Círculo de frío

25 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de torpeyvago
torpeyvago
Conectado
Poblador desde: 29/02/2016
Puntos: 1819

Círculo de frío

 

Los habrá mensajeros, Malakhim, y los habrá verdugos, Shedim; y estos castigarán sin piedad ni pasión los peores crímenes. Porque tan solo los humanos y las palomas superarán en crueldad a cualquier otro ente de la creación.

Incluso a los demonios.

Del «Génesis apócrifo» de Astiages, el medo.

 

¿Crees, en tu ignorancia, que escaparás de las figuras espectrales que te persiguen, que lograrás encontrar donde refugiarte a tiempo, que no te alcanzarán, que el cruel afán de tus perseguidores cesará?

Los oirás tras de ti, esa cabalgada de sonidos fantasmagóricos atenuados por la gélida niebla nocturna, de ladridos infernales que parecen venir de todos lados, de relinchos salvajes, flamígeros, que producen vahos intensos; los oirás tras de ti, digo, y tú correrás. Te arderán los pulmones quemados por el frío, se te entumecerán las manos enrojecidas por el aire helado y tus pies parecerán la laceración de el hielo y las lascas del camino.

Dejarás la figura impresionante del palacete tras de ti para correr hacia el bosquecillo que comienza al coronar la colina. Te apresurarás a llegar porque pensarás que no serán capaces de llegar hasta allí, que habrá un límite que no podrán traspasar. Oirás las voces en esos idiomas extraños envueltas en un aire sobrenatural.

Pero llegarás a los primeros árboles y sabrás que te has equivocado. Tus perseguidores sabrán encontrarte, habituados a la caza por esos parajes; tú serás una alimaña más a la que apresar o matar. Te detendrás un momento y te volverás para tratar de verlos: allí estarán, como una aparición ctónica surgida para tu daño. El pelo, empapado por la neblina, te estorbará y te lo apartarás mientras tomas aire. Parecerá, así mojado, mucho más oscuro que su rojo anaranjado natural; notarás como sus ondas se pegan al breve camisón y éste a tu cuerpo. Tiritarás por tu piel aterida y por el miedo. Éste te hará correr de nuevo.

Sentirás que te fallan las fuerzas cuando bajes la colina hacia un pequeño valle por el que repta un arroyo de fango y lodo frígido. Sentirás que cada paso hacia abajo es una incógnita, una duda sobre si aguantarás sin caerte. Sentirás que las ramas caídas, pútridas, y las raíces de los árboles te hacen tropezar, dañan tus piernas y pies, pero no te valdrán de apoyo al desquebrajarse a la mínima presión. Al final, dando traspiés, llegarás a la misma orilla y no necesitarás pensar cómo atravesar el arroyo porque caes a medias dentro de él. Te aturdirá la sensación helada que te invadirá, la hipotermia te hará dudar si rendirte, si no es mejor terminar del todo y descansar. Lograrás salir, empapada, sucia, arañada, arrastrándote por el otro margen.

De nuevo, aterida, subirás. Una luna menguante te regalará, con desgana, algo de luz entre guedejas esponjosas de niebla que se pegarán a ti y al suelo. Una luz sin temperatura, hecha de puro desánimo que valdrá, cuando llegues arriba, para decidir volver a la casa ahora que ellos están fuera. Allí, pensarás, hace calor y, con algo de suerte, podrás deshacerte de los que te persiguen, que, si bajas por tu izquierda hasta cruzar un cierto murete, podrás llegar con más facilidad que tus caballeros seguidores.

