Respire

Imagen de HPLovecraft

Y justo cuando piensas que no puedes ver una película que sea peor que la anterior...

 

...el mundo del cine te sorprende con obras como la presente. Y aunque se llame respire, es mejor contener el aliento.

 

Sinopsis

La historia plantea la antigua creencia de los romanos de que el alma salía del cuerpo en el momento del último aliento. Esta última respiración contenía el poder de curar enfermedades y prolongar la vida. La película se inicia en los años 30, cuando el Dr. Robert Kaminsky investiga este hecho y por causas desconocidas es asesinado mientras su esposa aguarda el desenlace escondida tras un mueble por el propio Kaminsky. Ella recoge su último aliento y lo esconde en una caja que a través de los años pasa por diversas manos. Desde la Segunda Guerra Mundial, donde cae primero en manos de los nazis y es recuperada por los Aliados hasta un grupo hippie. Ya en el presente Susan Jordan, una joven enferma terminal, la tiene en su tienda de antigüedades. Hasta ella se dirige un grupo de compradores demasiado interesadas en ella y en un libro que resulta ser de aquel científico...

 

Antecedentes

En efecto tal y como se nos indica en la película, que tampoco entra en mayores detalles, los romanos tenían esa tradición. Los ritos funerarios romanos ordenaban que el hijo primogénito debía recoger el último aliento del difunto con un beso al tiempo que le cerraba los ojos y se apagaban las luces de la casa. Se consideraba como bien visto que las mujeres expresaran exageradas lamentaciones a modo de plañideras mientras que los hombres reprimían sus emociones con la misma fuerza. Tras la muerte los seres queridos levantaban el cadáver y se despedían uno a uno de él y, tras ello, se lavaba, afeitaba y perfumaba el cuerpo para ser expuesto en el atrium de la casa durante uno o varios días. Del rostro del difunto se sacaba una máscara de cera que pasaba a formar parte del lararium u objetos del dios del hogar y bajo su lengua se colocaba una moneda para pagar a Caronte en su viaje al Inframundo. En último lugar se inhumaba o incineraba el cuerpo, de acuerdo al poder adquisitivo de la familia.

El director

David A. Cross, que también se encargó de dirigir el guión de la película en solitario, es además productor cinematográfico. Se considera un director de cine independiente de Maryland que ha tenido la suerte de hacer lo que más le gusta en el mundo. Es el dueño de la compañía Behind the wall, productora de Respire, y afirma que el hecho de que una película tenga un presupuesto bajo no significa que sea, automáticamente, de mala calidad. En este aspecto estoy totalmente de acuerdo con el señor Cross. Es un modesto jugador de póquer, aunque él se declare vicioso de ese juego y voy a incluir una fotografía suya por llevar una de mis camisetas preferidas: la de Veneno, archienemigo de Spider-Man. Su trabajo como director se limita hasta el momento a cinco películas, las cuales han sido guionizadas también por él:

The Blinds (2011)

Respire (2011)

The Sitter (2006, cortometraje)

GhostWatcher 2 (2005, directamente a vídeo)

GhostWatcher (2002)

Actores Principales

Tracy Teague (Susan Jordan): Nacida en los Estados Unidos e hija nada menos que de un marine, Tracy comienza a despuntar como scream queen, o reina del grito, título que durante los ochenta perteneció a Jamie Lee Curtis y durante los noventa a Jennifer Love Hewitt (compartido con Neve Campbell, por supuesto)

Mathew J. Wright (Raif Collins): Nacido en Maryland, Estados Unidos, en 1985, es actor, guionista y editor. Ha trabajado en un total de catorce títulos a fecha de hoy, algunos tan conocidos como la admirada/denostada La joven del agua (Lady in the water, M. Night Shyamalan, 2006), si bien su papel no mereció ni aparecer en los créditos de la película.

