Asfixias y asepsias

Imagen de Kaplan

Una crítica comparativa de la película Asfixia respecto a la novela original de Chuck Palahniuk

Es complicado entrar a valorar la figura de Chuck Palahniuk. Una especie de enfant terrible (pero terrible, terrible) de la nueva novela estadounidense, heredero de la generación X y destructor de la misma, con un espléndido olfato para dar con la podredumbre moral y la cochambre humana de la sociedad actual. Sus novelas son, en esencia, bolas de demolición contra la acomodaticia clase media que campa a sus anchas por las ciudades. Es, por decirlo de alguna forma, aquello que Bret Easton Ellis siempre quiso ser y nunca logrará. No obstante, hay que señalar que, en su última novela, Rant, Palahniuk ha optado quizás por poner el piloto automático en su nihilismo esperpéntico, con la consiguiente pérdida de mala baba, algo de lo que hacía gala en Asfixia, quizás su mejor novela.

 

Por ello, cuando me enteré de que su adaptación al cine estaba en camino, sentí miedo. Creo, paradójicamente, que la mejor forma de acercarse en el cine al estilo hiperrealista de Palahniuk es la locura conceptual transgresora que estableció David Fincher en El club de la lucha. Con esta película, creía yo, comenzaba y acababa el camino de las buenas adaptaciones de las novelas de este escritor. Y hoy, habiendo visto ya Asfixia (Clark Gregg, 2008), lo sigo creyendo.

 

Curiosamente, la película que nos ocupa respeta escrupulosamente el argumento de la novela e incluso hay diálogos exactamente iguales que en ésta. Los actores cumplen de sobra con su trabajo (especialmente Angélica Huston en su papel de anciana demente) y la dirección es correcta. Demasiado correcta, de hecho.

Ése es el primer fallo: la excesiva pulcritud en la realización impide encontrarse con esa sensación de agobio, de sudoración, de suciedad, de asfixia, que desprende la novela. Nunca llegas a sentir lo que Palahniuk te provocaba en sólo unas líneas. Hay personajes rocambolescos, tramas lisérgicas y existencias sórdidas de alienación por medio del sexo, sí, pero en ningún momento despierta algo en ti que no sea la misma sonrisa -o carcajada, incluso- que podrías obtener tragándote American Pie. Y ésa no era la intención final de la novela, me temo.

 

Por otro lado, a pesar del respeto a la obra original de la que se hablaba líneas atrás, la película es incapaz de trasladar el estilo de Palahniuk. Me explico: una de sus técnicas literarias más usadas es la de repetir, ora en un mismo párrafo, ora en la obra entera, repeticiones y enumeraciones de un mismo tema, logrando con ello una mayor inmersión en el relato (en Asfixia, la novela, usaba los nombres ficticios que dicen en los aeropuertos y que en realidad son un código secreto para los policías, o las rocambolescas prácticas sexuales de los compañeros de terapia del protagonista). En la película, todo esto queda relegado a una sola escena, como si se tratara de una anécdota más, cuando, en el fondo, es uno de los verdaderos motores de la narración. ¿Qué queda, pues? Una película que no es sino una acumulación deslavazada de anécdotas grotescas, que no lleva a ningún sitio. El viaje que se hacía en papel te dejaba agotado y asustado. En cambio, viendo ese argumento en la pantalla puede que no hayas llegado a torcer el gesto. Para que luego digan que la técnica no es importante.

 

Por todo ello, Asfixia se queda como una adaptación aséptica de una novela demasiado séptica. Como un herpes zóster, vamos.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196895

En alguna ocasión, Peoplespoet había comentado ya este viejo problema de las adaptaciones: hay quien cree que consiste en ceñirse a la historia, pero las obras son mucho más que eso. Hay atmósfera, hay modo, hay ritmo, hay muchos detalles que van más allá del argumento.

 

Muy interesante tu artículo. Tengo pendiente leer alguna cosa más de Palahniuk. Sólo leí "El club de la lucha" -cuya reseña tenéis por ahí, por cierto-. y me dejó buen sabor de boca. Como comentas, ahí sí que había buena sintonía con la adaptación.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Kaplan
Kaplan
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19498

Asfixia, la novela, es, para mí, muy, muy recomendable. Prueba con ella. No obstante, el problema que le veo a Palahniuk es el mismo del que adolece, por ejemplo, Paul Auster. Ambos son excelentes novelistas, pero se les ve el plumero. Cuando ya has leído cuatro o cinco novelas suyas sabes perfectamente cuál va a ser el siguiente mecanismo que va a hacer que se mueva la maquinaria de la novela. No han sabido (o no han querido) evolucionar, y se vuelven predecibles (por más que Palahniuk disfrace sus novelas de "conjunto de cuentos" -Fantasmas- o de falso reportaje -Rant-).

PD: perdón por ese espantoso "repetir repeticiones" que he colado en el texto. Casi se me caen los ojos al leerlo. :P

Imagen de Kalidor
Kalidor
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 6427

La película no la he visto. El libro me encantó. De las cuatro novelas que he leído suyas (las otras son el Club de la Lucha, Nana y Diario, una Novela. En breves pillaré Superviviente, si lo encuentro) es quizás la que más me guste junto el Club de Lucha. A mi parecer está mejor escrita que esta, y me he llegado a asfixiar con la contundencia de algunos capítulos, después de leerlo acababa mareado xD

Muy, muy adictivo me pareció (como todo lo de Palahniuk, a mi parecer tiene una forma de escribir como a puñetazos, que te arranca risas y angustias según le convenga y que parece que no tiene en otros libros como Diario.

Veré la película para juzgar, tengo bastante curiosidad y miedo.

κατασοφíξομαι

Imagen de Kaplan
Kaplan
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19498

Superviviente es una buena novela; inferior, creo, a Nana, Fantasmas o Asfixia, pero buena al fin y al cabo, aunque me temo que las vas a pasar canutas para dar con ella. Y estoy muy de acuerdo contigo en cuanto al carácter adictivo de las novelas de Palahniuk (pocos autores lo son tanto) y a lo floja que resulta Diario, una novela.
En cuanto a la peli, ve a verla sin miedo, pero también sin demasiadas expectativas, a lo mejor así resulta más gratificante (ya que tampoco es una mala película, que conste).

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

Descubrí a Palahniuk gracias a la peli del Club de la Lucha (cuyo libro, confieso, todavía no he leído) y, gracias a la recomendación de un colega, leí Asfixia. Asfixia hizo que Chuck se convirtiera inmediatmente en uno de mis autores favoritos y, tras leer varias de sus otras novelas, me sigue pareciendo la mejor.

La peli no la he visto y, por supuesto, voy a ir ahora mismo a por ella, aunque ya intuñia (y más después de leer tu artículo) que no va a estar a la altura. Así como Fincher bordó el Club de la Lucha (superando incluso la novela según algunos) Asfixia me parece un texto terriblemente difícil de adaptar (aunque Angelica Huston como Madre loca me parece una elección formidable), y creo que sacaruna película moderadamente buena de ella ya es bastante mérito.
Como has apuntado, me parece un error enorme reducir lo de los códigos de aeropuertos, hospitales, etc, a una escena, igual que (si no sale) prescindir de todas esas referencias finales a "qué NO haría Jesucristo"....

En fin, espero verla en un lapso breve de tiempo para poder opinar mejor. Y, con todo, espero disfrutarla.....

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

 OcioZero · Condiciones de uso