Sobre el jurado de Calabazas en el Trastero

Imagen de Edit-ando

El otro día me llegó un email sobre suspicacias que, por lo visto, suscita el jurado de esta antología periódica que publicamos en Saco de huesos y coordinamos desde la asociación cultural La Biblioteca Fosca. Voy a aprovechar la ocasión para hablar sobre el sistema de selección que llevamos.

En las bases de cualquiera de las convocatorias de Calabazas en el Trastero podemos encontrar la séptima:

7. Un jurado compuesto por miembros de la Biblioteca Fosca y, eventualmente, autores invitados, hará una selección con los 13 (trece) relatos más meritorios. Los criterios serán estrictamente literarios y se podrán dejar plazas desiertas.

Con esto debería ser suficiente. Las bases indican claramente cómo se va a formar el equipo seleccionador y qué criterios de selección se van a seguir. No hay ninguna ambigüedad, aunque sí una necesaria flexibilidad. Hay quien opina, no obstante, que sería conveniente incluir los nombres y apellidos de los jurados.

No es un tema que no hayamos valorado. Ya comentamos nuestros motivos para no hacerlo cuando salió la selección de Calabazas en el Trastero: Entierros. Meter los nombres de los miembros del jurado no aporta ningún valor añadido al proyecto. No contamos en el comité de selección con ningún autor, editor, filólogo o crítico de reconocido prestigio y amplia trayectoria. Es lo que hay. A la gente puede motivarle ser seleccionado por escritores como José Carlos Somoza o Pilar Pedraza, pero no por alguien a quien apenas conoce y, con toda probabilidad, no admira.

Es por este sencillo motivo por el que decidimos que no se pondrían los nombres de los seleccionadores, quienes, además, a veces tienen que ser sustituidos por temas personales en el último momento (Calabazas en el Trastero es una publicación periódica y ya nos ha pasado una vez que, por temas de salud, uno de los jueces no ha podido cumplir con su compromiso dentro de las exigencias del calendario). Para nosotros es importante que las bases se cumplan y ser operativos.

Creo que el tema de avalar el criterio del jurado no puede ir más lejos. Solo contamos con que se juzgue Calabazas en el Trastero por lo que ofrece, porque es lo único que podemos hacer. El habernos llevado un Ignotus nos hace creer que, finalmente, el criterio de selección no es malo a pesar de no contar con grandes nombres que lo respalden.

En el foro me solicitaban la composición del jurado por otro motivo: saber los gustos del mismo para adaptar la obra a enviar. Es natural y legítimo. El caso es que se puede averiguar más sobre las preferencias y criterios del comité de selección a través de los números publicados (que son ya cinco) que a través de sus nombres y sus biografías y trayectorias profesionales. Sobre todo si tenemos en cuenta que el primer cambio en el jurado lo hemos tenido esta convocatoria: Peste; y que solo ha afectado a uno de los cuatro jueces.

Hay un tercer motivo por el que la gente quiere saber los nombres de los miembros del jurado: verificar si los miembros de la Biblioteca Fosca pueden aparecer como autores. Es obvio que sí lo hacemos, pero es algo que no era difícil de imaginar a priori al leer la base primera:

1. Podrán presentarse a la misma cualesquiera autores que envíen obras originales y sin sus derechos comprometidos con terceros. Los autores podrán enviar cuantas obras deseen.

No es casual que no se haya hecho una limitación al respecto y el motivo es sencillo: aquí no estamos hablando de darnos un premio en metálico o de repartirnos una subvención (que no contamos con ninguna). Aquí lo que buscamos es hacer la mejor antología de género fosco posible. Ese es nuestro objetivo: el lector y el género.

Los primeros responsables somos los miembros de la Biblioteca Fosca. Es por ello que no solo podemos participar (y hablo de participar porque nos podemos quedar fuera, cosa que ya ha ocurrido, y más de una vez), sino que tenemos, además, la obligación moral de hacerlo en la medida de nuestras posibilidades.

Este tercer motivo para saber los nombres del jurado cristaliza, además, en un asunto personal: la gente quiere saber si participo en las selecciones. El motivo es simple: no soy el único autor que ha entrado en todas las convocatorias que ha participado, estoy seguro, pero sí el único que lo ha hecho en todas siendo, además, miembro visible de esta iniciativa. Esto suscita suspicacias y murmuraciones que, lejos de acallarse con el Premio Nosferatu que los lectores han dado a mi relato Medianoche, se acrecientan. O, al menos, así me lo han hecho saber por correo electrónico. Ya se sabe que las murmuraciones le llegan siempre en último lugar al interesado.

Que nadie se asuste. No me voy a poner a defender mi honor. Ya me pilla viejo el asunto. El que tenga interés por mi trayectoria, que le eche un ojo a mi web personal (http://www.abadiaespectral.com/) y se haga una idea de lo "rentable" que me resulta el ratio publicación / trabajo del Calabazas en el Trastero.

No me interesan las connotaciones éticas ni morales de cara a la galería. No me interesa dar explicaciones. No necesito justificar el valor de mi trabajo. No a estas alturas. Lo que me interesa es que exista una publicación periódica de género fosco de calidad. Es por eso que cuando me plantean un cuestión ambigua, y ya siento dar la impresión de echar balones fuera, intento dar consejos útiles (mandar el máximo de relatos posible, probar distintos enfoques, cuidar la extensión, leerse las antologías precedentes, etc.) y no buscar comprensión ni aprobación. Es de Perogrullo: a mí me importa un pito que el autor X crea o no que yo cuelo mis relatos en la selección. A mí lo que me interesa es que nos mande la mayor cantidad posible de material interesante para la antología.

Siento decir las cosas de un modo tan bruto, pero es que no ando sobrado de tiempo (no es difícil imaginarse por qué) y no soy muy hábil con los matices. Así que siento si alguno se ofende por verse metido en un saco demasiado amplio, que hay muchos motivos para sugerir cosas o protestar por otras. Tampoco es que hayamos venido aquí a hacer amigos, sino a trabajar por la literatura: de ahí que intente buscar un sentido práctico a todo esto. Además, uno es un humano y le irrita bastante que, después de intentar responder de un modo útil y amable a todos las preguntas que se le han hecho sobre el certamen, le lleguen ecos de maledicencias. Confieso que me ha indigestado la ilusión del Nosferatu.