Vince Eustace (Alex Poe): También nacido en Maryland, Estados Unidos, en 1982, ha aparecido en las cuatro últimas películas de David A. Cross. Al contrario que sus compañeros de rodaje, se ha dedicado únicamente a la interpretación. Por suerte hay quienes se dan cuenta que no todo el mundo ha nacido para ser Clint Eastwood.

Ellie Torrez (Ruby Wilkins): Nacida en Londres, Reino Unido, en 1979 habla inglés, español y griego. Además ha ganado el premio Shocker Fest a la mejor actriz de terror por la película Dr. Jekyll y Mr. Hyde (Dr. Jekyll and Mr. Hyde, Mark Redfield, 2002) que apareció directamente en vídeo. Respire es, hasta el momento, su último trabajo en el cine.

 

A partir de este punto, se incluyen detalles explícitos de la trama y el argumento.

Sinopsis completa

El comienzo de la película parece prometer que nos encontramos frente a un largometraje de cierta enjundia e interés. La historia de la caja que contiene los últimos alientos de ciertos individuos y cómo va pasando de mano en mano ya por la fuerza, ya sea como regalo deseado o no, nos pone en situación de historia de antaño. Al final acaba en manos de Susan Jordan una vendedora y subastadora de artículos por Internet que se encuentra en la fase terminal de una enfermedad. Su doctor le da entre seis y diez meses de vida con lo que, además, su ánimo está por los suelos. Su fuerza física está tan mermada que su joven ayudante tiene que hacer cualquier tipo de trabajo pesado por ella, pues es incapaz de hacer cosa alguna sin cansarse. No tiene vida social y dedica todo su tiempo a su trabajo. Al menos así es como sucede hasta que en su vida aparece una persona tan misteriosa como interesante.

Raif Collins llega a su tienda dispuesto a comprarle la caja y contratar sus servicios para que vaya a una subasta a por un libro y está dispuesto a pagar cualquier cifra que pida por ello. Cuando al fin la mujer se hace con el libro, descubre que entre la guarda trasera y la tapa trasera se esconde una llave que abre la caja de madera que tiene en su tienda. En ella hay un tubo de ensayo cerrado al vacío que contiene la esencia del Dr. Kaminsky y, al inhalarlo accidentalmente, comienza a tener desmayos y alucinaciones en los que una fórmula química acude una y otra vez a su cabeza. Naturalmente, eso era lo que buscaba Raif Collins, que monta en cólera cuando descubre que ella ya ha inhalado el último hálito vital del mencionado doctor que buscó durante años, con éxito, la fórmula de la inmortalidad. Susan está curada de su enfermedad, recupera su fuerza y aspecto físico y quiere compensar a Collins ayudándole.

Alex Poe, que había comprado originalmente la caja y su puja fue rechazada, hace acto de presencia junto a Ruby Wilkins y al poco, descubrimos que los tres son inmortales. Todos ellos han inhalado tubos de ensayo con el aliento vital de condenados a muerte. El problema comienza cuando se descubre que la segunda parte del experimento se realizó con peligrosos esquizofrénicos de tendencias homicidas. Dos bandos, formados por Susan, Alex y Ruby, se enfrentan a Raif que no es, en modo alguno, un enemigo débil. La película tiene un final supuestamente feliz que se contamina rápidamente cuando vemos que Susana ha conservado la caja con unas ocho muestras del veneno y los botes para la contención de los alientos finales y una serie de papeles con la fórmula creada por el Dr. Kaminsky y Susan perdiendo el control. ¿Para qué cerrar una historia si con un poco de suerte se puede hacer una segunda parte?

