Posesión Asesina

20 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de Ixbilia
Ixbilia
Desconectado
Poblador desde: 20/11/2015
Puntos: 24

POSESIÓN ASESINA

Ahora lo veía todo con claridad. Él no había cambiado tal y como le querían hacer creer. Eran los demás, los que con buenas palabras pretendían que modificara su conducta para adecuarse a lo que ellos consideraban  “correcto”.
El primero había sido su fiel amigo hasta entonces, cuando le indicó que llevaba el pelo más largo de lo habitual y que había observado que últimamente descuidaba su aspecto, vistiendo además, con ropa inadecuada. Qué le importaría eso a él, que además era miope y usaba lentes anticuadas... No le sentó bien cuando le recomendó educadamente, que se metiera en sus propios asuntos.
Luego en la fábrica, el encargado le había llamado repetidamente la atención porque a su parecer, no estaba concentrado en el trabajo y se despistaba con frecuencia demorándose en sus tareas. Sin embargo, él se sentía muy cansado y no se veía con fuerzas para hacer más de lo que hacía. También sus compañeros se habían vuelto de pronto demasiado exigentes y no le dejaban respirar.
Incluso en la calle, la gente le entorpecía el paso de forma deliberada. Hablaba demasiado y a menudo, elevando en demasía el tono de voz. Los veía como a seres extraños que deambulaban por la ciudad, con el único propósito de hacerle la vida imposible.
Todo ello le iba dejando huella y la presión había hecho que le asaltara la idea de terminar con todo y con todos. Ahora sin embargo, estaba tranquilo. Se encontraba solo en casa y no esperaba visita alguna que le incomodase.
Tomó asiento en el sofá y abrió una revista antigua, por donde había dejado la marca y comenzó a leer: “…parece ser que empuñó el cuchillo con fuerza y lo clavó superficialmente en su pecho deslizándolo con suavidad, pero sin llegar a profundizar. Se hallaron restos de su sangre…”  ¡Qué casualidad! Él mismo tenía una pequeña cicatriz alargada en el pecho, pero no recordaba cómo se la había producido.
Alguien interrumpió su lectura cuando accionó el timbre de la puerta de su apartamento. Se levantó desganado y abrió. Era el propietario que venía a reclamarle el pago del alquiler. Otro que se sumaba a la lista de gente que debía desaparecer. Más aún, cuando al abrirle la puerta le había mirado de esa forma tan extraña. Después de una breve charla en la que le prometió que le pagaría en unos días, se había marchado no muy convencido.
Cansado, se tumbó sobre la cama y mientras observaba la lámpara apagada de la habitación, se quedó dormido. Su sueño era inquieto. Por su cabeza pasaban los distintos episodios del artículo de la revista en el que el protagonista, un asesino en serie, se había dedicado a matar a cuchilladas a varias personas, aparentemente sin conexión alguna con él, ni entre ellas.
Dos horas más tarde, despertó sobresaltado y saltó de la cama. Una idea le sobrecogió. Corrió hacia la revista que había dejado en el salón y buscó las primeras páginas, donde el autor del artículo describía las características físicas del asesino. Pudo comprobar que tenía su misma estatura y también sería de su misma edad. Unas cámaras de seguridad habían captado una breve  secuencia de uno de los asesinatos y aunque por la escasa calidad de la imagen no había podido ser identificado, su aspecto físico era muy parecido. Tal vez con el pelo más largo y un poco más delgado. Por último, buscó la última página del artículo y encontró lo que esperaba: “…el autor de estos crímenes nunca fue descubierto por la Policía por lo que en teoría, aún sigue en libertad.”
No tenía ganas de cenar y se metió en la cama. Le costó conciliar el sueño, pensando en el artículo de la revista, pero por fin se quedó dormido. A la mañana siguiente, se levantó para ir a trabajar. De nuevo tendría que aguantar a su jefe, a sus compañeros…
Descubrió a lo lejos, un tumulto a la entrada de la fábrica. Varios de sus compañeros hablaban con un Policía que les impedía el paso. Oyó decir que el encargado había aparecido muerto dentro de la fábrica. Alguien le había asestado una sola puñalada en el corazón. Lo había hallado el personal de limpieza. Parece ser que el asesinato había tenido lugar a última hora de la tarde, cuando el personal ya se había marchado y el encargado se disponía a abandonar las instalaciones. Podían marcharse de momento ya que la Policía les llamaría más tarde para tomarles declaración.
De forma discreta abandonó el lugar y se marchó a casa. Al llegar un grito le sobresaltó. Al asomarse al pasillo no observó nada. Instantes más tarde sonó el timbre y abrió. Era su vecino de al lado para informarle de que el propietario de su piso había aparecido muerto en su apartamento del mismo edificio. Alguien le había clavado un enorme cuchillo en el pecho la tarde anterior. La Policía estaba en camino.
Se introdujo en su apartamento y llamó por teléfono a su amigo. No contestó. Calculó el tiempo que estuvo dormido la tarde anterior y quedó horrorizado. ¿Era posible? Nadie le creería si se decidía a contar que a la misma hora en que se cometían los asesinatos de gente a la que él deseaba ver muerta éstos se producían, sin que él estuviese implicado. Estaba solo y no tenía coartada alguna.
Volvió a llamar a su amigo y esta vez alguien respondió al otro lado para decirle que lo habían hallado asesinado con una puñalada en el corazón, en el garaje de su casa.
Estaba sudando y sangraba por la nariz por lo que fue rápidamente al lavabo. Ahora podía ver su imagen reflejada en el espejo y apenas se reconoció. Tenía el pelo largo, como nunca antes lo había llevado. Su ropa parecía ser de otra persona, porque nunca usaba ese tipo de prendas. Se limpió la sangre y arrojó el papel a la papelera.  Abrió su camisa arrancando los botones y pudo apreciar a través del escaso vello pectoral, una pequeña cicatriz.
No era consciente de lo ocurrido. ¡¡Había permanecido en su casa!! No recordaba nada, excepto lo leído en la última página del artículo: “…el autor de estos crímenes nunca fue descubierto por la Policía por lo que en teoría, aún sigue en libertad.”
Recogió sus efectos personales y se marchó precipitadamente. La Policía intentó localizarle, pero nunca lo consiguió. Años más tarde y a miles de kilómetros…
Ahora lo veía todo con claridad. Él no había cambiado, tal y como le querían hacer creer. Eran los demás, los que con buenas palabras pretendían que modificara su conducta para…
 