Y, ojo, ya sé que a alguno le parecerá raro nuestro sistema, y que no estará exento de fallos, pero, qué queréis que os diga, esto es mucho trabajo como para, además, hacerlo como otros creen oportuno. Prefiero equivocarme con mis propias decisiones.

Eso sí, por mi parte, adelante: ojalá los que ven censurable mi modo de hacer las cosas monten otra publicación para gestionarla según sus propios criterios. Estoy seguro de que tendrá un buen recibimiento. Yo seré el primero en alegrarme de ver que se abren nuevos caminos con ideas distintas a las nuestras.

 

 

Nota aclaratoria: esta entrada, como todo el blog, es subjetiva. La escribo a título personal y no se trata de ningún comunicado de La Biblioteca Fosca ni de Saco de Huesos ni de ningún otro de los saraos en los que estoy metido.

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Ea, ea, ea. Patapalo se cabrea, :p

Bueno, supongo que quien es desconfiado, es desconfiado siempre.

Personalmente no tengo dudas de la honestidad del jurado del Calabazas, más quedando patente la calidad que siempre rodea a los relatos.

En cualquier caso, yo no entraría más en esto, porque ya te digo que la gente habla mucho, y boca-chanclas hay en todos los lados.

Animo, :)

Imagen de PedroEscudero
PedroEscudero
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2661

Aunque el compañero hable a título individual, como miembro de La biblioteca Fosca e integrante del equipo de selección me siento plenamente identificado con lo que expone.

El caso es que quienes critican que somos oscurantistas, lo que se quejan de que Patapalo entra en todas las convocatorias, los que reniegan por quien gana el Premio Nosferatu (y que conste que esto no va por quienes hacen comentarios en el foro de OZ u otros sobre quien es su favorito, si no por otros que van por la espalda, que todo al final se sabe), no confían en nosotros. Quizás unos pocos se tranquilizarían si diesemos más datos, pero para otros el dar explicaciones les valdría para continuar buscando las vueltas a detalles sin importancia. La cuestión radica en que digamos lo que digamos les parecerá mal lo que hagamos (y no lo digo por prepotencia, si no por experiencia). Luego esos mismos son los que se quejaban cuando no había revistas de género (y quienes a su vez no se implican en proyectos abiertos que permitan que otros tengan un espacio en el que participar).

 

 

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

De todas formas, supongo que es más sencillo creer que mi relato es la polla, y pensar que si no ha entrado, es por la mafia del jurado, que afrontar que igual es que el relato no funciona, porque falla en algo.

A eso se le llama falta de competitividad y autocomplacencia.

Pues que queréis que os diga, como dije en Facebook a unos lamecristales plagiadores, a mi me la pone mucho más dura escribir un relato y que la gente me diga realmente lo que opina de él, y sobre todo, que me pongan pegas a la historia, a que sólo me digan lo bueno.  Porque si no, no mejoraré. Y además, luego pasan estas cosas: Que hay quien se cree mejor de lo que es, porque tiene un ego que no lo cubriría ni la Sabana de un luchador de Sumo, y prefiere pensar que han sido los turbios del jurado los que no han seleccionado su relato, a que los que han entrado eran sencillamente más válidos (no pongo mejores) que el suyo.

A ver, está claro que al final, si un relato entra o no en la convocatoria, va a depender también mucho del pie que cojee el jurado y sus gustos. Pero también está claro, que el que es bueno, mejora, y sabe escribir, entrará en más convocatorias de las que se quedará fuera.

Si esto es como las cartas. Muchas veces culpamos al azar, y a la suerte del oponente, partidas que si hubiesemos sido más inteligentes habríamos levantado. Pero es preferible no analizar los errores. Y claro que el azar influye, y no poco. Pero al final, los buenos jugadores ganan más que los malos:

Es decir, un torneo lo gana la suerte, pero la media la pone el jugador.

Con ésto pasa lo mismo. Y si mando relatos a convocatorias del calabazas, uno, otro, y otro, y sigo, y sigo... y no acierto en ninguna, igual, solo igual, es que no es el jurado, si no yo el que falla.

Pero ya está en la valentía o cobardía de cada uno a la hora de afrontar las cosas. Y sobre todo... en sus ganas de mejorar.

Nada, nada, Miembros del calabazas, yo no entraría en ésta polémica. Si quien habla, y es un bocazas, lo va a ser siempre. Es lo que tienen los boca-chanclas.

Imagen de Léolo
Léolo
Desconectado
Poblador desde: 09/05/2009
Puntos: 2053

Entrada necesaria.

Pero hay una cosa con la que yo siento discrepar, y es esa excesiva modestia de que en el jurado del Calabazas no hay NOMBRES a los que les avalen una amplia trayectoria o no sean dignos de admiración. De hecho, creo que hay muchos escritores dentro del mundillo que, a mi entender, cumplen ambos puntos, y a escritores como nosotros nos enorgullece especialmente que sean ellos quienes seleccionen nuestros relatos.

Imagen de eximeno
eximeno
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 953

Para mí Calabazas en el Trastero es una de las publicaciones más atractivas del mercado de horror y una de las que más me atrae para publicar. El resto no tiene demasiado sentido.

Imagen de J.Calais
J.Calais
Desconectado
Poblador desde: 09/09/2010
Puntos: 378

Queramos o no, cualquier proceso de selección literaria es puramente subjetivo y, por tanto, susceptible a críticas y desacuerdos. No hay más que aceptarlo y barajar. Si mi relato no es seleccionado, la lógica dicta que uno debe asumirlo e intentarlo de nuevo; si, por el contrario, no ha sido uno de los elegidos, me quedará el tan consabido derecho al pataleo, habitual e inútil pero muy consolador.