Esta idea te animará y retomarás la carrera ya muy limitada como estarás por las heridas y las pocas fuerzas. Bajarás y caerás de rodillas varias veces, incluso alguna de bruces, y para levantarte y seguir sólo te valdrá tu temor. Allí, los árboles comienzan a ralear y se hacen más abundantes las enredaderas, que rastrearán entre tus pies para que casi tengas que andar a cuatro. Y así, llegarás al muro. Aunque impresionante, se te asemejará más algo más bajo, como si hubiese encogido con los años, y las parras trepadoras de uvas ácidas que lo cubren, más viejas y oscuras. Te aferrarás a las frígidas piedras amontonadas sin argamasa que forman el murete. Treparás, y te darás cuenta que de lo mucho que te cuesta por no tener el ímpetu de la infancia, por tu cansancio y porque el frío te envarará. Pero oirás o creerás oír los perros acercarse y sólo el muro podría salvarte de ellos. Tus manos garfearán entre las plantas y las grietas, tus pies se afianzarán o resbalarán sobre los bastos sillares, hiriéndote aún más. Cuando tu cintura llegue a la cimera, te volverás; no sabrás si son lágrimas o rocío lo que resbala por la albura de tus mejillas. Respirarás deprisa, desesperada, y el aire que entrará y saldrá rasgará tu nariz y tu garganta. Verás a los perros, dos furias níveas iluminadas por la cada vez más alta e indiferente luna, y sentirás los dolores: el de la angustia, el de tus pies llagados, el de tus piernas lastimadas, el de tu pecho ardiente, el de tus manos de uñas ensangrentadas. Casi te arrojarás en tu ansiedad hacia el otro lado. No te darás cuenta que los bloques de allí arriba, más sueltos que los otros, podrían aguantar el peso de una niña, pero no el de una mujer adulta que sube con prisa. Y caerás.

No será lo peor el dolor del golpe, ni siquiera el que producirá algunas de las piedras que habrán caído sobre tu hombro y tu cuerpo. Boca arriba mirarás hacia el pie que ha quedado atrapado por una enredadera pegado al muro. Mirarás y lo verás algo torcido y elevado, tirando de tu pierna, y que provocará que el camisón recogido deje al descubierto tu ombligo y tu sexo naranja, ahora gris fantasmal.

¿Rememorarás en ese momento los juegos con tu gemela por toda la finca, como cuando os escapasteis saltando ese mismo muro, y los juegos que emprendías tú sola con los gatitos que te fascinaban, con esos cuellos tan suaves y tan morbosos que, cuando apenas habías cumplido los diez, gustabas de apretar con extraña excitación hasta que dejabas de sentir los latidos; o cuando viste el cuello de tu nueva hermana, tan suave, tan tentador, que también tuviste que apretar con tan solo dos dedos, y saliste sonriendo de su habitación por el escabroso placer que habías sentido y porque suponías que nadie te iba a descubrir; o cuando tu gemela se comprometió con ese extranjero y que quiso deshacerte de ti, por sospechar lo que podría ocurrirle a sus futuros hijos, enviándote con tu tía a un convento, pero que, en una visita casi furtiva de nuevo a la casa, lograste que cayese en el viejo pozo que tú sí conocías y el tal extranjero, tras superar el dolor, se comprometió contigo; o cuando al propio hijo de tus entrañas le tuviste que hacer lo mismo que a tu hermanita bebé, pero esta vez ese oso en miniatura, horrible, bajito, barbudo, tuerto y lleno de cicatrices que era el hermano de tu esposo, te descubrió, te agarró del brazo mientras hacía retumbar su voz de bajo profundo por todo el palacete en esa jerga infernal que habían traído de lejos, y cómo tú te habías sacado el largo alfiler de plata y bronce del pelo y se lo habías clavado en el ojo sano hasta el cerebro y después habías tenido que huir con el largo pelo suelto, descalza y en camisón para evitar que te despellejasen viva por los dos asesinatos, renunciando al buen vivir en tu casa con la fortuna de tu marido extranjero que tan bien acariciaba el vello que miras?