"No luches por seguir con vida. Finalmente... ¡perderás!"

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 197120

Relato admitido a concurso.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Sanbes
Sanbes
Desconectado
Poblador desde: 16/10/2013
Puntos: 1225

Este relato nos trae otro caso esquizofrénico, o de psicópata con una personalidad múltiple. Pero yo no veo posesión (ni real ni imaginada) por ninguna parte.
Al texto le hace falta un par de buenos repasos, tanto para corregir algunas frases mal construías, como para quitar muchas comas prescindibles. Ejemplo: "Varios de sus compañeros, hablaban con un Policía, que les impedía el paso". (Aquí yo quitaría hasta las dos).
Por lo demás, una historia sin sobresaltos, y aunque intenta sorprender, falla desde el momento en que el prota se siente identificado con el asesino del periódico antiguo.

1 estrella.

Imagen de salino
salino
Desconectado
Poblador desde: 22/05/2012
Puntos: 347

Gracias, Ixbilia por participar.

Tu relato no tiene mucho que ver con la temática y necesita varios repasos de trama y de estilo. Se supone, o por lo menos me pareció a mí, que la intención era sorprender al lector, o tal vez mantenerlo en tensión hasta el final. Lamento decir que no es sorpresivo y carece de tensión, incluso de lógica. El planteamiento lo resuelve el protagonista con una cicatriz que no recuerda haberse hecho. Luego llega el conflicto con esa descripción en una revista antigua, donde dice que no hay relación con los asesinatos (cosa que podemos ver que no es cierta en los siguientes asesinatos: el casero, el amigo, el jefe….) y nos hablas de una grabación de vídeo que sale en la revista donde el protagonista se reconoce y sigue con su vida. Eh... ¿en la revista ve el vídeo grabado? Bueno, obviemos eso. Pasemos al desenlace, donde el protagonista se mira al espejo… ¿qué pasa, no se miraba al espejo en los últimos meses? ¿le ha crecido el pelo de la noche a la mañana?

