Debate sobre el capitalismo, entre Darwin y Calvino

17 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de Anónimo
Anónimo

http://blogs.publico.es/dominiopublico/1178/entre-darwin-y-calvino/
DEBATE SOBRE EL CAPITALISMO: ALFREDO TORO HARDY

capitalismo-salvajeok.jpg

El mundo vive su mayor crisis económica desde la Gran Depresión. En su génesis fue una crisis financiera, que tuvo como epicentro a Wall Street y como factor detonante a la explosión de la burbuja de las hipotecas basura en Estados Unidos. El efecto multiplicador de lo financiero se expandió por doquier, alimentado por pánicos y sustentado por vulnerabilidades, excesos y fraudes. Sin embargo, detrás de los factores puntuales existía un modelo económico que posibilitó lo anterior. Más allá de tratarse de una crisis del capitalismo, esta fue la resultante del tipo particular de capitalismo que se impuso globalmente tras la caída del Muro de Berlín.

La caída del Muro de Berlín representó el triunfo del capitalismo sobre el comunismo. Este capitalismo planteaba tantas variables como aspiraciones válidas a presentarse como la mejor expresión del mismo. Entre tales variables podían citarse a la anglosajona, a las múltiples vertientes de la Europa continental (renana, alpina, francesa, etc.) y a la asiática, que tanto éxito encontró en Japón y en el Sudeste de ese continente.
La diferencia fundamental entre la variable anglosajona y las demás citadas era clara. Mientras estas últimas enfatizaban el consenso, la estabilidad laboral y las redes de sustentación social, la primera resultaba mucho más agresiva en su naturaleza. Con una visión de corto plazo en materia de ganancias, menores garantías en el área la de seguridad laboral, una actitud mucho más flexible en cuanto a las condiciones de empleo y un culto por la desregulación, la versión anglosajona enfatizaba el lucro dentro del cabal respeto a las leyes del mercado.

Pronto se hizo evidente que la vertiente anglosajona no tenía rivales. El modelo asiático colapsó como opción válida, luego de la prolongada crisis sufrida por el Japón desde finales de los ochenta y del cataclismo que golpeó a las economías del Sudeste asiático en 1997. Al mismo tiempo, las economías continentales de Europa se evidenciaron incapaces para mantener el paso definido por la economía de mercado anglosajona.

Desde luego, cuando hablamos del modelo anglosajón nos referimos básicamente al norteamericano. Ello no significa minusvalorar la paternidad británica del modelo en tiempos de Adam Smith, ni el hecho de que sus primeros signos de resurrección se hubiesen producido en la Gran Bretaña de Thatcher. Tampoco implica menospreciar la predilección por la economía de mercado en otros países anglosajones como Australia o Nueva Zelanda. Sin embargo, lo fundamental del neoliberalismo que se difundió por el mundo a partir de la década de los ochenta estuvo sustentado en elementos idiosincrásicos y culturales propios de Estados Unidos. Fue el extraordinario dinamismo de esa economía el que permitió que su modelo fuese el encargado de llevar sobre sus hombros al proceso de globalización económica.

La esencia propiamente norteamericana del modelo tiene que ver con una particular amalgama entre darwinismo social y calvinismo. De acuerdo al primero, la sociedad humana, al igual que la naturaleza, responde a un proceso de selección dentro del cual sólo el más apto sobrevive. Las víctimas son la resultante natural de una dinámica competitiva, frente a la cual no debe producirse interferencia externa. De acuerdo al calvinismo, por su parte, la condena o la salvación eternas vienen predeterminadas antes del nacimiento de la persona. No obstante, el éxito o el fracaso en la vida serán indicativos de si la persona está destinada a salvarse o a condenarse. De aquí que la riqueza sea vista como la manifestación de un propósito divino y de que todo esfuerzo externo por apoyar a los menos favorecidos resulte una interferencia a ese propósito. No olvidemos que el darwinismo social se arraigó en Estados Unidos con una fuerza que no conoció en ninguna de sus contrapartes del mundo anglosajón, mientras que la cuna de la democracia norteamericana fue la Iglesia calvinista, como bien lo recordaba Bernard-Henry Levy en su obra American Vertigo. Fue en esa Iglesia donde sus primeros colonos definieron los trazos fundacionales de un modelo societario que aún pervive: el individualismo en tanto expresión de la “comunicación directa” con Dios, la libertad de conciencia como resultado de la práctica de leer las escrituras sin intermediación, etc.

