Un portal de palabras 2

Imagen de Andromaca

Reseña de la antología conmemorativa del Certamen de relato joven publicada por Grupo Ajec

La antología Un portal de palabras 2 nos presenta los relatos ganadores y finalistas del certamen Ociozero, el cual promueve varias categorías. Por ello, para que el trabajo sea más riguroso y exhaustivo, vamos a analizar cada una de las categorías y los relatos:

Categoría Dragón de Fantasía

Relato ganador: El batir de unas alas de Miguel puente Molins.

Lo cierto es que es un relato bastante interesante. Muy bien escrito, no esperaba menos de su autor. No quiero decir nada sobre el argumento porque sería desvelar por completo la trama y el plato fuerte, por eso me centro en los aspectos estilísticos. La narración es fluida pero a la vez utiliza una prosa bella y sugerente, que creo que se adapta perfectamente al tema del relato en sí. La antología no podía comenzar mejor.

Relatos finalistas:

Cazador de Claudio Alejandro Amodeo.

Otro relato bastante interesante y original. El tema planteado me ha llamado mucho la atención, porque por un momento llegué a creérmelo de tal manera que estaba sufriendo con los personajes. El protagonista de la historia, un cazador de Kabuss (unas extrañas criaturas), se dará cuenta de que no todo es lo que parece. Un final perfecto para una historia dramática y bella.

Ojos de amatista mirando a través del tiempo de Jaime Munuera Bermejo.

No sé qué sucede pero en esta antología me he topado con que casi todos los relatos de fantasía eran verdaderamente bonitos y eso me ha gustado. Mucha gente piensa que la fantasía tiene que ser oscura o con un toque de terror pero no tiene por qué. Y así se demuestra en este relato, que a pesar de tener esas pinceladas acaba por convertirse en un relato extremadamente sensible, con momentos de una belleza lírica escalofriante. Le doy mi enhorabuena al autor.

Categoría Atlante de Ciencia ficción.

Relato ganador: Caecus, 2016 de Alejandro Morellón Mariano.

Impresionante. Tras leerlo me quedé sin palabras. Me encantan las reconstrucciones en las que la ciencia ficción y la fantasía se superponen a la historia (y no me refiero a la historia del relato, sino a las épocas históricas y personajes reales). Este relato es un ejemplo de ellos y además se soluciona de un modo perfecto. El autor arriesga mucho pero consigue resolverlo todo de un modo espléndido. Se nota que Alejandro tiene experiencia en esto (o eso es lo que me ha hecho pensar el relato) y que ha disfrutado escribiéndolo. Yo también lo hice leyéndolo.

Relatos finalistas:

Narae de Claudio Alejandro Amodeo.

Otra historia bellísima. Me sorprende que los autores escriban este tipo de relatos de esta forma y me ha encantado. Estoy acostumbrada a leer ciencia ficción que se me antoja demasiado rudimentaria pero tras leer los trabajos aquí presentados puedo decir que estoy perdiendo esa opinión y adquiriendo una más positiva. El autor nos traslada a un mundo futuro de guerras entre distintas especies. Pero especies que aun así pueden amar, en su soledad, diferencia y dolor. La prosa del autor también es magnífica y el relato en primera persona logra que el lector se sienta más identificado.

Origen de Marc Tello.

Elegido. Chamán. Arqueólogo. Estudiante. Todos ellos relacionados entre sí en este relato muy cortito pero al mismo tiempo muy intenso. He de reconocer que es una historia compleja que merece la pena leer un par de veces para sacarle todo el jugo. Aun así, muy interesante. El lector no se quedará con las manos vacías tras leerlo.

 

Categoría Leviatán de terror

Relato ganador: El agujero en la pared de una habitación hexagonal de Marcela Jordá Jacarilla.

Supongo que el relato tiene que ser muy bueno si resultó ganador pero lo cierto es que yo no lo he entendido del todo. No sé si es que no me pilló en buen momento. Volví a leerlo y me sentí del mismo modo. Lo que sí es cierto es que provocaba en el lector sentimientos encontrados. La historia se nos va mostrando como a fulguradas, destellos brillantes y a la vez oscuros, pero no encuentro una historia más allá. No es que no me haya gustado, es más, lo disfruté mientras lo iba leyendo, pero creo que fue el final el que me dejó algo fría. De todos modos, es un relato bien trabajado y escrito, y muy original y arriesgado.