Cualquiera que dude del certamen o de la honestidad de aquellos que lo auspician, lo que debe hacer es no presentarse. Con ello, cuestión zanjada y punto. Yo, por mi parte, he decidido participar por primera vez. Me enfadaré, por supuesto, si no obtengo el premio que merezco (considero que soy la mamá de Tarzán y un genio en ciernes de las letras universales; es broma, no soy tan retrasado), pero volveré a intentarlo de nuevo.

Aquí, como en Horror Hispano u otros portales e iniciativas literarias de fuste modesto (perdóneseme el calificativo), lo importante es la pasarela que esto pueda suponer para el escritor, y no las jodiendas y tejemanejes que se pueden dar en otros concursos.

 

Imagen de Darkus
Darkus
Desconectado
Poblador desde: 01/08/2009
Puntos: 759

Por supuesto, siempre habrá desconfiados. Haya zonas oscuras o no, siempre habrá quien crea que su relato debería haber entrado o que debería entrar siempre, o que el amiguismo hace mucho. Puede que en otros sitios sea así, pero aquí, lo dudo mucho.

Yo llevo presentandome a cada convocatoria del Calabazas desde el de Tijeras. No he entrado por ahora en ninguna de las antologías. Y, aún así, no puede estar más de acuerdo en todo lo dicho por el compañero Patapalo. Antes que pensar que hay "mafias", pues me miro a mi mismo y tengo claro que debería enviar más relatos, cuidarlos más y, qué narices, cada vez que no entro me esfuerzo más en los siguientes. No es que el profesor me tenga manía, es que los deberes deben estar bien hechos.

Lo que me parece algo penoso es que, en vez de alegrarnos porque esta literatura vaya hacia arriba, que las iniciativas aumenten y, por supuesto, que compañeros escritores como Patapalo puedan a dar a conocer sus historias de manera tan gratamente regular, pues algunos se pongan a ver fantasmas donde no hay ninguno.

Y, por supuesto, si no hay confianza, con no participar, hay suficiente.

"Si no sangras, no hay gloria"

Imagen de aureusbufo
aureusbufo
Desconectado
Poblador desde: 12/10/2010
Puntos: 1

 Yo participe de la convocatoria peste,  no estoy familiarizada con el genero fosco por  así decirlo,  y por consiguiente tampoco con el procedimiento para la Selección de los escritos, sin embargo confio que al sacar varias antologias como ya lo han hecho, el proceso se haya cristalizado, sin embargo como lei en un comentario anterior hay que tener en cuenta que los criterios son meramente subjetivos, en casos como el mio, es decir que no estoy enteramente empapada del tema, a pesar de haber leido tanto material como me fue posible, los resultados en primera no seran tan favorables  y no precisamente se deba a un asunto turbio dentro del proceso de Selección. La literatura es todo un proceso, y si bien tu opinion cuenta, la de tus lectores tambien, lo que la convierte en un proceso de retroalimentación. 

Aprovecho para felicitar la iniciativa de crear la biblioteca fosca, con eredos o sin ellos me parece que a sido un aidea genia, tanto que quisiera que en mi pais hubiese algo semejante. espero poder partcipiar mas activamente en el futuro. Hay que recordar que es natural que las competencias saquen lo peor de las personas. 

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Pero que no. Que además parecemos tontos.

Todos sabemos lo complicado que es el mundo editorial, y lo dificil que es publicar en "una de las grandes". Si cada vez que hay un proyecto serio, donde se fomenta la competitividad (A veces se olvida que es necesario para mejorar), nos cogemos un berrinche y vamos llorando por las esquinas porque nuestro relato no da la talla, y que cabrones son los del jurado, entonces... ¿Qué?

Yo le diría a aquellos que tienen dudas al respecto, que se dejen de gilipolleces, y que en lugar de perder el tiempo en lo que concierne a mirar a los demás, se dediquen a invertirlo en releer sus textos y ver porqué no han entrado.

He dicho.

Y creo que esto tenemos que dejarlo ya, y ponernos a escribir, que tenemos el certamen de monstruos de cine para la próxima convocatoria.

A ver si nos lo curramos, y dejamos de una vez fuera a Patapalo, xDDD.

Que luego vienen los llantos, los relatos hechos con prisas, el porqué no he entrado, y demás, :p

Imagen de Silver Shooter
Silver Shooter
Desconectado
Poblador desde: 16/11/2010
Puntos: 3

¿O sea que el que jurado se puede votar a sí mismo? Mi consejo como miembro candidato a la biblioteca fosca es que no lo hagáis. El dicho dice que la mujer del César no sólo debe ser honrada sino parecerlo. Y por algo se dice.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 165860

¿O sea que el que jurado se puede votar a sí mismo?

No. Los miembros del jurado pueden participar como autores a título personal y de modo anónimo. Su relato lo valoran el resto de los miembros del jurado.

Mejorar la comprensión lectora ayuda a entender las bases de los concursos.

Mi consejo como miembro candidato a la biblioteca fosca es que no lo hagáis.

Es un consejo como otro cualquiera, pero no sé qué quiere decir "miembro candidato a la biblioteca fosca".

Mejorar la redacción ayuda a escribir mejores relatos.

El dicho dice que la mujer del César no sólo debe ser honrada sino parecerlo. Y por algo se dice.

La honradez pasa por respetar las bases. Y es lo que se hace: juzgar los relatos por criterios literarios. Que los miembros del colectivo que hace posible este proyecto puedan participar o no como autores en el mismo no tiene nada que vez con la honradez.

Y, como ya he dicho, me importan un pito las apariencias. Aquí lo importante es que las antologías salgan lo mejor posible.

¿Quieres otro dicho? Hacer bien a rufianes es como echar agua al mar. También se dice por algo. Luego puedes creer en ello o no.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

www.abadiaespectral.com

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Tambien se dice que teta que mano no cubre, no es teta, si no ubre.

Y si se dice, es por algo.

PS: Ejem... perdon, :( Era por relajar el ambiente, y cachondearme un poco. Total... son las 21:12 minutos segun mi ordenador, ando dandole vueltas a un relato, y como estoy sin saber como enganchar para continuarlo, pues asi me entretengo.

