PDA: Tokrand

16 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

Bueno, como hoy no puedo dormir, como desde hace algún tiempo me ha venido ocurriendo, me he puesto a dar un repaso a las cosas que tenía por ahí y he decidido colgar una pequeña prosa que se quedó pendiente en la sección de poesía de OJ, ya que el tiempo no estuvo de mi parte. Este escrito es también el prefacio del libro que estoy ultimando y que, en cuanto mi hermano termine las ilustraciones de los relatos, espero ver publicado de alguna forma, aunque se me vaya la sangre en ello. A ver qué os parece: Del páramo de los sueños Lóbrego y desgarrador es el sentimiento que, nacido de la cantera del fervor en un resquicio, carente de toda significancia y armonía, encadena el alma a los sentidos primeros en la terrible y despiadada causa de moldear el barro de lo terrenal para darle la apariencia divina de lo eterno. Como funesto eslabón se engendra el pensamiento, que decrece y sucumbe cuan febril aliado entre las vespertinas zarzas que guardan el valle de la memoria de todos los tiempos. Imaginad un atardecer que al vacío se le antoje eterno; un atardecer cuyas simas están plagadas de infortunios, desparramados por doquier la esperanza y el anhelo, pues todo a nuestro alrededor no tiene forma más viva que el desierto. Imaginadlo, y llorad conmigo, pues de no pensar por nosotros mismos, allí es donde acabará, cuando nos hayamos ido, el pensamiento. Caduco es ahora el tiempo, gris y desgarbada la figura del sosiego; venturoso mas turbio, el desacierto. Allá donde todo es infructuoso y no queda nada para aquellos llamados a ocupar nuestro lugar, pues en derredor a ellos moran estío e invierno; allá donde perecen las sombras del cáliz de los hombres bajo el tupido brozal del olvido, la nostalgia y el desconsuelo, no hallará el alma reposo de este mundo, pues el silencio es voraz y esperpéntico, mas hallarán asilo nuestro cuerpos. Y ¡ay de nosotros! Que por no atrevernos a cruzar tan tenebroso valle de ingrávitas espumosas dunas y efímeros inconclusos tiempos, pues el sendero que nos lleva es oscuro y es incierto; por no atrevernos a desafiar tan ignota inmensidad, pasto somos de la fortuna, pues antes de abrir los ojos ya somos ciegos. Y ¡ay! digo, porque tras tan terrible y desolador páramo, oculto a la memoria, más allá del pórtico de luz que linda entre lo brumoso y lo verdadero; allá donde por profundo miedo a irrumpir jamás sabremos lo que encontrar pudiéramos, desolados en la distancia de un largo crepúsculo hibernal, relegados al olvido de sus dueños, en angosto refugio de quietud residen nuestros sueños. Espero que os guste. Tokrand

Imagen de Sechat
Sechat
Desconectado
Poblador desde: 28/01/2009
Puntos: 747

¡Genial! Muy barroco, pero con mucha fuerza y muy visceral (por esa misma fuerza que entraña). Le veo alguna pega y es en cuanto a la puntuación. Creo que ganaría si donde has colocado algún punto y coma colocas un punto y seguido y donde has puesto alguna coma yo pondría quizá puntos suspensivos. No obstante, me ha enganchado desde el principio y espero poder disfrutar de ese libro del que hablas, lo antes posible. Un placer leerte.

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

Muchas gracias Sechat. Sé que es un poco barroco, pero es un tipo de expresión que me gusta dependiendo de qué esté escribiendo, y como dices, creo que en este tipo de escrito ayuda a darle fuerza a lo que se expresa. Con respecto a lo que dices sobre la puntuación, te agradezco el consejo, y me viene genial, ya que al estar ultimando el libro tengo ahora que pegarle un repaso muuuy detenidamente y poner cada punto y cada coma en su lugar correspondiente.

Me alegra que te haya gustado, con el tiempo iré colgando algo más de lo que tengo guardado en mi pequeño baul, y siempre es reconfortante un comentario de aliento.

Un saludo saludable.

Tok

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

 

 

 

VII
 
Como un fuego voraz de muda calma
que acunase entre sus brazos el cuerpo,                       
en muerte dócil y tranquila                               
después del sufrimiento.                                         
 
Como mil avispas poblasen la piel                                   
de llagas carmesí, oro y argento,                                                                      
mientras a un lado rieren otras mil                                  
simulando goce y desenfreno.                          
 