Relatos finalistas:

El hombre de las cartas de David García Ramírez.

Lo cierto es que es un relato que empieza muy bien. Tiene todos los toques para provocar escalofríos y para sembrar el misterio, pero se queda ahí. Esto son opiniones personales puesto que en cuestiones de trama siempre suelen serlo, pero el final también me dejó fría. Creo que es un relato que se merecía muchísimo más porque el planteamiento es buenísimo. De todos modos, el autor tiene una capacidad absoluta para recrear ambientes insanos y personajes desquiciados. Creo que eso es un gran punto a su favor.

El misterio de Sharshak de Guillem Sanmartin Simó

A diferencia de los otros dos, con éste me sucedió lo contrario. Al empezar me aburrí un poco pero a medida que fui leyéndolo la trama me fue enganchando más. Los misterios que azotan la ciudad de Sharshak me parecieron muy interesantes y sobre todo cómo se resuelve todo y el desenlace final que te deja con una media sonrisa en la boca, pensando cómo te deberías sentir. Me gustaron mucho las descripciones del autor sobre el lugar y sus habitantes, muy visuales y plásticas.

El encuentro de José Ignacio Becerril polo

Me voy a arriesgar y voy a decir que es el que más me ha gustado de esta categoría. Es un relato bonito, muy bonito. Y muy metafísico. Con unas reflexiones profundas que me llevaron a sonreír al final, con esa sonrisa tierna que aflora en tus labios cuando ves una peli ñoña o lees un libro que te hace pensar. Este encuentro no es como los demás. Tal vez un día te encuentres con alguien que no esperas y cambie tu vida como les sucede a los protagonistas de la historia. Personalmente (yo soy muy dada a ello) me ha encantado que José Ignacio se remonte al pasado para tratar de explicar la situación presente. Acabas cogiéndoles cariño a los personajes. Además, su prosa es fantástica.

 

Categoría Tácito de relato histórico

Relato ganador: Vayonas de Ángel Aguirre Sánchez.

Un relato con unos personajes y un ambiente triste y a la vez encantador. Lo cierto es que me ha parecido más un relato costumbrista que un relato histórico a no ser por la parte final. También he de decir que no soy muy proclive a la novela o relatos históricos pero en definitiva éste me ha gustado. Su autor maneja bien la prosa y acaba con un final abierto, dándonos una breve explicación aparte para que reflexionemos por nosotros mismos.

Relatos finalistas:

Tenerife, la otra batalla de Nelson de Alejandro Muñoz Martínez.

Relato histórico de batallas. No me gustan nada, he de reconocerlo, así que cuando comencé a leerlo incluso suspiré. No obstante, el autor tiene una capacidad para ir enmarañando las cosas y al final convertirlo en más allá de un relato histórico que es sorprendente. Encontramos de todo en él: momentos duros, sangre, violencia, pero también diversión y sarcasmo. Precisamente por eso me ha parecido un relato digno de estar en la antología.

El fin de la libertad de Miguel Cisneros.

Ambientado en la época del mundo grecorromano, uno de los relatos que más me han gustado de esta categoría. De lo que había leído de Miguel éste es muy diferente y creo que es uno de los mejores. No es necesario adentrarse en oscuros recovecos para transmitir una buena historia y así lo ha demostrado. Me ha sorprendido encontrarme con una prosa tan sencilla por parte de este autor pero se lo agradezco y creo que de los suyos que he leído, éste es uno de los mejor trabajados.

El niño del Kremlin de Alejandro Muñoz Martínez.

Sinceramente, éste me ha gustado más que el otro (el de la batalla de Nelson). Creo que es un relato mucho más trabajado tanto estilística como argumentalmente. El personaje principal es Iván el Terrible. Éste es uno de los personajes históricos que siempre me han llamado la atención y lo cierto es que fue de mi agrado encontrarme con un relato sobre él. Alejandro nos transmite la psicología de este personaje a través de momentos impactantes.

Categoría Diletante de relato libre.

Relato ganador: Placer de calada de David Valero Barjola.

A simple vista puede parecer un relato cómico pero puedo afirmar que en el fondo no lo es. Sí es cierto que tiene muchos matices que pueden englobarlo dentro de ese género pero también hay otros de los que los lectores más avispados se darán cuenta y concebirán que se trata de algo más que hacer reír o llevar las cosas al hipérbaton absoluto. Porque imagínense una sociedad en la que no podamos ir a hacer pis a un parque por temor a que nos pongan una multa o nos lleven a un calabozo. Es esto lo que nos plantea el autor de este interesante relato, bien construido y narrado.