Doloroso será el proceso de sacar el pie de su trampa y de andar los cientos de metros por el camino que lleva a la casa. Contarás, eso sí, con que ellos tendrán que rodear el atajadizo y tú ya estarás tambaleándote o gateando por el sendero. Apenas quedarán unos metros cuando, ya agotada y helada, avanzarás arrastrándote dando brazadas, arañando el suelo como si trepases por una pared horizontal. Llegarás a tocar el granito del arranque del par de escalones que llevan a la pequeña puerta de servicio del oeste para cerrar el frío círculo de tu persecución. Y, justo en ese momento, uno de los perros atenaceará de forma terrible tu pie sano y te comenzará a halar hacia atrás por la grava escarchada. Gritarás de dolor, de desfallecimiento, de impotencia, de miedo, de rabia...

¿Crees, en tu soberbia o en tu ignorancia, que escaparás de las figuras espectrales que te persiguen por tus pecados, que lograrás encontrar donde refugiarte a tiempo, que no te alcanzarán para castigarte por tus crímenes, que el cruel afán vengativo de tus perseguidores cesará?

No, ellos tendrán eternamente su venganza y tú, tu castigo.

Per secula seculorum.

___________________________________________________________

En un lugar de La Mancha de cuyo nombre me acuerdo perfectamente...

https://historiasmalditas.wordpress.com/

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 207454

Relato admitido a concurso.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Danduay
Danduay
Desconectado
Poblador desde: 07/05/2020
Puntos: 251

Me adelanto a Pata, en el offtopic explico por qué.

Muy original el uso del tiempo verbal y la segunda persona (y muy bien llevado, no es nada fácil escribir así prácticamente un relato entero y salir bien librado, enhorabuena).

Muy bien descrito el castigo eterno, la maldición narrada; aunque la estructura circular sólo se dice, no se ve. Quiero decir que sabemos que mortificación se produce-producirá en bucle porque lo da a entender el título y se menciona en el texto, pero la propia estructura de éste no lo refleja; supongo que tampoco tiene por qué hacerlo si no lo ha querido así el autor.

En cualquier caso es una cuestión menor dentro de un relato muy bien escrito y descrito.

Para mi gusto, 4,5 estrellas (creo que le hubiera dado cinco si el propio texto tuviera una estructura circular).

Suerte.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 207454

Un relato terrible, muy bien escrito y que capta muy bien el horror de ser un fantasma condenado. El estilo, que se me ha antojado a lo Bécquer, me ha gustado mucho y está muy bien conseguido. Solo hay un término que me ha sacado de la lectura y ha sido "sexo". Claro que en el canon becqueriano no tenemos nada del estilo, pero creo que me hubiera pegado más algo como "tu monte de Venus". Creo que encaja más con un texto en el que se usa "frígida" en vez de "fría" incluso para las aguas. Es un detalle, insisto, porque el texto está muy bien escrito (hay un par de erratas, como "parecerán" en vez de "padecerán", y alguna palabra de más).

Luego hay un tema personal con el que igual me extralimito, pero que encuentro interesante contestar. Se ha optado por arrancar el relato con el horror de la atormentada y se consigue una empatía con ella evidente gracias a la narración y los espantos que encierra. Sin embargo, en cierto punto se nos revela el motivo de su condena, lo cual crea un contrapunto interesante pero que no he podido evitar que se hiciese algo moralizador. De repente me he visto puesto en el bando del jurado que ha condenado y, quizás porque vengo de leer mucho sobre Salem, me ha resultado algo chocante. Insisto en que es personal.

Se me ocurre que mostrar esos mismos crímenes desde la óptica del tormento, es decir, desde la perspectiva subjetiva de la condenada, podría hacer una transición menos marcada para los pejigueros como el aquí firmante. No sé. Es un idea.

En cualquier caso, es un magnífico relato que he disfrutado mucho. Gracias por compartirlo.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Tony Kanapes
Tony Kanapes
Desconectado
Poblador desde: 08/12/2015
Puntos: 173

Un relato brutal, escabroso y que da frío leer. Repleto de crueldad, uno no puede dejar de leer.

Hay alguna construcción que se me ha hecho un poco retorcída y creo que aquí se te ha ido alguna palabra.

"Y así, llegarás al muro. Aunque impresionante, se te asemejar más algo más bajo".

