Drácula

Imagen de Patapalo

Reseña de la emblemática novela de Bram Stoker.

 

 

“Drácula” es una obra clave en la historia de la novela de terror. Es un clásico, además, porque instauró en el imaginario popular un personaje que a todos nos es conocido: el vampiro. Este ente maligno, sin embargo, no fue creación de Stoker, sino de Polidori.

 

La historia del mismo, sirva como explicación de la inspiración de esta novela, está en una velada que, como no podía ser de otro modo, resulta totalmente romanesca: en ella participaron Lord Byron, el poeta Shelley y su mujer, Mary, y el médico del primero, Polidori.

 

En una noche de tormenta que pasaban en Villa Diodati, a orillas del lago Ginebra, el anfitrión, Lord Byron, propuso, como desafío y entretenimiento, escribir un relato de terror. Las obras de los dos favoritos quedaron inconclusas o pasaron sin pena ni gloria, pero la de Mary Shelley sirvió como germen de su novela “Frankenstein” y la de Polidori para la de Bram Stoker, “Drácula”.

 

La autoría de “El vampiro”, que era el título de dicho relato, fue adjudicada en muchas ocasiones a Lord Byron. Polidori nunca llegó a disfrutar del reconocimiento de la paternidad de dicho personaje y, aun a día de hoy, resulta desconocido para muchos.

 

Stoker, por el contrario, inspirándose en la historia planteada por su predecesor, entretejió una trama más rica y sorprendente y, sin duda, mucho más reconocida por el público.

 

En “Drácula” el personaje central sigue siendo un aristócrata misterioso, pero en vez de limitarse la acción a su relación con un joven inglés a lo largo de un viaje por Europa, la trama implica muchos más elementos. La variedad de personajes y sus interrelaciones, así como un muy efectivo uso del género epistolar, convierten a la novela en una auténtica obra maestra. Su ejecución encierra tal maestría que, a pesar de lo bien conocida que es su historia, merece la pena ser leída.

 

Muchos autores y críticos han querido leer entre líneas en las páginas de esta obra, seguramente por esa creencia de que las novelas de fantasía no pueden ser un fin en sí, sino que deben esconder una lectura subrepticia, una metáfora. Sin lugar a dudas, “Drácula” encierra algunos de los miedos típicos de la sociedad victoriana, que clásicamente se representan con la amenaza del misterioso oriente y la superstición frente al progreso, y algunos anhelos secretos de los que vivieron en una sociedad tan encorsetada, como las sugerencias sexuales implícitas. No obstante, no creo que Stoker los plasmara intencionadamente, con el objeto de hacer reflexiones sociopolíticas.

 

¿Podría ser éste, a pesar de ello, un elemento que explicara la diferente acogida entre “El vampiro” y “Drácula”? Podría ser, ya que el primero se centra más en relaciones personales y consideraciones morales, por lo que, sin duda, resultó más perturbador, y la segunda, al tener una perspectiva más general, es posible que resultase más fácilmente asimilable por el lector, permitiendo que éste se implicase en la narración de la lucha contra el mal.

 

No obstante, sin duda hay muchos más elementos en esta vieja historia que separaron ambas obras; la diferencia de formato y la omnipresente sombra de Lord Byron se contarían entre ellas.

Autor

 

Bram Stoker nació en 1847 en Dublín (Irlanda) y murió en 1912 en Londres (Inglaterra). Fue durante diez años funcionario y crítico teatral, hasta que se marchó de Irlanda en 1876 como secretario y representante del actor inglés Henry Irving, con quien dirigió el Lyceum Theatre de Londres.

 

Entre sus numerosas obras destacan: "El desfiladero de la serpiente" (1890), "Crooked Sands" (1894), "Drácula" (1897), "Miss Betty" (1898), "La joya de las siete estrellas" (1903) y "La madriguera del gusano blanco" (1911).

 

Sinopsis

 

Un misterioso aristócrata de la Europa del Este quiere establecerse en Londres, para lo que contrata los servicios de un joven inglés. Esta relación será el portal que abrirá paso a un siniestro ser al corazón de la sociedad victoriana.

 

Edición

 

Drácula

Bram Stoker

Valdemar, 2005

Colección gótica

Cartoné

 

Otras ediciones recientes

 

Alianza Editorial, rústica 2005

Anaya, rústica 2005

Comunicación y publicaciones, cartoné 2005

Edebé, rústica 2005

Ediciones B, rústica 2006

Mondadori, cartoné 2005

Umbriel editores, rústica 2006

 

Conclusión

 

“Drácula” es una novela clásica de aventuras donde el bien lucha contra el mal. La perspectiva, obviamente, es la de un miembro de la sociedad victoriana, por lo que algunos conceptos resultan algo particulares. La ambientación es oscura, opresiva, y se transmite magistralmente gracias al estilo epistolar elegido por el autor. Las cartas, anotaciones en diarios, etc. que vamos encontrando a modo de capítulos resultan terriblemente verosímiles, por lo que, a pesar de ser una narración indirecta, aparece inquietantemente cercana.

 

Más allá de las consideraciones y segundas lecturas que se puedan realizar del texto, la novela es una obra maestra del género de terror y, sin duda, un trabajo sorprendente. Muy recomendable incluso para aquéllos que conocen bien la historia, y muy especialmente, para quiénes tienen auténtica pasión por la literatura.

 

Imagen de Laura Luna
Laura Luna
Desconectado
Poblador desde: 28/01/2009
Puntos: 59

Uno de mis libros favoritos, yo que soy una friki de los vampiros ;) Esto sí es una obra maestra y no la mierda adolescente de "Crepúsculo" XD

Even the moon needs to be dark sometimes: http://lauralunamun.tumblr.com/

Espacio patrocinado por

Nocte - Asociación Española de Escritores de Terror

http://www.nocte.es/

 OcioZero · Condiciones de uso