La historia no me cuadra, me parece hilada sin mucho esfuerzo… Falta lógica. Falta una posesión. Tal vez la debieras haber comentado con alguien antes de presentarla al certamen.

Siento decir que le falta bastante trabajo a esa trama, y al texto (quizás haya más de 20 palabras terminadas en –mente, el título debería ser: Posesión Asesinamente :P) Perdón por la broma, es por suavizar mi crítica.

Espero leerte más por aquí y que comentes los relatos de los compañeros. 

Mi voto es de 1 estrella 

Imagen de Molu
Molu
Desconectado
Poblador desde: 16/11/2015
Puntos: 243

Opino bastante similar a Sanbes.
Si se admite como poseído, alguien invadido por un instinto asesino, lo siguiente sería admitir a alguien celoso, y luego a alguien con un problema neurológico.
No hay ningún sobresalto y peca de simple.
Sin embargo lo valoro diferente. Si cinco estrellas corresponderían a un relato excelente, una estrella debería hacerlo con uno pésimo. En este sentido no creo que el relato sea malo. Sí que no se adecua demasiado a la temática de la convocatoria.
Por esto le doy 2 estrellas.

Imagen de Sanbes
Sanbes
Desconectado
Poblador desde: 16/10/2013
Puntos: 1225

Molu dijo:

Sin embargo lo valoro diferente. Si cinco estrellas corresponderían a un relato excelente, una estrella debería hacerlo con uno pésimo. En este sentido no creo que el relato sea malo. Sí que no se adecua demasiado a la temática de la convocatoria.
Por esto le doy 2 estrellas.

Molu, creo que en su día fue el poblador Aldous quien colgó esta forma de votar. Desde entonces yo la sigo (aunque no sé si era exactamente así sería bastante parecida) porque me parece muy adecuada.

Claro que cada uno puede hacerlo a su manera, como mejor le convenga. La pongo por si a alguien le puede ayudar:

5 estrellas: Relato excelente en todos sus sentidos.

4 estrellas: Relato original. Muy bueno.

3 estrellas: Relato que puede entrar perfectamente en la convocatoria. Pero que tiene algo que no termina de gustar.

2 estrellas: Relato con faltas de ortografía, con mal estilo, mal revisado, con carencias que se deberían corregir.

1 estrella: Relato muy mal escrito o relato que no cumple el tema de la convocatoria. Aquí pueden entrar relatos muy bien escritos, pero que no cumplan con el tema. No tiene porqué ser malo.

Imagen de Molu
Molu
Desconectado
Poblador desde: 16/11/2015
Puntos: 243

Gracias por la explicación de cómo se supone que deba votar, Sanbes. Pero no estoy de acuerdo. Con ese criterio es preferible que te pongan una estrella, a que te pongan 2. O sea, una estrella puede significar que el relato no se ha entendido, o que el criterio de qué es una posesión y qué no, es diferente entre el autor y el que vota. Para alguien extremista religioso, la locura, o la propensión a un placer extremo, puede ser tomado como una posesión demoniaca. Para alguien un poco más racional, tal vez no. He visto casos de pedófilos que hace cuarenta años que no tocan a un niño. ¿Por qué? Porque saben que es algo que la mayoría de las personas que conforman su entorno no aprueba, e intentan llevar una vida lo más normal posible, pero cada vez que ven un niño se babean. De modo que combaten su impulso, pero éste nunca los abandona. ¿Están poseídos por una entidad que los intenta obligar a que obren de una forma con la que no están de acuerdo? Se podría decir que sí. ¿Esa entidad es demoníaca? Aquí es donde entran las creencias y convicciones de cada uno. Sin embargo 2 estrellas  (en ese criterio) es un "Relato con faltas de ortografía, con mal estilo, mal revisado, con carencias que se deberían corregir" ¿Entiendes mi salvedad? Con ese criterio, es mejor que te pongan 1 estrella, a que te pongan 2. Una estrella podría significar, por ejemplo, que el que escribió el relato tiene arraigadas creencias religiosas, que le hacen pensar que la pedofilia es un demonio, y que el que votó piensa que no, que en realidad es un desorden psicológico. 2 estrellas podría significar (también por ejemplo) que ha escrito todo a lo largo del relato diablo con v, y que ha puesto el capítulo 4 antes del 3, o que lo ha escrito en geringoso, o que omite las h.