Relatos finalistas:

En busca del elefante blanco de Jorge Alfonso.

Me encanta la literatura latinoamericana. Como ya he dicho más de una vez los cuentistas hispanoamericanos tienen una capacidad increíble para transmitirnos buenas historias. He aquí un ejemplo, y a partir de algo tan simple como la búsqueda de un par de jóvenes en busca de la droga. El autor no se corta un pelo y nos da muestras incluso del lenguaje de la calle. Es una de las cosas que más me han gustado. Un relato bueno que se lee muy amenamente.

La chica que susurraba heavy metal a los gatos de Carlos Mateos López.

El título de por sí es muy llamativo y eso es un punto a favor para el relato ya que quieres leerlo para saber en realidad de qué se trata. En realidad el argumento no nos cuenta una historia sorprendente y filosófica pero sí es cierto que encierra algo más allá: una historia de la pérdida de la identidad que puede regresar en cualquier momento a través de la persona más inesperada.

Hacia la soledad de Miguel Cisneros.

Y aquí me encuentro otra vez con el tipo de literatura que parece gustarle a Miguel pero que a muchos lectores se les hace pesada. No quiero decir que el relato no merezca la pena, para nada, más bien al contrario. Lo que sucede es que la historia se hace muy complicada y tal vez el lector se quede con la sensación de no entender muy bien por dónde van los tiros, pero en el fondo se nos presenta un argumento bello y reflexivo. Recomiendo leerlo más de una vez. Narrado a través de tres puntos de vista distintos.

 

Categoría Trovador de poesía.

Poemario Ganador: A un cerco de otro de Francisco Javier Pérez Navarro.

He de reconocer que la poesía moderna no llego a entenderla del todo, por eso me ha costado bastante entender la mayor parte del poemario. Aun así, desde la visión de una futura filóloga, admito que son poesías muy bien construidas. No quiero meterme dentro del tema en sí sino decir que el autor sabe crear imágenes poéticas muy buenas y también mantiene el ritmo de un modo magistral. Si he de quedarme con alguna, elijo Solsticio de verano (increíblemente bella) y Un caracol sobre la piedra.

Poema finalista: Necrofilia de Jorge Arturo Juarez Rivera.

No me ha llamado mucho la atención. El autor tiene un buen manejo de la poesía pero en ocasiones me ha parecido que el ritmo y la rima no eran correctos. Aun así, al final remonta y acaba de un modo espléndido y muy bello. También hay algunas imágenes poéticas que resultan sorprendentes.

 

Como conclusión, añado que la portada me ha parecido muy bella y que la maquetación es correcta y se lee bastante bien. También he agradecido que no hubiese apenas errores ortográficos. En fin, una antología bastante recomendable.

 

Elena Montagud

 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194385

Cuantos buenos recuerdos me han venido a la memoria leyendo la reseña. Creo que quedó una selección muy buena para la antología y que fue una bonita despedida de OcioJoven. Me alegra ver que alguien ajeno a esa web ha disfrutado con su lectura.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de claudioalejandro
claudioalejandro
Desconectado
Poblador desde: 30/01/2009
Puntos: 62

Hey, Patapalo, ¡yo también tengo muy buenos recuerdos de esos tiempos! Esta antología, vista a la distancia, es un compendio de relatos muy poderoso. ¿Fue presentada a los Ignotus en su año? Pregunto porque no recuerdo que se haya mencionado, pero creo que lo merecía... (y ya que tengo mis ejemplares siempre a mano, le daré una releída). 

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194385

Pues no sabría decirte, porque las presentaciones al Ignotus las hacen los propios socios de la AEFCFyT y yo no soy miembro. Lo que es seguro es que no estuvo finalista en ninguna categoría.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Nachob
Nachob
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2197

Pues sí, qué recuerdos...

De tratar de presentarme en plan bestia a todos las categorías con un relato conectado surgió también Vlad, así que por partida doble rememoro tiempos heróicos de sueños y batallas.

Gracias por hacer la reseña (y por la parte que me toca, que he añadido todo orgulloso al viejo blog de un año de palabras, si no pones inconveniente a ello), es una retroalimentación encomiable que se valora mucho. 

Gente que ame la literatura como tú es la que hace falta, jopelines.

 OcioZero · Condiciones de uso