Leve reciclaje de minis del Cruzada Estelar

Imagen de Destripacuentos

Como en todo oficio lo mejor es empezar poquito a poco, he dado mis primeros pasos para hacer conversiones en mis tropas de Warhammer 40.000 añadiendo un poco de color a algunas miniaturas de este mítico juego de mesa.

 

He de reconocer que palabras como "sacrilegio" me han pasado por la cabeza antes de ponerme con la cuchilla y la cola a reformar estas minis, pero al final me he convencido de que si no me iba quitando el miedo, iba a acabar por ni siquiera pintarlas. Así que, haciendo de tripas corazón, me puse a la faena.

 

¿Por qué empezar mis mutilaciones con las miniaturas del Cruzada Estelar? Los motivos eran tres principalmente:

 

1.- Las tengo repetidas.

2.- Tienen unas poses tan rígidas que desentonan incluso con las miniaturas del Batalla por Macragge.

3.- Las armas de los oficiales -sobre todo- parecen de juguete comparadas con las espadas sierra y los cruzius que llevan las miniaturas de serie del Warhammer 40.000.

 

No es que sean las razones de más peso del mundo, pero han sido lo suficiente para darme el empujoncito que necesitaba para lanzarme. Los resultados, creo, tampoco han sido tan malos en las tres primeras.

 

La apertura le ha tocado a un oficial de los Ángeles Sangrientos -escuadra roja-, con el que busqué complicarme la vida lo menos posible. La idea era sustituir su espada de origen por algo equivalente. La espada sierra encajaba directamente con el muñón y para la siniestra la opción de una pistola de plasma funcionaba igualmente, así que eran el objetivo inicial. Al final esta última la deseché por un escudo, al que apenas tuve que limarle la muñeca para que encajara, y un pergamino para ocultar el agujero central del torso. Una cartuchera de pistola y un relicario han sido las dos notas de color para darle un poco más de aspecto propio.

 

 

Con la segunda miniatura, un oficial de los Puños Imperiales -escuadra amarilla- avancé un poco más en mi osadía. Aunque la combinación bólter y espada sierra parece más sencilla, lo cierto es que dejaba más visible el torso agujereado y, sobre todo, forzaba una posición un poco ridícula -como si el oficial se abrazase a sí mismo, o tuviera frío-. Por ello, valiéndome de la cuchilla limé los brazos hasta poder encajar con comodidad tanto el bólter como la espada sierra en una orientación más agresiva, y la postura queda bastante más natural a pesar de no haber tenido que cortar mucho.

 

 

La tercer miniatura, un marine de los Ultramarines -escuadra azul- va en esta línea. El bolter de asalto lo extraje de uno de exterminador de Asalto a Black Reach, incluido el cable que lo une a la hombrera. Aunque parece lo contrario, las manos de los exterminadores son de la misma talla que las manos de los marines regulares, así que son, en líneas generales, compatibles. Aquí el desafío era acoplar ambas manos sobre el arma de un modo aceptable, como si sujetara efectivamente el bólter de asalto -que sí parece irle enorme- y el cable entre la hombrera y el arma. Lo cierto es que no es más difícil que montar un bólter pesado de serie de la matriz multicomponente (ver Decálogo de ineptitudes realizables con la cola). El resultado es una pose mucho más dinámica sin muchas complicaciones.

 

 

Como puede apreciarse, son unos retoques -no llegan ni a conversiones- que creo que dan una apariencia mucho más atractiva a las minis algo rígidas no multicomponentes de ésas que casi todos tenemos rondando. Con unos cuantos accesorios de las matrices, sin duda, podemos darles un pequeño lavado de cara para que no desentonen tanto.

 

Y viendo que este paso es razonablemente sencillo (sólo requiere cola de plástico y cuchilla), en breves intentaré presentaros una conversión ya más temeraria para un cañón de asalto. Esta vez, con masilla verde y todo.

 

Imagen de Capitán Canalla
Capitán Canalla
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 7780

Seré sincero, lo primero que ha pasado por mi mente es tu cuerpo ardiendo en las llamas de la Inquisición Imperial por haber pensado en "retocar" las muy sagradas figuras del Cruzada Estelar.

Luego, he ido leyendo tu artículo y viendo el resultado y mi furia imperial ha ido desapareciendo. El resultado es muy bueno aunque personalmente tengo cariño al aspecto completamente desactualizado de las minis. Es que soy un romántico.

Que el mundo sea una selva no significa que debamos comportarnos como monos.

Imagen de Destripacuentos
Destripacuentos
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 44120

Te entiendo perfectamente. De hecho, si no fuera porque tengo dos pares de Cruzadas Estelares, jamás hubiera osado nada semejante, creo yo

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8300

Debo reconocer que mi opinión coincide en todo con la de Capitán Canalla.

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

Imagen de Aldaren
Aldaren
Desconectado
Poblador desde: 30/01/2009
Puntos: 247

personalmente, las miniaturas de cruzada estelar,una de dos, o las pintas por puro coleccionismo de forma decentilla, o las intentas integrar al hobby de alguna forma(un par de marines encima de sendas columnas a la entrada de un templo pintados a lo marmol,y tienes un elemento de escenografia a la altura de esas legendarias miniaturas)

pero la idea no me desagrada del todo,has conseguido lo que buscabas y el resultado no est,a nada mal

"Como sombras"

Comandante del 125º reg. de los Comandos de Asalto de Aenyx

 

 

 OcioZero · Condiciones de uso