Partida de Espejo Victoriano: Navegando sobre el abismo

455 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

En aquella sala de recreo-comedor Lockeville se sento con los otros a jugar a las cartas, él observo a los que le acompañaban en este entretenimiento tan sano, observo sobre todo a un americano que le llamo mucho la atención, texano decían que era, habia oido antaño cuando joven de su padre que su abuelo lucho contra los americanos en saratoga, pero eso era antes y ahora es ahora y no habia problemas en jugar y charlar con alguien tan parecido a él, se disponía a jugar la siguiente mano, sonreía hacia dentro de saber que pronto el dinero sobre la mesa estaría en sus bollsillos

De repente una voz le devuelve de sus pensamientos de victoria se gira y ve al capitan del navío que le pide ayuda,su resoplido significa derrotam, se levanta y dice:
-Caballeros yo, como ven, necesitan mi ayuda, se ve que aunque no este de servicio siempre es bueno tener de soporte a un oficial ingles, caballeros ya volveremos a jugar

-Capitan Collins me tiene a su servicio-Decia tras dar la vuelta a la mesa de juego

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Los dos hombres de mar se retiraron, tras un breve saludo, a la cabina de mando. Al fondo, el mar permanecía en una calma tensa, amenazando lanzarse sobre el navío como un gato rabioso. Enormes relámpagos atravesaban el cielo como dedos de muerto, y la atmósfera estaba pegajosa.

El timonel permanecía con la vista fija en el horizonte, mascullando maldiciones que quedaban ahogadas por el firme traqueteo de las paletas. El capitán Collins había ordenado que se dirigieran a toda máquina hacia el norte en un intento por escapar de la tormenta...

En ese momento, una explosión contenida y una fuerte sacudida anunciaron que los motores se había detenido, o averiado. El bergantín se escoró, desestabilizado, a la deriva.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

El barcó se sacudió como si lo hubiera sacudido una estampida de búfalos, haciendo que las cartas de Newcastle cayeran revelando el farol con el que estaba a punto de engañar al tal Huxley. Instintivamente el viejo reverendo se puso en pie desenfundando sus dos Colt Navy y apuntando a todas partes. Guardó las armas en cuanto se dio cuenta de que el problema no estaba allí dentro, si no fuera. Miró por un ojo de buey y vio el mar encrespado que los zarandeaba. Eso no podía ser bueno. Él era de Texas, por el amor de Dios, podía con todo el desierto que le echaran a la cara, pero el mar lo ponía realmente nervioso.

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

En el umbral de la puerta, el pinche de cocina chino, Yeng, permanecía paralizado ante la visión de aquel hombre de negro empuñando dos pistolas. Finalmente, cuando vio que su gesto se relajaba dijo algo incomprensible en su idioma natal. Al darse cuenta de que no le entendía ninguno de los presentes, empezó a mezclar términos en inglés, indi y dios sabe qué mientras hacía grandes aspavientos hacia el pasillo.

Afuera, un nuevo relámpago puso un ominoso marco a las palabras del escritor cuando dijo:

-Balbucea algo sobre una... presencia en el entrepuente.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

Al ver aquella tormenta con el mar enfurecido a Lockeville le preocupaba aquella tormenta y tan violenta tormenta con una gran voz de oficial:
-¡Timonel!Mantenga recta la nave no podemos zozobrar

De repente se preocupa aun mas, ¡Por Dios! Los motores se han estropeado, timonel trate de mantener el timon cogido y la nave recta no quiero nadar con los peces y esta maravilla tiene que mantenerse en pie

Asomandose por la ventanas del puente de mando y ve algo en la cubierte que le pone inquieto-¿Una Sombra?¿Será un hombre?-Sacando la pistola reglamentaria del ejercito le dice al capitan: Creo que hay alguien ahí ahora vuelvo voy a la cubierta, bajo mi responsabilidad  

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

Asomandose por la ventanas del puente de mando y ve algo en la cubierte que le pone inquieto-¿Una Sombra?¿Será un hombre?-Sacando la pistola reglamentaria del ejercito le dice al capitan: Creo que hay alguien ahí ahora vuelvo voy a la cubierta, bajo mi responsabilidad 
 

Esto ultimo omitidlo Se me fue un poquillo la pinza

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Nada, nada, si Lockeville ha creído ver una sombra, ha creído ver una sombra

 

Alerta, el oficial fue bajando los peldaños cautelosamente, sostiendo su revólver y aguantando los primeros chispazos de lluvia que alcanzaban la nave. Un nuevo trueno retumbó, esta vez más cerca, anunciando que pronto les alcanzaría la tormenta.