Repleto de clasicismo, gracias por compartir. 4 estrellas.

Imagen de Arriezu
Arriezu
Desconectado
Poblador desde: 05/12/2015
Puntos: 162

Periplo de un alma en pena persiguida por espectros. Una especie de Sísifo condenado a una huída continua rememorando los peacados cometidos.

Sobre el estilo, muy bueno, con metáforas conseguidas, lo que más salta a la vista es que está escrito en segunda persona. En los últimos años he escrito varios cuentos en segunda persona y siempre he intentado que estuviera justificada. En este caso, no sé si lo está, pues nos movemos en un mundo fuera del espacio y el tiempo. No en vano, la historia parece circular: empieza en un punto y vuelve al mismo una vez el penitente recuerda sus pecados.

En el fondo, el cuento no tiene más argumento que los atroces actos comentidos y el castigo. Quizás estos no debieran haber sido tan crueles, o debían haber sido solo explicados en parte, para que el terror fuera mayor ante una condena tan terrible, porque te alegras de que un personaje tan terrible sea castigado, cuando lo más acertado habría sido empatizar con él. Pero es una opinión que no hay que tener en cuenta salvo como elección propia del que escrive. 

En definitiva, un relato bien escrito. En lo tocante a lo formal interesante y que me ha complacido leer. 

Nota: 4 estrellas 

 

 

 

 

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 21795

(Relato 1)

Más llamativo que la segunda persona es el tiempo futuro. Creo recordar que no tengo un solo relato escrito en futuro, con lo que ya me has picado. Que además coincidan segunda persona y tiempo futuro parece rizar el rizo. La estructura es compleja con frases muy largas y complejas y párrafos enormes. Hay que destacar el párrafo de la revelación, que es el más largo y se compone nada menos que de una sola pregunta, construida a base de concatenar oraciones. 

Lo mejor es que todo ello tiene sentido argumental y no resulta caprichoso. Para otro relato donde resultase innecesario todo podría haberse quedado en un caprichoso ejercicio de estilo y no te habría valorado tan positivamente pero no es el caso. Había buenas razones.

4'5 puntos

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 21795

Patapalo dijo:

Un relato terrible, muy bien escrito y que capta muy bien el horror de ser un fantasma condenado. El estilo, que se me ha antojado a lo Bécquer, me ha gustado mucho y está muy bien conseguido. Solo hay un término que me ha sacado de la lectura y ha sido "sexo". Claro que en el canon becqueriano no tenemos nada del estilo, pero creo que me hubiera pegado más algo como "tu monte de Venus". Creo que encaja más con un texto en el que se usa "frígida" en vez de "fría" incluso para las aguas. Es un detalle, insisto, porque el texto está muy bien escrito (hay un par de erratas, como "parecerán" en vez de "padecerán", y alguna palabra de más).

Es verdad, a mí también me llamó la atención. Pienso que Becquer simplemente ni lo hubiera mencionado. Los escritores de la época, salvo excepciones contadas, no se metían en esas cuestiones no

Imagen de jane eyre
jane eyre
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2009
Puntos: 10051

Me ha chocado que no se diga antes el sexo del protagonista, porque me ha dificultado la imagen hasta que ha llegado al río, quizás no hubiera estado de más dejarlo claro desde el principio..

Otra cosa que me ha chirriado es que el recorrido por todas las maldades de la mujer se proponga de forma interrogativa. Creo que no hubiera perdido fuerza soltándola de la misma manera acusatoria que el resto del texto, que sonase más a acusación que a pregunta de un fiscal, vamos.

Dicho esto, el relato es de los que pierde la sorpresa final al presentarse en un certamen sobre fantasmas, pero a mí personalmente no me ha molestado el tenerlo claro desde el principio. Me gusta que se cierre y abra de la misma manera, porque es como meter al lector en el mismo ciclo repetido que sufre el personaje. La segunda persona es un acierto, porque el tono que adquiere acompaña estupendamente al estilo en el que está escrito.