Como un suspiro del brote celestial                          
que es preludio al crepitar eterno;                        
marabunta nacida en el corazón                                   
que se extiende por las venas fingiendo.                    
 
Como dar caza al mismísimo diablo             
tras dos y mil leguas de entierro,                                  
para perder la vida al saciar la sed                             
en aguas colmadas de veneno.                                   
 
Como negar la triste realidad                         
al despertar de un efímero sueño.                         
Como vivir sin vida y clamar muerte,                       
así fueron sus besos.

Imagen de Lola
Lola
Desconectado
Poblador desde: 09/03/2009
Puntos: 46

"Y ¡ay! digo, porque tras tan terrible y desolador páramo, oculto a la memoria, más allá del pórtico de luz que linda entre lo brumoso y lo verdadero; allá donde por profundo miedo a irrumpir jamás sabremos lo que encontrar pudiéramos, desolados en la distancia de un largo crepúsculo hibernal, relegados al olvido de sus dueños, en angosto refugio de quietud residen nuestros sueños." 

Me gustó mucho, muy Lope de Vega.

Te cito: 

Noche fabricadora de embelecos,
loca, imaginativa, quimerista,
que muestras al que en ti su bien conquista,
los montes llanos y los mares secos;(...)

pink nails...red lips

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

Muchas gracias por tu comentario Lola, me alegro de que te guste. No he leido mucho de Lope de Vega, pero despues de leer ese cuarteto y tu comentario voy a buscar algo suyo a ver que tal.

Nos leemos.

Tok

Imagen de gador
gador
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8823

muy bueno TOK...muy "poe"..jajaja por un momento te he imagina asi vestido..con tu novia

 

la mano que mece la cuna

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

 Pues la verdad es que me encanta el estilo. Ya me gustaria a mi tener un castillo como ese.

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

 

XLIV
 
Manchadas sus manos de tibia sangre,
resarcido su dolor,
diose media vuelta para hacer frente
a la audiencia que pedía compasión.
 
El cuerpo yacía inmóvil, en el suelo,
lívido el manto de su yerma piel,
y aun orlada en sus pupilas la sombra,
parecía el muerto preguntar: ¿por qué?...
 
Hízose entonces el silencio entre los jueces,
un silencio ponzoñoso y sobrecogedor,
y tendiéndose la blanca luz sobre la dama,
adivinose en sus ojos lágrima de amor.
 
Su mirada era en verdad triste y comedida,
y su trémula carne al fin desfalleció,
al tiempo que se desplomaba sobre sus rodillas
parecieron sus labios susurrar: “perdón”...
 
¡Sublime! ¡Maravilloso! Pensaron aquellos
que aguardaban el fin con suma expectación.
La nube de pañuelos hizo temblar el palco
y hundiose el recinto en mayestática ovación.
 
Mas la dama, culpable, para sí misma repitió:
¡Oh! ¡Dios mío, Dios mío! Perdóname mi Dios ...
pues el trágico sainete que ahora represento
de alguna forma en vida, lo he escrito yo...

Tokrand

Imagen de Julián Castro
Julián Castro
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2009

Vuelves fuerte, ¿eh?

"La mayor locura del hombre es pretender estar cuerdo..." www.loslibrosgrises.blogspot.com

Imagen de _Pilpintu_
_Pilpintu_
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2909

Ya lo creo que has venido fuerte, genial este último, sí señor ! 

...(...) "y porque era el alma mía, alma de las mariposas" R.D.

Imagen de Ghazkull
Ghazkull
Desconectado
Poblador desde: 03/02/2009
Puntos: 2358

me encanta

No lucho para ganar sino por el mero placer de combatir y pelear.Viva el Waaagh y todos sus practicantes!!!

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

Bueno, pues como lo prometido es deuda, aquí os dejo algo de mis sueños y de mis sombras, espero que os guste:

 

Reacia como era por naturaleza

a mostrar de ningún tipo cortesía,

diose media vuelta con presteza

zafándose del brazo que la asía.

 

Y soltó sus palabras sin pereza,

aun a sabiendas del daño que hacía;

y lo hizo con tan magistral destreza

que pareció en su voz haber poesía.

 

Y dice el Señor que no hay tempestad

que al barco lleve siempre a la deriva.

Mas le diría yo a su majestad:

 

"Algo hay, Señor, que ni el tiempo esquiva,

pues la mujer, cuando se la hiere el alma,

¡eso no lo perdona mientras viva!"