Entonces, a la luz del relámpago lo vio: uno de los maquinistas negros se encontraba hecho un ovillo, oculto entre los cables enrollados del ancla de babor. Su rostro macilento tenía una palidez impropia que sugería muerte.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Samurai Benji
Samurai Benji
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 942

Entre el vaivén del barco se escuchaba como la espuma de las olas escupía contra la cubierta del bergantín. De pronto, el insidioso ruido del motor se paró en seco. Dejando un incómodo silencio en su lugar.

A merced del oleaje el barco se movió bruscamente. Esto y la ausencia del ruido característico del bergantín sobresaltó al reverendo, que se levantó de la mesa, destapando sus cartas... El señor Huxley, demasiado cansado como para levantarse con esa energía, simplemente se mantuvo firmemente sentado en su silla, intentando que esta no se cayese por los inestables movimientos del barco. Cuando se apercibió de las cartas del desafortunado reverendo. Apenas arqueó una de sus cejas (0-ô). -Ciertamente no tenía buenas cartas...-pensó.

Cuando el reverendo guardó sus Colt (A las que apenas había prestado atención...le interesaba más el oleaje que se entreveía por uno de los ojos de buey) uno de los cocineros del bergantín, comenzó a expresar aceleradamente su destontento sobre la situación, dejando entrever palabras como barco, espiritu o mal. Viendo que no se hacía entender  entre los jugadores de cartas, balbuceó mientras se marchaba algo similar con palabras del hindi, el inglés y quizás algo de cantonés...

Mientras la cegadora luz de uno de los relámpagos iluminaba la sala, apenas acerté a decir:

-Balbucea algo sobre una... presencia en el entrepuente.

Volviendo la sala a su tenue luz anaranjada, la que nos brindaban las llamas de las velas. Y escuchándose de fondo el tronar del relámpago que le precedió. Añadí, aun sentado en la silla y frente a la mesa, con voz pausada y calmada:

-Espíritus del mar, malvados espíritus marinos...sí. Absurdas supersticiones de navegantes...

Y con algo más de énfasis, pero de forma igualmente pausada:

-Lo que sí me preocupa en este momento, es que el usual molesto repitequeo del motor haya cesado tan ...¿inesperadamente?.

- Los libros antiguos son los libros de la juventud del mundo, y los nuevos son el fruto de su tiempo. -

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

Lockeville, pistola en mano, se acerca cauteloso hacia el negro que ha visto en la cubierta, el mar nervioso mece como si de una cuna se tratase a aquel Bergantín

-¡Maldición!-Decía mientras buscaba una manera de acercarse-¿Estara vivo?

Con el impetu de un oficial ingles se acerca valiente para ver si aquel hombre si vive le pueda indicar que habia pasado en las maquinas para pararse de repente

Nota: Si esta muerto lo registro y si esta vivo pero inconsciente lo muevo con mi fuerza hacia un lugar seguro

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

La partida ya estaba perdida, así que Newcastle recogió su dinero y se levantó al tiempo que el chino comenzaba a hablar. Por supuesto, no entendió nada, pero Lockeville dijo algo sobre una presencia en el entrepuente.

Seguramente no serían más que supersticiones de marineros, pero en un sitio cerrado como un barco y en mitad de territorio hostil, había aprendido a no dejar nada al azar.

Desenfundó uno de sus revólveres y, manteniéndolo a la altura de su cintura, avanzó con cautela hacia el entrpuente.

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Lockeville llegó hasta el desdichado maquinista, quien sollozaba en silencio mecido por la mano del océano. Espantado, se lo cargó sobre los hombros y empezó a arrastrarlo hacia la cabina; había algo tremendamente inquietante en ver a un hombre de aquella envergadura, un fornido joven acostumbrado a la dureza de su trabajo, tiritando como un niño de pecho y sollozando incoherencias.

