Desmontando a Harry (Potter)

Imagen de Kaplan

Cada vez que pienso en Harry Potter y el misterio del príncipe me entran unas ganas de invadir Hogwarts…

I. Imagine que la saga cinematográfica de El señor de los anillos no es una trilogía, sino que consta de cuatro partes. Imagine que existe una entrega perdida entre Las dos torres y El retorno del rey. Recuerde esos pequeños momentos entre batalla y batalla. Imagine que esa nueva película está formada íntegramente por momentos de ese tipo. Imagine a Merry y Pippin fumando sus hierbas en compañía de Barbol sin decir ni pío. A Legolas, Aragorn y Gimli haciendo el montaraz, corre que te corre, parando ocasionalmente para orinar en la maleza media, escenas de un cuarto de hora del trío durmiendo. A Gandalf cepillando sus blancas melenas mientras admira el rocío de la mañana y a Arwen meditabunda (bueno, así estaba también en las otras tres películas). Imagine, en fin, a Sam Sagaz preparando ora sí ora también un estofado de liebre que Frodo rebaña con su pan élfico mientras Gollum se huele las axilas. Imagine dos horas y media en las que no pasa nada más que eso. Imagine dos horas y media de aquello que más le aburrió de los mundos de Tolkien (y Jackson). Y ahora llore.

 

II. No he leído un solo libro de Harry Potter y sólo he visto una de las adaptaciones cinematográficas. Conviene avisarlo. Que un niño se sumerja en atmósferas tenebrosísimas con su varita y sus gafas redondas de pasta al grito de “¡flipendo!” me parece un poco forzado, tirando casi a ridículo. Es decir, o tienes un tono adulto o tienes un tono juvenil, el querer abarcar todo para así optar al mayor número de seguidores le da al conjunto un aire ligeramente ortopédico. No hay sutilidad en la unión de los dos tonos. En cambio, que un chalado se vista de murciélago e imposte la voz sí me lo creo. O que una rata quiera ser cocinera a pesar de su reputación y su condición animal, también. Es una cuestión de estilo, nada más.

 

III. No obstante, a la hora de abordar una película, siempre procuro ir con la mente abierta y ser lo más receptivo posible. Olvidar cualquier prejuicio y sumergirme en lo que me cuentan. Con la última entrega de las vivencias del niño-no-tan-niño mago actué así, pero dio igual. Dos horas después de haber empezado la película -voy a repetirlo: dos horas- estaba estupefacto. No había pasado nada de interés. Nada. Harry de aquí para allá, a sus labores, imberbe a sus cuarenta y diez. Helena Bonham Carter gritando y rompiendo cosas sin saber muy bien por qué y sin interesar tampoco demasiado si lo hace o no. Gente que dice que la cosa está muy mal y que hay extrañas desapariciones que no afectan a la trama en absoluto, pero hace que pongas mirada aviesa. Unas nubes negras que destrozan los puentes de Londres y que parecen sacadas de alguna película de Roland Emmerich y que aquí son metidas sin ninguna explicación. Un niño extraviado de El pueblo de los malditos que se tira todo el metraje abriendo y cerrando un armario tétrico para que nos demos cuenta de que teletransporta cosas (en un momento de la película lo dicen, no era necesario que lo ejemplificaran con un pájaro, una manzana y así ad nauseam). En un esfuerzo imaginativo sin igual de los diseñadores del film, se incluye ya no sólo un anciano clavado a Gandalf, sino también un ejército de Gollums y el cadáver de Ella-Laraña. Y, last but not least, “LA historia de amor”1.

 

IV. El punto anterior es deliberadamente caótico. Al escribirlo quería que tuviera tan poco hilo conductor como Harry Potter y el misterio del príncipe. Pocas veces he visto algo tan mal desarrollado y tan carente de interés como esta película. Sé que las obras de Rowling están en más casas que el Quijote y que no necesita más publicidad, así que ¿qué objeto tiene concebir semejante tostón tan intrascendente como mal realizado? Sólo se me ocurre una razón, y es la pecuniaria. Y, al llegar a esa conclusión, me entran unas ganas de invadir Hogwarts…

 

 

Nota 1.- Definamos “LA historia de amor” como aquella que caracteriza a, al menos, dos de cada cuatro estrenos semanales y cuya estructura es la siguiente: A y B son amigos. A y B, además, están enamorados. A y B se declaran o se besan y todo va a la perfección. A o B mete la pata o el otro cree que la ha metido y se distancian. A y B, distanciados, comprenden que no pueden vivir el uno sin el otro. A y B se reconcilian (a poder ser, en un aeropuerto).