 

Esto es un poco contradictorio.

Si cuelgo un relato lleno de faltas de ortografias y mal escrito, pero que se adapta al criterio de "poseído" del que vota, éste me pondrá dos estrellas. Si el criterio difiere un poco, para nada importa la calidad del relato, le corresponderá una estrella.

Disfraza bajo el pretexto de "para mí no se adapta a la convocatoria", una votación descalificante, que prácticamente coloca al relato fuera de concurso.

 

Saludos cordiales.

 

Disculpas por el diferendo.

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 197120

Molu dijo:

Disfraza bajo el pretexto de "para mí no se adapta a la convocatoria", una votación descalificante, que prácticamente coloca al relato fuera de concurso.

Como miembro de la organización, aclaro que no se trata de "disfrazar", sino precisamente de colocar al relato fuera del concurso porque se considera que no se adapta a la temática.

No me he leído ningún relato aún, por lo que no puedo opinar respecto a nada de lo presentado este año. Tampoco niego que entrar o no en la temática es algo subjetivo en ocasiones y, por lo tanto, queda a discreción de los jueces (populares u oficiales). De hecho, es algo que ya se ha visto en las anteriores convocatorias.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Olethros
Olethros
Desconectado
Poblador desde: 20/06/2015
Puntos: 352

En lo formal, pues más que un relato parece el primer borrador de un relato. Necesita una revisión profunda en casi todos los aspectos.

En el fondo, otra vez el problema de que la posesión se debe suponer por la temática del concurso, pero no se ve.

Mi calificación es de 1 estrella.

Ceterum censeo Carthaginem esse delendam... ;oP

Imagen de Ixbilia
Ixbilia
Desconectado
Poblador desde: 20/11/2015
Puntos: 24

Bien. Ante todo disculpas. Estoy iniciándome en esto de escribir y sé -mejor que nadie- que tengo que mejorar. Me gustaría haber expresado con mayor claridad la trama que intento desarrollar en el relato. Tal vez no he sabido exponerlo como yo lo imaginaba en mi cabeza. Supongo que ese es el problema que hace que no sea escritor profesional, premiado, reconocido... un Stephen King por ejemplo.

Solo a modo de explicación y por supuesto aceptando absolutamente todas las criticas, hacer una breve sinopsis del relato:

Un joven no se percata de que su conducta ha cambiado, hasta el punto de que es otra persona diferente. Advierte que tiene similitudes con un asesino, el cual se ha apoderado de su voluntad y comete nuevos crímenes. En sueños, recuerda los anteriores sin haber sido el autor. Al final se percata, porque no se reconoce frente al espejo y decide huir. El último párrafo indica que estos hechos se repiten con otra persona y en otro lugar.

No sé, pero si a mí me pasara algo parecido creo que creería que he sido poseído durante un tiempo para cometer delitos, en contra de mi voluntad.

SALUDOS y gracias por vuestra comprensión.

 

 

 

"No luches por seguir con vida. Finalmente... ¡perderás!"

Imagen de Olethros
Olethros
Desconectado
Poblador desde: 20/06/2015
Puntos: 352

Hola, Ixbilia.