Entonces, un golpe de mar barrió la cubierta con agua salada (hazme un chequeo, por favor, de Agilidad + Náutica: son dos dados de 10) cubriéndoles por completo y amenazando con arrastrarles hasta la bodega.

La tormenta les había alcanzado.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Algo parecido al alivio se dibujó en el rostro del pinche. Haciendo nerviosas reverencias, conminó al reverendo a seguirle hacia la cocina.

Bajaron las angostas escalas hasta el corredor que comunicaba con aquella estancia del barco y, allí, el hombre hizo un gesto que invitaba a seguir quedándose él mismo a un lado, anclado por algún miedo ancestral.

Newcastle resopló.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

Parecía que el pinche no iba a ir más allá.... los marineros y sus estúpidas supersticiones, pensó Newcastle....

Aún así, como la prudencia nunca es poca, amartilló su Colt Navy especial, una pieza única que el mismísimo Samuel Colt había, podríamos decir, donado a la parroquia.....

Sin mediar palabra, entró en la estancia, preparado para disparar, si tenía que hacerlo...

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

Bueno ahi va: La 1º tirada un 5 y la 2º tirada un 7

Mientras se lo llevaba antes de aquel golpe de mar Lockeville le decía

-Vamos muchacho que un viejo como yo te tenga que llevar, un año en una fragata de guerra inglesa me gustaria verte muchacho

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

El "reverendo" Newcastle había visto cosas extrañas a lo largo de su vida: hombres que vuelven a la vida en Nueva Orleans, chamanes indios comunicándose con sus ancestros... nunca nada tan siniestro como lo que se desarrollaba en la cocina del Black Mary.

Siete cuchillos de trinchar flotaban en el aire bailando en un círculo perfecto, unidos por lenguas de humo a un eje central: la cocinilla de carbón que dominaba el centro de la estancia. De algún modo, asemejaban culebras, o tentáculos. El resto de los orientales que componían el servicio permanecía arrodillados, contemplando con ojos desorbitados la macabra e imposible danza de los aceros.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Lockeville aguantó con estoicismo la sacudida del agua, afianzando con fuerza los pies en la cubierta como sólo un lobo de mar era capaz de hacer. Durante un tenso instante, tuvo la certeza de que lo conseguiría... pero entonces el marinero se resbaló de sus brazos y fue engullido por la bodega, que alguien había dejado abierta. Aquel oscuro sumidero hambriento aprovechó entonces su desequilibrio y, sin poderlo evitar, el británico se deslizó por el entarimado hacia el pozo.

En el último momento, no obstante, consiguió afianzarse a un saliente del barco. Ahora pendía, a salvo, sobre la primera bodega. Podría descolgarse, sin problemas, a su interior para luego subir una escala (y comprobar que el hombre estaba bien) o subir a pulso de nuevo hasta la cubierta.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

No había muchas cosas que dejaran sin respiración a Newcastle, pero esta se acercaba...

Los cuchillos se movían como con vida propia, y los chinos se parecían demasiado a esos zombis vudú que había visto en Nueva Orleans... sin duda, obra del Diablo....

El reverendo no tenía muy claro qué hacer, ni si debía hacer nada, aunque estaba bastante claro que aquello tenía que tener algo que ver con la situación del barco. Pensó en disparar a los cuchillos, proablemente podría acertar a dos o tres, incluso en movimiento, pero si el resto se lanzaban contra él, estaría jodido. Lo más obvio era disparar a los cultistas, pero no parecían estar entonando ningún cántico, sólo mirando, así que no sabía si serviría de algo...

Lo mejor, ahora mismo era buscar un lugar donde esconderse sin que lo vieran, donde los tuviera a tiro y pudiera cubrirse si los cuchillos decidían volar en su dirección. Una vez ahí, pensaría qué hacer...

 

OFF: Dime qué tiro de percepción, sigilo o lo que sea. Quiero encontrar un buen sitio, ver si los chinos parece que estén invocando a la cosa o si sólo son prisioneros o están en trance y, de paso, si hay alguien más en la cocina aparte de ellos y Newcastle...

