Problemas con la literatura

Imagen de palabras

Bueno pues allá vamos con la tercera.

En columnas anteriores el compañero Francoix nos habló de la astenia literaria y el compañero Guybrush sobre la falta de inspiración o ese miedo al folio en blanco, ambos problemas que en mayor o menor grado habrá sufrido todo el que tiene por costumbre darle a la tecla. Tal vez sean los dos problemas más comunes, mas en mi caso creo que no los más serios ni frecuentes. Dado que la lectura es parte esencial en la vida del escritor y lo queramos o no nos condiciona, creo que se podía tocar este tema para ayudar aportar más claridad al asunto.

 

En cuanto al problema, no sé siquiera si tendrá su nombre o si será un mal más o menos extendido, pero a falta de conocer un término concreto creo que podríamos definirlo como sublimación del acto de escribir. Supongo que en mi caso tendrá que ver con el tipo de literatura que me gusta. Literatura clásica, generalmente sesuda, y en la que se le da bastante importancia a la prosa. Busco literatura de la que deja huella y arranca emociones de la manera más viva posible. No concibo la literatura como algo meramente entretenido, y que creo que suele ir muy en la onda de los tiempos que corren. Esto no quita que lea prosa más actual y pueda disfrutarla, siempre y cuando el autor tenga una identidad literaria que me resulte atractiva y no caiga demasiado en la cotidianeidad. Supongo que mi problema en el caso de la lectura pueda venir por falta de información o simplemente porque soy muy clásico o bastante cerrado de mollera. En cualquier caso esto hizo que dejara docenas de novelas y relatos inconclusos. Me cuesta muchísimo encontrar autores actuales de mi agrado. En el caso de los extranjeros, poquísimos. Y salvo que la memoria me falle, creo que ninguno nacional que no lleve muerto bastante.

 

Llevo meses intentando sacar algo en claro de obras actuales, pero no hay manera. El último libro que terminé y con el que recuerdo haber disfrutado, aunque con alguna que otra pega, fue el de “Soy leyenda” y no sé hasta qué punto puede considerarse actual. Desde entonces, no he sentido que estaba disfrutando de un buen libro hasta que empecé a leer “Ocnos”, de Luis Cernuda. Un autor que a mi parecer posee esa grandeza que han de tener las letras. Una gozada de libro, pero sigue ahí la espinita. Esa necesidad de encontrar otras vertientes literarias de las que poder disfrutar.

 

Por otro lado cuando leo a otros, (y hablamos en su mayoría de textos actuales) y llega a darse el caso de que me gusta, me planteo si sería algo que firmaría. Un texto del que me sentiría orgulloso de haberlo escrito yo. Y la respuesta suele ser negativa. Y tengo claro que no es por falta de calidad, sino por una falta de conexión con los textos o la forma de exponerlo. Una falta de conexión que también tiende a darse a la inversa. En más de una ocasión me sorprendió ver cómo textos que consideraba trabajados y de los que me sentía orgulloso pasaban sin pena ni gloria. Y otros en cambio, escritos en un cuarto de hora, sin ganas y condicionado por temas o extensiones, pudieran gustar tanto.

 

Y en lo que a escritura se refiere y la sublimación de la que antes hablaba, pues supongo que a todos, en mayor o menos grado nos llegan historias a la cabeza, pero en mi caso tengo que encontrar algo en la idea o en la forma que la haga especial o no la escribo. Esto hace que tenga montones de ideas desechadas, sin empezar o a medias. Tal vez dicho así pueda sonar normal, pero hubo textos de 1500 palabras que teniendo la historia tardaron en escribirse más de un año por no encontrar el enfoque adecuado.

 

En mi caso puedo pasar días sin sentarme delante del ordenador a escribir o tardes enteras peleando con un párrafo por no encontrarlo de mi agrado. Y una vez encontrado, suele variar en correcciones a posteriori.

 

Habrá quien piense que está muy bien ser tan perfeccionista o tan exigente, pero en verdad creo que puede llegar a ser un serio problema. Un problema que trato de solventar. Creo que la literatura es muy respetable, al igual que la gente que escribe, pero creo que es necesario perderle el respeto al acto de escribir. Romper esa barrera que nos lastra y nos impide adquirir ese oficio de escritor. En mi caso creo que por mucho que progrese, y muy lejos que pudiera llegar en esto de la escritura, no podré llamarme escritor hasta que el acto de escribir se convierta en algo natural.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196110

Antes de nada, he de comentar que esta problemática me es en gran medida ajena. Creo que soy un lector que en seguida encuentra algo que hace que la lectura merezca la pena -aunque hay autores que lo ponen complicado- y, al mismo tiempo, un escritor que suele encontrar la historia que quiere narrar ligada al enfoque que le quiere dar.

