Marvel Noir: pocos superhéroes y muchas balas

Imagen de ViejoBastardo

Marvel retrocede hasta la Gran Depresión en una de sus nuevas y más prometedoras líneas

Dejando de lado macroeventos, onemoredays, y demás, si algo ha caracterizado siempre a la Casa de las Ideas es su necesidad de reinventar una y otra vez los mismos personajes. Desde las versiones de un solo número aparecidas en la mítica What if…? a las que encuentran los Exiliados en sus viajes, pasando por otras tan exitosas como los Marvel Zombies (no, no hablaremos de los monos) o la deliciosa visión victoriana de Neil Gaiman en 1602.

Pero de vez en cuando surge un proyecto tan ambicioso que necesita una nueva línea para desarrollarse. Pasó con MC2, el universo donde tenían lugar las aventuras de Spidergirl y que, durante un tiempo, gozó de varias cabeceras propias, y ha pasado ahora con Marvel Noir.

Esta línea nace de un modo más discreto y preciso, sin intención de continuidad (aunque, como siempre, eso ya se verá), formada por distintas miniseries dedicadas a algunos de los personajes más conocidos de la casa, pero con un tono decididamente adulto y perfectamente enmarcado dentro del género negro.

Detectives, justicieros (en su mayoría sin poderes), gánsters, policías corruptos, líderes sindicales y empresarios sin escrúpulos, pasean por páginas con mucho blanco y negro y colores débiles que les dan un aire totalmente pulp.

Todos los cómics, además, cuentan con las impresionantes portadas de Dennis Calero, en un blanco y negro interrumpido por notas de rojo, que recuerdan al mejor Frank Miller en Sin City.

En España hemos visto, de momento, publicadas en tomo por Panini, las versiones Noir de Spiderman, Daredevil, Lobezno y X-Men, seguramente la más interesante de todas.

 

Spiderman Noir

Con guión de David Hine y Fabrice Sapolsky y lápices de Carmine Di Giandomenico, la serie nos sitúa en el Nueva York de 1933, con May Parker erigida como una de las principales activistas políticas de los barrios pobres de la ciudad, en ausencia de su marido Ben Parker, asesinado por los hombres del mafioso conocido como el Duende.

Norman Osborn en su salsa, como uno de los principales cabecillas del crimen de Manhattan, la Gata Negra dirigiendo un club clandestino, un Ben Urich completamente demacrado y convertido en uno de los personajes más interesantes de la línea y, por supuesto, Peter Parker con poderes arácnidos obtenidos sin radioactividad y convertido en el justiciero enmascarado conocido como Spiderman… ¡y con pistolas!

No es una de las mejores series de la línea, pero sí una visión más que interesante del trepamuros, con un diseño espectacular que a más de uno nos gustaría ver exportado al universo Marvel oficial.

 

Lobezno Noir

Jim Logan es un detective de los de antes, en la mejor estela de Humphrey Bogart, que se ve metido en una trama criminal plagada de yakuzas, asesinos y sombras del pasado que vuelven para atormentarlo.

Un pasado que viene directamente (aunque siempre versionado) de Lobezno: Orígenes, con el personaje de Perro, uno de los grandes olvidados en el panorama actual, incluido. Aunque también aparecen, por supuesto, otros actores más cotidianos y míticos en la vida de Lobezno, como Victor Creed y Mariko Yashida.

La miniserie, escrita por Stuart Moore y dibujada por C.P. Smith, no es tampoco la mejor del sello, pero está plagada de guiños interesantes para los fans del personaje.

 

Daredevil Noir

La de Matt Murdock es la historia que menos cambia entre el Universo Marvel y la línea Noir, seguramente porque es una de las series de superhéroes con más sabor a serie negra que existen.

Dotado con sentidos extraordinarios, que no se explica muy bien de dónde salen, hijo de un boxeador asesinado por no querer amañar un combate y actuando como justiciero, vestido de diablo, contra el jefe de jefes de Nueva York, Wilson Fisk.

Dicho así, no parece gran cosa, pero la narración de Alexander Irvine y el estilo duro y violento de Tomm Coker consiguen hacer de esta serie una de las mejores aparecidas hasta la fecha en la línea negra de Marvel.

 

X-Men Noir

Fred Van Lente y el propio Denis Calero presentan la que, en mi opinión, es la mejor serie publicada hasta la fecha en la línea Noir, y también la más original.

Para empezar, ninguno de los personajes es mutante ni tiene poderes, sino que son sociópatas que habían estado internados en el correccional para menores del profesor Charles Xavier, quién quería demostrar, a través de sus experimentos, cómo la sociopatía es el siguiente paso en la evolución del comportamiento humano.

La historia comienza, cómo no, con el asesinato de Jean Grey, y su investigación por parte del reportero Thomas Halloway, muy a pesar del jefe de policía de Nueva York, Erik Magnus, firme creyente en la pureza genética y la eliminación sistemática de quién se oponga a su ideal de ésta.

Junto a ellos un enorme elenco de héroes y villanos de la franquicia mutante, totalmente irreconocibles en sus versiones de los años treinta.

Extremadamente recomendable.

Imagen de triskell
triskell
Desconectado
Poblador desde: 03/02/2009
Puntos: 686

Tienen buena pinta los comics, pero te han faltado de comentar Punisher Noir e Iron Man Noir.

Imagen de ViejoBastardo
ViejoBastardo
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 11666

Todavía no han salido........

Tu blog de cine mítico, fantástico y fantásticamente absurdo: Zombies ate my popcorn!

 

Imagen de doll
doll
Desconectado
Poblador desde: 20/12/2010
Puntos: 1

uno de los grandes olvidados en el panorama actual, incluido. Aunque también aparecen, por supuesto, otros actores más cotidianos y míticos en la vida de Lobezno, como Victor Creed y Mariko Yashida.

reality show

 

 OcioZero · Condiciones de uso