Marianne Debouzy describe esta amalgama en los siguientes términos: “Las dos doctrinas, el puritanismo y el darwinismo, se unieron para brindar justificación a la riqueza, la cual pasa a presentarse como resultado simultáneo de la escogencia divina y de la selección natural” (Le Capitalisme ‘Sauvage’ aux Etats-Unis, Paris, Editions du Senil, 1972, p. 144). Lo característico del capitalismo en su versión norteamericana es, precisamente, el aceptar éxito y fracaso como expresiones de una lucha por la supervivencia que se inserta dentro de un propósito divino. No en balde el planteamiento de Joseph Stiglitz: “Bajo esta perspectiva, la redistribución del ingreso no sólo sustrae incentivos para el trabajo y el ahorro sino que resulta inmoral, pues priva a los individuos de la recompensa que merecen” (Making Globalization Work, London,Allen Lane, 2006, p. xvii).

Al actuar como correa de transmisión de la globalización económica, el modelo estadounidense se impuso por doquier. Ello dio lugar al proceso de transculturización más ambicioso y acabado que recuerde la historia. Culturas por entero ajenas a la angustia existencial por el lucro, al carácter depredador de la competencia o a la pasividad del Estado frente a libre juego de las fuerzas económicas se vieron subsumidas bajo esta visión del mundo. No en balde la facilidad con la que una crisis financiera de Wall Street se transformó en una crisis económica global.
Aún hoy, mientras Obama hace inmensos esfuerzos por sacar a la economía de su país del foso, los republicanos, portavoces del modelo fracasado, se oponen a la interferencia por parte del Estado.

Alfredo ToroHardy es Embajador de Venezuela en España

------------------------------------

 

No aporta gran cosa pero el debate acerca de la moral del capitalismo siempre me ha parecido interesante.

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 20166

Hablemos de ética capitalista entonces.

El texto es interesante pero mezcla la crisis con la falta de solidaridad y es un error comparable al de concebir la Historia en términos morales cómo hace la Biblia. No, ni la Historia ni el sistema económico recompensan según términos morales.  El modelo estadounidense es insolidario pero no está ahí la causa de la crisis.

Se nombra a Adam Smith pero el capitalismo actual le parecería sorprendente. Decía Smith que "ningún padre de familia prudente gastaría más de lo que ahorra" pero hoy en día la mayoría de los padres de familia gastan más de lo que ahorran gracias a algo llamado bancos.

Cuando te explican Historia del pensamiento económico se suele despreciar los recelos de los escolásticos respecto a las finanzas pero yo empiezo a temer que eran más sensatos de lo que nos parecen. Porque un banco no es un suministrador de recursos, como la mayoría de la gente cree, sino un falsificador de dinero. Permitimos que los bancos creen dinero y seguimos la Bolsa como si fuera una brújula para saber lo que está bien y lo que está mal.

Se suele hablar del capitalismo de Manchester (primera ciudad industrial) para definir este capitalismo de Darwin y Calvino que dices pero yo empiezo a pensar si no habrá que hablar del capitalismo de Las Vegas.

Imagen de Anónimo
natxo (no verificado)

El texto es interesante pero mezcla la crisis con la falta de solidaridad y es un error comparable al de concebir la Historia en términos morales cómo hace la Biblia. No, ni la Historia ni el sistema económico recompensan según términos morales.  El modelo estadounidense es insolidario pero no está ahí la causa de la crisis.

Se nombra a Adam Smith pero el capitalismo actual le parecería sorprendente. Decía Smith que "ningún padre de familia prudente gastaría más de lo que ahorra" pero hoy en día la mayoría de los padres de familia gastan más de lo que ahorran gracias a algo llamado bancos.

Cuando te explican Historia del pensamiento económico se suele despreciar los recelos de los escolásticos respecto a las finanzas pero yo empiezo a temer que eran más sensatos de lo que nos parecen. Porque un banco no es un suministrador de recursos, como la mayoría de la gente cree, sino un falsificador de dinero. Permitimos que los bancos creen dinero y seguimos la Bolsa como si fuera una brújula para saber lo que está bien y lo que está mal.