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196895

He leído todos los libros de Harry Potter y he visto todas las películas excepto ésta, y creo que esta vez me lo voy a ahorrar. La anterior adaptación me pareció un despropósito absoluto, con sus escenas vacuas de vuelo en escoba llenando metraje y una batalla final que culminaba lamentablemente una película donde no entendías nada a no ser que conocieras ya la historia.

Es una pena que con medios y buenas historias no se hagan adaptaciones más interesantes, la verdad.

Muy divertida tu crítica, Kaplan. Mortal lo de la historia de amor

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Ryuko
Ryuko
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 3356

Independientemente de lo acertado o errado que esté este escrito, no tiene la más mínima credibilidad cómo crítica al no conocer la franquicia. De haber querido desahogar un enojo o burlarse de la película en forma chula hubiese sido mejor un texto humorístico y satírico más que un texto relativamente serio que intenta destrozar algo de lo que no se tiene conocimiento.

Ahora, antes que nada sinceramente el quinto y sexto libro de la serie me parecen los más débiles y lo son en muchos sentidos. De hecho, éstos sólo importan para explicar algunas cosas pendientes, es decir, son puentes.

Sobre el sentido de las películas: Si hay queja por favor que sea sobre la tercera, que las dos primeras cuarta y sexta (la presente) son coherentes. La quinta no estoy seguro porque me dicen que no la han entendido pero yo no tuve problemas apenas recordando la trama del libro.

Puntos en los que estoy de acuerdo: El romance citado, si bien este lleva sugiriendose desde el cuarto libro, es cliché. Aunque en la trama en general no es un punto central parece que la película lo enfatiza mucho. Y es verdad, quién no lea el libro no entenderá lo del puente.

Puntos de desacuerdo: En serio ¿Cómo pretendes escribir una reseña de una película donde el saber los eventos básicos anteriores (de las otras películas aunque sea, no los libros) es importante? Es casi burlarme de que Superman usa mallas, puede volar sin alas o turbinas y le afectan cristales verdosos ¿Qué coherencia tiene eso?

Y no, en serio no quiero ponerme en la imágen de fan amante de Harry Potter, pero es que odio las críticas sin base que pretenden hacerse pasar por "cool" y "correctas" por burlarse de un producto popular, o por otro lado pertenecientes al culto.

Mirese la pésima crítica sin contenido de Watchmen que realizó Cinecutre. Quitando los chistes vulgares de flatulencias y otras funciones corporales, no es tan diferente aunque la intención de la página "humorística" la haya sido.

FReeLaND: Viva la Revolución

Imagen de Kaplan
Kaplan
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19498

Bueno, la verdad es que el artículo era pretendidamente satírico. Siento que no lo hayas entendido así.

Otra cosa es lo de que el no conocer la saga me priva de credibilidad a la hora de elaborar una crítica de la película. Ahí, siento decírtelo, te equivocas bastante. Te doy dos razones:

- Primera: he dejado claro desde el principio que no conozco demasiado las andanzas de Potter, más allá de la última entrega cinematográfica y las nociones básicas que se sabe todo ser humano no dedicado por entero a la meditación contemplativa. Oye, y no soy el único en esta situación (así que supongo que al resto de profanos les interesará leer una crítica for dummies, por así decir, en vez de una para entendidos). No obstante, a pesar de semajante baldón, me cuelo en una sala de proyección para ver la última entrega del niño mago. Y lo que veo no me gusta, no me interesa, no me entero. Y no me entero porque está mal escrita, mal pensada, mal rodada, mal montada, no porque sea cine experimental, precisamente. Mal resuelta, en definitiva. Y no hace falta ser un licenciado en Potterismo para saber si el film en cuestión es bueno o no. Watchmen, la película, es una adaptación lo más fiel posible, y te lo dice alguien que se ha leído el original del derecho y del revés, pero fíjate, como película, no funciona. No tiene ritmo cinematográfico, se abusa en demasía del slow motion y los intérpretes parecen sacados de una serie de Antena 3.