No hay nada que disculpar; todo el mundo ha sido primerizo en muchas cosas. Al contrario, perdóname a mí si no he estado a la altura, con mi comentario, de tu valentía al presentar un relato a las opiniones públicas de los foreros siendo un escritor que da sus primeros pasos.

Tu trabajo no tiene grandes problemas de fondo, más allá de que la trama sea simple, sencilla y lineal. No es necesario que nos expliques lo que has expuesto porque se ha entendido con claridad mediante tu trabajo narrativo; en eso has tenido cierto éxito. El meollo está en que el lector (al menos este lector) no lo ve como una posesión, en absoluto, y sí como un enfermo mental peligroso que no es consciente de sus actos. No hay la más mínima pista o sugerencia en la trama que pueda hacer pensar en que un ente externo, el que sea, toma posesión del protagonista. En resumen, la temática de fondo no es incorrecta en general, pero no es acertada en este concurso en particular.

Los grandes problemas del texto son debidos a la forma que usas para contar la historia que deseas compartir. Si tomo este trabajo como punto de partida para sugerirte áreas de atención, señalaría que debes evitar los adverbios terminados en "-mente" que están por todas partes y suelen ser un signo de pobreza narrativa, además de fijarte mucho más en los signos de puntuación y para qué los usas. No te digo más que eso, aunque haya más en tu relato que revisar, porque es mejor centrarse en algo hasta dominarlo; empieza por trabajar en esas cosas, paso a paso.

También debo decirte que tu texto tiene una cosa interesante, y más si eres primerizo. Has decidido que comenzar y terminar igual podría generar en el lector la sensación de que semejante ola de crímenes volverá a tener lugar e, incluso, que tal vez podría haber sucedido antes. Pues sí, tienes razón. No es un recurso original, ni falta que hace, pero funciona muy bien si esa era tu intención voluntaria. Son muchas cositas como esa las que, unidas y sumadas, van dando volumen y forma a un buen relato.

Ceterum censeo Carthaginem esse delendam... ;oP

Imagen de Ligeia
Ligeia
Desconectado
Poblador desde: 03/12/2013
Puntos: 869

Narración simple y falta  de tensión, con las incoherencias ya comentadas. En efecto, he leído cual era tu intención pero, por desgracia, no se ve, tal y como se ha narrado, la sugerencia de posesión por un ente externo no aparece. Una estrella:

*.

Imagen de Hedrigall
Hedrigall
Desconectado
Poblador desde: 14/01/2011
Puntos: 952

Una misteriosa posesión que se repite con años de diferencia, aunque también podría interpretarse como una purga periódica que la mente enferma realiza una vez llegado a su límite. A favor de este argumento está el detonante asocial del cambio, donde todos parecen estorbar al protagonista y éste comienza a tomarles manía.

Para dificultar aún más el detectar la posesión, todos los raptos de voluntad quedan ocultos tras la amnesia. Tal y como se plantea la historia, no se busca la sorpresa en ningún momento; se le supone la posesión al protagonista y el título ya avanza su naturaleza, de modo que queda asistir al anuncio de las muertes y de como el protagonista intuye incrédulo que los ha realizado él mismo.

El estilo es simple y parece exhaustivo en la descripción de todas las acciones, incluso las más nimias, del protagonista. La elipsis final es demasiado brusca para conseguir el efecto de historia que se repite.

 

1.5 estrellas

Imagen de Eddy Sega
Eddy Sega
Desconectado
Poblador desde: 16/12/2011
Puntos: 2332

Me sumo a lo expresado por mis compañeros, al texto le hace falta un repasito, sobre todo en lo referente a la construcción de frases y comas mal colocadas. En cuanto al tema del concurso, podría haber posesión, aunque, tal y como está narrado, a mí me parece más una transformación que a una posesión. La trama tampoco la veo muy original. Por todo lo comentado, mi puntuación es:

1,5 estrellas. 

Imagen de Eddy Sega
Eddy Sega
Desconectado
Poblador desde: 16/12/2011
Puntos: 2332

Ixbilia dijo:

Bien. Ante todo disculpas. Estoy iniciándome en esto de escribir y sé -mejor que nadie- que tengo que mejorar. Me gustaría haber expresado con mayor claridad la trama que intento desarrollar en el relato. 

