Animatrix

Imagen de PedroEscudero

De Obra Maestra, así, con mayúsculas, es como se debe definir a Animatrix.

Concebida por los hermanos Wachowski como complemento a la trilogía de Matrix, ahonda en diversas facetas de ese universo con auténtica maestría, mostrándonos una variedad de sucesos y perspectivas que en las películas sólo se sugerían y que quedan bien plasmados aquí. Pero no se limita a ser un mero complemento, va más allá, y define el mundo, llenándolo de matices, cubriendo las lagunas de la historia y configurando la propia realidad añadiendo elementos nuevos que lejos de ser discordantes con los ya mostrados le otorgan mayor solidez al conjunto.

 

Estructuralmente se divide en nueve capítulos que nos muestran diversas situaciones, cada uno de ellos con su propia personalidad y dibujo y dirigidos por diversos directores dentro de las directrices de los hermanos Wachowski.

 

El último vuelo del Osiris (escrito por los hermanos Wachowski y dirigida por Andy Jones):

 

Una fabulosa historia de corte épico. Comienza con una sensual escena de combate entre los dos protagonistas (una auténtica delicia) para realizar a continuación un corte abrupto que nos sumerge en la realidad de una tierra devastada. Una separación perfecta entre uno y otro mundo.

 

La historia nos cuenta cómo la nave Osiris ha descubierto al ejército que pretende invadir Zion y la gigantesca tuneladora que se abre camino hacia la ciudad. Perseguidos por los centinelas deben evitarla mientras X se introduce en Matrix para dejar un aviso. Las escenas de combate en el mundo real se combinan con la carrera contrarreloj en el mundo Matrix. Todo ello rodeado de un halo de fatalismo que hace que el conjunto se realce. Una versión futurista de los héroes que sabiendo perdidos cumplen con su deber hasta el último instante.

 

 

El Segundo Renacimiento 1 y 2 (escrito por los hermanos Wachowski y dirigida por Mahiro Maeda):

 

En estos dos capítulos se nos cuenta cómo se genera el conflicto entre los hombres y las máquinas, su desarrollo y la derrota de la humanidad. Otra Obra Maestra. Estructurado como una narración en los archivos de Zion, que se ve complementada por la animación. Un método intenso y poco común que resulta muy efectivo.

 

En estos dos cortos no sólo se da forma a la rebelión y se explica cómo se llegó a la situación actual en el mundo de Matrix, que por ello ya serían merecedores de elogio dado que los espectadores nos quedamos con ganas de más detalle tras ver las películas, sino que lo hace extrapolando los errores que la humanidad ha cometido a lo largo de su historia. En este sentido escenas como las de la “Marcha del millón de máquinas” o la ejecución a una máquina de rodillas con un tiro en la sien son especialmente reveladoras.

 

Estilísticamente también es una delicia, con escenas muy cuidadas y constante guiños o dobles sentidos como la mosca aplastada en el edificio de naciones unidas o la manzana que uno de los embajadores llevan en su visita a la ONU. En definitiva son dos cortos imprescindibles para entender el universo Matrix, de los que además se disfruta de principio a fin.

 

Programa (escrito y dirigido por Toshiaki Kawajiri):

 

En medio de una sesión de entrenamiento virtual, uno de los tripulantes de una nave propone a otro que se una a él y traicione a sus compañeros a cambio de olvidar todo y regresar a un vida plácida en Matrix, retomándose así la historia de Cifra planteada en Matrix. Para mi gusto, el único punto oscuro en cuanto a continuidad y trama de todo Animatrix, ya que si los dirigentes de Zion son conscientes de las posibilidades de una traición, e incluso lo incluyen en el entrenamiento básico, sondeando de este modo a posibles desertores, el episodio de Cifra en Matrix pierde solidez.

 

Record Mundial (escrito por Toshiaki Kawajiri y dirigido por Takeshi Koike):

 

Una vuelta al tópico de la liberación de la realidad. Un buen corto, pero que realmente no aporta nada ni a la historia ni al conjunto. Pese a su calidad resulta un tanto anecdótico.