- Segunda (que no deja de ser una ampliación de la primera): un ejemplo práctico. Supongo que habrás visto El silencio de los corderos. ¿Te gustó? ¿Sí? ¿No? Recordarás también que luego se hizo una precuela titulada El dragón rojo, en la que se contaba más o menos lo acontecido poco antes de la película interpretada por Jodie Foster. Puedes decirme que la rodaron a posteriori, claro, y que, por tanto, no había forma de conocer esos hechos anteriores. Error. El dragón rojo es un remake de una olvidada película de los ochenta titulada Manhunter y dirigida por el gran Michael Mann. ¿La viste antes de El silencio de los corderos? Yo, y cientos de miles como yo, no. Ahora dime, ¿el no conocer Manhunter nos impidió a ti, a mí y al resto elogiar o criticar El silencio de los corderos? ¿Te priva ello de credibilidad a la hora de decir si es buena o mala esta última? ¿Eres más o menos cool o correcto por ello?

No confundamos términos, por favor...

Imagen de Ryuko
Ryuko
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 3356

Creo que faltó algo más de sarcasmo, y por ello no lo capté de esa manera. Sentí que era más un articulo más para burlarse de la popularidad de un producto, cosa que inmediatamente me desquicia porque suelo llevar la contraria a los contreras.

Es más genial.

En todo caso, sí, leí que no estabas enterado de la historia de Potter, y he ahí mi protesta. Y es que sinceramente creo que todos conocemos al niño mago, o al menos cualquiera que pretenda ver esta película. Y en caso contrario, ok, pero ya es directamente la culpa de la persona que se mete al cine sin saber a lo que va. Y es que en serio no todas las películas pueden ser independientes de sus precuelas o secuelas y de hecho una parte interesante de la saga es la importancia de su continuidad y el "foreshadow". Ahí esta tu "mal pensada". Va, que yo me puedo quejar que algo esta mal escrito, mal pensado, mal rodado y mal montado si me compro, digamos, un cómic de Marvel-DC, y no me entero que rayos pasa porque no conozco 40-50 años de continuidad y por tanto a más dos personajes.

Entonces los cómics también son malos por su horrible pecado de tener continuidad ¡Qué barbaridad! Mejor aún, mira una película suelta de El Señor de los Anillos, que es prácticamente lo mismo.

A lo de Watchmen: Difiero, la película es muy buena con o sin Slowmotion (que si, ok, abusaron y mucho).

Y por tu argumento sobre el ritmo también. Lleva un ritmo muy original, que apoya bastante al trasfondo, lo que está bien porque de eso se trata. Yo personalmente no sentí el tiempo pasar y puedo hablar por un par de amigos también. Cuando me di cuenta a la película ya le quedaban veinte minutos.

FReeLaND: Viva la Revolución

Imagen de virgensuicida
virgensuicida
Desconectado
Poblador desde: 28/04/2009
Puntos: 2374

Yo no he leído los libros de Potter, pero sí he visto todas las películas y voy a dar mi opinión por eso y porque me apetece, a riesgo de querer parecer cool.

Las primeras películas me parecieron más o menos simpáticas, lo cual está muy bien y en consonancia con el argumento supuestamente dirigido a niños. Las últimas me parecen muy oscuras para ser dirigidas al público infantil-juvenil y muy ingenuas para ser dirigidas al público adulto. Y, por encima de eso, bastante aburridillas. Es mi opinión.

Con continuidad o sin ella, es cierto que después de dos horas largas de peli, "El misterio del príncipe" no ha contado prácticamente nada. Las pocas cosas que narra las alarga de forma artificial y tediosa (esa arañana muerta, ¿qué demonios pinta en todo esto?). Y aquí va un spoiler: el gag de Gandalf tragando agua a la fuerza para... no me acuerdo por qué lo hacía... me hizo reir en voz alta.

El argumento es casi tan inconsistente como el de "Crepúsculo", pero con cero sex appeal en sus personajes, lo cual la hace infumable. Y que la peli sea continuación de otra no es excusa para que los diálogos sean tan sosos. Y todo es una pena, porque para una saga infantil que se hace, y con tantos medios...