 

No tienes que pedir disculpas. Para mí lo importante es lo que resalto en negrita. Esa es la actitud, si escuchamos todas las críticas y consejos (algunos serán útiles y otros no tanto) lo único que se puede hacer es mejorar blush.

¡Ánimo, saludos!

Imagen de Mzime
Mzime
Desconectado
Poblador desde: 01/02/2016
Puntos: 241

Desde el punto de vista formal no le aprecio excesivas estridencias ni mayores méritos; en todo caso nada hay en el texto que no pueda arreglarse con una revisión atenta. Argumentalemente he tenido muchos más problemas, puesto que me he visto obigado a intentar poner más de mi parte de lo que efectivamente ha puesto el narrador y, aún así, no he terminado de aclararme ni con la trama, ni con su resolución. Tampoco he podido apreciar posesión como tal posesión... 
Por esas razones, mi valoración es de una estrella y media.

"Si quieres llegar rápido camina solo, pero si quieres llegar lejos camina acompañado", (proverbio masái)..

Imagen de L. G. Morgan
L. G. Morgan
Desconectado
Poblador desde: 02/08/2010
Puntos: 2579

Relato “incompleto”, por terminar. Yo creo que se podría aplicar el tema de la posesión… si hacemos un esfuerzo de adivinación. El protagonista estaría poseído por un espíritu asesino (a su alrededor todos opinan que ha cambiado, luego podría ser algo repentino) que le lleva a cargarse a todo aquel que le molesta, aunque antes hubieran sido incluso sus seres queridos. El cambio de aspecto que va experimentando también podría ser debido a la posesión: el asesino de la revista se ha introducido en él y lo va cambiando a su imagen y semejanza, de ahí la cicatriz incluso. Peeeeeeeeero… Incluso de ser así, el autor está exigiendo demasiado del lector, cuando tendría que ser él quien dejara clara la trama. Y deja cabos sueltos, como por qué no tendría cuerpo el asesino auténtico. Tal como está, el relato no se ajusta a la convocatoria.

Imagen de Lis
Lis
Desconectado
Poblador desde: 07/12/2015
Puntos: 209

Este es un concurso y, desgraciadamente, ni todos los relatos pueden ganar ni todos pueden formar parte de la antología porque compiten entre sí.

Si tuviera que elegir trece relatos entre los presentados al certamen para publicar una antología sobre posesiones, éste no entraría en mi lista de preseleccionados tras la lectura de todos ellos.

Es dudoso que se ajuste al tema de la convocatoria y además, por comparación con el resto, le costaría mucho más que a otros contribuir al éxito de la antología mediante una historia llamativa, calidad literaria o tirón comercial.

★★☆☆☆

Sin embargo siento una notable capacidad a la hora de manejar ritmos y dinámicas en este autor o autora. Ojalá me permita leer otras de sus obras en próximas ediciones del concurso.

¿En qué puedo ayudarte?

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 197120

El relato arranca con fuerza y funciona muy bien el tono asertivo que usa, pero, a mi parecer, se va desinflando poco a poco. Esto se debe, creo, a que los eventos no tienen impacto en el protagonista, por lo que acaban convirtiéndose en una enumeración. Tampoco ayuda que la pista sobre el asesino venga tan caída del cielo. Luego, aunque el cierre circular es una buena idea, llegamos a ella tras un buen bache: ¿qué hace con otra ropa? ¿Se ha ido de compras durante la elipsis narrativa? ¿Tan importante es para el asesino el vestuario? Si es el caso, habría que ver por qué. No está mal como idea para mostrar la transformación de un modo indirecto, pero creo que no está bien articulada.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Dr. Ziyo
Dr. Ziyo
Desconectado
Poblador desde: 30/01/2016
Puntos: 2123

Una vez más, no veo posesión en el relato, por lo cual me abstengo de puntuar.

 

 OcioZero · Condiciones de uso