Frases reguleras a corregir: “ tus pies parecerán la laceración de el hielo” “ asemejará más algo más bajo”

Gracias por compartir y suerte.

 

*La colleja es para las terminaciones verbales, al ser obligadas por el tiempo y la persona narrativos debes vigilar que no se repita demasiado su sonoridad.

 

 

Imagen de Dr. Ziyo
Dr. Ziyo
Desconectado
Poblador desde: 30/01/2016
Puntos: 2743

¡Caramba!, segunda persona y además, futuro, eso sí que es innovar. no

Un relato que te sumerje en una persecución implacable, eterna y circular a través de todo tipo de penalidades, angustias y miedos perfectamente descritos. Mi aplauso por eso.

No sé por qué, pero yo me imaginaba a alguien dirigiéndose al personaje en tono colérico y severo, como un dios del Olimpo griego ofendido por un humano y al cual le va diciendo todo lo que le va a pasar como consecuencia de su pecado.

He visto algunos pequeños fallos, que ya te han señalado, pero yo apunto otro:

...y te darás cuenta que de lo mucho que te cuesta...

Las frases son larguísimas, no tengo nada en contra de eso, pero creo que al hacerlo en interrogativa hay un párrafo que queda excesivo y creo que se podría haber narrado de forma afirmativa sin que alterara nada el resultado final.

Le doy 4,25 estrellas.

 

Imagen de Invierno
Invierno
Desconectado
Poblador desde: 21/09/2010
Puntos: 903

Bastante arriesgada la elección de la segunda persona y el futuro, pero el relato no sale nada mal parado. He de decir que aunque lo he disfrutado mucho en algún tramo quizá me ha cansado un pelín o se me ha hecho un poco cuesta arriba leerlo. Dicho esto, cambiarlo no sería buena idea, precisamente es el estilo elegido algo que le da mucha personalidad al texto. Vamos, que poniéndolo todo en la balanza me parece que merece la pena estar como está. Justicia fantasmal para una persona mala malísima, como debe ser.

4 estrellas.

Imagen de Curro
Curro
Desconectado
Poblador desde: 24/09/2015
Puntos: 1021

Venga, voy a abordar el tema desde el comienzo, el toro por los cuernos: este relato me planteó un serio problema de lectura. El tiempo verbal, claro.

Cuando se escribe en presente, gracias a nuestro lenguaje rico en conjugaciones verbales, es fácil buscar alternativas para no generar repeticiones desagradables. Con el pasado es todavía más fácil, ya que tenemos cuatro maravillosos tiempos verbales con los que jugar, a veces de forma algo tramposa. Pero… en el futuro simple, todos los verbos regulares conjugados en segunda persona del singular terminan en –arás. Incluso los más irregulares y escurridizos terminan en -ás, malditos sean.

Al principio pensaba que era algún tipo de introducción, una especie de profecía o capítulo de algún evangelio apócrifo como el de la introducción, pero llegado cierto punto me costó concentrarme en la lectura. Seguramente sea mi culpa porque soy muy maniático ―y si se me permite usar un adjetivo más coloquial, bastante rallado―, pero así fue.

Quizás se pudiera haber hecho un ejercicio para forzar por ejemplo más frases en tercera persona (forzando a que el sujeto de algunas oraciones sean los perseguidores o los elementos con que se topa la protagonista) y tratar de manejar además un abanico más amplio de verbos (oirás aparece tres veces en dos párrafos). Ejemplo tonto:

Original

Oirás las voces en esos idiomas extraños envueltas en un aire sobrenatural

Alternativa

Las voces en esos idiomas extraños llegarán a ti envueltas…

Otra cosa que no me convenció es esa pregunta tan, tan larga y sin pausa, sin puntos. Si se leyera en voz alta resultaría un tanto agotador el tono.  Creo que se podría haber troceado en varias frases, aunque todas ellas fueran interrogativas.

Pero, como digo, tampoco me hagas mucho caso, seguramente sean cosas mías cercanas a alucionaciones.