Se suele hablar del capitalismo de Manchester (primera ciudad industrial) para definir este capitalismo de Darwin y Calvino que dices pero yo empiezo a pensar si no habrá que hablar del capitalismo de Las Vegas.

Hombre, en la insolidaridad (mediante sistemas sociales lo más reducidos posibles, la exaltación de individuo enriquecido en el negocio, etc) y en la búsqueda del lucro desorbitado están los elementos de la crisis financiera, Hedge Funds, hipotecas basura y en general todo el sistema. Todo sería definir insolidario. Para mi el mejor ejemplo de solidaridad es emplear los recursos del Estado en sanidad gratuita y universal de calidad.

No es una solidaridad moral... y lo es. No es que recompense al estilo divino, no es que nos castiguen esta falta de solidaridad y que tengamos que recurrir a la solidaridad. Si queremos quitarle todo elemento moralista, como hizo Marx, tb podemos hacer un análisis de la pura lucha de clases, y cambiar el término insolidario por plusvalía, Estado por administrador de la oligarquía burguesa, etc.

Pero creo que al final vamos a lo mismo. En definitiva, la política y sus posicionamientos no son más que grandes reguladores morales de la sociedad al estilo de la religión pero sujetos a crítica y revisión constante y vertiginosa a nivel de tiempo histórico.

Imagen de Ricky
Ricky
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 10773

No: El problema de la actual crisis viene de la asimetría de información.

Y realmente, cualquier crisis en una economía de mercado vendrá de un fallo de mercado, y la falta de solidaridad no lo es.

Y permíteme preguntarte qué entiendes por plusvalía, para identificarla directamente con la insolidaridad.

Imagen de Anónimo
natxo (no verificado)

 

No: El problema de la actual crisis viene de la asimetría de información.

Y realmente, cualquier crisis en una economía de mercado vendrá de un fallo de mercado, y la falta de solidaridad no lo es.

Y permíteme preguntarte qué entiendes por plusvalía, para identificarla directamente con la insolidaridad.

 

Creo que hay que salir de los esquemas mentales de economistas de carrera si me permitís la expresión . Todo el sistema al final se basa en significados y rituales, en confianza en algo que no existe como es el dinero, en prioridades que no lo son (como dice en el articulo, sociedades ajenas al lucro han adoptado el Dios consumo). En definitiva, un aborígen hace cosas irracionales para el observador de cultura ajena... como nosotros seguramente. Miradlo antropológicamente.

A donde voy. Fuera de la asimetria de información, del casino del banco actual, de sistemas financieros más o menos regulados según modelos económicos, que es donde está el debate comun en el establishment, lo que sobrevuela a todo ello, el sustento, incluso más allá de lo productivo, material, de la fábrica, de las materias primas sobre las que se especula con lo financiero (punto de vista más marxista), más allá de eso, está el sistema mental que lo justifica. Que a mi parecer vive en una constante relación con las condiciones materiales objetivas, uno influye en lo otro y viceversa.

Eso se traduce en legitimación o cuanto menos respeto al statu quo o bien en justificaciones ideológicas sobre las que se asienta el aparato de coerción y de represión de la desviación de todo sistema. Que un mercado no esté regulado al final no depende de malos gestores económicos o de manzanas podridas. En esencia, y ésta creo que es la opinión del autor y que creo que comparto, la existencia misma del mercado y su desviación hacia el crecimiento sin medidas, sin regulaciones, la producción que se justifica gracias al mismo aumento de la producción, nace de una gran cadena de simbolismos, de repartos de poder, de prestigios, etc, en la que hemos sido educados, que nos ha sido dada y en la que no hemos participado. Y si al yanki medio le parece cojonudo que no le hagan pagar impuestos aunque no tenga seguro sanitario y sea white trash, es por eso.

Esa sociedad hasta cierto punto se ha mostrado imparable para otros modelos capitalistas menos agresivos, pero ahora en la desregularización y la libertad de especulación está encontrando con problemas. Y en el fondo parte de una justificació ideológica que está en el votante medio que justifica todo o que va todos los días a trabajar confiando en que a fin de mes recibirá unos numeros en un ordenador como sustento.

