Cave Troll

Imagen de Destripacuentos

Análisis del juego de mesa de mazmorras publicado por Fantasy Flight

 

En Cave Troll –el troll de la caverna- cada jugador dirige a un grupo de exploradores haciendo una incursión en la guarida de un troll. Usando caballeros, enanos, ladrones y otros aventureros, los jugadores van en busca de oro y objetos mágicos. No obstante, deben andarse con cuidado, pues no sólo compiten entre ellos, sino también contra salvajes orcos, aterradores espíritus y el mismísimo troll de la caverna.

 

Con una presentación como ésta, ya somos muchos los que caemos en la tela de araña. Más todavía si el juego, como es el caso, viene acompañado de unas miniaturas sugerentes y un tablero y unas cartas acordes a lo que constituye el escenario. Pero más allá de una apariencia interesante y atractiva, ¿qué es Cave Troll?

 

La respuesta es relativamente sencilla: un juego de estrategia para de 2 a 4 jugadores en el que el objetivo es conseguir acumular –cómo no- el mayor número de tesoros posible posicionando a nuestros peones en un tablero que representa la guarida de un troll.

Presentación

 

La estética de este juego ha corrido a cargo de Thomas Denmark. En una primera versión, el juego funcionaba sólo con marcadores de cartón, pero en la segunda edición, la que tenemos disponible en nuestro país, se incluyen miniaturas personalizadas de plástico para representar a los peones en juego.

 

En concreto, tenemos un tablero de juego a todo color en el que se demarcan las estancias de la guarida del troll. En cada una de las salas se marca un contenido en oro y en el conjunto se pueden observar los accesos para los exploradores (las escaleras) y para los monstruos (el pozo central).

 

Para representar los peones de juego hay 68 miniaturas divididas en cuatro equipos idénticos por colores, las cuales representan exploradores, bárbaros, caballeros, ladrones, enanos, cofres del tesoro, orcos, espíritus y trolls. Las miniaturas son bonitas y muy sugerentes, aunque bastante pequeñas –lo cual, por otra parte, permite disponer muchas en el tablero-.

 

También se facilitan 110 cartas ilustradas en la línea de los juegos de mazmorras y marcadores para contabilizar los puntos.

Sistema de juego

 

Cave Troll es un juego de estrategia en el que el objetivo final es controlar la mayor cantidad de tesoro posible. Para conseguirlo, cada jugador dispone de 4 puntos de acción por turno, a excepción del comienzo de la partida: el primer turno sólo es posible usar 1 punto de acción, el segundo 2 y así sucesivamente para evitar grandes desequilibrios iniciales.

 

Estos puntos de acción permiten hacer tres cosas a elección del jugador: robar carta -lo que nos permite poner peones en juego, conseguir artefactos y otros efectos especiales-, mover peón -una casilla por acción invertida en ello- o activar artefacto -una vez conseguido uno, se sobreentiende, utilizando las características que indica la carta en cuestión-.

 

Distribuyendo cada turno los 4 puntos de acción que tenemos en estas tres acciones, la idea es ir ocupando salas y neutralizando a los adversarios para conseguir, al final de la partida, la mayor cantidad posible de tesoro. Para ello es muy importante tener en cuenta las particularidades de cada peón e ir definiendo una estrategia entre desplazamientos y robos de cartas.

 

Exploradores hay de cinco tipos, cuatro especiales y el básico. Todos entran en escena por las escaleras al uso que aparecen en el mapa, pero luego tienen utilidades distintas –excepto los básicos, que sólo sirven para ocupar-: los bárbaros cuentan como dos exploradores para el control de salas, los ladrones pueden desplazarse libremente por las salas de la guarida, los enanos doblan el valor base de las salas ocupadas y los caballeros pueden combatir a los orcos y evitar que los exploradores adversarios entren en las salas ocupadas por ellos.

 

Monstruos, por el contrario, hay sólo de tres tipos: espíritus, que expulsan de las salas a los aventureros (a excepción de los bárbaros y los caballeros), los orcos, que pueden matar aventureros, y los trolls, que expulsan a todos los aventureros de una sala, en la cual permanecerán por el resto de la partida.

 

La partida termina cuando un jugador roba su última carta, acción que le otorga algunos puntos adicionales. A partir de este momento, se recuenta el tesoro obtenido por cada equipo (jugador) en función de quién controla cada sala y quién está presente –recordemos que los enanos doblan el tesoro base-. El jugador que más tesoro haya acumulado, resulta el ganador.

Conclusiones

 

Cave Troll es un juego de estrategia clásico que permite variadas tácticas y que se disfruta a lo largo muchas partidas por su propia flexibilidad. Su reglamento es muy sencillo, lo que permite aprender rápido la mecánica de juego. Además, esta sencillez facilita que se desarrollen estrategias variadas, las cuales vienen potenciadas por el buen equilibrio que hay entre los distintos peones y sus habilidades especiales.

 

El poder elegir en qué invertir los cuatro puntos de acción incita a adaptar la estrategia a medida que se desarrollan los acontecimientos, y la propia naturaleza de los peones obliga a los jugadores a arriesgar en un sentido u otro y a realizar una serie de compromisos. Por ejemplo, los caballeros se pueden utilizar para “bloquear” salas de tesoro o para hostigar a los peones de otras partidas.

 

Obviamente, el juego resulta más impredecible en partidas de cuatro jugadores que en las de dos, pero en ambos modos funciona a la perfección. Además, la experiencia incursión en la mazmorra está muy conseguida, sobre todo por la peligrosidad de los monstruos frente a los aventureros medios.

 

En definitiva, un juego muy entretenido que hará las delicias de los amantes de la ambientación fantástica por excelencia y que satisfará largamente a los aficionados a los desafíos de estrategia. Menos apto para los espíritus poco competitivos, pues en la búsqueda del tesoro todo vale, desde los caballeros malintencionados a los orcos sedientos de sangre.

 

La duración de las partidas, además, lo hacen un juego muy adecuado para pasar el rato sin grandes inversiones de tiempo, lo que siempre es un buen argumento para enganchar nuevos jugadores, incluso a los poco habituales.

 

Ficha técnica

 

Jugadores: 2 – 4

Duración de la partida: 45 minutos

Autor: Tom Jolly

Editorial: Fantasy Flight

Jugabilidad: Alta

Dificultad: Baja

 

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8316

Parece un gran juego...pero inevitablemente me recuerda en muchos detalles al Hero Quest

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

 

 OcioZero · Condiciones de uso