Dungeon Twister

Imagen de Varagh

Sobrevive al laberinto mecánico de Dungeon Twister

En los sombríos pasillos de Dungeon Twister nadie oirá tus gritos. El Archimago, ayudado por sus recursos e imaginación sin límites, ha capturado tu grupo de aventureros. Disfruta observando sus desesperados intentos de escapar del laberinto.

Este juego de procedencia francesa para 2 jugadores (aunque hay una ampliación de 3 y 4 jugadores) y editado por Edge en España no es el clásico juego de aventuras de tiradas de dado (que no hay) o de subidas de nivel (como podría parecer por su portada y su temática). Dungeon Twister es un juego que mezcla elementos del ajedrez, el Strattego y otros juegos de estrategia.

El juego transcurre en una mazmorra que acaba siendo, poco más o menos, una arena de gladiadores. Un mago malo, maloso perdido y muy aburrido, encierra a los grupos de aventureros que intentaron, muy fallidamente, robar sus tesoros en un sistema de confusas mazmorras, que además, tienen un mecanismo de girada que permite rotar las habitaciones.

La misión de los dos bandos de aventureros es escapar por el lado contrario de la mazmorra por donde comenzaron, y su premio es, simplemente, el salvar el pellejo.

-¿Quién gana?

El jugador que consiga 5 puntos de victoria. ¿Cómo se consiguen? Un punto por cada personaje que salga del laberinto por el lado del oponente y otro punto por cada personaje que mates. Además se pueden obtener puntos adicionales encontrando tesoros o salvando a determinados personajes.

 

-Los personajes

El primer factor estratégico comienza incluso antes de arrancar la partida, donde cada jugador debe seleccionar a sus 4 héroes (de 8 posibles).

Unos salen de un extremo del tablero y los otros enfrente (al otro extremo). Entre medias, el laberinto formado por 8 secciones de tablero puestas al azar y boca abajo, que según se descubren, se ponen boca arriba.

¿Qué personajes hay? Un mago (que flota -es inmune a las trampas de pozo- y lanza hechizos), un mekanorco (que puede girar en ambos sentidos la sección del tablero donde esté, o su pareja), un goblin (que no hace nada, salvo dar pena, pero da 2 puntos de victoria en vez de uno si sale del laberinto), una ladrona (que hace de puente para que los demás pasen por las trampas sin tener que saltarlas y que, además, abre y cierra puertas), un guerrero (cuya habilidad es destrozar las puertas), un clérigo (que cura a los heridos), una pasamuros (una tía que atraviesa las paredes) y un troll (que regenera heridas sufridas).

Cada uno, además de sus habilidades, tiene dos valores: uno de movimiento y uno de combate (Por ejemplo: el troll posee un 2 de movimiento -dos casillas, vamos-, lento a más no poder, pero tiene 4 en combate, el valor más alto; la ladrona tiene un humilde valor de combate de 2, pero mueve 5 casillas, etc...).

-El laberinto

Protagonista indiscutible del juego... El tablero está compuesto por 8 celdas/habitaciones independientes (cada una con sus muros, puertas, trampas de foso, etc...), que se van mostrando poco a poco a medida que los aventureros acceden de una celda a otra.

Además, estas celdas pueden girarse 90º cambiando el trazado de toda la mazmorra. Aparte, las celdas van emparejadas por números, y si una celda que gira está emparejada con otra que tiene su mismo número y color (solo si esta otra también está desvelada), esta última también gira, con lo que los contratiempos y el caos están a la orden del día.

Es decir, el laberinto se mueve. -"Veo la salidaaaaa..." ¡Ñeeeeeck!!" - "Ya no...te he girado y ahora lo que ves es a mi troll". Cada personaje puede mover la sección donde está, o su pareja, esté donde esté (pero siempre que esté descubierta) si alcanza la casilla adecuada de esa sección del tablero.

 

¿Objetos?

También hay. Una cuerda para pasar por las trampas de foso; una espada (aumenta el ataque) y una armadura (aumenta la defensa); un cofre, que si alguien lo saca del laberinto da un punto más; una poción de velocidad para hacer varias acciones con un personaje y una varita de fuego (sólo utilizable por el mago y solo una vez) que destruye un personaje si está en su línea de visión.

Los objetos están divididos por colores (cada grupo solo puede emplear los de su color) y es cada oponente el que reparte la situación de los objetos ajenos por el tablero.


 

-El juego

El juego tiene muy poquito (o nada) de azar. Al principio se coloca el laberinto boca abajo en dos filas de 4. En cada extremo, una peana de pasillo indica la salida de los 4 primeros personajes de cada jugador.

Cada jugador posee unas fichitas de su color que representan todos los personajes y objetos, que son colocadas boca abajo sobre el laberinto sin descubrir, menos los 4 jugadores que no han entrado todavía.

Una vez comenzado el turno, gana el que mejor se lo monte. Puedes ir a pecho descubierto y a por todas, o ir poco a poco y planeando los movimientos, o puedes optar por ser un retorcido y marear al enemigo a fuerza de girar las celdas.

Cada jugador tiene un pequeño mazo con 4 cartas de acciones (indica cuantas acciones vas a hacer este turno: 2, 3, 4 o 5), 3 cartas de salto (para pasar sobre las trampas de pozo) y 9 cartas de combate (cuyo número se suma a la fuerza del personaje para atacar y defender).

 

Supongamos que en mi turno elijo hacer 3 acciones. ¿Qué puedo hacer?

-Mostrar una sección del tablero.

-Mover un personaje.

-Iniciar un combate.

-Rotar una habitación (en el sentido que me indica el tablero -por una flecha-, menos el mekanorco que puede moverla como quiera).

-Usar una capacidad especial de personaje (atravesar un muro, destrozar una puerta...).

-Usar un objeto.


 

¿Que pasa si consumo todas mis cartas de acciones? Pues las recupero y vuelta empezar... parece que eso es bueno, pero ándate con ojo: si solo me quedan en mano las cartas de 2 y 3 acciones y al oponente las de 4 y 5, voy a tener problemas.

Los combates son graciosos porque si ganas uno, la carta usada se descarta y no puedes volver a usarla (salvo la que te da +0), pero como se juegan a la vez y boca abajo no sabes lo que te espera.

El que gana deja al otro herido, (menos el troll, que se puede regenerar al siguiente turno) y no puede moverse. Si hay un amigo cerca el agresor puede huir por el laberinto y el amigo recogerle y llevarlo en brazos hasta el clérigo para ver si le cura. Ahora bien, como esté solo morirá seguro... Aunque siempre puedes mover el laberinto y acercártelo.

 

A favor:

- Interesante planteamiento

-Es un juego tremendamente sesudo, de darle al coco, en muchos foros lo llaman "el ajedrez de las mazmorras".

 

En contra:

-Se echan de menos unas miniaturas, ya que los troquelados de cartón dan el pego pero quedan muy tristes sobre el tablero.

 

Enlaces:

http://www.edgeent.com/v2/edge_minisite.asp?eidm=39

http://www.dungeontwister.com/

http://www.boardgamegeek.com/game/12995

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Muy interesante el artículo, y el juego tiene una pinta formidable. Ahora lo que necesito es alguien que quiera jugar contra mí a esto del ajedrez de mazmorras

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8300

Bueno, ese es el problema, mucha gente se anima a jugar nada mas ver la caja porque piensa que es un juego sencillo y rápido...y luego se queda con cara de poker al ver que la partida es mucho mas retorcida de lo que pensaba.

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

 OcioZero · Condiciones de uso