Imagen de eximeno
eximeno
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 953

Solo me gustaría hablar de un detalle: Odín, mencionas la competitividad. Ahí creo que radica el problema. Yo no me tomo la literatura como una competición y en mi opinión nadie debería hacerlo. Eso es malo para el autor, creo, buscar comparaciones con otros, tratar de ser lo que no es. Cada uno debe escribir para lograr sus propias metas, no para superar (o no lograr jamás superar) las de los demás.

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Si y no, Santi.

Yo no veo la competitividad mala, ni mucho menos. Siempre que sea sana. A lo que me refiero, es a que siempre es bueno que haya concursos, certámenes y demás. Porque si participas en un certamen, otro, otro, y te comes los mocos, al final será porque algo falla: En preguntarte donde está el error, y tratar de subsanarlo, es donde se mejora.

Si no me pregunto eso, no voy a mejorar nunca. ¿Por qué mis relatos no funcionan?

No hablo de competitividad comparandonos con nadie. Las comparaciones son odiosas, y pueden generar frustración. Yo no enredo con los relatos para ser mejor que exis persona. No jodas.

Pero si que creo que para mejorar, el mejor aliciente son este tipo de publicaciones y certámenes, donde para publicar tienes, al final, que ganártelo.

En mi caso, no puedo, porque no tengo tiempo, participar en mas sitios. Este año, solo he participado en el Calabazas, terror oriental, donde entro mi relato. En el de Bosques, que quedo fuera. En el Visiones, que recicle el de Bosques xD (Con lo que evidentemente, se lo que va a pasar), y en este de peste. Si no, estaría mandando cosas a donde pudiese, siempre. Y mi Cv pues es el que es, y como es: árido de narices.

Es decir, que en esto no soy un crack precisamente, pero si que estoy casi convencido que la manera de mejorar es ir presentandote y participando en certámenes. Porque es un aliciente, y es una manera de obligarte a mejorar, y a preguntarte en que fallas.

A eso es a lo que yo llamo competitividad. No a ser mejor que nadie específicamente. Porque al final todo está en gustos. ¿Quien es mejor, Lovecraft o Poe? Pues habrá a quien le guste uno y a quien le guste otro.

No se si me explico, vaya.

Imagen de eximeno
eximeno
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 953

Entendido perfectamente :)

Y comparto lo que dices, buscar siempre mejorar para ofrecer lo mejor que puedas en tu obra.

Yo me refería a esa otra competitividad que también mencionas, la del autor que cree que es (o debe ser) mejor que otro, que su relato es mejor que otro y debe ser seleccionado, etc. Esas cosas son las que me sorprenden.

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Pues apañao.

Y de ahí que piense, que para un certamen que fomenta eso, despotricar y dudar de la profesionalidad del jurado, es escupir hacia arriba con moco y todo. (Que imagen más asquerosa, por cierto.)

Una coca-cola y una sonrisa,

Oddie.

Imagen de Canijo
Canijo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 4573

Psss, pues no veo el problema, la verdad. Problemático sería que la gente no intentara colarse en los Calabazas, que no les interesara, que no sea cada vez más difícil. Entonces seguro que no habría suspicacias ni mails, porque la gente no estaría mandando sus mejores relatos y les daría igual no entrar.

Para mí esto de los mails y las suspicacias no es ni más ni menos que una buena noticia: la gente tiene muchas ganas de poder entrar en un Calabazas, y eso, se mire por donde se mire, es una buena señal, sobre todo para los responsables, que ahora más que nunca pueden decir que han acertado, lo que no es moco de pavo, me parece a mí.

Aparte de eso, estoy con Odin en lo de la competitividad bien entendida. Personalmente me encanta lo de picarme con éste o aquél a ver quién se cuela en tal o cual antología. Eso no me lleva a intentar putear al compañero para que no entre, sino a exigirme más a mí mismo para igualarle o superarle, y eso ayuda sí o sí, lo tengo más que comprobado...

 

Imagen de jane eyre
jane eyre
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2009
Puntos: 8016

Pues yo también creo que esto es la pataleta de alguno al que le gusta mirarse el ombligo y de pronto no se lo ha encontrado. La validez o no del sistema de selección creo que se demuestra en el resultado, así que no hay nada que discutir que ya hay premio respaldándolo XDDDD

Imagen de Laura Luna
Laura Luna
Desconectado
Poblador desde: 28/01/2009
Puntos: 59

Poco puedo añadir a lo que se ha dicho ya... Sólo que es más fácil decir que el profe me tiene manía antes que agachar la cabeza y estudiar más.

En fin, por lo visto hay mucha gente que merece un tartazo de humildad, agachar la cabeza y aprender a ser PERSONA.

Ya se sabe, lo exitoso siempre genera envidias y rumores hirientes, pero a palabras necias...

 

Even the moon needs to be dark sometimes: http://lauralunamun.tumblr.com/

Imagen de Silver Shooter
Silver Shooter
Desconectado
Poblador desde: 16/11/2010
Puntos: 3

Emoticono pensando mientras se fuma un cigarrito.

Imagen de PedroEscudero
PedroEscudero
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2661

10% x 10% x 10% x 10% x 10% x 10% = 0.0001%
Mejorar los conocimientos en estadística ayuda a calcular las probabilidades que tiene el mismo escritor de colarse en las seis convocatorias. ¿Qué hace alguien tan bueno perdiendo el tiempo dando explicaciones no pedidas? ¿No sería mejor ganar el Minotauro, o publicar un best-seller?

Emoticono pensando.

Pero que comentario más tonto y mal intencionado

No creo sólo que está fuera de lugar, si no que en lugar de valorar las explicaciones te limitas a salir por la tangente.

 

Imagen de Silver Shooter
Silver Shooter
Desconectado
Poblador desde: 16/11/2010
Puntos: 3

¿A qué vienen los insultos? Edit-ando ha iniciado un hilo en el que se habla del tema. Espero que se permitan también los puntos de vista no afines. Esto no es ningún ataque a Edit-ando, sino una reflexión lógica. ¿Se quiere hablar del tema abiertamente o sólo se quiere escuchar lisonjas de los allegados?