En cualquier caso, sí que entiendo ese problema que ves en poner en un cierto pedestal tanto la lectura como la escritura. Puede que la antología Bajo la influencia te sirviera para suavizar esta visión. En ella, muy acertadamente, el autor reflexiona sobre la que es la autoría en sí, y quita bastante hierro al asunto.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Canijo
Canijo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4573

Bueno, como ya han dicho por ahí, es cuestión de leer mucho y variado, sin hacerle ascos a nada a priori. Yo de últimas no deprecio ni best sellers conspiranoicos, aunque luego pueda arrepentirme. Lo mismo uno se lleva una sorpresa, y siempre se puede sacar algo, por nimio que sea.

Y en la escritura... Pues soy de los tuyos, de los que a veces se bloquean y lo terminan de pasar bien llegando a cierto punto de los textos, pero aun así intento encararlo de la forma más positiva posible, teniendo siempre en mente la satisfacción futura de ver el relato terminado, e incluso soñando con colarlo en alguna antología chula o algo parecido. Hay que intentar disfrutar al máximo con todas las partes del proceso, y si no puede ser, centrarnos en las que sí son disfrutables y olvidarnos de las otras. Aparte, también es importante saber relativizar, no preocuparnos demasiado si un texto no va saliendo todo lo bien que esperamos, y tener siempre la certeza de que el próximo texto, el que aún no hemos escrito, es el mejor.

Buena columna, Tibu.

 

Imagen de weiss
weiss
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 958

Eterno e irresoluble dilema el del lector: hay tanto buen libro por ahí, que en efecto no es raro pensar si lo que estamos leyendo realmente merece la pena. Yo soy más exigente escribiendo que leyendo, porque aunque quizás lejos del bueno de Akhul, me considero que tengo un buen estómago lector. Aunque sí, vaya, hay autores con los que ni a punta de pistola... En cualquier caso creo que es bueno variar un poco, como con la dieta: mejor, come de todo. Se aprende mucho, y resulta edificante por cuanto el escritor, o aquél cuyo oficio de un modo u otro tiene que ver con redactar, se va a ver en más de una ocasión escribiendo sobre cosas y desde enfoques que jamás hubiera sospechado, y por ello siempre resulta interesante familiarizarse al menos con los estilos y temáticas que nos atraen poco a priori. Oye, lo mismo descubrimos una desenvoltura asombrosa escribiendo novela rosa, o guiones de teleserie, o anuarios de empresa... En fin, interesante reflexión, Palabras, muy útil y didáctica para la fauna que acostumbra a asomar por aquí.

 

Saludos ;)

Imagen de palabras
palabras
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4284

¡Ese Ernesto!

"Eterno e irresoluble dilema el del lector: hay tanto buen libro por ahí, que en efecto no es raro pensar si lo que estamos leyendo realmente merece la pena".

Pues si. Y tú has visto mi biblioteca, tengo que correr mucho y no puedo pararme en libros que no me llevan a ningún lado, ejejej

"En cualquier caso creo que es bueno variar un poco, como con la dieta: mejor, come de todo. Se aprende mucho, y resulta edificante por cuanto el escritor, o aquél cuyo oficio de un modo u otro tiene que ver con redactar, se va a ver en más de una ocasión escribiendo sobre cosas y desde enfoques que jamás hubiera sospechado, y por ello siempre resulta interesante familiarizarse al menos con los estilos y temáticas que nos atraen poco a priori".

Totalmente de acuerdo.

"Oye, lo mismo descubrimos una desenvoltura asombrosa escribiendo novela rosa, o guiones de teleserie, o anuarios de empresa... "

Ahí no estamos nada de acuerdo, que uno es flexible pero no tanto, ejejejej

"En fin, interesante reflexión, Palabras, muy útil y didáctica para la fauna que acostumbra a asomar por aquí."

Contento de que te guste y que pueda resultar practica

 

Imagen de palabras
palabras
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4284

¡Ese Canijo!

