El auténtico poder (reflexión sobre la subida de impuestos)

6 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de Ricky
Ricky
Conectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 12058

http://www.lavozdegalicia.es/opinion/2009/09/04/0003_7947935.htm

 

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 21795

Esto sólo hace que me sienta más seguro cuando creo que el Gobierno podría ser bastante más osado en un tema mucho más importante (y más de izquierdas realmente) que otros que han captado el interés público en los últimos años.

Imagen de natxo
natxo (no verificado)

Fernando Ónega, comunista? jajaja

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 21795

Pues parece que ha colaborado para medios muy distintos: COPE, SER, Quatro, Onda Cero...

http://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_%C3%93nega

 

Imagen de Ricky
Ricky
Conectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 12058

Esto sólo hace que me sienta más seguro cuando creo que el Gobierno podría ser bastante más osado en un tema mucho más importante (y más de izquierdas realmente) que otros que han captado el interés público en los últimos años.

A mi me invaden varias sensaciones, pero la tranquilidad no es una de ellas.

Hoy por la mañana, además de esta columna de opinión, leía en la edición escrita del periódico la noticia propiamente dicha. Traté de localizarla en la edición digital de La Voz y la de otros diarios (imaginé, por ejemplo, que en Público estarían indignados), pero fui incapaz.

La excusa que dio la ministra para no tocar las sociedades de inversión es que el capital "se mueve a la velocidad de la luz" y que los tipos de las Simcav están en el mismo nivel que los países de nuestro entorno; y aunque yo soy el primero en tener en cuenta la movilidad internacional a la hora de valorar los cambios impositivos o de otro tipo, en este caso la situación no lo justifica.

Las Simcav (o las Socimi, que vienen a ser lo mismo pero con capital inmoviliario) es cierto que son parecidas a sociedades análogas existentes en otros países, pero con sutiles diferencias, tales como el capital mínimo, el número mínimo de socios,  y lo que es más importante, el porcentaje de la sociedad que éstos pueden llegar a acumular, que en España no existe.

Las Simcav pretenden canalizar el ahorro de las economías domésticas, y busca para ello crear sociedades de inversión de baja tributación en las que haya muchos socios con el mismo poder de decisión. No pretendo enjuiciar la intención, pero desde luego, sí creo que viendo como se ha materializado, es fácil enjuiciar el resultado de forma más o menos objetiva, y el veredicto no es muy positivo. Si sociedades que pretenden ser el trampolín de inversión de pequeños ahorradores a un bajo tipo impositivo acaban siendo referidas como personales (la Simcav de Amancio Ortega, la Simcav de Hierro...) sin duda el fracaso es manifiesto.

Ya ya que estoy en harina, otro comentario: Si se teme la fuga de capitales, quizás debería reformarse el sistema impositivo español de forma más profunda. Y con esto, hablo de volverlo más garantista. Todo eso de la presunción de inocencia, el derecho a un juicio justo y demás desaparecen cuando entramos a hablar de impuestos.

Y antes de que empiece a tachárseme de neocon, facha y etc. etc. sí, es cierto que hay mucho fraude, pero es la otra cara de la moneda. De hecho, a veces la propia Ley es la que propicia el fraude. A la hora de recaudar impuestos, contribuyentes y recaudadores están poco mejor que en el Antiguo Régimen (de hecho, la expresión que define esta situación es "absolutismo fiscal"). El problema de esta situación es que, cuando hay que recaudar, muchas veces pagan justos por pecadores, y los pequeños empresarios son atosigados por la Hacienda mientras los grandes consiguen saltársela a la torera.

En esencia, a la hora de invertir en España, ni un ejército de asesores fiscales serían capaces de predecir cuanto tocaría pagar. Y esta situación de inseguridad jurídica hace que, a mismo tipo impositivo, España sea un destino inversor menos atractivo.

Lo de subir los impuestos a los ricos se ha quedado en agua de borrajas. Esto es subirle los impuestos a los no tan ricos. No es rojo, es rojo desteñido.

Tranquilidad no es la palabra. Es indignante.

Imagen de natxo
natxo (no verificado)

De todas maneras el que tiene todo ese capital también tiene patrimonio, ¿o acaso sólo juega al casino, mientras vive en una humilde choza? Eso es imposible.

Si la recaudación de ese capital es tan complicada, es más fácil y necesario invertir en perseguir la evasión, pero también es razonable subir los impuestos a los más ricos. Aunque no tengan miles de millones en dinero digital invertido por ahí.

 OcioZero · Condiciones de uso