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Hostias... Que mala leche, no?

No veo en ningun lado el comentario que has citado, Pedro, pero supongo que sea quien sea lo ha editado corriendo.

El de la estadística también podría explicarme, para empezar, de donde sale ese 10% de cada convocatoria. Partiendo en igualdad de condiciones, a una media de 80 personas por certamen, entrando 13, y entendiendo que cada persona solo manda un relato, supongo que tendria que ser para cada certamen, jugando solo con el azar y la probabilidad:

13/80 = 0.16% de entrar en cada certamen. O incluso, es más. Suponiendo que entre, 1/80. El siguiente que entra es 1/79... y así hasta que lleguemos al 1/67. Sumamos y lo tenemos. Pero me da pereza y me parece una estupidez del tamaño de mis huevos. Y además, ni siquiera estoy seguro de que se hiciese así. Hace 5 años que di estadística en la carrera.

Evidentemente, en el bosques hubo 200 relatos. Pero en el terror oriental, hubo sesenta y pico. No sé en que estará la media, pero ya que nos ponemos tiquismiquis...

Luego, para el malababa que ha puesto eso con mala intencion, también hay que informarle de que hay escritores más o menos prolíficos, que normalmente suelen mandar varios (esto es, mas de uno, y normalmente mas de dos) relatos, lo que incrementa la probabilidad de entrar. (Lo pone en las bases. Cada autor podrá mandar el número de relatos que le salga de ahí)

Pero supongo que el listo que habla de probabilidad y estadística eso no lo ha pensado, :(

Aun asi, hace falta ser inhábil para comparar esto con la estadística, teniendo en cuenta que esto no es azar, si no que hay un jurado que valora qué relato es valido y cual no. No entiendo porqué menta la estadística y la probabilidad... cuando además todo el mundo sabe que existen las medias verdades, las mentiras, y las estadísticas. Si todavía hay gente que cree que los datos del INE son objetivos, es que debe creer que los Zombies existen.

De todas formas, qué fácil es hablar detrás de un nick con la comodidad del anonimato que ofrece internet. Esas cosas si que me cabrean. :(

¿Por qué no nos centramos en el próximo certamen y punto?

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

Vale, ya se quien ha sido, xD.

No se trata de lisonjear, si no de dar argumentos válidos. El de la estadística no es un comentario válido, porque no tiene ni justificación, ni sentido, y está pésimamente calculado, con perdón.

Igual si que vas a tener que dedicarte a las letras, si...

Imagen de Odin
Odin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2629

YYYY, es mas, y ahora si que empiezo a parecerme a un troll, asi que creo que despues de esto, salvo que me vea con muchas ganas de guerra, no voy a participar más aqui... que no, que esto no va de que el jurado participe o no.

Si es que la discusion es absurda, porque el problema es absurdo.

Las normas son las que son, y punto. A quien le guste que participe, y al que no, que no mire.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 165860

 

¿A qué vienen los insultos?

Los insultos, efectivamente, están fuera de lugar. Debería empezar por aplicarme el cuento, pero bueno, hagamos un esfuerzo todos: intentemos moderar el tono.

Edit-ando ha iniciado un hilo en el que se habla del tema. Espero que se permitan también los puntos de vista no afines. Esto no es ningún ataque a Edit-ando, sino una reflexión lógica.

 

Por supuesto, el blog está abierto a puntos de vista no afines. De hecho, tenía la esperanza de que quien andaba murmurando apareciera por aquí. Toda la web está abierta a puntos de vista no afines.

Y supongo que con lo de reflexión lógica te refieres a lo de la estadística. Te contesto más abajo.

¿Se quiere hablar del tema abiertamente o sólo se quiere escuchar lisonjas de los allegados?

La cantidad de visitas de la web excluye que esto sea un tema entre allegados. No seamos absurdos. Ni siquiera conozco a todos los que están posteando con sus cuentas habituales.

10% x 10% x 10% x 10% x 10% x 10% = 0.0001%

Mejorar los conocimientos en estadística ayuda a calcular las probabilidades que tiene el mismo escritor de colarse en las seis convocatorias.

Sí, mejorar tus conocimientos de estadística te ayudaría en muchas cosas. Para empezar, lo básico: en cálculo de probabilidades es necesario conocer la casuística y todos los parámetros del experimento para poder determinar la probabilidad de éxito.

Como los relatos no son gallinas esféricas flotando en el vacío, es una simpleza decir que la probabilidad de entrar en un número es igual al número de relatos presentados por el autor multiplicado por el número de plazas y dividido por el número de relatos presentados por todos los autores (que supongo que es de donde te has sacado ese 10%).

Si los relatos fueran gallinas esféricas flotando en el vacío no nos haría falta tener ni un comité de lectura ni jueces: podríamos echar a los dados qué relatos metemos. Igual eso te parecería más justo y honrado. A mí no.

Es por esto que doy consejos sobre cómo trabajar los relatos, para que aumenten las probabilidades de los autores interesados en entrar. Tampoco es que sean consejos infalibles ni complicados.

Tampoco son probabilidades acumulativas.

¿Qué hace alguien tan bueno perdiendo el tiempo dando explicaciones no pedidas? ¿No sería mejor ganar el Minotauro, o publicar un best-seller?

No sé si te refieres a buena persona o a bueno escribiendo En fin, lo que estoy haciendo es desahogarme. Me reconcome que después de haber estado trabajando para que haya un espacio donde podamos publicar buenos relatos foscos haya alguien pensando que todo esto lo he hecho para colar relatos en una antología. Soy así de melón, qué le vamos a hacer.

Lo irónico del asunto es que este año no terminé la novela que quería presentar al Minotauro por estar, precisamente, trabajando en proyectos como este. No sé si sería mejor o peor, pero es mi elección: doy prioridad a participar aquí que allá. Cada uno tiene sus baremos y sus rarezas.

Sobre el best-seller, más de lo mismo: cuestión de baremos. Estoy muy contento con la novela que acabo de publicar, con la que saldrá en mayo y con la que está ya de camino. Pero no creo que ninguna sea un best-seller. Los relatos que entraron en el Calabazas, tampoco. (Aunque alguno estaba en la antología con la que me quedé finalista del Rejadorada, que está más o menos igual de remunerado que el Minotauro, y no tiene tan mala fama).