Ahora que he soltado todo ese rollo: he de decir que está muy bien escrito, me encanta el tono escogido, las descripciones, las imágenes visuales que se transmiten. La situación de la protagonista resulta asfixiante y su miedo vívido. Diría que, en cuanto a fosquería, ningún relato supera a este, cada frase, cada idea son foscas en mayor o menor medida.

La trama es muy sencilla; de hecho, los pecados de la mujer son tan grandes que es difícil que genere simpatía o dé pena. Sin embargo, la pintura con que se plasma es de primera calidad. Cada vez valoro más la atmósfera, la ambientación y las ideas sueltas sobre la trama general, el final o el mensaje ―nunca he valorado demasiado el mensaje, en realidad―, por tanto este relato me satisface mucho.

Gracias por compartirlo.

Imagen de Angelito
Angelito
Desconectado
Poblador desde: 25/12/2013
Puntos: 263

Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo.

Corre Lola corre + medio kilo de estupefacientes + neo romanticismo alemán.

Lo+

La fórmula planteada: construcción de sufrimiento que se ancla en la lástima y en la compasión para devenir en lo contrario (ya que estamos con black mirror, semejanzas con cap. 2 de temp. 2). Primero empatizamos, luego la detestamos.

La conjugación en futuro es eficiente para crear ese efecto de sentencia que da el destino, inevitable. Como si fuese la condena de un demiurgo, encima en la segunda persona para que los más susceptibles sientan escalofríos.

La pregunta retórica más larga del mundo, donde se revela la naturaleza de los hechos anteriores en un brillante despliegue sintáctico de 315 palabras.

Lo-

Son 8 párrafos (sin contar el paratexto, claro) hasta llegar a la pregunta retórica más larga del mundo. Esos 8 preparan muy bien el terreno para la gran revelación, pero tal vez se alargue demasiado y redunde. Entiendo que es adrede porque se busca un efecto muy particular en el lector, aunque hay un punto crítico en el que la extensión ya no incrementa el efecto, y esto teniendo en cuenta de que la historia se lo juega todo a esa carta, porque en realidad la historia va de un personaje huyendo de cosas feas y al final se revela que es un castigo, porque hizo cosas muy feas. Algunos lectores notarán el chicle estirándose.

Falta tilde en donde “… que lograrás encontrar donde refugiarte a tiempo,..”. Y por partida doble, al principio y al final.

★★★★

Estadísticas:

Palabras       : 1440

Matrices        : 8232

Caracteres    : 6808

Letras            : 6610

Párrafos        : 17

Sílabas          : 2809

Frases           : 56

Szigriszt1993: 60

Perspicuidad : Normal

(me estoy volviendo adicto a esto)

Imagen de Curro
Curro
Desconectado
Poblador desde: 24/09/2015
Puntos: 1021

Angelito dijo:

Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo.

Corre Lola corre + medio kilo de estupefacientes + neo romanticismo alemán.

Lo+

La fórmula planteada: construcción de sufrimiento que se ancla en la lástima y en la compasión para devenir en lo contrario (ya que estamos con black mirror, semejanzas con cap. 2 de temp. 2). Primero empatizamos, luego la detestamos.

La conjugación en futuro es eficiente para crear ese efecto de sentencia que da el destino, inevitable. Como si fuese la condena de un demiurgo, encima en la segunda persona para que los más susceptibles sientan escalofríos.

La pregunta retórica más larga del mundo, donde se revela la naturaleza de los hechos anteriores en un brillante despliegue sintáctico de 315 palabras.

Lo-

Son 8 párrafos (sin contar el paratexto, claro) hasta llegar a la pregunta retórica más larga del mundo. Esos 8 preparan muy bien el terreno para la gran revelación, pero tal vez se alargue demasiado y redunde. Entiendo que es adrede porque se busca un efecto muy particular en el lector, aunque hay un punto crítico en el que la extensión ya no incrementa el efecto, y esto teniendo en cuenta de que la historia se lo juega todo a esa carta, porque en realidad la historia va de un personaje huyendo de cosas feas y al final se revela que es un castigo, porque hizo cosas muy feas. Algunos lectores notarán el chicle estirándose.

