Fernando Lalana y César Mallorquí, ganadores del Premio Edebé

Imagen de Rana Gustavo

Fernando Lalana (Zaragoza, 1958), con Parque Muerte, y César Mallorquí (Barcelona, 1953), con La isla de Bowen, son los ganadores de la XX edición del Premio EDEBÉ de Literatura Infantil y Juvenil. Si para Fernando Lalana supone su debut en este Premio, para César Mallorquí es su consagración, al ser el autor que ha conseguido dicho galardón en más ocasiones, en las ediciones de 1997, 1999 y 2002.

Lalana y Mallorquí, dos grandes nombres de la literatura infantil y juvenil en nuestro país, con múltiples premios, confiesan que, al margen de modas y tendencias, han escrito estas obras pensando en lo que a ellos les gustaría leer.

En Parque Muerte, Lalana quería hablar con su humor, a veces sarcástico y con doble sentido, de un tema incómodo, no habitual en la literatura infantil: el suicidio y la muerte. Con el escenario de un peculiar parque temático, el autor nos sumerge en un relato de intriga, fantasía y amor, en el que los muertos parecen vivos y los vivos se visten para parecer muertos.

Por su parte, César Mallorquí hacía tiempo que esperaba el momento adecuado para escribir una historia al estilo de su admirado Julio Verne. Pero pronto se dio cuenta de que no quería imitarlo, sino reproducir los recuerdos y las sensaciones que la obra de Verne habían dejado en él. Y así empezó a escribir, guiándose tan solo por el amor a un género. El Códice Bowenus, escrito minuciosamente por un santo y descubierto siglos después por un arqueólogo, será la guía, y a la vez la intriga, de la aventura más alucinante que cualquier explorador haya podido imaginar. Historia, ciencia y ciencia ficción cruzan sus fronteras en un lugar donde solo es posible ver para creer. Una apasionante aventura científica y arqueológica en los confines de la historia y del universo: La isla de Bowen.

 

 OcioZero · Condiciones de uso