Emoticono pensando.

Piensa, piensa, que te evitarás tener que editar algún post.

Pero tampoco te centres mucho en qué hago o dejo de hacer, que hay temas mucho más apasionantes. En serio.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

www.abadiaespectral.com

Imagen de L. G. Morgan
L. G. Morgan
Desconectado
Poblador desde: 02/08/2010
Puntos: 1476

En mi opinión, quien critique al Calabazas como concurso es, sencillamente, porque no tiene mucho mundo en estas cuestiones.

Es un concurso excepcional por varias razones: en primer lugar, la consideración que tiene el equipo directivo con los autores, en gran parte de los casos noveles o quasi noveles. "Gracias por participar y suerte, gracias por colaborar en este proyecto..." es el trato habitual. Información de primera mano sobre el desarrollo del certamen: nº de relatos, cuándo sale el fallo, aclaración de cualquier duda sobre las bases... Todo el que se presente asiduamente a concursos sabe lo raro que es esto.

En segundo lugar, la realimentación para los escritores. Cierto que el hecho de presentarte a certámenes te hace exigirte más y tratar de mejorar. Pero en la mayoría de los casos uno ignora por completo qué acogida ha podido tener su relato, solo puedes tratar de imaginar qué han pensado los jurados, qué puede fallar... Aquí, a través de OZ, suele haber reseñas sobre los números de la revista donde puedes llegar a ver qué piensan otros sobre lo que has escrito, se intercambian opiniones que puedes aplicarte, e incluso los propios miembros de la Biblioteca Fosca dan consejos o hacen apreciaciones. Eso por no hablar de la cercanía de los mismos, ¿cuántos mails recibís a diario? Que pruebe cualquiera a solicitar información en otros concursos, sobre todo si son de los "grandes".

Por otra parte, una de las razones que se han esgrimido para querer conocer los nombres de los jurados: conocer sus gustos y poder escribir en consonancia, la encuentro mucho más comprensible. Todos, en alguna ocasión, hemos pensado que estábamos haciendo algo mal, que tenía que haber una fórmula para crear un relato que gustara a un jurado. Pero, aparte del consejo de Patapalo sobre observar qué relatos han sido elegidos en otros números, hay que considerar lo que también se ha dicho de la subjetividad de los juicios y la variedad de gustos. Si uno trata de escribir para conseguir un modelo X, se extravía. El estilo de cada uno se va haciendo con el tiempo y no se puede sacrificar para adaptarlo a lo que quieran otros. Yo, y veo en otros hilos que no soy la única, soy de la opinión de que no sirve de nada conseguir el reconocimiento por tu trabajo si no te satisface a ti, si no estás contando lo que quieres, como quieres y además te lo estás pasando bien haciéndolo. Que al final se trata de eso aunque suene a tópico, disfrutar escribiendo y escribir lo que te gustaría leer. Lo que piensen los demás es secundario; ya se sabe que a los genios no los comprende nadie XD

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde

http://literatura-con-estrogenos.blogspot.com

 

Imagen de Gilles de Blaise
Gilles de Blaise
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 272

Bufff… Menos mal que he visto la entrada, no suelo visitar los blogs…No quisiera que además de por un desconfiado se me tomara por un cobarde.

No sé si es a mí al que estabas esperando (si no, podemos asumir que mi inmenso ego me hace creer que soy el centro del Universo), pero sí es cierto que he sido especialmente crítico en este punto en los últimos días en otros foros y, por supuesto, no me importa admitirlo ya que todo está firmado con mi nick, que utilizo en todas partes.

Aún diré más: sólo he participado en un Calabazas (Poe), para el que no fui seleccionado. Merecidamente, he de decir, además sin ninguna duda y sin falsa modestia. Pero que compré (y pagué, claro) por la única razón de haber tratado de estar ahí, negro sobre blanco. No he vuelto a participar en ningún otro. No compito. Así que, espero, borremos de partida las variables “envidia”, “pataleta” o similares de la discusión.

Podemos decir que, exclusivamente, participo una año tras otro en el Monstruos de la Razón. Principalmente por razones sentimentales, le tengo cariño al certamen. Por eso, mi experiencia en este tipo de cosas y su operativa, es nula.

Cierto que me gusta ver los resultados de las convocatorias. Y cada vez, hasta la extenuación, se repite un nombre. Mis pensamientos son, en ese caso, del tipo: Joé, vaya fiera; no falla uno el tío. Y luego, lo reconozco, me meto en mi covachuela a rumiar mi envidia y tragar bilis porque yo soy incapaz de hacer algo así, hasta que salgo con los ojos inyectados en sangre y… Bueno, eso no.

Pero también es cierto que siempre pensé que no eras juez y parte. Espero que se me entienda cuando digo que siendo juez y parte las suspicacias aparecen. Es inevitable. Y, asumo, es injusto. Porque entonces no se hace justicia al trabajo del autor sea cual sea el resultado final (si sale, porque sale; si no sale, porque no sale).

No te conozco. He cruzado unas pocas líneas de e-mai contigo y he leído muchos de tus posts. Te tengo por una persona cabal. He leído los relatos que presentas al Monstruos y he disfrutado con muchos de ellos. Me ha tocado votarlos en ocasiones y siempre han salido muy bien parados (realmente muy por encima de la media). Por eso, también me duele esa (mi) suspicacia. Porque siempre he supuesto que no necesitas de ayudas “extras” cuando de juntar letras se trata y creo, quizás equivocadamente, que no evitar esas suspicacias te hace más mal que bien. Pero la apariencia también cuenta, lamentablemente.

La seriedad de un proyecto no sólo se debiera medir por el resultado final (indiscutible en este caso), sino también, creo yo, por el camino que lleva a ese fin. Y si bien es cierto que en las bases no se indica nada al respecto, no es menos cierto que los miembros de un jurado, en la mayor parte de los casos, tienen impedido participar en el concurso que juzgan. Precisamente para evitar estas cosas, entiendo yo, pero como no tengo experiencia en ello, puede ser que esté diciendo tonterías. También es cierto que al público en general estas cosas se la traen al pairo, porque no saben cómo se han seleccionado los relatos.

