Marionetas

Imagen de Brutal Ball

En tiempos consideradas una broma de mal gusto, a día de hoy hay aficionados que consideran un gusto ver a estas malas bromas en acción...

Desde que empezaron a pulular magos por la Ciudadela —es decir, desde el oscuro origen del tiempo— se han visto marionetas acompañándolos como extraños familiares en numerosas ocasiones. Agazapadas en las sombras de un laboratorio, vigilantes tras las cortinas de un salón, diligentes con una redoma ponzoñosa en las manos, estas extrañas muñecas animadas por quién sabe qué diabólicas fuerzas arcanas han sido sirvientes leales desde tiempos inmemoriales. Y todavía lo siguen siendo, incluso cuando se las lanza a los terrenos de juego de Brutal Ball a ser despanzurradas para mayor gloria de su amo.

Aunque algunos escollos legales hicieron todavía más conflictivas sus primeras apariciones, pronto se solventó aquel detalle de no ser propiamente seres vivos en el Tribunal Oficial Normativo del Gran Oráculo, el encargado de velar por los buenos augurios para la Ciudadela; después de todo, los tumularios tampoco son propiamente seres vivos, aunque sí se reconozca su estatus de trabajadores, y nunca se les ha impedido competir. El asunto, por si había alguna duda, quedó totalmente zanjado al ver el entusiasmo de los hinchas y el aumento de ventas de recuerdos y merchandising.

Desde luego, es innegable que estas siniestras criaturillas tienen un lugar privilegiado en el corazón de los aficionados, incluso de los más duros. La visión de un pseudopeluche metiendo sus afilados dedos en el ojo de un contrario o los tres palmos de narices de ese interceptor al que le han robado el balón en sus propias barbas es algo impagable. Las marionetas no son rápidas, ni dan la talla en el juego aéreo y, aunque destilan mala leche, tampoco son rivales aterradores —a menos que seas un gnomo—, pero son endemoniadamente escurridizas e infinitamente más resistentes que cualquier bicho de su mismo tamaño, lo que garantiza que aguantarán todo el espectáculo ¡y podrán ser pateadas hasta el infinito! Alguna ventaja tenía que tener estar relleno de virutas de madera o desechos incluso menos nobles...

 

Marionetas

MO

CO

CA

BL

PL

BR

AG

RE

BA

LA

AT

Coste

Línea

3

2

1

3

6

1

9

10

6

5

2

30

Bloqueador

3

2

1

4

6

2

8

10

6

5

2

40

Corredor

3

4

1

2

6

1

10

8

7

5

3

50

Receptor

3

3

1

2

6

1

10

8

7

5

4

50

Interceptor

3

3

1

3

6

2

9

8

7

5

3

50

 

Tamaño: Todas las marionetas son de tamaño diminuto.

Punto débil: Cabezas huecas

Juego sucio:

Incontrolables: En el fragor de un partido de Brutal Ball los árbitros tienen cosas mejores que hacer que ir contando el número de marionetas en el terreno de juego. Si al menos el número en sus camisetas fuera más grande...

Marrullerías: Como reza un viejo refrán del gremio, si te pones a la altura de una marioneta —o lo que es lo mismo, si muerdes el polvo—, atente a las consecuencias. Estas criaturas no conocen lo que son los remordimientos. O, bueno, confunden el significado y la etimología.

Presencia perturbadora: Si mezclas lo antinatural de un muerto viviente y lo ridículo de un trastolillo... ¡premio! Es fácil explicar por qué resulta tan complicado concentrarse con un enjambre de marionetas alrededor.

Sin descanso: Los hechiceros y brujos que ponen en pie a este tipo de jugadores no se caracterizan, por lo general, por su piedad. No es de extrañar que aun despanzurradas, quebradas, desmenuzadas y pisoteadas hasta extremos dantescos, las marionetas sigan intentando demostrar que son funcionales. Las marmitas de ácido no son una alternativa mucho mejor a un pozo de Brutal Ball.

Traicioneros: Pequeñas y ladinas, las marionetas son la típica cosa que pierdes de vista en un partido de Brutal Ball. Sí, precisamente esa a la que no le tendrías que haber quitado el ojo de encima.

 

¿Sabías que...

...algunos brujos han diseñado marionetas cuyo cuerpo tiene forma de balón para generar todavía más confusión en el terreno de juego?

La estratagema ha sido tan eficaz que algunos adversarios han conseguido marcar tantos con uno de estos jugadores ¡después de arrancarle las extremidades! El T.O.N.G.O. todavía estudia a quién sancionar y la Gazeta d'os Gules ha creado a raíz de los incidentes una categoría específica en su Premio Pardus al entrenador más inconsciente.

 

Algunos ejemplos de miniaturas de marionetas:

Helloweenies de Greebo

 

Deadlings de Impact! Miniatures

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8300

Coño, menudo equipo (y nunca mejor dicho lo de menudo).

También valdrían como minis los viejos familiares de los magos de warhammer.

 

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Varagh dijo:
Coño, menudo equipo (y nunca mejor dicho lo de menudo).

Una de las incorporaciones por completo ajena al universo de Blood Bowl. Curiosamente, se pueden encontrar dos equipos (y alguna mini suelta más, si no me falla la memoria) que encajan perfectamente. Idear el trasfondo fue muy entretenido.

Varagh dijo:
También valdrían como minis los viejos familiares de los magos de warhammer.

Sí, que además molan mucho. Lo malo es el precio Triste

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Otro equipo más, esta vez de Tor Gaming:

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Comixininos

 OcioZero · Condiciones de uso