...Zum Tode hin

Imagen de Razamanaz

Reseña del nuevo trabajo de Finsterforst

 

Si hay un subgénero que ha sufrido en los últimos años una explosión de nuevos grupos es el viking metal. Diversos músicos de toda Europa y más allá han dado su propia interpretación de un estilo fuertemente enraizado por obvia tradición en la península escandinava. Los teutones Finsterforst son un buen ejemplo aunque cualquiera que haya escuchado uno de sus dos trabajos podrá pensar que proceden de Finlandia, debido a las fuertes influencias de grupos consagrados que son de la zona.

 

Su debut lo encontramos hace apenas dos años. Weltenkraft combinaba a partes iguales los ritmos hummpa de Finntroll, las líneas de guitarra de Ensiferum y esa melancolía errática que caracteriza a Moonsorrow. No estamos hablando de una vulgar banda clon pero hay que reconocer que el peso de dichas influencias era demoledor. Tras escuchar los teasers que dejó en su espacio Finsterforst me quedé bastante sorprendido: esperaba algo similar a su anterior trabajo o incluso una propuesta más “personal”; nada más lejos de la realidad porque dichos fragmentos recordaban sobremanera a los finlandeses Moonsorrow. Así, no es de extrañar que a partir de ahora compare en esta reseña a ambos grupos.

 

...zum Tode hin consta de cinco canciones… cuya duración excede de la hora. En efecto, una breve estimación nos lleva a la conclusión de que los temas son bastante largos. Y así es: de once minutos como mínimo llegando a ser de hasta veintiuno. Quizá podría establecerse un paralelismo con la literatura, debido a que algunos autores optan por ser sucintos cuando escriben mientras otros son partidarios de agasajar las páginas con montones de detalles. Esto puede producir efectos diversos en el lector: desde placer hasta puro hastío. Musicalmente puede decirse lo propio.

 

Personalmente, creo que el minutaje es un recurso que debe usarse adecuadamente. ¿Es el nuestro uno de esos casos? Sí y no. No estamos hablando de un suplicio insoportable que no se deja escuchar, ni de lejos, pero también es cierto que existe una perfecta simetría en la distribución de cada tema que no me explico: a tres o cuatro minutos cañeros le siguen otros tantos de pasaje acústico y, aunque suene a intento de defenestrar a los antiguos pitagóricos, no estamos resolviendo ecuaciones. Es un defecto de este trabajo que, paradójicamente, lo convierte en ciertamente monótono y repetitivo. Afortunadamente, Untergang, el tema más largo (segunda paradoja), se revela como el más sincero siendo una especie de Tuulen Tytär, acompañado de unos bellos compases de flauta, que sin duda evocan la Selva Negra alemana.

 

Habrá algún lector que se sentirá extrañado de que el disco no posea ningún tipo de introducción, y en verdad es algo relativamente extraño dadas sus características. Ídem con el cierre: en vez de algo épico se ha optado por un fade out algo seco. Como contrapartida, podemos decir que Urquell nos pone en seguida en situación: voces guturales agudas, guitarras algo más rítmicas, potente batería y la pareja acordeón más teclado. Pareja que gracias al acordeón contribuye a dar cuerpo a esta hora de música, con melodías menos bailables y ligeramente melancólicas, pero siendo éste sobresaliente y gozando de buenas melodías. Das große Erwachen, siguiente en la lista, está fuertemente inspirado en Suden Uni: medio tiempo, con un acordeón excelso; un tema que dan ganas de corear como si de un himno se tratara. Mención aparte merece la batería: durante todo el disco combina los blast beats con ritmos más pausados, dando como resultado algo muy convincente. Seines Glückes Schmied es el mejor representante de agresividad de ...zum Tode hin, con un comienzo prometedor; sin olvidar un pequeño pasaje de guitarra acústica en torno al minuto cuatro que contribuye a dar el pequeño acento personal. Sturmes Ernte destaca por contener un pequeño fragmento de voces limpias, que realmente sabe agradecerse en un trabajo de estas características, debido a que la principal es la clásica gutural aguda que ya he mencionado antes.

 

Conclusión: A pesar de poder hacerse algo repetitivo, hablamos de un trabajo muy notable, con un sabor ciertamente distinto a la corriente mayoritaria de nuevos grupos viking, lo cual se agradece. Sin duda alguna, estos alemanes sabrán satisfacer al público que más debilidad tenga por el folk, máxime si aprecian a grupos como los manidos Moonsorrow.

 

Con ...zum Tode hin, de forma definitiva, la calidad de estos músicos queda fuera de toda duda.

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 160027

No había oído hablar del viking -llevo tiempo desconectado de novedades- pero la verdad es que está curioso. En algunos momentos me ha recordado a los primeros discos de Paradise Lost, aunque con ese toque folk que comentabas. Voy a curiosear por ahí...

Muy bueno el artículo.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

www.abadiaespectral.com

Imagen de Razamanaz
Razamanaz
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 1702

Muchas gracias Akhul .
La verdad es que cuando hablamos de música suele ser difícil establecer fechas exactas de los nacimientos de estilos determinados. El viking tiene como principal influencia a Bathory, más conceptualmente que otra cosa. Por eso, es un estilo generalmente emparentado con el black metal y siempre influenciado por música tradicional. Los más famosos exponentes son Moonsorrow,Falkenbach, Finntroll (aunque en realidad estos hacen una mezcla de polka finlandesa-humppa- con black metal),Ensiferum, Bathory (discos Norland y Norland II) y se suele indicar también a Turisas, aunque en realidad no pueden ser considerados como tal, si bien en su último disco hablan de los varegos, cosa bastante sugerente.

Como ves, es un estilo tan desarrollado que tiene su propia etiqueta. Por eso muchas veces hay grupos que se catalogan de viking metal aunque no lo sean, por convención más que nada. (Korpiklaani, Andras, Forefather, Equilibrium, Otyg...) Con estos ejemplos sería más correcto hablar de folk metal pero bueno, yo soy más partidario de disfrutar de la música antes que hacerme un lío con unas etiquetas que a veces son demasiado concretas.

"Me he buscado a mi mismo"

Imagen de Alain Corpsegrinder
Alain Corpsegrinder
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 6932

Buena critica aunque mi opinión tiende mas a ver lo bueno que lo malo jeje. Me ha gustado que se curren mucho los temas y no  optar por convertirse en un grupo de folk fiestero. A ver si me hago con el cd original durante este mes.

 

 

and I cross the last line...and her cold arms embrace me...my last breath...my frozen heart´s life expires and I fall into Darkness...Sadness disappears as soon my spirit dies... www.myspace.com/alaintartalo

Imagen de Razamanaz
Razamanaz
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 1702

Gracias Alain. He querido reflexionar acerca de lo más llamativo sin olvidar sus múltiples pros. Ya ves a qué conclusión llego, jeje.

"Me he buscado a mi mismo"

 

 OcioZero · Condiciones de uso