Falta tilde en donde “… que lograrás encontrar donde refugiarte a tiempo,..”. Y por partida doble, al principio y al final.

★★★★

Estadísticas:

Palabras       : 1440

Matrices        : 8232

Caracteres    : 6808

Letras            : 6610

Párrafos        : 17

Sílabas          : 2809

Frases           : 56

Szigriszt1993: 60

Perspicuidad : Normal

(me estoy volviendo adicto a esto)

Precioso homenaje. Para el siguiente Polidori, me uniré a ti en la forma de comentar a don Torpeyvago :D

Imagen de Angelito
Angelito
Desconectado
Poblador desde: 25/12/2013
Puntos: 263

Curro dijo:

Precioso homenaje. Para el siguiente Polidori, me uniré a ti en la forma de comentar a don Torpeyvago :D

  Sueño con un mundo en donde todos valoramos así a Torpeyvago, incluido Patapalo y el 2º juez.

no

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 207454

Oído cocina no

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Bio Jesus
Bio Jesus
Desconectado
Poblador desde: 11/07/2014
Puntos: 1511

Se empieza con un gatito…
La mala semilla+ Perseguida+El expreso de medianoche (BSO).
Lo+
La fórmula futuro + segunda persona es muy eficaz porque permite cierta emóatia por la chica… en el futuro. Porque algo ha tenido que hacer.
Las descripciones. El evangelio apócrifo. Lo mimado de texto.
Lo-
Cierto desequilibrio entre la larga introducción y el abrupto final.
En un texto tan cuidado destacan algunas palabras fuera de lugar. A modo de ejemplo usas bebé, muy moderna y coloquial, teniendo a mano neonatal.
El título lo dejo en tierra de nadie, es chulo pero no especialmente adecuado para la narración.
★★★★
Estadísticas:
Palabras : 1440
Matrices : 8232
Caracteres : 6808
Letras : 6610
Párrafos : 17
Sílabas : 2809
Frases : 56
Szigriszt1993: 60
Perspicuidad : Normal

Imagen de Ligeia
Ligeia
Desconectado
Poblador desde: 03/12/2013
Puntos: 1147

jajaja que bueno, cómo sois, ole con el homenaje XD

 

Yo no me atrevo :s

Imagen de Ligeia
Ligeia
Desconectado
Poblador desde: 03/12/2013
Puntos: 1147

Concuerdo en general en que algunas palabras sacan un poco del ambiente y algunos excesos descriptivos. 

Tres estrellas: ***

Imagen de Curro
Curro
Desconectado
Poblador desde: 24/09/2015
Puntos: 1021

Puntuación: 3,5 estrellas.

Imagen de Germinal
Germinal
Desconectado
Poblador desde: 08/03/2016
Puntos: 1307

Un relato original en cuanto a la persona y el tiempo elegidos. Tiene una problemática intrínseca con la cacofonía de las terminaciones verbales, pero eso resta menos de lo que suma, ya que el efecto fosco que consigue es innegable. El párrafo pregunta ha batido todos los récords de longitud, por cierto no

Por apuntar algo más, creo que hay un desliz de tiempo verbal: “Sentirás que las ramas caídas, pútridas, y las raíces de los árboles te hacen tropezar, dañan tus piernas y pies, pero no te valdrán de apoyo al desquebrajarse a la mínima presión.”

Le hubiese dado entre 4 y 4,5 estrellas, en función de la segunda lectura porque este la hubiese requerido probablemente.

P.D.: Ole la guasa de Angelito y Bioyisus para puntuar no

 

Imagen de torpeyvago
torpeyvago
Conectado
Poblador desde: 29/02/2016
Puntos: 1819

Danduay, gracias por tu comentario. Ni la "o" con un canuto sé hacer. O un círculo con un compás. Literalmente :) .

