El Horla y otros cuentos

Imagen de Patapalo

Reseña de éste recopilatorio de cuentos de Guy de Maupassant que incluía los siguientes títulos: “El Horla”, “Amor”, “El pozo”, “Salvada”,”Clochette”, “El marqués de Fumerol”, “El signo”, “El diablo”, “Los reyes”, “Al bosque”, “Una familia”, “Joseph”, “El albergue” y “El vagabundo”.

Cuando decidí leer este compendio de relatos esperaba encontrar historias de terror. “El Horla”, con el que se abre la recopilación, respondió, y con creces, a dicha expectativa. Los siguientes relatos, por el contrario, no. Diría que debería haberme informado más antes de emprende su lectura si no fuera por lo satisfactoria que fue ésta. En efecto, Maupassant cultivó largamente el género realista, la crítica social, y sólo fue al final de su vida, cuando los trastornos de su salud afectaron a su mente, cuando sus relatos adquirieron esa pátina de surrealismo claustrofóbico que se aprecia en “El Horla”.

 

Este relato retrata con maestría la extraña afección que sufre un hombre que bien pudiera haber sido el propio autor. Con los sentidos cada vez más agudizados, viviendo experiencias cada vez más extravagantes, la narración va dando cuerpo poco a poco al intrigante título: “El Horla”. Una historia de las que se quedan grabadas en la memoria. Totalmente magistral.

 

Curiosamente, después de haber colocado el listón tan alto y en un género tan concreto, los siguientes relatos no decepcionan en absoluto. Cada uno en su estilo particular es una pequeña joya. Desde el sorprendente lirismo de “Amor” al ácido humor de “El diablo”, todos ellos consiguen tocar alguna de las cuerdas del espíritu humano.

 

Hacer un elogio a cada uno de ellos por separado es innecesario. Cabe comentar, no obstante, lo interesante que resulta el conjunto, una recopilación fresca de distintas temáticas y tonos en los que predomina el realismo y la crítica social, presentadas con una narración elegante, con el ritmo pausado del XIX y con el sutil y corrosivo sentido del humor propio del autor.

 

Sin duda una lectura que invita a adentrarse más en la obra de este autor.

 

Autor

 

Guy de Maupassant nació en el Château de Miromesnil (Normandía, Francia) en 1850 y murió en 1893. Es considerado uno de los grandes maestros del cuento de la literatura universal. Durante su juventud fue miembro de un grupo literario surgido en torno al célebre novelista Gustave Flaubert, y del que formaba parte, entre otros Zola.

 

La obra con la que se dio a conocer fue “Bola de sebo” (1880), cuento incluido en el volumen “Las veladas de Médan” y considerado su obra maestra en ese género. A lo largo de su vida escribió más de doscientos relatos, entre los que destacan “Mademoiselle Fifi” (1882) y “La Parure” (1884).

 

Además escribió tres libros de viajes y seis novelas, entre los que se pueden citar “Una vida” (1883), “Bel Ami” (1885), “Los dos hermanos” (1888), “La mano izquierda” (1889) y “Nuestro corazón” (1890).

 

Sinopsis

 

Un conjunto de relatos que abordan el tema del espíritu humano desde distintas ópticas y valiéndose de distintas ambientaciones y tonos.

 

Edición

 

Le Horla et autres contes

J’ai lu, 1993

Edición de bolsillo

Incluye un formidable dossier sobre el autor y su entorno

 

Existen numerosas ediciones en castellano con recopilaciones de relatos del autor, aunque, como siempre, recomiendo su lectura en el idioma original.

 

Conclusión

 

Guy de Maupassant es uno de esos autores del siglo XIX indispensables si se quiere conocer bien nuestra literatura. Representa, en cierto modo, esa mágica unión entre ciencia, progreso y misterio. Sin duda, en sus escritos se trasluce la metafísica de la época, sus inquietudes existenciales, a través de su aguda crítica social y sus reflexiones, a modo de historias, sobre el ser humano.

 

Relatos que son estremecedores o enternecedores, sorprendentes o tan bien conocidos que uno se siente cómplice, pero siempre magistrales. Con una prosa sencilla, bien ejecutada sin necesidad de florituras, el autor nos conduce a través de situaciones comunes que, a pesar del tiempo transcurrido, no nos resultarán ajenas. En todas ellas encontraremos algo que nos dé que pensar, y tras su lectura nos quedará esa satisfacción que se tiene cuando el entretenimiento no es vacuo. Una lectura, sin lugar a dudas, muy recomendable.

Imagen de Kaplan
Kaplan
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19498

De los pocos relatos que le he leído a Maupassant, me quedo sin duda con Bola de sebo, una feroz crítica a la hipocresía social de la época. Respecto al volumen que citas, desde siempre me llamó la atención la edición que hay en mi casa (de Alianza Editorial), que tenía una portada escalofriante. Lo mismo ahora le echo un ojo, me has picado la curiosidad...

 OcioZero · Condiciones de uso