Whale of a tale

Imagen de Punkabbestia

Vamos con una de marineros...

De todas las adaptaciones cinematográficas de 20.000 leguas de viaje submarino, la emblemática novela de Julio Verne, la más fidedigna, sin duda, es la realizada en 1871 por Disney. No en vano, dicha producción contó con el beneplácito del autor francés y muestra con particular acierto el Nautilus, el submarino del capitán Nemo, que fue construido para el filme siguiendo al detalle las descripciones, planos y grabados de la primera edición del libro, incluida la todavía experimental propulsión atómica.

Lo que pocos saben es que dicha película se benefició también del pasado marinero de su protagonista indiscutible, el arponero Kirk Douglas, interpretado por el siempre sugerente Ned Land. Land, que recaló en los puertos de Hollywood después de una azarosa aventura por los Mares del Sur, aportó al filme no solo sus conocimientos de viejo lobo de mar, sino también algunos detalles pintorescos, como la antigua canción pirata Whale of a tale, en la que se narran bien documentados encuentros con sirenas y otras criaturas abisales.

Ned Land no volvió a actuar después de cumplir con su rol de arponero, sino que volvió a embarcarse para seguir con su carrera de aventurero errante y nunca más se volvió a saber de él. Una oscura historia que no debería empañar el disfrute de esta magnífica canción.

Imagen de The Dreadful Hours
The Dreadful Hours
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 9704

¿A qué género pertenece este artículo? ¿Ensayo-ficción? Es curioso porque el otro día estuve pensando a ver si existía la versión literaria del "mockumentary".

Primero vinieron a por los nihilistas, y yo no hice nada. Eso es todo.

Imagen de Punkabbestia
Punkabbestia
Desconectado
Poblador desde: 16/12/2009
Puntos: 3202

No es mal término. ¿Ficción anecdótica?

 OcioZero · Condiciones de uso