Patapalo, sí, hay una sensación al final de salsa no ligada que hay que ver cómo solucionar... si mi desidia lo permite. En cuanto al "sexo", a alguno le hubiese dado un derrame cerebral mientras que a otros le hubiese sabido a poco; una época de excesos, sin duda.

Tony Kanapes, ¿una construcción retorcida?, ¿yo?, jajaja, en serio, le daré una vuelta, que falta lehace. O, mejor, le desdaré una vuelta.

Arriezu, sí, me temo que el relato aduce cierta simplicidad argumental, incluyendo una excesiva mala malísima. Es el problema de tener tres neuronas, dos de las cuales no se hablan.

Solharis, ¡jó!, muchas gracias.

Jane Eyre, su ilustrísima me ha dado cinco collejas en seis párrafos (en el que no es el de agradecimiento). Eso sólo puede significar una cosa: ¡este relato le ha llegado! :D

Dr. Ziyo, ¡ay, Doc!, ¡la eterna duda del escritor! Todos la padecemos. Por eso somos más interrogativos que afirmativos :P .

Invierno, gracias por balancearme... =D

Curro, qué ídem de comentario, como siempre. Tomo nota de la alternativa de la 3ª persona. ¡Ah!, y habrás de cumplir lo prometido.

Angelito, qué decir. Amén de lo acertado en la crítica a tan chicloso relato, muchas gracias por la forma de hacerlo ;). Y por "embodriar" al resto del personal, jajaja.

Bio Jesus, por supuesto que el relato está desequilibrado: si hay alguien desequilibrado en este foro, sin duda soy yo. Bueno, y Patapalo, que no sé cómo se mete en tantos ajos. ¡Y muchísimas gracias por el formato del comentario!

Ligeia, ¿yo excesivo?, ¿desde cuándo? indecision, jajaja. Sí, me lo tengo que mirar.

Germinal, sí, desliz es también parte de mi propia definición :)

Y ahora un diclaimer, que diría un anglortera, sobre la pregunta más larga del universo y sobre el propio relato en sí:

  1. El estilo está escogido como práctica para el "Pardo Bazán", aunque creo que he forzado la nota.
  2. El tiempo y la persona han sido un autocastigo impuesto por los fallos cometidos en las últimas convocatorias precisamente con los tiempos verbales: la mejor solución es coger el toro por los cuernos y darle una paliza. O que se te revuelva y te dé una cogida en los sentidos mexicano y español simultánemente.
  3. La pregunta es un experimento que trata de imitar a otras preguntas incluso más largas en relatos de "época" de Béquer, Larra, Poe, y otros monstruos inimitables.

___________________________________________________________

En un lugar de La Mancha de cuyo nombre me acuerdo perfectamente...

https://historiasmalditas.wordpress.com/

Imagen de jane eyre
jane eyre
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2009
Puntos: 10051

Anda que os habrá pillado de susto mi manera de valorar sad

Y sí, la Bazán nos tiene a todos toqueteando el estilo y no tengo yo muy claro que acabe la cosa bien jajajjajajaa

 

 

Imagen de torpeyvago
torpeyvago
Conectado
Poblador desde: 29/02/2016
Puntos: 1819

jane eyre dijo:

Anda que os habrá pillado de susto mi manera de valorar sad

Qué va, de hecho me ha molestado ostensiblemente que diga usarced que las collejas son para los relatos y no para ls autores angryangryangry 

___________________________________________________________

En un lugar de La Mancha de cuyo nombre me acuerdo perfectamente...

https://historiasmalditas.wordpress.com/

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 207454

torpeyvago dijo:

Bio Jesus, por supuesto que el relato está desequilibrado: si hay alguien desequilibrado en este foro, sin duda soy yo. Bueno, y Patapalo, que no sé cómo se mete en tantos ajos. ¡Y muchísimas gracias por el formato del comentario!

no

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

 OcioZero · Condiciones de uso