 

 

 

 

Me pierdo en el espacio que dibujan tus ojos,

marrones y profundos, como hojas de otoño diluidas

en las vespertinas sombras del cálido fuego crepuscular;

en esas sus pupilas nimbadas por la esencia del estío,

en sus ignotas y líquidas ondas, quisiera yo habitar.

 

Aunque no lo creas, más de una vez los vi temblar,

al romper la risa ese, tu amado silencio,

así como tiembla la torpe imaginación al vibrar

las insondables cuerdas que mueven el tiempo.

 

Es mientras duermes que el iris, combado,

se convierte en flameantes obleas de ámbar cobrizo

que, como movidas por dolientes tempestades,

se desplazan hasta los confines del Hades,

sumiendo el universo en un tremendo rizo.

 

¡Ay...! Será en esos remotos confines del cielo

donde Hipnos vierte cántaros de luz y fuego

para que al despuntar el alba cada día,

resplandezca en tus ojos esa fuente de vida

que es el fulgor de que se visten los sueños.

 

 

 

 

El tiempo, dueño irascible y quebradizo de la angustia del recuerdo,

concediome el deseo que tanto anhelaba con inmudable sonrisa en su faz.

 

Yo le pedí la cura del desasosiego que quebrantó mi libertad:

 

"¡Libra mi alma de tan pesada carga!

¡Devuélveme la ansiada libertad!

Postrado a sus pies, rendido a su juicio,

sometido a su voluntad..."

 

Y él, señor de la paciencia y la ironía,

cosió mi corazón a fuego lento,

haciendo de mi memoria un erial.

 

 

 

 

Cubriréis de cirios mi alcoba,

y de rezos el aire que envuelve mi cuerpo;

en el ropaje que me sirva de mortaja,

el más vistoso, se desharán mis restos.

 

¿A qué tanta galantería, tanto esfuerzo?

¿Acaso por saber que os estoy viendo?

Dejad para los vivos lo que sea menester,

que aquí donde yo me hallo

no preciso luz ni atuendo.

 

 

 

 

Hacéis elogio a la aliteración verbal,

en tanto olvidáis la elocuencia,

pues aquello en lo que habéis carencia,

es en armonizar palabras y verdad.

 

Habláis con la gravedad del herido,

mas no es de dolor, sino de sierpes,

el nudo que nace en vuestras mientes,

del que ya antes fui testigo.

 

Triste, muy triste,

es todo cuanto decís;

triste, muy triste,

mas quede así.

 

De todo cuanto he oído, nada pienso rebatir.

Permaneceré impasible, mudo, muy quieto,

no veréis en mis ojos brillo que hable de sufrir;

pero sabed que cuanto yo pienso, por respeto,

lo callo por siempre, y lo guardo para mi.

 

Así, que el tiempo que a mí me lleve

arrancarme de cuanto ahora sé la amargura,

lo empleéis vos, ese y mucho más,

sufriendo por cuanto no sabréis

ni aun tras la sepultura.

 

XLI

XXXV

XXIV

XXII

XIII

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

 

 

...y como hijos de un Dios hedonista y pródigo,

demos rienda suelta a los placeres

que como aguas del río de la vida

en esta noche han de correr.

 

Refugiémonos en la carne, y en el vino,

entreguémonos a nuestros más oscuros y amados deseos,

y no reparemos en el mañana hasta que al despuntar el alba

el nuevo sol nos traiga nuevas sobre lo que ha de acontecer.

 

Si es necesario, expiaremos entonces nuestras culpas,

mas no pagaremos con antelación pecados que se escapan

a nuestro entendimiento, y que reprimidos por nuestro

aletargado pensamiento, no hemos llegado a cometer.

 

Podrá Dios enojarse con nosotros allá en los cielos, pero aquí en La Tierra,

hay tantas cosas de las que poder arrepentirnos que aún nos quedan por conocer...

Recónditos y virginales páramos, apartadas sendas, más allá de cuantas han sido vetadas por su mano,

que nosotros mismos nos hemos negado, en nuestra deslustrada vida, recorrer...

Y que hoy, con renovadas fuerzas, ansiosos por sobrepasar ese muro de indolencia

que en nuestro fervor alzaron la desidia y la intransigencia, nos hemos propuesto ver...

 

El pecado más dulce es aquel que no sólo prohíbe la ley de Dios,

sino nuestra propia conciencia.

Imagen de Tokrand
Tokrand
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 418

.

Imagen de jane eyre
jane eyre
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2009
Puntos: 10008

¡¡¡Canufloooo!!! (insertar emoticón llorando a mares de la emoción)

 

 

 OcioZero · Condiciones de uso