Escritores y editoriales, modo de empleo

Imagen de Patapalo

Reseña del libro de José Miguel Desuárez, autor de Las plazas y editor de Editorial Hipálage

En los tiempos editoriales que corren, libros como éste se leen con interés y ganas, sobre todo cuando uno es un lector suspicaz y, especialmente, un protoescritor, como decíamos en algún artículo. Y ganan todavía más en interés cuando aúnan el punto de vista del autor y del editor en las mismas páginas, como ocurre en el título que nos ocupa.

 

"Escritores y editoriales, modo de empleo" cumple con las expectativas, pero de un modo muy personal. A pesar del título, no es un manual propiamente dicho, sino una serie de reflexiones sobre el estado del mundillo recogidas a lo largo del tiempo a medida que el autor respondía a algunos interrogantes que le planteaban a través de su página web. Sus capítulos recogen desde puntos prácticos y totalmente indispensables, como consejos para presentarse a una editorial con un manuscrito, a reflexiones más personales pero igualmente ligadas al mundo editorial en concreto y al literario en general, como la sección Homenajes.

 

En conjunto, resulta una obra que se lee ávidamente (en una tarde, si las circunstancias lo permiten, es fácil dar cuenta de ella) y que deja cuestiones y pensamientos rondando al lector. Por supuesto, algunas opiniones del autor, tanto desde su óptica de escritor como desde su óptica de editor, pueden no ser compartidas por el lector -a mí me pasó en alguna ocasión-, pero incluso en estos casos las páginas no caen en saco roto y estimulan la reflexión. Cabe valorar, en este sentido, que José Miguel Desuárez no haya adoptado un tono categórico ni dogmático, sino más bien uno cercano, como de amigo o compañero de oficio con el que se comparte una conversación en un café o paseando por el parque, y que no tiene problemas en exponer lo que ha vivido y cómo lo ve.

 

Desde luego, el planteamiento del libro es muy adecuado. Por un lado, entregándose al desdoblamiento de personalidad que tanto juego ha dado en la literatura, el autor adopta con mucho acierto los papeles -a veces antagónicos- del autor y editor, y a pesar de lo extraño que pueda resultar esto a priori, uno termina por darse cuenta de que los objetivos del autor responsable y consciente y los de un editor apasionado con su oficio y la literatura son más bien convergentes. Por otro lado, el enfoque cercano, generoso a la hora de compartir experiencias personales y cuidadoso (como el autor señala, el mundo editorial es un equilibrio como el de la pompa de jabón múltiple de la portada, delicado), ayuda mucho a mantener los ojos abiertos y el espíritu receptivo. El modo de escribir pulcro del autor se encarga del resto.

 

El resultado, una obra que, sin crispación pero sin tapujos, expone la experiencia vital de un apasionado de la literatura que es tanto editor como escritor, y que ha sabido mirar en derredor y extraer algunas conclusiones que, desde luego, son muy interesantes para los que nos movemos por estos lares.

 

Autor

 

José Miguel Desuárez, descendiente de familias sevillanas, nació en Valencia en 1975. Ha sido empresario desde muy joven, pero también ha hecho otras cosas (batería de rock, locutor de radio, cuatro hijos, etc.). En 1999 publicó su primera novela, La habitación del Norte, en Grafein ediciones. Hasta la fecha, ha ganado un par de premios de poesía, y ha publicado también, junto con su mujer, Mercedes Marcos Monfort, la novela coral Las plazas, titulada así por Ático ediciones, que la publicó en 2006: su título original era La plaza, modo de empleo y se trata de un apasionante proyecto en el que trabajaron durante casi ocho años, tras beberse casi toda la obra de Georges Perec.

 

Amenaza con seguir escribiendo, tanto a dúo como en solitario. Y, mientras tanto, dirige la editorial Hipálage, desde 2006, para reinvertir continuamente en nuevos valores literarios. Para ayudar a los autores que no conocen muchos entresijos del mundo editorial y de las relaciones entre autores y editores —esa preciosa pompa múltiple a punto de estallar— ha editado este libro, con el deseo de que perdure en el tiempo

 

Edición

 

Escritores y editoriales, modo de empleo

José Miguel Desuárez

Editorial Hipálage, 2009

Rústica con solapas

 

Conclusiones

 

"Escritores y editoriales, modo de empleo" no trae recetas mágicas ni grandes revelaciones, aunque sí que ayuda a reflexionar y sorprende con su agudo juicio en más de una ocasión, incluso a los que llevamos tiempo dedicando parte de nuestro pensamiento a estos temas. Al mismo tiempo, es una lectura amena y que se puede disfrutar, sin más, siendo un apasionado de los libros, aunque no se busque consejo realmente en sus páginas.

 

De este modo, resulta una lectura interesante para todos aquéllos interesados en la literatura y que, por un día, quieran leer sobre ella y sobre el mundo que la acerca a los lectores. También, obviamente, interesará a autores y editores.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Por cierto, que se me olvidaba comentarlo: en el libro se menciona nuestra antigua sección de literatura de OJ, lo que me ha llenado, personalmente, de orgullo.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de PedroEscudero
PedroEscudero
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2661

La verdad es que tiene buena pinta. Hoy mismo hemos estado hablando de él en el programa de radio y ha dado para un interesante debate.

 OcioZero · Condiciones de uso