 

Por plusvalía, no sé gran cosa de economía, entiendo lo que entiende la teoría marxista.

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 20166

No: El problema de la actual crisis viene de la asimetría de información.

Y realmente, cualquier crisis en una economía de mercado vendrá de un fallo de mercado, y la falta de solidaridad no lo es.

Pero detrás de los fallos de mercado están las instituciones y detrás de las instituciones está el comportamiento de la gente y con éste el factor moral.

Esa asimetría de información de que hablas existe porque es aceptada socialmente. Ahí tienes la Bolsa, donde tantos pequeños inversores invierten sus ahorros sabiendo que la información no es simétrica. La propia Bolsa es un juego de estrategia pero se acepta así como se acepta que los bancos fabriquen dinero. El propio Adam Smith no lo hubiera aceptado, así que un cambio de ética sí que ha habido pero no porque seamos más insolidarios sino porque preferimos lo virtual a lo real.

Detrás de esta crisis está la fascinación por el juego y por lo fácil. Aristóteles, Mahoma, los escolásticos, Marx, Keynes... son muchos los que nos advirtieron del peligro de abandonar ciertos valores y les hemos vuelto la espalda.

Imagen de Anónimo
natxo (no verificado)

Ahí está lo que quería decir, las primeras líneas de Solharis.

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 20166

Creo que hay que salir de los esquemas mentales de economistas de carrera si me permitís la expresión . Todo el sistema al final se basa en significados y rituales, en confianza en algo que no existe como es el dinero, en prioridades que no lo son (como dice en el articulo, sociedades ajenas al lucro han adoptado el Dios consumo). En definitiva, un aborígen hace cosas irracionales para el observador de cultura ajena... como nosotros seguramente. Miradlo antropológicamente.

Sí, ahí está la clave, en el dinero. No me refiero a los intercambios que se realizan con él sino al propio dinero en sí como medio de pago.

Nuestra economía se ha vuelto demasiado virtual y es interesante lo que dices porque no hace mucho leí un libro de Economía de un catedrático de El Cairo y me sorprendió muy gratamente el análisis que hacía de muchas cuestiones. Comparaba el pensamiento de musulmanes y cristianos sobre el dinero y era realmente interesnte.

En lo que no estoy de acuerdo contigo en que la clave esté en la insolidaridad. Posiblemente la gran mayoría de los que se han enriqueciendo en esta crisis no destinen sus beneficios a obras sociales pero la crisis se hubiera producido aunque gente como Madoff donara sus estafas al ACNUR. La falta de un sistema sanitario universal puede ser un grave problema para millones de americanos pero tiene poco que ver con esta crisis. La insolidaridad crea otro tipo de problemas más estructurales.

El problema está en la fascinación por el riesgo y por lo virtual. Manejamos dinero virtual, compramos dinero futuro (virtual), hacemos planes según precios virtuales... No es que seamos insolidarios, es que somos amantes del riesgo y eso hay que pagarlo.

Imagen de Ricky
Ricky
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 10773

Insisto en que los valores no han cambiado tanto: Desde los mercados más primitivos el que vende algo ha tratado de maquillar los defectos de cara a un posible comprador.

Los romanos ya podían hacer anulable una compra por un defecto oculto de un animal o esclavo, por lo que en este sentido, nada nuevo bajo el sol.

¿Qué es lo que ha cambiado? Que ahora el entramado financiero es tan complejo que muy pocos saben qué se compra y qué se vende. Y no me refiero a la Bolsa, donde a fin de cuentas ya se sabe a lo que se va, me refiero a los nuevos mercados de activos, supuestamente seguros, donde solo unos pocos son realmente capaces de saber cuál es el verdadero riesgo que se está asumiendo.

Y esos pocos han conseguido montar el sistema de forma que ganan dinero apostando el dinero de los demás: Toman parte de las ganancias pero el dinero que se puede perder no es suyo.

Imagen de Anónimo
natxo (no verificado)

Pretender que nada nuevo hay bajo es sol es pretender la universalidad y atemporalidad del funcionamiento del capitalismo. Y eso disculpa pero me parece absurdo. Conozco las teorías que así lo afirman, estableciendo capitalismos desde los romanos a hoy con sus variantes, pero no estoy de acuerdo para nada en que un sistema escalvista preindustrial pueda ser comparado al actual. No son solo cambios historicos insalvables en cualquier materia, es que ya como decia Hegel (mas o menos), cambios en la cantidad son cambios en la cualidad.