Análisis

Es cierto que la premisa inicial de que el último aliento de una persona que moría se guardaba para curar a personas con enfermedades terminales puede sonar interesante, pero no se engañen amiguitos: no lo es. Las actuaciones no son especialmente brillantes, la dirección tampoco se ha desgañitado ordenando mucho el panorama y la banda sonora cumple su función, sin más. El paso de un alma de un cuerpo a otro se puede ver en la película de la extinta Fantastic Factory titulada Beyond Re-Animator (Brian Yuzna, 2003) con bastante más gracia y mejores efectos especiales. Naturalmente, la producción de esta última costó unos tres millones de dólares y cuenta con actores conocidos, con independencia de su calidad, que sería otro tema a debatir, salvo la gigantesca presencia de ese genio del terror llamado Jeffrey Combs.

Existe un cierto parecido con la clásica película británica The asphyx (Asfixia, Peter Newbrook, 1972) cuya sinopsis es: Sir Hugo Cunningham es un científico de finales del siglo XIX que tiene la morbosa afición de fotografiar a gente que agoniza. Durante un viaje en barco con su familia su mujer y su hijo se ahogan y él lo graba todo. Pronto se obsesiona con una imagen que descubre: lo que parece un fantasma que se dirige hacia su hijo y se mete dentro de su cuerpo. Sir Hugo cree haber descubierto el Asphyx, el espíritu de la muerte descrito por la mitología griega. Su obsesión le lleva a intentar atrapar a ese ser fatal para tratar de burlar a la muerte. Pero aquí no termina todo: la película ha conocido un remake en 2011, con el mismo título y dirigida por Matthew McGuchan. En la versión moderna, en lugar de un único científico nos encontramos con un equipo dispuesto a capturar y a aislar a la muerte, ahí es nada…

Pero volvamos a la película que nos interesa, o a la que debería interesarnos: Respire. Hacia la última cuarta parte, el guionista-director da un vuelco espectacularmente inesperado y transforma una película de intriga y misterio en un Resident evil (Paul W. S. Anderson , 2002) o un 28 Días después (28 Days Later, Danny Boyle, 2002) como otro cualquiera. Y todo gracias a que las esencias vitales de los psicópatas contenidas en una serie de viales escapan por la actuación de Raif Collins y ocupan los cuerpos de los residentes, que comienzan a causar una masacre en las calles de la tranquila comunidad de Hampstead, la cual pasa a convertirse, según las noticias, en una zona caliente (no seáis malpensados, por favor, esto es serio…) causando la friolera de ciento cincuenta muertos y más de sesenta personas heridas de diversa gravedad hasta que el ejército toma el control. La hecatombe, vamos, pero en versión cine de barrio.

En definitiva, una película para ver si alguien obliga al espectador a punta de pistola o si ya habéis visto hasta la saciedad todos los episodios de vuestra serie favorita. Pero no olvidéis que toda película tiene siempre alguna virtud, y esta no iba a ser menos: Tracy Teague, y solo para quienes les gusten las rubias marcando palmito. Para el resto…

 

Calificación: 40

 

Ficha Técnica:

Dirección: David A. Cross

Guión: David A. Cross

Países: Estados Unidos

Año: 2011

Duración: 92'

Género: Terror / Thriller

Intérpretes: Tracy Teague (Susan Jordan), Mathew J. Wright (Raif Collins), Vince Eustace (Alex Poe), Ellie Torrez (Ruby Wilkins), Jessica Keeler (Nina Carver)

Producción: Behind The Wall Productions

Música: Dimitris Plagiannis

Fotografía: Nick Gardner

Montaje: David A. Cross / Robert Harari

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 166500

Mira que no decir nada de la traducción inversa del título. Me he reído mucho con el análisis final de la película.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

www.abadiaespectral.com

Imagen de Daniel Leuzzi
Daniel Leuzzi
Desconectado
Poblador desde: 21/06/2011
Puntos: 1668

Parece interesante la peli pero hasta ahí nomas, me recuerda mucho al Asphix como bien comenta nuestro amigo en la reseña.

Supongo que todo se trata del reciclaje de ideas viejas como suele suceder en todo lo que vemos.

Igualmente la veré.

Muy bueno el articulo.

 

 

 OcioZero · Condiciones de uso