Rick Dangerous

Imagen de Destripacuentos

Un Indiana Jones retaco con muchas ganas de meterse en líos

Este era el planteamiento del Rick Dangerous, un juego de plataformas diseñado por Core Design y publicado en 1989 que resultaba terriblemente adictivo. ¿Su secreto? En primer lugar, el escenario: Rick Dangerous encarnaba a la perfección el ideal aventurero de los niños que habíamos crecido con Quatermain e Indiana Jones. El juego nos llevaba de templos ¿mayas? ¿incas? perdidos en la selva amazónica y, cómo no, repletos de trampas y salvajes indígenas a misteriosas pirámides egipcias (igualmente repletas de trampas, a cada cual más maquiavélica). Incluso había una zona con una delirante base secreta que parecía un híbrido entre James Bond y una película de ciencia ficción serie B.

En segundo lugar, y con la misma importancia, el tono en el que estaba tratado este escenario era más que acertado. Rick Dangerous es una parodia autoconsciente de los héroes pulp y así lo pone de manifiesto su estética caricaturesca. De este modo, la profusión de disparos, explosivos, lanzas envenenadas y tesoros imposibles se combinaba con un deje humorístico y ligero que sentaba muy bien al juego. La propia banda sonora, que retomaba ese espíritu trepidante y divertido del cine de aventuras más clásico, te ponía en situación durante las presentaciones.

Luego, por supuesto, e igualmente importante, estaba la jugabilidad. Los controles eran en extremo sencillos —las flechas para desplazarse, agacharse o saltar, y, combinadas con la barra espaciadora, disparar, poner cartuchos de dinamita o usar la francamente útil “lanza”— y eran igualmente cómodos para joystick que para teclado.

Eso sí, su sencillez no estaba reñida con la diversión, pues la combinación de enemigos y trampas a modo de rompecabezas obligaba a estar siempre alerta, como te dejaban claro desde el mismo arranque del juego, con esa escena homenaje a En busca del Arca Perdida en la que Rick era perseguido por una gigante roca rodante (y esta no parecía de cartón piedra).

El juego, de todas formas, era eminentemente lineal, y al final terminabas por automatizar tanto los movimientos que, os lo aseguro, lo retomas veinte años después y te salen los movimientos solos. ¿Qué como lo sé? Porque gracias a la magia de Internet, los nostálgicos podemos disfrutar de nuevo en vivo y en directo del Rick Dangerous en enlaces como el siguiente: rickdangerousflash.free.fr

Si este breve artículo te ha despertado buenos recuerdos, o si quieres echar un ojo al pasado de los juegos de plataformas, en el que la técnica se suplía con escenarios milimétricamente pensados, no dudes en echarle un ojo: merece la pena.

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8300

Ya que hablamos de este juego, un recortable de rerick dangerous para poner en el escritorio.

http://www.nicepapertoys.com/photo/rick-dangerous?context=user

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196895

Varagh dijo:

Ya que hablamos de este juego, un recortable de rerick dangerous para poner en el escritorio.

http://www.nicepapertoys.com/photo/rick-dangerous?context=user

Genial. Simplemente genial.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Varagh
Varagh
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8300

Patapalo dijo:

Varagh dijo:

Ya que hablamos de este juego, un recortable de rerick dangerous para poner en el escritorio.

http://www.nicepapertoys.com/photo/rick-dangerous?context=user

Genial. Simplemente genial.

¿Que tendrán estos personajes que resultan taaaaan encantadoramente nostálgicos?

“Quien vence sin obstáculos vence sin gloria”

 OcioZero · Condiciones de uso