Solharis, tal vez Madoff si donara a Intermon se convierta en caritativo, pero eso no es lo que entiendo por un sistema solidario. Madoff estaba justificado por la exaltación del éxito y de la opulencia más absoluta, del dinero fácil, del casino... que todo nos lleva a un sistema de valores que lo permite en lugar de regular más la economía privada para asegurar un bienestar a mayores capas de la sociedad, lo cual se traduce en una política estatal socialdemócrata o en lo contrario.

Imagen de Ricky
Ricky
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 10773

Me has entendido mal: No he dicho que no haya ninguna novedad, he dicho que hay cosas que no cambian, y la posible falta de ética al gestionar la asimetría de información es una de ellas. Ni siquiera digo que siempre que se de el caso, la parte con ventaja la aprovechará, digo que si hay un sistema que genera ese tipo de situaciones, inexorablemente acabarán apareciendo individuos que se aprovechen.

Pero, hombre, acusarme a mi de pretender la universalidad cuando me he hartado de decir que según la clase política que se tenga, tienen razón los liberales o los intervencionistas, tiene tela (y aún hoy cuando sale el tema del comunismo suelo insistir sobre el tema de que hay que tener en cuenta el contexto político)... Parece que no hayamos discutido nunca.

 

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 20166

A mí me gustaría proponer un ejemplo muy conocido del cambio de mentalidad que ha propiciado esta crisis. Me refiero al endeudamiento de las familias.

¿Os acordáis del dinero rápido que no hace mucho anunciaban tanto? Pequeños créditos para las vacaciones, el ordenador, electrodomésticos... Vamos, para financiar consumos que no tienen nada de esenciales. Me parece tan significativo que una familia se endeude con naturalidad para comprarse un ordenador como el que la sociedad acepte lo que es una lamentable usura y que no tiene justificación.

Si detrás de eso no hay un cambio de valores vosotros diréis... Pero no un cambio de valores hacia la ética protestante del ahorro y del trabajo sino hacia la ética del consumo y de la apariencia. No estamos entre Darwin y Calvino sino más bien entre Donald Trump y Paris Hilton.

Imagen de Giliath Luin
Giliath Luin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 7946

Y realmente, cualquier crisis en una economía de mercado vendrá de un fallo de mercado, y la falta de solidaridad no lo es.

...permíteme discrepar, pero el desenlace con el asunto de los hedge founds y todos los productos sustentados por los derivados financieros no fue resultado de una falla de mercado sino del funcionamiento exacto y lineal para el qe estabas diseñados tales productos. El mismo Greenspan reconoció qe los efectos de la crisis se deberían, en mayor medida, al egoismo comercial antes qe al mal funcionamiento de los productos financieros volátiles, ya qe estos llevaron el capital a donde se sabía qe sería llevado desde un principio: a márgenes de ganancia muy altos con bajísimas probabilidades de sustentabilidad de precios.

...ahora, qe si qieres considerar la mala voluntad de los industriales como un factor interno en la economía de mercados, pues ale.

Imagen de Giliath Luin
Giliath Luin
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 7946

A mí me gustaría proponer un ejemplo muy conocido del cambio de mentalidad que ha propiciado esta crisis. Me refiero al endeudamiento de las familias.

¿Os acordáis del dinero rápido que no hace mucho anunciaban tanto? Pequeños créditos para las vacaciones, el ordenador, electrodomésticos... Vamos, para financiar consumos que no tienen nada de esenciales. Me parece tan significativo que una familia se endeude con naturalidad para comprarse un ordenador como el que la sociedad acepte lo que es una lamentable usura y que no tiene justificación.

Si detrás de eso no hay un cambio de valores vosotros diréis... Pero no un cambio de valores hacia la ética protestante del ahorro y del trabajo sino hacia la ética del consumo y de la apariencia. No estamos entre Darwin y Calvino sino más bien entre Donald Trump y Paris Hilton.