Si ahora me dices “no he sido jurado”, yo responderé “olé tus huevos, tío, eres un crack”. Pero si eres o has sido jurado, aunque sigas siendo un crack, entiende por favor que pueda surgir una sombra de duda. Que, insisto, creo es injusta. Ahí está el premio Nosferatu, otorgado por los lectores, para demostrarlo. Ahí sí que no tengo dudas al respecto.

¿No sería más apropiado reservar unas plazas en la antología para autores invitados? Lo pones así de claro en las bases y si a alguien no le gusta, que arree y se vaya con los bártulos a otra parte. Evidentemente alguno dirá que por qué un autor y no otro, pero como sería una arbitrariedad admitida públicamente, las críticas no podrían mancillar el honor de nadie.

Todos somos mayorcitos para apechugar con nuestras decisiones y opiniones o para que venga nadie a decirnos en nuestra casa lo que tenemos que hacer, aunque sea por nuestro bien. Tampoco es mi intención, por supuesto. Una de las frases que empleé en un post fueron: “Su casa, su balón, sus reglas”. Creo que está claro.

Mi admirado Juan Tamariz dijo una vez que no juega a las cartas con sus amigos. ¿Por qué? “Pues porque si gano me dicen: claro, como eres mago…. Y si pierdo dicen: pues vaya porquería de mago”. Creo que esto también está claro.

Ya perdonaréis el ladrillo, pero creía necesario explicarme bien. Espero haberlo conseguido.
 

La mentira puede recorrer el mundo antes de que la verdad tenga tiempo de ponerse las botas.

http://historiasdeiramar.blogspot.com/

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 165860

No sé si es a mí al que estabas esperando (si no, podemos asumir que mi inmenso ego me hace creer que soy el centro del Universo), pero sí es cierto que he sido especialmente crítico en este punto en los últimos días en otros foros y, por supuesto, no me importa admitirlo ya que todo está firmado con mi nick, que utilizo en todas partes.

Pues, a decir verdad, no. No esperaba a nadie en concreto. Quien me envió el email  hablándome de los rumores tuvo la delicadeza de no señalar a nadie en concreto, y tampoco puso enlaces. Por lo tanto, ni siquiera sé si se refería a ti.

Me pasa como a ti también, que no me gusta que se dude de mi valor. Por lo tanto, me pareció que solventar esto públicamente me permitiría matar dos pájaros de un tiro: dejar claro que no considero que tenga nada que ocultar y tener ya por escrito todo por si vuelve a surgir la cuestión.

Aún diré más: sólo he participado en un Calabazas (Poe), para el que no fui seleccionado. Merecidamente, he de decir, además sin ninguna duda y sin falsa modestia. Pero que compré (y pagué, claro) por la única razón de haber tratado de estar ahí, negro sobre blanco. No he vuelto a participar en ningún otro. No compito. Así que, espero, borremos de partida las variables “envidia”, “pataleta” o similares de la discusión.

Pues lamento sinceramente que no compitas. Me gusta como escribes y preferiría que lo intentaras de nuevo.

No te conozco. He cruzado unas pocas líneas de e-mai contigo y he leído muchos de tus posts. Te tengo por una persona cabal. He leído los relatos que presentas al Monstruos y he disfrutado con muchos de ellos. Me ha tocado votarlos en ocasiones y siempre han salido muy bien parados (realmente muy por encima de la media). Por eso, también me duele esa (mi) suspicacia. Porque siempre he supuesto que no necesitas de ayudas “extras” cuando de juntar letras se trata y creo, quizás equivocadamente, que no evitar esas suspicacias te hace más mal que bien. Pero la apariencia también cuenta, lamentablemente.

Si estuviera pensando todo el día en el qué dirán, ni me molestaría en lanzar proyectos como el Calabazas en el Trastero. Tampoco hubiera abierto esta web, ni este blog, ni existiría el Monstruos de la razón, ni me hubiera metido en Nocte, ni tendría una editorial. ¿Sabes por qué? Porque quien quiera valorar por deducciones mi trabajo, siempre encontrará elementos para desacreditarlo: colegueo, favores, contactos, amistades... Estoy seguro de que si un día gano el Minotauro alguno dirá que es porque trabajé para Grupo Planeta (aunque OcioJoven fuera una filial perdida y no me cruzara con ningún responsable del grupo hasta el día de mi despido improcedente).

Así que, como a ese tipo de deductor nunca lo tendré contento excepto si me estoy quieto (cosa que no pienso hacer), directamente lo saco de la ecuación. A mí me interesan los lectores que valoran mi trabajo por lo que leen. El resto, son relaciones sociales, y amigos ya tengo bastantes por otros lares.

Por lo tanto, efectivamente es muy probable que esto me haga más mal que bien, y seguro que las apariencias cuentan a la hora de aparentar, pero a mí lo que me interesa es hacer.

La seriedad de un proyecto no sólo se debiera medir por el resultado final (indiscutible en este caso), sino también, creo yo, por el camino que lleva a ese fin.

Hombre, claro, pero aquí no estamos ni engañando a los autores ni robando a viudas ni asesinando vírgenes. El camino pasa por las bases, que son públicas, y su cumplimiento. Creo que nuestro proceder ha sido irreprochable en este sentido. El problema es que a ti no te gustan las bases: querrías añadir una cláusula (para más INRI, por mi bien).

Y si bien es cierto que en las bases no se indica nada al respecto, no es menos cierto que los miembros de un jurado, en la mayor parte de los casos, tienen impedido participar en el concurso que juzgan.

En los concursos cuyas bases lo indican, única y exclusivamente. Y suelen ser concursos que se hacen para fomentar la imagen de algo y/o que reciben un premio en metálico otorgado por terceros que, obviamente, no se pueden quedar los organizadores.