"Bueno, como ya han dicho por ahí, es cuestión de leer mucho y variado, sin hacerle ascos a nada a priori. Yo de últimas no deprecio ni best sellers conspiranoicos, aunque luego pueda arrepentirme. Lo mismo uno se lleva una sorpresa, y siempre se puede sacar algo, por nimio que sea".

De salida no me planteo llegar tan lejos. El salto en mi caso sería demasiado grande, ejejeje

"Y en la escritura... Pues soy de los tuyos, de los que a veces se bloquean y lo terminan de pasar bien llegando a cierto punto de los textos, pero aun así intento encararlo de la forma más positiva posible, teniendo siempre en mente la satisfacción futura de ver el relato terminado, e incluso soñando con colarlo en alguna antología chula o algo parecido".

De acuerdo totalmente, aunque ya quisiera yo tener el oficio que tu tienes, y haber disfrutado de esas las mieles de la publicación en papel (aunque bueno está la revistilla esa que os llevé ,ejejej).

"Hay que intentar disfrutar al máximo con todas las partes del proceso, y si no puede ser, centrarnos en las que sí son disfrutables y olvidarnos de las otras".

En mi caso lo paso fatal, aunque una vez terminados suelo quedar satisfecho.

"Aparte, también es importante saber relativizar, no preocuparnos demasiado si un texto no va saliendo todo lo bien que esperamos, y tener siempre la certeza de que el próximo texto, el que aún no hemos escrito, es el mejor. "

Se intenta ser optimista, aunque como sabes tengo mis rachas.

"Buena columna, Tibu".

Gracias coleguilla. Estas si que espero que me salgan mejores

 

Imagen de palabras
palabras
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4284

Saludos, Patapalo

"Antes de nada, he de comentar que esta problemática me es en gran medida ajena. Creo que soy un lector que en seguida encuentra algo que hace que la lectura merezca la pena -aunque hay autores que lo ponen complicado- y, al mismo tiempo, un escritor que suele encontrar la historia que quiere narrar ligada al enfoque que le quiere dar".

Pues es muy de envidiar.

"En cualquier caso, sí que entiendo ese problema que ves en poner en un cierto pedestal tanto la lectura como la escritura. Puede que la antología Bajo la influencia te sirviera para suavizar esta visión. En ella, muy acertadamente, el autor reflexiona sobre la que es la autoría en sí, y quita bastante hierro al asunto".

Pues habrá que echarle una visual, aunque como también dije soy duro de mollera, ejejeje.

Un abrazo. Nos leemos

Imagen de 2002nt7
2002nt7 (no verificado)

Hola.

Imagen de palabras
palabras
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4284

buenas.

Imagen de Jecholls
Jecholls
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2345

Anda, ogro de las infernales cuevas, qué de tiempo ha que no te leía. Me gusta este artículo y me gusta con la claridad y la espontaneidad, fuerza acaso, que expones tus ideas. La reflexión final sobre ver el acto de la escritura como algo natural, el desnudarse de miedos y quimeras (lo has explotado muy bien con la expresión de "perderle el respeto al acto de escribir"), me parece crucial para entender la literatura, el arte per se, como una elaboración verdadera y no un simple artificio. Yo sé que tu problema viene de tu espíritu clásico. A mí me sucede al contrario: tengo una mente bastante abierta, en el sentido de que no pongo muchas trabas a lo que me pasan. Creo que me adapto bien a casi todo, y no sólo en las letras, sino en música, cine, pintura, u otras artes. Me abro y me gusta expandirme absorbiendo un poco de aquí y de allá, todo lo que veo y puedo alcanzar a oler con mis ojos y tocar con mi mente. Pero respeto, siempre lo hice, aquellos a los que les gusta cerrar puertas y acomodarse en un sólo sillón, en vez de buscar distintos sofases, ya sea porque es el único lugar donde se sienten cómodos o bien porque no necesitan, de momento, alguna otra cosa más.

www.obliviamare.es

Imagen de palabras
palabras
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4284

Ese tio!!!

Me alegra que te gustara, coleguilla, e interesantes refexiones. Aunque como sabes soy muy primario, y con lo que me quedo es: "que estas muy abierto y te gusta absorber".

 

Un abrazo, chipirón. Nos leemos.

 

Columna cortesía de Sevilla Escribe: http://sevillaescribe.blogspot.com/

 

Si quieres ver todas las columnas de Sevilla Escribe, pincha aquí.

 

 OcioZero · Condiciones de uso