Descanso

Imagen de Capitán Canalla

Segunda parte de “Debajo de la Colmena”, relato participante en el I Concurso Warhammer 4OZ

-¿Sabéis qué es lo que más añoro de ser humano?

 

Beruk se recostó, jarra en mano, en la enorme butaca de hierro que la Casa Mediat les había facilitado mientras miraba fijamente su servoarmadura, la cual descansaba en un altar de mantenimiento. El otro altar que tenía lo había dedicado a un alambique de aspecto extraño y proporciones Astartes.

 

-No, ilústranos tu pequeña blasfemia, amigo -los relucientes ojos metálicos de Jardana parecían brillar en el rostro del inmenso Salamandra.

 

-Emborracharme de verdad. Sé que esta basura que destilo consigue emular algunos de los efectos del alcohol pero… por Russ, sólo me emborraché tres veces antes de ser elegido para los campos y nunca he estado en una celebración en el Colmillo ¿es eso justicia?

 

Los tres presentes se echaron a reír con ganas, incluso Gerw ‘Iun, quien aún estaba recuperándose y parecía débil. Ninguno llevaba puesta su armadura. Marvere les había dado quince horas de tiempo libre después de casi dos meses de trabajo ininterrumpido. Sus blindajes no les molestaban en absoluto, eran una segunda piel de ceramita y cables, pero querían evitar asustar a los siervos de las Cúspides Mediat. Vistiendo túnicas blancas y grises eran francamente menos terribles a los ojos del Universo.

 

-¿Estás mejor, hermano Gerw? No dejes que el veneno de Beruk se te suba a la cabeza.

 

-No, no es eso. Habláis de cosas que yo no conocí. Todo lo que pude beber durante mi vida anterior fue agua reciclada y píldoras anti radiación hechas con nuestros fallecidos.

 

-Todos venimos de mundos donde la vida es infernal, hermano -susurró solemne el fenrisiano- pero al menos... ¡al menos en mi mundo sabemos cómo sacarle jugo!

 

-No hagas caso a nuestro hermano, creo que su propio licor casero se le ha subido a la cabeza pese a los esfuerzos de la obra del Emperador que lleva en su interior.

 

-Ojalá… oye, ojitos de plata, ¿en tu mundo bebéis algo o se evapora el sudor de vuestros cuerpos antes de poder recogerlo?

 

-La deshidratación es un peligro constante en Nocturne. Beber alcohol sería una necedad y un suicidio. De todos modos, los hermanos solemos elaborar un licor con el cuerpo de una salamandra cuando uno de los nuestros consigue matar una.

 

De pronto Beruk puso cara de desagrado.

 

-Yo he matado a dos lobos de Fenris pero nunca me hice un guisado con ellos... Cocinar a un animal sagrado del Capítulo, menuda idea… ¡me los comí crudos!

 

Y volvieron a surgir las risas e incluso algunas lágrimas. Duraron varios minutos, incluso dos siervos se aventuraron a mirar dentro de la estancia asustados por aquel potente ruido. Nunca olvidaron la imagen de las tres armas del Imperio riéndose de esa forma.

 

-Por cierto, ¿dónde está Marvere? A estas alturas del periodo de descanso tendría que haber aparecido para intentar traer algo de orden a nuestras vidas.

 

Todos se miraron con extrañeza, Jardana tenía razón.

 

-Igual no es tan idiota como pensábamos -Beruk se había levantado para recoger algo más de licor-. Por otro lado, lo dudo. Olvidad eso.

 

Entre los cinco marines destinados a servir a la Casa Mediat en aquel mundo, Brekenwolr según aquella expedición que lo redescubrió, era muy conocida la animadversión que había entre aquellos dos, algo extraño que superaba incluso el adoctrinamiento introducido en sus mentes hacía tantos años y que era obligatorio en todos los Adeptus Astartes. Gerw ‘Iun rompió el silencio.

 

-¿Qué pasó entre vosotros dos? Furia sanguina, si no os habéis matado ya, poco os falta.

 

Registraron con sus cuerpos potenciados el brutal cambio químico que estaba teniendo lugar en el interior de su hermano, su corazón bombeaba furia con fuerza por todo un organismo en tensión. Con todo seguía manteniendo una cortés sonrisa.

 

-Servimos juntos una vez; él siguió órdenes, yo hice lo correcto.

 

Y nadie preguntó nada más.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Magnífico relato. Me encanta cómo te apoyas en la ambientación para construir la historia. Todo resulta muy sugerente. Me están dando unas ganas locas de ponerme con alguna novela de W40k. Bravo.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Kivan13
Kivan13
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 1465

muy bueno, me encanta q la unidad este compuesta por marines de distintos capitulos

no existe la inocencia solo diferentes grados de culpabilidad...

 OcioZero · Condiciones de uso