UFO: Aftermath

Imagen de Destripacuentos

Un breve repaso a este juego de estrategia ambientado en un futuro apocalíptico

 

Después de haberme aficionado a (y perdido) uno de los UFO viejos (no sabría decir cuál, aunque, por si sirve de algo, diré que salían unos marcianos azules que parecían peluches y unas lapas en “homenaje” a Alien), estuve tiempo intentando recuperarlo. Al final, a pesar de las malas críticas que había visto por Internet, decidí pillarme este UFO: Aftermath como sustituto razonable. Mi mayor preocupación era que la acción siguiera siendo por turnos, ya que juegos como el Starcraft me crispan los nervios, y que la estética me convenciese. Aunque el juego tiene unas cuantas fallas, he de decir que en esos aspectos me satisfizo totalmente, hasta el punto de que, de vez en cuando, sigo echándome alguna partida aunque tenga ya poco jugo que sacarle. Eso sí, los combates no van por turnos, sino que funcionan por interrupciones.

UFO: Aftermath nos presenta un futuro apocalíptico en el que una invasión alienígena ha desarticulado el mundo. Como paso previo a la invasión definitiva, los extraterrestres se encuentran adaptando nuestro planeta a sus condiciones de vida a través de cultivos mutantes que cambian la atmósfera y generan terribles monstruos. Nuestro papel es el de reconquistar la Tierra a través de una serie de misiones estratégicas mientras nuestros científicos investigan lo sucedido y encuentran una solución al problema.

El trasfondo del juego se haya muy cuidado y los escenarios son de lo más sugerente. Los soldados que tenemos a nuestro servicio recuerdan en su estética a los de Starship Troopers o los de Alien, aunque el arsenal inicial es más propio de la actualidad. Los transmutantes (las extrañas criaturas nacidas a consecuencia de la invasión) son terribles y tienen su punto aterrador y los alienígenas el aspecto propio de los marcianos cabezones grises de la mitología yanqui. Este apartado, aunque subjetivo, tiene un sobresaliente por mi parte.

En la parte estratégica nos encontramos con un sistema muy simple de investigación / fabricación: elegimos qué va a ser el trabajo en curso y este se desarrolla más o menos rápido en función de las bases que tenemos asignadas al mismo. Hay bases de investigación y de desarrollo, punto pelota. No tiene demasiado interés en el sentido de que es poco controlable. El lado investigación, además, pierde parte de su gracia cuando ya conoces todos los bichos y sus puntos débiles. Eso sí, es importante conseguir cerrar las investigaciones para ganar la partida, y algunas conducen a la fabricación de material bélico de gran importancia para hacerse con la victoria. En el anterior UFO tengo la impresión de que sacaban más jugo a este aspecto.

El otro elemento estratégico es la elección de misiones y este ya tiene más interés. En primer lugar, son a priori más variadas (rescates de pilotos, ataques a módulos de biomasa, captura de especímenes, limpieza de zonas, captura de UFOs, etc.). Al final, sin embargo, se reducen a batallas en las que controlamos a media docena de soldados y en las que se desarrollan, por lo general, las mismas tácticas. Sí que es cierto que estas tienen su encanto por la estética de los escenarios, pero terminan por ser monótonas. Eso sí, en ocasiones llegan a ser épicas, como en las limpiezas en las que empieza a escasear la munición o las defensas encarnizadas de las bases.

Otro problema que se acumula es el del número estable de agentes. El sistema se encarga de que no acumules demasiados soldados ni te quedes sin ellos. Esto minimiza el interés por mantenerlos con vida, lo que resta tensión al juego. Sabes, por ejemplo, que si te masacran a todos tus soldados tendrás acto seguido cinco reclutas esperando en la base. Además, hay un extraño bug que hace que si cargas una partida justo antes de entrar en una misión táctica te aparece un recluta nuevo en la base (así que puedes obtener uno por misión hasta llegar al tope).

Sí que es cierto que les puedes coger algo de cariño a los soldados, a pesar de que se repiten los rostros y los nombres cíclicamente, y que son mejores los veteranos porque han tenido más entrenamiento y experiencia. Esto, no obstante, deja de ser determinante a un cierto nivel del juego. Si bien las características parecen marcar diferencias en movimiento y efectividad en las primeras misiones, a medida que el juego avanza te das cuenta de que tus soldados suelen ser bastante uniformes y adecuados para el nivel en el que estás.

La estrategia global ligada a las misiones sí que tiene algunos puntos positivos. Tienes que dar prioridad a determinadas acciones a medida que se crean puntos calientes, y el avance de la biomasa por el globo crea un efecto psicológico bastante curioso. La posición de las bases (militares, de investigación, de desarrollo) es determinante. Es una lástima que estos elementos no terminen de ser explotados por detalles como los previamente citados.

En cuanto al armamento, un punto interesante en el juego, hay que decir que está bien conseguido en el sentido de distintas prestaciones en función de las armas, pero falla de nuevo por culpa de la proporcionalidad: aunque no llega al punto de los soldados, sí que encontraremos armas en función del escenario a afrontar, lo que hace que no tengamos que pensarnos mucho con qué armamos a los personajes. Eso sí, pueden darse carestías, y enfrentarse a determinados bichos con malas armas suele ser un suicidio. Es uno de los pocos motivos que hacen que sea importante esforzarse por no perder soldados: porque las armas se quedan por el camino.

En conjunto, en definitiva, creo que UFO: Aftermath es un juego limitado pero agradable de jugar si te interesa este tipo de táctica (acción continua interrumpida) y el escenario que presenta.

Imagen de Telcar
Telcar
Desconectado
Poblador desde: 27/02/2009
Puntos: 340

Este juego lo tengo en original, y pese a no ser un superclase y estar a la sombra de los UFO, me parece un "tapado" al que vapulearon las críticas oficiales inmerecidamente. Es curiosa la tendencia que tienen ciertas revistas a machacar a ciertos juegos poco "mediáticos" o menos populares.

Concido con los puntos del análisis. La verdad es que a mí me gustó bastante, un buen producto de serie media pese a ciertas carencias leves en la jugabilidad. REcuerdo que me liaba un poco en el entorno estratégico y me fastidiaba la recurrencia a tácticas similares.

Por cierto, que ese UFO viejo al que te refieres (el de los peluches azules) debe de ser el UFO: Apocalypse, el 3º y mi favorito de los tres originales pese al birrioso diseño de los alienígenas, includidas sus armas y naves.

"Nunca tantos, debieron tanto absolutamente a nadie"

Ser Huinston Chungchil

 

Imagen de Destripacuentos
Destripacuentos
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 45022

Por cierto, que ese UFO viejo al que te refieres (el de los peluches azules) debe de ser el UFO: Apocalypse, el 3º y mi favorito de los tres originales pese al birrioso diseño de los alienígenas, includidas sus armas y naves.

Ese, ese es. Yo también lo recuerdo como mi favorito, aunque tendría que ver la impresión visual que me causa a estas alturas. Recuerdo que, por ejemplo, el tema del terror de los agentes era muy interesante, y también el poder diseñar las bases más o menos a la medida. Hubiera estado bien esa jugabilidad con los gráficos del Aftermath.

Gracias por el comentario.

 OcioZero · Condiciones de uso