...yo no me atrevería a explicar esta situación con un estado de vanidad y narcisismo, sino con un principio de la comodidad, en la afamada propaganda norteamericana de "¡Viva como Rey!" y todo un ciclo vicioso qe nace a raíz de eso. He conocido personas qe acuden a tiendas comerciales donde pagas a 12 meses sin intereses solo por aprovechar ofertas qe "tal vez" nunca se presenten de nuevo. Deja de lado lo de qe no utilicen dicho artículo, pero ten siempre en cuenta el porcentaje de morosidad qe contribuirán a aumentar. Tal vez lo qe dice Doctor Muerte sea cierto: el industrial no ha cambiado mucho. Sigue siendo el mismo manipulador y especulador de siempre, desde los capitalistas romanos. Pero el mercado consumidor por supuesto qe ha cambiado sus valores, a otros qe les incuban un punto ciego en qe no pueden distinguir a los intermediarios qe se enriqecen a consta de su confort. Las condiciones de vida son, esencialmente, las mismas de hace 30 años. Tenemos más artículos, sí, pero nuestro ritmo de vida es el mismo y las cosas siguen subiendo de precio. Y eso nos parece normal porqe ha pasado todo el tiempo, pero el punto ciego en nuestro sistema permite omitir la existencia de esos intermediarios qe engrozan capitales únicamente por el hecho de existir.

...por eso cambiaría la existencia de los valores qe propones de Vanidad e Irresponsabilidad, por los de Ignorancia y Confort. Por ejemplo, el qe la mayoría de trámites financieros se hagan ahora sin tener qe salir de tu casa, y al final lo veas como qe los bancos te hacen un favor. A mi suegro, hace poco le llegó un e-mail, de uno de los bancos que utiliza, en el qe se le advertía qe ahora sus estados de cuenta le llegarían por medio electrónico. Esto con el fin de reducir el consumo de papel (medida ecologista) y qe fuese más barato para el cliente. Ahora, en vez de pagar los $60 al mes, solo se le cobrarían $15. Mi suegro pudo verlo, pero la mayoría de los clientes de este banco no se darán cuenta de qe, esta medida es para reducir el propio gasto de la institución y bombardear de propaganda al cliente para endeudarlo. En papel, muy seguramente el cliente no leerá la publicidad. Pero en medios electrónicos, con banners y spamers adecuados, el cliente tendrá qe ver la publicidad si qiere proseguir. Y la mayoría del público consumidor lo verá como una muy buena medida.

Imagen de Ricky
Ricky
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 10773

...permíteme discrepar, pero el desenlace con el asunto de los hedge founds y todos los productos sustentados por los derivados financieros no fue resultado de una falla de mercado sino del funcionamiento exacto y lineal para el qe estabas diseñados tales productos. El mismo Greenspan reconoció qe los efectos de la crisis se deberían, en mayor medida, al egoismo comercial antes qe al mal funcionamiento de los productos financieros volátiles, ya qe estos llevaron el capital a donde se sabía qe sería llevado desde un principio: a márgenes de ganancia muy altos con bajísimas probabilidades de sustentabilidad de precios.

...ahora, qe si qieres considerar la mala voluntad de los industriales como un factor interno en la economía de mercados, pues ale.



El problema es que una parte del mercado sabía el riesgo que se corría y la otra no. T esto tiene el nombre de información incompleta y asimétrica.

 

Imagen de Anónimo
natxo (no verificado)

http://www.youtube.com/watch?v=1riXd7BOyW4

Buen fragmento de una peli.

 

Creo que hay que releer el texto para ver bien qué dice exactamente. Lo que ricky señala como causa no lo desmiente este embajador. Lo dice al principio. Lo que dice es que hay un sistema detrás que lo ha propiciado. Y el autor señala a la desregularización, no a un fallo puntual de falta de información, como causa última para esta movida.

Algunos gurús han caído del guindo, lo cierto es que las voces que se oyen por ahí le dan la razón.

Imagen de Ricky
Ricky
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 10773

Si yo tampoco digo que sea "puntual". Y coincido con el autor en que gran parte del problema viene de la falta de regulación.

Realmente, la primera parte del artículo no está mal. Ahora bien, el resto es demasiado sesgado.

 OcioZero · Condiciones de uso