Camino

Imagen de Elizabeth Bennet

Para reacios a ver cine español: no dejéis de ver "Camino"

Debo admitir que el cine español no me seduce demasiado. He visto películas españolas que me han gustado, pero no lo bastante como para recordar ahora mismo el título. Por supuesto que están los “grandes”, como Amenábar o Almodóvar, pero cuando pienso en cine español siempre me vienen a la cabeza la Guerra Civil, películas de pretendida denuncia social o humor grueso. O todo junto.

 

Tenía mucha curiosidad por ver “Camino”, en parte por el morbo y la polémica que ha despertado, lo admito. Hoy ya tiene muchos premios y ya es odiada por mucha gente. La he visto dos veces, una en el cine y otra en casa y, aviso para quienes no quieran seguir leyendo: me encanta. Definitivamente, “Camino” me parece un peliculón.

 

¿Puede una película que trata de una niña moribunda no ser deprimente? Sí. ¿Puede el cine español ser original y contar a la vez algo “muy nuestro”? Javier Fesser lo ha hecho. “Camino” no sólo plantea cuestiones muy interesantes, ¡es que está muy bien hecha! Tiene ritmo, buenos diálogos, visualmente es una maravilla –aunque a ratos peca de autocomplacencia, especialmente en las pesadillas de la protagonista-, y tiene grandes momentos, como el de la numeraria que se reencuentra con su guitarra o los “tira y afloja” entre los padres de la niña.

 

Las actuaciones de todos –Mariano Venancio, Carme Elías, Jordi Dauder...- son fantásticas, aunque la protagonista, Nerea Camacho, es verdaderamente un descubrimiento. Un enorme talento el de esta niña, que casi consigue eclipsar al resto del reparto infantil, también muy por encima de lo que suele verse. Eso sí, esta película no te gustará si no tienes ganas de emocionarte y reflexionar –durante casi tres horas- sobre la vida, la muerte, el amor o la religión. O si eres del Opus Dei.

 

Fesser estaba algo serio la noche en que arrasó con su película en los Goya. Daba la impresión de que este hombre es consciente de que ha tratado un tema muy delicado, y ha querido hacerlo con seriedad. “Camino” es, en mi opinión, una película documentada, humilde, que refleja una forma de ver la vida que a todos nos suena, la tenemos en la memoria colectiva, pero que para algunos, para muchos, es una realidad diaria.

 

Yo he visto de cerca el Opus, me atrevería a decir que lo he vivido de cerca. Y me parece que esta película no quiere ofender ni caricaturizar, tan sólo mostrar. Y mostrar, por encima de todo, una hermosa historia, un homenaje a una niña que quiere vivir y trata de conciliar sus sueños y su fe con la triste realidad que ha de afrontar sin remedio.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194626

Suena interesante, la verdad, y buscando el cartel de la película he visto que ha desatado mucho polémica. Tengo ganas de verla aunque no sea especialmente aficionado al cine "intimista".

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de linton
linton
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8288

pues yo la ví y no me entusiasmó, aunque reconozco que se sale un poco de los cánones generales del cine español y como narración es un soplo de aire fresco. Lo mejor, sin duda, Nerea Camacho, coincido en que tiene mucho futuro y Mariano Venancio

La imaginación contra el poder

Imagen de natxo
natxo (no verificado)

Suelo leer mucho comentario sobre lo cansino del cine español. A mi me resultan cansinos los clichés sobre el cine español que luego con datos en la mano no son ciertos.

Guerra civil? Hay pocas, comparadas con la filmografía de cualquier otra guerra de cualquier otro país. Y cada generación debería de hacer la suya: compromiso con la memoria, y observar su evolución. Salvo Libertarias, que es una basura, el resto son muy reseñables.

Pretendida denuncia social? Haberlas haylas, no son todas, y lo de pretendida suena a rintintin. Hay peliculas malas y pelis buenas, como en todas partes. Pero no por ello decimos que vaya mierda es el cine yanki cuando mandan americanadas. Dramas en el cine español? pfff como en todos lados, las oscarizadas ultimamente son siempre dramas.

Por otro lado, lo de humor grueso... eso si es cine yanki. No he visto basura en comedia mayor que en yankilandia. Yo aqui veo Amanece que no es poco y sus sucesoras y me descojono. Torrente es la mas vista, y me parece genial para reirse. Y luego estan las del estilo al otro lado de la cama y demás y me parecen tb muy graciosas, y no de humor grueso, para nada.

 

Ponte titulo por titulo a ver cuantas se corresponden con tu perfil y cuantos se describen por aqui gratuitamente. Una cosa es el cliché, otra ver cine sin mirar el pais de origen: solo por su calidad. Y creo que el cine europeo se llevaria la victoria frente a los superventas. No es lo mismo un buen filete castellano que una hamburguesa, pero el segundo vende mas.

 

 

Imagen de Kaplan
Kaplan
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19498

Podemos hablar de datos y comprobar cómo certamen tras certamen, año tras año, las películas españolas, con la excepción del ínclito manchego, se quedan a las puertas de los grandes festivales, ora americanos, ora europeos. Y si no gustan esos datos, podríamos hablar de cómo las salas de cines en las que se proyectan películas patrias ruedan bolas de paja como en un spaghetti-western de Sergio Leone, a pesar de que, todo sea dicho, gozan de un respaldo público y privado que para sí quisieran muchos, éstos sí, arriesgados estrenos yankis (con qué facilidad se emplea este despectivo eufemismo), europeos o asiáticos.

Pero si tampoco todos esos datos valen, si no sirve ni crítica ni público para justificar una idea sobre el cine español, opinemos. Y opino. Hay tres tipos de película cañí (usemos eufemismos, pues): la comedia heredada del tardofranquismo más rancio (Mariano Ozores que estás en los cielos), la memoria histórica más facilona y llorona (por favor, no vayamos a herir sensibilidades) y el onanismo mental más inaceptable (y que los propios realizadores desean que se estrene en museos, dando a entender el altísimo concepto que tienen de su efigie).

Todos los directores cañís pueden quejarse de que no se les hace ni puñetero caso a pesar de haber realizado un pedazo de comedieta con Fernando Tejero, o de que no hay presupuesto suficiente que pueda abarcar sus elefantiásicas ideas. Por mí genial. Pero, oye, antes de nada, les pediría a los primeros que vieran una comedia yanki como Quemar después de leer y a los segundos una superproducción yanki que se puede hacer en un piso de Usera como es Revolutionary Road. Esas películas no necesitan presupuestos desproporcionados, ni promociones desorbitadas, porque exudan talento. Cosa que aquí, en Cañilandia, no se suele exudar. Y es que aquí nos vale con Torrente para reírnos, ¿no?

Imagen de Elizabeth Bennet
Elizabeth Bennet
Desconectado
Poblador desde: 09/03/2009
Puntos: 104

natxo dijo:

Y luego estan las del estilo al otro lado de la cama

La famosa peli del pedo de Paz Vega. Define "humor grueso".

Imagen de Ayrim
Ayrim
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2292

Pues para mí lo más interesante de esta película fue el paralelismo de la fantasía de la niña, la inocencia, frente a los dogmas enfermizos que oprimen sin razón. Además me parecieron geniales todas las referencias literarias. Es una buena película.

 OcioZero · Condiciones de uso