Cobalt-Gin

Imagen de Razamanaz

Reseña del nuevo trabajo de los estadounidenses Cobalt

 

No, no soy un experto en Black metal. Menos todavía en su vertiente, digamos, menos “agresiva”. Cuando surgen, esporádicamente, novedades y uno se siente maravillado al descubrir nuevos grupos, no puede sino reflexionar acerca de si su sorpresa subyace, en parte, de su ignorancia; condición por la cual lo poco puede ser mucho. Este ha sido, quizás, uno de esos casos pero… qué demonios, he de decir que me ha sorprendido muy gratamente descubrir este grupo de Denver gracias a la recomendación del poblador CrippledLucifer.

 

¿Quiénes son Cobalt? El grupo está formado por tan sólo dos miembros, que no reconocen explícitamente sus influencias musicales aunque de modo implícito sí se intuye la impronta de grandes del género que nombraré a lo largo de la presente reseña. ¿A qué suena esta cosa? Con bastante maestría, estos estadounidenses han creado, en una horita de duración, un disco que va desde un black minimalista y atmosférico a algo bastante más progresivo.

 

El disco entra con el tema que le da nombre. Es un buen preámbulo de lo que encontraremos: entrada acústica de carácter melancólico (al estilo Blood in our wells de Drudkh) para dar después pie a la voz gutural con acordes densos de guitarra y juego de toms. El tema oscila entre los tiempos rápidos marcados por la batería en forma de blast beats y otros más lentos donde los riffs de guitarra acaparan protagonismo; de hecho me atrevería a comparar algún pasaje con su homólogo en el Mardraum de Enslaved.

 

Dry body apuesta por una presentación bastante más minimalista, con unas voces de catacumba al estilo Antichrist de Akercocke y un ritmo que se mantiene constante a lo largo de sus casi 9 minutos de duración. Arsonry, además de poseer esencia más progresiva, es quizás el tema que más brutalidad destila del disco o al menos es el más agresivo.

 

Throat es una especie de introducción compuesta de arpegios de guitarra (con distorsión) a la que sigue Stomach, directa en un principio pero que coquetea más tarde con acoples, silencios y tiempos largos lo cual no deja de darle cierto componente psicodélico. A Clean Well-Lighted Place parte sin participación del vocalista, aunque contiene unas vocecillas sacadas de vaya usted a saber dónde. Pregnant Insect comienza con un pasaje similar al que hacía de clímax en Stomach para después pasar a un sonido netamente (black) progresivo al estilo Enslaved (incluso los gritos desgarrados recuerdan a Grutle Kjellson) en la etapa anterior a ¿Ruun?; de los temas que más me han gustado de este album. Two-Thumbed Fist sigue la línea de la anterior canción. The Old Man Who Lied for His Entire Life es el ultimo tema acústico que sirve de intro y lamentablemente el más flojo de cuantos hay en Gin. Starved horror consta de uno de esos momentos, podría decirse que, emotivos del black metal que ciertamente hipnotiza por ese componente de extrañeza y originalidad que se sale de la espiral de odio-violencia- y, en ciertos casos, depresión.

 

Conclusión: Me ha parecido un disco sobresaliente, sólido y con buenas ideas bien llevadas a cabo. También es equilibrado sin llegar a experimentar tanto como el Outre de Portal o el Vertebrae de Enslaved. Muy a tener en cuenta en este 2009.

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 166093

Muy buena la reseña. En cuanto al disco, las voces me resultan excesivamente desgarradas para lo que oigo en este momento. Todavía seguiré a la caza de algo con la épica de System of a down con su voz en el lado melódico...

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

www.abadiaespectral.com

Imagen de Razamanaz
Razamanaz
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 1702

Muchas gracias Akhul. Respecto a las voces guturales (en general), dado que suelen usarse en contextos menos digeribles musicalmente hablando cuesta más pillarles el truco, pero yo creo que siempre merece la pena dar más de una oportunidad y más de dos a estos discos. De hecho, menciono el Vertebrae de Enslaved en la reseña; pues bien, me costó unas escuchas que me convenciera, pero al final se acabó convirtiendo en uno de mis discos favoritos del 2008.

"Me he buscado a mi mismo"

 

 OcioZero · Condiciones de uso