 

Historia de un detective (escrito y dirigido por Shinichiro Watanabe):

 

Un detective es contratado por un misterioso patrón para que localice a una misteriosa pirata informática llamada Trinity. A medida que la investigación avanza todo parece más extraño. Sus predecesores o bien han muerto o se han vuelto locos. Cuando finalmente se produce el encuentro entre el detective y Trinity, éste no supera la prueba y es poseído por un hombre de negro. Una buena presentación y una excelente ambientación que aprovecha la historia de Matrix pero teje una atmósfera de cine negro.

 

Más allá (escrito y dirigido por Koji Morimoto):

 

Otra de las joyas que se esconden en esta antología de cortos de animación; en él nos adentramos en otro de los aspectos que se dejan abiertos en las películas: los bugs en Matrix. La protagonista, una adolescente, acompañada de un grupo de niños descubre una casa encantada donde todo parece posible. Un contraste entre lo que se supone la realidad y lo que encuentran. Ahí es donde probablemente radica su mayor encanto, en el tratamiento de esa irrealidad y la triste vuelta a lo cotidiano cuando finalmente el error es descubierto y subsanado.

 

El chico (escrito por los hermanos Wachowski y dirigido por Shinichiro Watanabe):

 

En este corto se nos presenta el despertar del chico, que aparece tangencialmente en Matrix Reloaded y adquiere cierta relevancia durante la defensa de Zion en Matrix Revolutions. La mayor pega es que después de verlo, este personaje necesita mayor protagonismo en el conjunto de la saga, pide más, pero se queda en anécdota.

 

Matriculado (escrito y dirigido por Peter Chung):

 

Un grupo de rebeldes sobreviven en la superficie devastada, alejados de la seguridad que ofrece Zion. Se dedican a capturar robots y convertirlos a la causa de los humanos. Además, explora un clásico en la ciencia-ficción: la relación hombre-máquina y el amor.

 

 

Como conclusión diremos que Animatrix resulta necesario, no sólo como complemento a la películas, sino como una gran obra por derecho propio, que no redondea, sino que da profundidad al universo creado por los hermanos Wachowski. constituyendo, junto con Matrix, la cumbre de esta saga.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Sin duda una antología de cortometrajes muy interesante, aunque igual se disfruta más conociendo -y apreciando- la saga de Matrix. A mí el que más me gustó fue el de Más allá. Sólo por él merecía ver la antología, la verdad.

Por otro lado, sólo por la calidad y los medios puestos en juego merecía la pena echarle un vistazo, sobre todo si interesa el tema de la animación.

Un repaso muy interesante, compañero.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de PedroEscudero
PedroEscudero
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2661

Sí, la verdad es que más allá como histotia y concepción es de lo mejorcito. Aunque me cuesta decidirme cual es el mejor. El último vuelo del osiris es pura acción con un final de tragedia griega,  y segundo renacimiento tiene escenas de lo más impactantes.

En cualquier caso merece la pena

 

Imagen de Croc
Croc
Desconectado
Poblador desde: 30/06/2009
Puntos: 35

A pesar de que sigo pensando que Matrix jamás debió tener secuelas y que Reloaded y Revolutions me parecen más que obviables, Animatrix sí que es digna de ver.

Mi preferido sin duda es El Segundo Renacimiento (ambas partes), y gana muchísimo viéndolo (al igual que el resto de cortos) en su versión original. Escenas duras y míticas por igual, que llenan en su justa duración el hueco dejado en las incógnitas de lo que pudo haber pasado en la historia antes de la película original.

El último vuelo del Osiris es un puro espectáculo visual, aunque algo insulso en cuanto a su historia. Aún recuerdo cuando estrenaron sólo ese corto en TVE una noche en prime-time :P Escalofriante también es la última frase de "Record Mundial", especialmente en inglés, cuando esa voz grave y desgarrada susurra "Free..."

Como anécdota, puedo comentar que el último corto "Matriculado" está escrito, dirigido por Peter Chung, el mismo autor de la serie original animada Aeon Flux, con la que incluso comparte la misma estética del dibujo.

Un saludo!

May the pichurrina be with you ;)
http://www.denibol.com/blog/

 OcioZero · Condiciones de uso