Saucer Country: Revelaciones

Imagen de Kaplan

Hablamos del cierre de la colección y su particular situación dentro del mercado en EEUU

De ser una de las colecciones más prometedoras del sello Vertigo a ser cancelada hay un paso muy pequeño, uno del que no te salvará ni ser nominada en los Premios Hugo. Casi un año después de que se anunciara el cierre de la colección, el de Saucer Country parece el último naufragio previo al trasvase que ha experimentado el cómic creator-owned en los últimos tiempos, con los autores huyendo hacia Image en busca de mayor libertad y garantías.

Cornell y Kelly afrontaron la cancelación inminente de su obra con cierto optimismo. En Vertigo cerraban el grifo, pero la serie había obtenido un importante éxito crítico y mantenía una base fiel de lectores. Por tanto, no era cuestión de echar el cierre deprisa y corriendo, sino de dar una apariencia de fin de temporada. Así es: mientras la trama secundaria de Saucer Country, la de la carrera electoral, llega a su fin, vemos cómo el principal enigma de la serie, la presencia de alienígenas, sigue sin resolverse. Y si bien el planteamiento creemos que no puede ser más adecuado, también hay que reconocer que se percibe un —imaginamos— inevitable abatimiento en los últimos números de este segundo tomo que rebajan la frescura y el ingenio que habían marcado a Saucer Country en sus inicios.

Cornell, doblado, pero no quebrado, ya ha dado signos muy evidentes de que Saucer Country continuará. Los dio en los comentarios del post en el que anunciaba el cierre de la serie, al afirmar que estaba en conversaciones con Vertigo para obtener la cesión total de los derechos del título (el creator-owned de Vertigo no es el creator-owned de Image, como ya se empezaba a ver en 2010, no digamos ya ahora) y desde entonces los ha seguido dando sin cortarse demasiado.

Sin lugar a dudas, el paradigma del cómic de autor en Estados Unidos está cambiando. Hoy nos encontramos con dos abanderados de esta tendencia. Uno es, claro, Robert Kirkman, quien, a partir del impresionante éxito de The Walking Dead, ha creado un sello propio —Skybound— que actúa de hermano pequeño de Image y en el que tienen cabida tanto cómics escritos por él como aquellos en los que solo actúa como presentador de la trama. El otro es Mark Millar y su Millarworld, una marca que promete series limitadas espectaculares, dibujantes de primerísimo nivel, personajes uber-cools y una matraca en las redes sociales que no se corresponde siempre con el resultado final. En mayor o menor medida, la plana mayor de los importantes guionistas actuales están tendiendo a imitar esta tendencia: Hickman, Remender, Fraction, Brubaker, Gillen, Aaron o Ennis, entre otros, tienen al menos uno de sus pies en el sector creator-owned, si bien sigue siendo difícil decir que no a las garantías económicas que ofrecen DC o Marvel. Y eso sin hablar de la interesantísima The Private Eye de Brian K. Vaughan y Marcos Martín, diseñada para ser leída en tablets y encuadrada en la estrategia comercial del "paga lo que quieras".

¿Dónde deja esto a Cornell y Saucer Country? En la actualidad tenemos al guionista al frente de la colección de Lobezno junto con Alan Davis, es decir, dos ingredientes que garantizan cierta estabilidad en el número de ventas. Si a esto sumamos los ya mencionados comentarios de Cornell respecto al futuro de la colección, debemos ser optimistas, pero también pacientes. Hay señales aquí y allá que indican que Saucer Country no será solo otro buen proyecto frustrado. El día menos pensado, Arcadia Alvarado nos dirá la verdad.

Imagen de Crocop
Crocop
Desconectado
Poblador desde: 16/05/2011
Puntos: 1731

Interesante artículo y buen análisis del panorama.

Yo creo que, además de los cambios señalados, influye también el hecho de que, de cara a los recopilatorios definitivos, las series de creación mensuales largas tienen la desventaja de un dibujo más apresurado y probablemente se tienda en el futuro  a publicarlas en bloques para conseguir un resultado final más redondo y perdurable. Tipo Loke&Key, mediante miniseries espaciadas en el tiempo, o Grandville, directamente en tomos  más o menos anuales que salen casi simultáneamente en varios países. O bien proyectos menos extensos, con algo más de protagonismo para los dibujantes, estilo Jupiter's LegacyThe Wake, en los que Frank Quitely y Sean Murray, respectivamente, aportan mucho al resultado y tienen tanto tirón como sus guionistas.

 

Ferrum ferro acuitur

Imagen de Kaplan
Kaplan
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19498

Gracias por el comentario, Crocop :-)

Efectivamente, Marvel y DC han comprendido que el mayor beneficio económico está en el mercado de los recopilatorios (no hay más que ver la cantidad de estos volúmenes que se publican en Estados Unidos mes tras mes), pero su modelo empresarial no les permite renunciar a la publicación mensual. Y ahí andan, Marvel sacando incluso más de un número al mes de cada título y DC en una huida hacia adelante entre lo heroico y lo necio, repitiendo jugadas de márketing de hace décadas, como las portadas en 3D. 

La evolución de los formatos y la propiedad intelectual de los comics es algo muy intrínsecamente relacionado y que lleva dando vueltas desde los tiempos de Kirby, Simon, Shuster y Siegel (últimamente se ha escrito por aquí de estas cosas), pero nunca con la fuerza de hoy en día. La irrupción de lo digital y la reflexión que sobre el medio se está realizando desde las posiciones más vanguardistas también tiene mucho que ver. Justo hoy estaba empezando a escribir algo sobre la trayectoria de Seth y la influencia que en él ha tenido Chris Ware. A ver por dónde me lleva la cosa y cuándo lo publico por aquí...

Imagen de Crocop
Crocop
Desconectado
Poblador desde: 16/05/2011
Puntos: 1731

Desde luego  Seth y Ware son buenos ejemplos del cuidado del tomo final como objeto, supongo que para ofrecer algo que sea imposible en formato digital. Vi lo último de Ware en  Fnac y ni siquiera es un tomo, sino una caja con distintos cuadernillos, folletos y demás.  No sé si terminará por repercutir la tendencia en las series de las grandes editoriales más allá de las portadas 3D, ya veremos.

Espero ese artículo.

Ferrum ferro acuitur

 OcioZero · Condiciones de uso