Experiencias para gente con ombligo

Imagen de Clara Laguna

Crónica de una visita al Madrid de las Letras, con Estado Natural

 

Seguro que no soy la única que lleva años viviendo en la capital y, sin embargo, desconoce la mayor parte de su Historia. No me cabe duda de que también habrá muchos madrileños que disfrutarían uniéndose a esos turistas que se pierden por los rincones más sugerentes de la ciudad, escuchando de la voz de un experto todos los secretos que esconden las callejuelas menos transitadas y también los puntos clave por los que pasamos a diario sin ser conscientes de que allí tuvieron lugar algunos de los acontecimientos clave que definen nuestra cultura.

Una amiga me habló de Estado Natural, un grupo de profesionales que organizan actividades (rutas guiadas, senderismo, aventuras al aire libre...) a las que les gusta denominar 'experiencias'. ¿Su objetivo? Conquistar a gente interesada en vivir algo diferente, que no se conforma con un paseo y unas palabras (gente con ombligo, es decir, curiosa, interesada en lo que le rodea, con inquietudes). A decir verdad, nunca encontraba momento para embarcarme en esta 'aventura', pero finalmente me apunté a recorrer con ellos el Madrid de las Letras, un sábado por la tarde, y el balance no pudo ser más positivo.

Además del interés indiscutible que tiene transitar por las calles donde se gestó y forjó el Siglo de Oro español, la guía consiguió captar nuestra atención con anécdotas poco conocidas sobre la vida en la época y las aventuras y desventuras de personajes célebres como Cervantes, Quevedo, Calderón de la Barca y un largo etcétera. Partiendo de la Plaza Mayor, junto a la estatua ecuestre de Felipe III, fuimos trasladados a ese Madrid dorado través de todos los detalles históricos que aún perduran en la fisonomía de nuestra ciudad. Las disputas entre Góngora y Quevedo parecían más reales frente a la casa que el segundo compró para poder echar al primero. La iglesia donde se enterró a Lope de Vega parece otra distinta al saber que allí le dio el último adiós su hija bastarda, metida a monja de clausura y brillante escritora.

Estado Natural cuida al detalle todas sus 'experiencias': al final de la visita, recargamos pilas en una castiza taberna, donde disfrutamos de un pincho y una bebida. No se me ocurre un plan mejor para una tarde de sábado -o una mañana de domingo- que conocer Madrid desde un punto de vista diferente, ameno y divertido (las anécdotas, el por qué del nombre de las calles, el origen de los refranes, las historias que han sucedido en sus travesías y plazas...), por el módico precio de 15 euros. Además del Madrid de las Letras, Estado Natural te propone conocer el Madrid de las anécdotas, el de lo Macabro, el de San Isidro, el de las Tabernas, el de Felipe IV... Muy recomendable.

 

Para más información y reservas, visita su página web: www.estadonatural.net

 

Clara Laguna

Imagen de LCS
LCS
Desconectado
Poblador desde: 11/08/2009
Puntos: 6621

En el Callejón de Alvarez Gato, hay un bar llamado Las bravas. Dentro están los espejos originales a los que se refería Valle-Inclán en Luces de Bohemia al definir el esperpento.

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8300

En el Callejón de Alvarez Gato, hay un bar llamado Las bravas. Dentro están los espejos originales a los que se refería Valle-Inclán en Luces de Bohemia al definir el esperpento.

 

----------

Curiosa anécdota.

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

 OcioZero · Condiciones de uso