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

-Maldita sea, mil demonios-Decia Lockeville agarrado alli, noto como la fuerza se le resistia que acabo por ceder y cayo, para su sorpresa de pie sobre la bodega, inmediatamente miro buscando aquella oscuridad buscando a aquel marino para ver si le podia decir algo.

Saco su pistola y miraba a todo lados sin saber que hacer, debia pensar rapido y sus años como marino le ayudaron, buscaba tanto al marino como a una escala, que seguro estaria por alli

 

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

OFF: Dime qué tiro de percepción, sigilo o lo que sea. Quiero encontrar un buen sitio, ver si los chinos parece que estén invocando a la cosa o si sólo son prisioneros o están en trance y, de paso, si hay alguien más en la cocina aparte de ellos y Newcastle...

Prueba con una de Instinto + Ocultismo, para ver cómo te manejas con la situación. Después de todo, es algo nunca visto y que tiene que ver, aparentemente, con la magia negra.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Lockeville localizó rápidamente la silueta desmadejada del maquinista tumbada en mitad de las sombras. Los relámpagos silueteaban su cuerpo en las sombras. También vio un par de salidas dispares: un cabo colgaba por el respiradero de la bodega, pero por él podría trepar él solo, y una escala permitía subir hacia la cabina. Más allá, densas sombras a las que la tormenta arrancaba brillos siniestros, brillos depredadores, brillos de un centenar de ratas negras que permanecían observándole fijamente, alertas, tensas como el arco que va a disparar la flecha.

Algo raro pasaba con esas malditas, que en lugar de esconderse, parecían hacerle frente.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

Señor master, me temo que de ocultismo nadená, si acaso puedo tirar por teología o supervivencia (si es que tiene algo que ver) si no sólo con instinto.........

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

Dios santo, estoi acostumbrado a las ratas pero ¿esto?-Decía Lockeville recordando como en las bodegas suelen abundar las ratas pero al ver humanos inmediatamente se escondían, vio al marinero
-Vamos muchacho levantate y sube por el cabo ahora mismo estas ratas no creo que se oculten

Off: Si las ratas deciden abalanzarse hacia mi subo por el cabo inmediatamente(Instinto de Supervivencia )

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Lockeville llamó varias veces al marinero, pero éste no contestaba. Su cuerpo se estremecía en breves y convulsos sollozos, pero sin abandonar su posición. Las ratas, en torno, iban acercándose poco a poco, cada vez más osadas. Un relámpago iluminó sus dientes ponzoñosos cuando la primera de ellas se subió a la figura caída.

 

ps.- Viejo, si no tienes una de las habilidades, se considera cero. La teología no te salvará de ésta

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11772

¡Maldito!

Pues he sacado un 9 en instinto, por ocultismo no sé si he de tirar, pero por si acaso, un 3.......

PD: ¿Cuándo tendremos tiradas de dados molonas en el foro?

Ya está a la venta La Taberna de Bloody Mary en la colección A Sangre de Saco de Huesos.

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

-¡Maldicion!-Decía mientras agarraba el cabo para subir-¡Son demasiadas para mi solo!

Sube rapidamente y va al puente de manda a informar de lo que ha visto

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Lockeville empieza a trepar por la cuerda cada vez más inquieto, sintiendo en su nuca el aliento de los roedores. Sólo una vez arriba, en la cubierta, se da cuenta de que el cerco no se ha estrechado: las ratas permanecen quietas, y poco a poco se pierden en las sombras dejando el cuerpo caído del marinero. En el firmamento, un nuevo rayo restalla como un látigo de luz.

PD: ¿Cuándo tendremos tiradas de dados molonas en el foro?

Mi hermano dice que no debería ser complicado de montar y tengo ya las imágenes de los dados que hice para OJ, así que a ver...

