Juez Dredd: Los archivos completos 02.1

Imagen de Anne Bonny

Reseña de este recopilatorio de aventuras del personaje de John Wagner y Carlos Ezquerra realizado por Ediciones Kraken

En su línea de recuperar los clásicos de la revista británica 2000 AD, Ediciones Kraken ha emprendido la no menos titánica tarea de recopilar las aventuras del mítico Juez Dredd, sin duda el personaje más popular -pues incluso ha saltado al cine- de dicha publicación. No se trata de algo sencillo, como pone de manifiesto, por ejemplo, que para este número, que presenta la primera aventura larga del juez, falten algunas de las tiras: cuatro capítulos en concreto (La Batalla de los Barones de la Hamburguesa, ¡La Ley de la Hamburguesa!, Los Gigantes no son unos caballeros y Comida sureña) que han quedado bloqueadas por temas de derechos de autor.

 

Todo hay que decirlo, se trata de un mal menor. La falta de estos episodios no afecta a la continuidad de la historia por el propio formato que tenía la obra en 2000 AD, donde cada capítulo se presentaba como una tira de media docena de páginas. El guión, más bien lineal y enfocado a presentar pequeños gags de humor negro y crítica social, no se resiente tampoco por estos agujeros. Desde luego, ningún lector se perderá en el viaje del juez entre las dos megacitys.

 

Porque el argumento va de eso, de cómo el juez Dredd es encargado de encabezar una expedición con medicamentos -vacunas, dicen- para frenar una terrible plaga que asola Megacity 2. El objeto de la incursión no es altruista, sino un mero control de plagas para evitar que Megacity 1 se vea igualmente asolada. El motivo de que la expedición vaya por tierra -alegando que los aeropuertos están controlados por los infectados- no es más que una excusa para poder adentrarnos en la Tierra Maldita, el desierto asolado por la gran guerra que separa las dos urbes fortificadas que son ahora el núcleo de los Estados Unidos.

 

Así, con un trasfondo de historia de zombis caníbales -los infectados- y unas explicaciones tan vagas como vertiginosas, nos embarcamos en una aventura que nos permitirá ver esta parte del mundo de Dredd que normalmente nos queda vedada: ciudades mutantes, desolaciones que albergan secretos de lo más peregrino -desde dinosaurios a vampiros-, mesías, esclavistas de extraterrestres y un largo etcétera que nos servirá como telón de fondo para plantear cuestiones ecológicas, sociales, políticas y morales desde la óptica de un mundo de ciencia ficción.

 

El juez Dredd de estas páginas, de hecho, brilla bastante más como justiciero que de costumbre, aplicando siempre estrictamente la ley (es decir, su criterio), pero con un poso más amable, como si la desolación del escenario planteado diera menos juego para ambigüedades. No es de extrañar viendo los temas que se tratan sin muchas contemplaciones (sale incluso el último presidente de los Estados Unidos).

 

En el apartado gráfico nos encontramos con los afortunados lápices de Mike McMahon al servicio de las historias repletas de acción de Pat Mills, aunque ambos dos sufren alguna breve sustitución durante el recopilatorio. Se trata una de las imágenes más canónicas del juez y tiene un sabor muy propio de 2000 AD, aunque, con el escenario elegido, tenemos una fuerte influencia western que no deja de darle un buen punto de originalidad al conjunto. Por supuesto, la edición viene en el blanco y negro original de la revista, lo cual es ligeramente chocante para los que descubrimos al personaje en tiempos anteriores, pero, sin duda, un acierto editorial.

 

En definitiva, una interesante recopilación de las aventuras de este personaje que, poniéndolo en un marco atípico, nos permite explorar nuevas posibilidades del impasible juez Dredd.

 

Autores

 

John Wagner revitalizó el cómic británico con su más famosa creación, el Juez Dredd. Desde entonces ha seguido haciendo guiones para series de la talla de Batman, Star Wars o Aliens.

Carlos Ezquerra, zaragozano de nacimiento, se convirtió en uno de los más brillantes dibujantes de 2000AD antes de trabajar en series como Predicador o Hitman.

Mike McMahon es un ilustrador conocido por su trabajo para las series de 2000AD Slaine y ABC Warriors, y por la novela gráfica The Last American. Fue el encargado de darle forma al juez Dredd cuando los dibujos de Carlos Ezquerra fueron censurados por la férrea moral inglesa de los setenta.

 OcioZero · Condiciones de uso