MiasMa -In memoriam-

Imagen de Patapalo

Rescato este artículo presentación de esta revista literaria especializada en terror, fantasía y ciencia ficción publicada por el colectivo del mismo nombre, desaparecida este año pero presente en nuestra memoria.

MiasMa es una publicación periódica en papel que da en llamarse fanzine, aunque yo denominaría simplemente revista, especialmente teniendo en cuenta su calidad y trayectoria. Tal y como salta a la vista, y como especifican sus propios editores en el primer número (de la primavera del año pasado), Miasma nace con la intención de implantar en nuestro país una práctica bien arraigada en la tradición anglosajona: la de la revista de relatos.

 

Hace poco leía que las culturas nórdicas, germanas y anglosajonas en particular, tenían una fascinación acentuada por los cuentos sobrenaturales y de brujerías. Aunque discrepo en que las culturas mediterráneas seamos menos afines a este tipo de historias, soy plenamente consciente de que nuestro enfoque es distinto y, sobre todo, que carecemos de ese florecimiento decimonónico del cuento de ahorcados que tan buenos autores ha dejado en los anales de la literatura inglesa.

 

Independientemente de los motivos, que no me siento capacitado para encontrar ni juzgar, el hecho es que nuestras letras rara vez han tenido una publicación de este estilo, a pesar del interés que suponen en sí mismas y de nuestra fascinación por, precisamente, las historias publicadas, antes y ahora, en las inglesas.

 

MiasMa cubre, hasta cierto punto, este hueco de nuestro panorama literario, y, sobre todo, abre una nueva puerta. Según comentan sus editores, la elección de centrarse en literatura de terror, fantástica y ciencia ficción fue totalmente arbitraria, una simple preferencia personal. Por mi parte, creo que es una elección natural: los tres son géneros que se desarrollan bien en estas distancias, y que resultan gratos en el formato revista o antología.

 

En concreto, en MiasMa predominan las historias siniestras, tanto en forma poética como en prosa, quizá por esa misma tendencia natural de la que hablaba anteriormente y que encuentra sus raíces en autores tan consagrados –y a veces olvidados- como Maturin, Coleridge, Lewis o Brönte. Y de hecho, retoman muchas veces a estos importantes predecesores.

 

Efectivamente, aunque el grueso y la razón de ser de MiasMa es dar cabida a los autores actuales del género, para descubrir nuevas tendencias y valores dentro del tortuoso mercado editorial, la revista incluye también una sección al cierre, titulada “Revisión”, en la que se nos presenta un cuento, generalmente del XIX, con una reseña biográfica del autor.

 

De este modo, no sólo la revista adquiere un peso mayor, sino que entronca sutilmente con las propias publicaciones decimonónicas. El poema al cierre, normalmente publicado en la contracubierta y siempre en versión original, termina de dar forma a esta interesante iniciativa literaria.

 

Por supuesto, y enlazando con lo ya apuntado sobre si los latinos tenemos la misma pasión por el terror inundando nuestras venas, no sólo los autores anglosajones son objeto de la “Revisión”, o protagonizan el poema al cierre, sino que estos puestos están abiertos a la universalidad de la literatura. Así lo prueba la presencia de Horacio Quiroga, Gustavo Adolfo Bécquer o Charles Baudelaire, por poner algunos ejemplos.

 

Interesante es también el espacio abierto a las artes gráficas, una nueva sección fija titulada “Retrato de un asesino”, en el que se nos presenta un personaje a elección del autor, con el cual se intenta reflejar lo de que una imagen vale más que mil palabras. Sin duda, un nuevo punto que dota de originalidad y carácter propio a la revista.

 

Quizás el único punto débil sea el formato de la publicación, cuyo grapado no es de gran calidad. Al permitir esto que el precio de venta sea más que asequible (2,5 euros por más de 80 páginas), es difícilmente censurable. Por otro lado, a partir del sexto número tendremos portada en color, y siguen adelante las traducciones al catalán de los primeros números ya publicados.

 

Así, con todos estos elementos, y el entusiasmo del equipo de redacción de MiasMa, podemos disfrutar de una publicación amena e interesante, en la que, además, ya han ido participando algunos de los escritores más interesantes del género que tenemos en nuestro país, sobre los que podremos saber algo más gracias a los breves currícula que se presentan como apéndice.

 

Con carácter propio –es particular, por ejemplo, que MiasMa juzga los textos, pero no los modifica para adaptarlos a su línea editorial-, estoy convencido de que este proyecto se irá abriendo camino dentro del panorama literario. Al menos, para algunos, entre los que me cuento, supone un soplo de aire fresco.

 

La revista, además, se ha prestado recientemente a publicar al relato ganador del I Certamen El Círculo de Escritores Errantes que hemos organizado aquí en Ociojoven, reafirmándose en esa apuesta por encontrar nuevos y tal vez desconocidos talentos. Sin duda, un buen aliciente para participar en el concurso, y para descubrir esta publicación.

 

Espacio patrocinado por

Nocte - Asociación Española de Escritores de Terror

http://www.nocte.es/

 OcioZero · Condiciones de uso