Aquí el objetivo no es dar una imagen, sino crear buenas antologías. Y los organizadores no se quedan nada: ponen el tiempo y el dinero. No se pueden juzgar todas las convocatorias como si todos los premios fueran iguales.

Si ahora me dices “no he sido jurado”, yo responderé “olé tus huevos, tío, eres un crack”. Pero si eres o has sido jurado, aunque sigas siendo un crack, entiende por favor que pueda surgir una sombra de duda. Que, insisto, creo es injusta. Ahí está el premio Nosferatu, otorgado por los lectores, para demostrarlo. Ahí sí que no tengo dudas al respecto.

Yo no he valorado mis relatos en ninguna convocatoria (es de perogrullo; de hecho, de los cuatro que suelo mandar de media no ha salido ni la mitad de las veces mi preferido). Es más: a petición expresa de uno de los miembros del jurado, los miembros de la Biblioteca Fosca tenemos que presentar los relatos sin firmar. El resto de los autores puede elegir hacerlo o no.

Tú te leíste Poe. ¿Ha cambiado tu opinión sobre mi relato (no sobre mí) en función de mi respuesta? ¿Qué te pareció la traducción de "El corazón delator"? Es mía. ¿Es impropio que la incluyéramos en el libro? ¿Hubiéramos tenido que buscar alguna vieja sin derechos de autor? ¿Me hace más o menos crack esto? Te aseguro que ni siquiera me lo había planteado.

¿No sería más apropiado reservar unas plazas en la antología para autores invitados?

No. ¿En qué beneficiaría al proyecto meter relatos a dedo en la antología? No aumentaría la calidad, se fomentaría que los invitados se durmieran en los laureles, se reduciría el número de plazas disponibles a concurso... No veo qué tiene de bueno esta propuesta. Si alguien quiere entrar, que el jurado lo considere adecuado, sea quien sea.

Lo pones así de claro en las bases y si a alguien no le gusta, que arree y se vaya con los bártulos a otra parte. Evidentemente alguno dirá que por qué un autor y no otro, pero como sería una arbitrariedad admitida públicamente, las críticas no podrían mancillar el honor de nadie.

Las bases ahora están igual de claras. Pero, a mi parecer, permiten conseguir un libro mejor. Y también ahora, si a alguien no le gustan, se puede ir con los bártulos a otra parte.

En cuanto a las críticas, lo de menos es que mancillen, o pretendan mancillar, el honor de nadie. Las críticas pueden ayudar a mejorar un proyecto o no hacerlo. Lo que interesa es quedarse con las que permitan mejorarlo.

Todos somos mayorcitos para apechugar con nuestras decisiones y opiniones o para que venga nadie a decirnos en nuestra casa lo que tenemos que hacer, aunque sea por nuestro bien. Tampoco es mi intención, por supuesto. Una de las frases que empleé en un post fueron: “Su casa, su balón, sus reglas”. Creo que está claro.

Hay que diferenciar entre las sugerencias y las maledicencias. Las primeras son siempre bienvenidas. Las segundas son las que me cabrean. Creo que no se me puede reprochar que no esté abierto a discutir las cosas.

Y sí, al final la última palabra la tiene el que monta el proyecto. Pero no confundamos esto con que no escuchemos a nadie.

Mi admirado Juan Tamariz dijo una vez que no juega a las cartas con sus amigos. ¿Por qué? “Pues porque si gano me dicen: claro, como eres mago…. Y si pierdo dicen: pues vaya porquería de mago”. Creo que esto también está claro.

Cuando escriba igual de bien que Juan Tamariz hace sus trucos de cartas el símil tendrá algún sentido. Eso sí, Calabazas en el Trastero no es la velada de Villa Diodati: aquí no estamos compitiendo entre colegas a ver quien luce más, sino construyendo antologías para que los lectores disfruten de los mejores relatos que encontremos. Si convenzo a Somoza de que participe, cuenta con que no me parecerá mal que lo haga.

Ya perdonaréis el ladrillo, pero creía necesario explicarme bien. Espero haberlo conseguido.

Nada que perdonar y sí que agradecer.

De verdad que no sé si el correo que recibí se refería a ti. Tampoco es lo más importante.

Y sí, creo que te has explicado bien y que has dejado claro tu punto de vista. Pero no lo comparto. Espero que entiendas por qué (aunque tú tampoco compartas mi punto de vista).

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

www.abadiaespectral.com

Imagen de xulio_eston
xulio_eston
Desconectado
Poblador desde: 10/11/2009
Puntos: 3230

Bueno, yo tengo una teoría que es un poco navaja de Ockham:

Si la intención de Patapalo, o de quién sea, fuera la de publicarse a sí mismo, ¿no sería más sencillo sacar antologías propias, teniendo en cuenta que es editor y puede hacerlo, sin tener que pasar por ninguna fase de selección?

Es absurdo pensar que entre en las antologías de Calabazas en el Trastero por ser miembro de Biblioteca Fosca (por imposición, vaya), ya que de querer auto-editarse podría hacerlo sin más, y ahorrarse suspicacias (no lo hagas Patapalo, mándamelas a mí ). En resumen, si los miembros de Biblioteca Fosca o Saco de Huesos quisieran una antología sólo para ellos, podrían hacerla, y ahorrarse todo el trabajo que conlleva una convocatoria pública.

Yo no me planteo los sistemas de votaciones de ningún certamen, porque conozco de primera mano el trabajo que generan. A título personal, tomé la decisión de no participar en lo que yo mismo convoco desde el número 2 de Horror Hispano, al que envié un relato mío firmado con peudónimo, y el jurado lo votó sin saber que era yo (por cierto, no me voté a mí mismo, pero podría haberlo hecho, ya que las bases lo permitían). Pero es una decisión mía, y me parece bien que otros sí lo hagan.

Vaya, que siempre hay suspicacias en las convocatorias, en esta y en cualquier otra. No hay más que darse una vuelta por los foros de cualquier página que convoque, y ver que nada más emitir el fallo, empiezan las quejas y los reproches hacia el jurado.

Mi consejo: oídos sordos, y que participe el que quiera.

 

 OcioZero · Condiciones de uso