Presentación de Sólo los tontos creen en el amor

Imagen de _Pilpintu_

La presentación del libro de Marta del Riego tuvo lugar en librería Alibri, en una sala con aforo para unas 30 personas. El evento estuvo a cargo de Santiago Roncagliolo, -escritor, dramaturgo, guionista y periodista- que hizo de la presentación una dinámica y entretenida tertulia.

 

El libro fue introducido por el cortometraje Buscando a Lina Babia, realizado por la propia autora, que nos define brevemente el personaje de la protagonista y sus circunstancias. Una mujer trabajadora y moderna que se ve saturada por una serie de problemas de los que en principio no puede salir, debido en parte a que no se valora lo suficiente como para enfrentarse a ellos.

En la segunda mitad del encuentro Rocangliolo se dedicó a entrevistar a la autora. Ella dejó claro que la novela no había sido escrita para introducirla en el nuevo género "Chick Lit", aunque sin duda tenga un tono ciertamente femenino y trate de la liberación de una mujer que se minusvalora. Se habló también de clichés, en referencia al personaje de Marcelo -un argentino arrebatador y algo creído-; y con más profundidad del parecido entre la protagonista del libro y la misma autora. Las preguntas de Santiago no dejaron indiferente a Marta del Riego, y provocaron más de una carcajada en los presentes. Esto los animó a participar y preguntar, surgiendo algunos breves, pero interesantes, debates.

Un fragmento: ¿Doce centímetros? Me pareció una exageración. Cogí el metro y medí los tacones de mis zapatos, los más altos tenían ocho centímetros. Los rojos de Isabella: ¡trece y medio! ¡Qué barbaridad! ¿Estaba yo dispuesta a sacrificar mis lindos pies? Eso no debía de ser muy sano. Busqué información en Internet: "Calzar tacones con asiduidad provoca un acortamiento de la musculatura posterior de la pierna, y, como consecuencia, una hiperlordosis lumbar, es decir un aumento de la curvatura en esa zona. Cuando el alza pasa de los seis centímetros, se está derivando un noventa por ciento del peso al antepié. Su uso conduce a la artrosis de rodilla y de cadera". No, yo no estaba dispuesta a ese suplicio. No creía en esa máxima estúpida "Para lucir hay que sufrir".

 

Sinopsis del libro

Lina Babia es una periodista treintañera, irónica, insegura y con (demasiada) imaginación. Nació en un pueblo, vivió en Berlín y ahora trabaja en Madrid en la redacción de un programa de televisión. Viaja constantemente, su vida se vuelve cada vez más caótica y se llena de personajes surrealistas: su jefa una neurótica que le tiene ojeriza; su hermano, con tendencia a liarse con chicas histéricas; su mejor amiga, sex symbol irredenta; un compañero de trabajo gay, que le da consejos sentimentales; sus padres, que se quieren divorciar; una cámara que le tira los tejos... Menos mal que aparece el argentino Marcelo: guionista, brillante, atractivo, tiene todos los ingredientes para que Lina caiga en sus brazos. Pero ¿quién sabe lo que pasa por la cabeza de Lina?

 

Marta del Riego se licenció en periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y, tras vivir varios años en Londres y Berlín, regresó a Madrid donde reside actualmente. Escritora y periodista, ha trabajado para diversos medios -El País, Marie Claire y Viajes de National Geographic, entre otros-. En la actualidad es redactora jefe de la revista Vanity Fair. Marta conoce bien los entresijos de la televisión y de la moda, sus luchas de egos desatados y los personajes excéntricos y divertidos que proliferan en ese ambiente.

 

 

 OcioZero · Condiciones de uso