es adictiva y densa, sensible y terrible. Cuenta la historia de una pobre mujer que tiene el don de viajar en el tiempo, pero siempre rumbo hacia el dolor. Ahí es nada.

El argumento también se las trae: va y nace un niño muerto. Muerto de peste bubónica. Sí, la peste negra esa del medievo. Y no estamos en África sino en Navarra, un sitio donde no se ha visto un brote de yersinia pestis en trescientos años. ¿De dónde ha salido esa bacteria mortal que solían traernos las ratas, y cómo ha llegado a aparecer, a brotar, dentro del útero de alguien?

La protagonista, armada a partes iguales con su especialización en epidemiología y sus facultades sobrenaturales, emprenderá una investigación cuesta abajo, siglos atrás, hacia un lugar perdido y olvidado, donde se apilan los moribundos y los médicos para defenderse en balde de la muerte inmunoinfecciosa se disfrazan con largos capotes y escalofriantes máscaras de gas, que les dan el rostro de un cuervo y la estampa de un pájaro de mal agüero.

El drama de las maldiciones familiares en las familias rotas, la condena del destino y de las pasiones que chocan, las paradojas temporales, la prosa certera y sobria, el dolor que se padeció en uno de los marcos históricos más difíciles para Europa... Uno no sabe con qué quedarse de todo cuanto se despacha a partes iguales en esta novela. El bloque de valores dispersos está tan bien entreverado que hasta parece que hacía falta más de todo cuando se acaba la historia. Una historia que deja al lector pidiendo más y que gustará a casi todos, por casi todo.

 

Emilio Bueso

 

Fotografía de Verónica Leonetti.

Ismael Martínez Biurrun durante la presentación de la novela en la Hispacón 2010.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Mañana seguramente terminaré de leer la novela. Es uno de estos libros que quieres leértelos en calma absoluta, para poder paladearlos a fondo. De momento, magnífico.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de innsmouth
innsmouth
Desconectado
Poblador desde: 08/05/2009
Puntos: 43

Tú lo has dicho, paladear. Estoy con ella. Me falta un quinto aproximadamente para finalizarla... y la sensación es la de tener entre las manos una joya, un producto de paciente orfebre del lenguaje .

JM Tamparillas

Imagen de ChivaMelilla
ChivaMelilla
Desconectado
Poblador desde: 30/08/2010
Puntos: 4

Una historia que deja al lector pidiendo más y que gustará a casi todos, por casi todo.

Vaya, debo de ser del casi...

Acabo de terminar "Mujer abrazada a un cuervo". Me lo he leído del tirón (la prosa es fluida, moderna), pero eso no significa que me haya gustado. La historia es una simpleza con mucha paja y numerosos puntos débiles, como por ejemplo que la prota vaya buscando el premio nobel investigando una nimiedad (un niño muerto en un pueblito de los pirineos. Es muy naive).

OJO SPOILERS A CONTINUACIÓN

Si yo fuera ella me dedicaría a investigar el super-poder de viajar en el tiempo y el espacio que tiene y no comprende, en lugar de obsesionarme con un niño muerto al que no me une nada. Hay multitud de errores de lógica (cómo sobrevive la descendencia de Johan U. si él es el único superviviente del pueblo) (cómo sabe Gabino lo que tiene que hacer cuando Marian y Cruz están tumbadas) (la comprensión del idioma en los viajes de Cruz).

En cuanto a la paja innecesaria (el episodio de Josian borracho por Pamplona, la conversación de Gabino en el viaje de avión con el pasajero nervioso, y muchos ejemplos más).

RESUMEN:
Me ha decepcionado mucho la historia, pero la prosa está bien. Nota: 6.5

Me gustaría saber si hay alguien más a quien no le haya gustado demasiado el libro, o si soy el único. Me da la impresión que Ismael puede hacerlo mucho mucho mejor, porque construye frases con mucho arte.

Espacio patrocinado por

Nocte - Asociación Española de Escritores de Terror

http://www.nocte.es/

 OcioZero · Condiciones de uso