 

El reverendo se arrastró hasta un rincón de la cocina y, agazapado como cuando cazaba de niño serpientes de cascabel, aguardó pacientemente. Los chinos permanecían inmóviles, con la vista fija en la danza antinatural de los cuchillos, contemplando los tentáculos de verde vapor. El espectáculo continuó durante lo que le pareció una eternidad hasta que un relámpago particularmente violento cayó cerca de la embarcación, liberando un fuego de San Telmo que iluminó en tono espectrales toda la cubierta, e incluso el interior de la cabina. En ese instante, los cuchillos empezaron a acelerar, volando cada vez más rápido, ante la mirada inerte de los cocineros.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Samurai Benji
Samurai Benji
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 942

ViejoBastardo dijo:

Lockeville dijo algo sobre una presencia en el entrepuente.

(En realidad lo dijo Huxley, Lockeville se había ido ya con el capitán a la sala de mando)

 

Cuando el reverendo marchó siguiendo al pinche hacia la cocina. Huxley, simplemente contempló como sus pasos se alejaban haciendo crujir rítmicamente la madera. Rítmicamente...del mismo modo que aquellos maquinistas negros parecían entonar sus cantos.

Levantándose de su asiento. Henry intentó afinar su oido para deleitarse en esos cánticos mientras se afanaba en ver las estrellas a través de aquel ojo de buey y aquellas aparatosas nubes negras. Pero en aquellos cantos no había nada de placer para el ánimo. Más bien había algo inquietante en sus palabras, incomprensibles para él, que le desanimaba.

Observando que la partida había acabado(supongamos que había más gente en la partida aparte de los presentes personajes) y ya se habían ausentado dos de los jugadores. La preocupación comenzó a centrarse más y más por momentos en el estado del motor. ¿Pero qué podría hacer Huxley si no tenía conocimiento alguno sobre maquinarias de ese tipo...? Las nubes cada vez arreciaban más, y las olas golpeaban con violencia el casco del bergantín, salpicando ominiosamente el ojo de buey por el que Huxley intentaba distinguir las estrellas. Entonces fue cuando a través de la escotilla/puerta entreabierta de la sala entró algo de agua desde la cubierta exterior. Disculpando su ausencia con el resto de jugadores de la partida, se dispuso a ausentarse unos momentos de su compañía.

Huxley, dejando su carpeta en una mochila de cuero, bien resguardados los pliegos. Cargando con ella. -Pues era muy celoso de dejarla en cualquier lado-a pesar de la persistente lluvia, se apresuró a asomarse a la cubierta, con la intención de luego cerrar la puerta/escotilla. Tenía esperanza de al menos ver alguna estrella entre aquellas oscuras nubes.(no sé si verá alguna, lo dudo...)

Oteando la cubierta dejo al personaje. Díme si consigo atisbar algo entre la oscuridad de la noche y la lluvia gris. Si no veo nada retrocederé a la sala-comedor, cerrando tras de mí la puerta/escotilla para evitar que entre más agua en el comedor.

- Los libros antiguos son los libros de la juventud del mundo, y los nuevos son el fruto de su tiempo. -

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

Lockeville miraba aquella mientras su ropa quedaba empapaba de la lluvia, las ratas temían a la luz-Se quedo pensativo mientras se acariciaba las sienes-Solo hay una manera de averiguarlo

Lockeville decidido saco otra vez su pistola, amartillo su arma y, pensativo busco aquellas fauces de alguna rata para disparar una bala y ver si se asustaban o si aquel hombre recobraria el sentido al oir el tiro
(Disparo a la primera rata que veo para ver que ocurre)

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196645

Oteando la cubierta dejo al personaje. Díme si consigo atisbar algo entre la oscuridad de la noche y la lluvia gris. Si no veo nada retrocederé a la sala-comedor, cerrando tras de mí la puerta/escotilla para evitar que entre más agua en el comedor.

Huxley vio cómo Lockeville, aquel oficial de marina británico, sacaba su pistola y disparaba contra la bodega. ¡Dios santo! ¿A quién estará disparando este hombre? Entre el estruendo de la tormenta era difícil oír nada, incluso ver lo que se estaba desarrollando delante de sus ojos.

 

ps.- lololz, hazme una tirada, por favor, para ver qué pasa con tu disparo.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de lololz
lololz
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2009
Puntos: 2374

A ver...... 1D10 no? 

Me ha salido un 6

La Guerra es la mejor escuela del Cirujano
-Socrates

 OcioZero · Condiciones de uso