En cuanto a si la crítica ha de ser sarcástica, seria, documentada o lo que sea... pues para gustos los colores, a mí el artículo me parece divertido, aunque no estoy de acuerdo al cien por cien.

Imagen de virgensuicida
virgensuicida
Desconectado
Poblador desde: 28/04/2009
Puntos: 2374

Sí que estoy con Ryuko en que Kaplan es un poco contreras XDD

Imagen de Hambleto
Hambleto
Desconectado
Poblador desde: 21/04/2009
Puntos: 807

Bueno, yo si he leído a H.P. y he visto hasta la penúltima película. Lejos de parecer "genial", "cool" o alguna estupidez de esas, debo decir que la crítica está muy bien.

Los libros de H.P. si bien están dirigidos a un público infantil y/o adolescente, cuya lectura es demasiado fácil y por eso fácilmente digerible...No deja de ser sorprendente todos los robos (u homenajes, dependiendo del punto de vista) a E.S.D.L.A.

Y sí, realmente se abusa demasiado de la ingenuidad de los niños y de aquellos que adolecen. Al pretender contar una historia "original" pero vacía e inconexa. No estoy de acuerdo con el comentario de que cada película del E.S.D.L.A es igual, me parece casi una blasfemia. Pero está claro que "aquellos que adolecen" suelen hablar sin conocimiento de causa.

Haciendo omisión, me centraré en el artículo. Muy bueno el artículo, realmente deseo ver la película para poder reírme a mis anchas. Y porque por supuesto, me fascina el cine de Fantasía...y Comedia.

Saludos.

"El mundo se ha desquiciado, ¡vaya faena, haber nacido yo para remediarlo!"

Imagen de Ryuko
Ryuko
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 3356

Lo de la araña se menciona en el mismo libro antes de la escena de la película. Pero si, la película no contó absolutamente nada.

De hecho el libro se luce a comparación por tener más importancia al pasado de Voldemort y no sólo los dos flashbacks, sino toda la historia del personaje. Y omitieron brutalmente todo eso, que era básicamente el punto del libro.

Mierda, no soy tan fan del personaje o la serie ¿Y lo defiendo a capa y espada? Tengo complejos.

Sobre el comentario de ESdlA de Hambleto, me refería a que su continuidad es importante, no que sean iguales.

FReeLaND: Viva la Revolución

Imagen de Julián Castro
Julián Castro
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2009

Coincido con Ryuko en que no podrás disfrutar bien de una película si es no ya la segunda, sino la sexta parte y no has visto las anteriores, ya no hablo de leerse los libros - sabrías, por ejemplo, las "sombras que destrozan puentes" son los malos malosos que pueden viajar así. Y también coincido contigo en que la película es una mierda y muy sosa, sin sentido alguno. Lo más triste del asunto es que es una buena adaptación del libro, y es que el libro es así de malo también, ambos son una historia de relleno entre la quinta y la septima parte.

 

PD: Patapalo, ¿de verdad no te gustó la quinta película? Para mí es la mejor película y el mejor libro.

"La mayor locura del hombre es pretender estar cuerdo..." www.loslibrosgrises.blogspot.com

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196895

PD: Patapalo, ¿de verdad no te gustó la quinta película? Para mí es la mejor película y el mejor libro.

No me gustó nada y salí con dolor de cabeza. Hace poco releí el quinto libro y constaté, de nuevo, cuanto habían desperdiciado la trama y cuán hábil es Rowling escribiendo -por mucho que se la denoste-. Sólo por poner un ejemplo: la batalla final en el libro funciona porque se percibe cómo la combinación de suerte y soberbia de los comedores de muerte permite que los chicos se salven. En la película parecen lerdos, sin más: los rayos de unos quinceañeros son más potentes que los de los magos que han tenido aterrorizada a la población entera durante años. Una lástima.

Y discrepo en que el sexto libro sea malo. Es un libro de transición, cierto, pero a mí me pareció muy bueno, sobre todo por el tratamiento de algunos personajes, como Draco Malfoy. Espero releerlo en breves.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

 OcioZero · Condiciones de uso