Maldita novela

Imagen de Patapalo

Reseña de la primera novela de Roberto Malo, publicada por Mira Editores

 

Lo primero que se pregunta uno al ir leyendo este libro es si tiene algo (o mucho) de autobiográfico. El protagonista es un escritor de relatos que se enfrenta por primera vez al reto de escribir una novela (como era el caso del propio Malo cuando lo escribió, cabe suponer por las fechas), el escenario es la misma Zaragoza, o un lugar muy cercano, el conocimiento de los dilemas apunta en ese sentido... Sin embargo, la segunda cuestión que aparece, y que ya nos va a dominar durante el resto de la lectura, es ¿a dónde nos va a llevar esta trama? De algún modo, eclipsa el resto y nos arrastra hasta llegar a la última página.

 

Dividida en sesenta capítulos muy breves, Maldita novela llama la atención por el modo original en el que aborda un clásico recurrente al que se enfrentan los escritores, la eterna pregunta de ¿y la novela para cuando? Una aproximación original que no es simplemente un modo de despertar el interés del lector a base de requiebros y guiños humorísticos, sino que se revela una potente herramienta para urdir un tapiz tan rico como completo y sorprendente, lleno de referencias cruzadas que terminan encajando como un cuidadoso, aunque gamberro, puzle.

 

Maldita novela nos adentra en la intimidad del creador literario, a veces jugando a recetario, a veces sacando "trapos sucios" que roban carcajadas a los que hemos visto las orejas al lobo, pero siempre con mucha frescura y acierto. El buen humor, de hecho, junto a la precisión -Roberto, como buen cuentista, transmite mucho en pocas palabras- son las dos notas predominantes en esta obra junto a la originalidad, sobre todo estructural.

 

A nivel argumental quizás no sea tanta, pues después de todo trata un tema tan viejo como la literatura, pero sin duda sorprende por cómo entrelaza distintas ideas para formar un todo muy propio y consistente, en el que encontramos referencias tanto metaliterarias como sobre otros libros. Un juego de estilo muy interesante que, al mismo tiempo, permite reflexionar sobre el gremio y sobre el oficio de escritor en sí manteniendo, al mismo tiempo, una trama que no por peregrina carece de interés.

 

Creo que es una obra que disfrutarán particularmente todos aquéllos que se hayan puesto a escribir alguna vez, o que se dediquen a ello, así como los que sientan curiosidad por este entorno y por las obras que intentan ir algo más allá que el clásico presentación - nudo - desenlace. Al mismo tiempo, que nadie se asuste: se trata de una novela escrita con una prosa muy cercana, al alcance de todos los públicos, y que -creo- arrancará por los menos una sonrisa a todo el mundo, aunque no hayan sido de los que nos resistimos a dejar la máquina de escribir cuando llegaron los ordenadores.

 

Autor

 

Roberto Malo (Zaragoza, 1970) es escritor, cuentista y animador sociocultural. Ha publicado los libros de relatos Malos sueños (Certeza, 2006) y La luz del diablo (Mira, 2008), así como las novelas Maldita novela (Mira, 2007), La marea del despertar (Hegemón, 2007) y Los guionistas (Editorial Eclipsados, 2009).

 

Sinopsis

 

Un escritor de relatos se enfrenta a un nuevo reto: escribir una novela para su editor, una experiencia que empezará a desbarrar por derroteros insospechados.

 

Edición

 

Maldita novela

Roberto Malo

Mira Editores, 2007

Rústica con solapas

 

Conclusión

 

El estilo desenfadado y preciso de Roberto Malo es un guía perfecto en el rocambolesco libro que nos presenta. De algún modo, nos arrastra las primeras páginas, como un colega ameno contándonos batallitas en un bar, hasta que empezamos a darnos cuenta de que hay mucho más extendiéndose por los cuatro costados.

 

Un libro recomendable tanto por lo ágil que resulta su lectura como por su original planteamiento. Y muy recomendable para los que estén interesados en el mundillo y en las experiencias de un particular escritor al enfrentarse a un folio en blanco que oculta, nada menos, que toda una novela.

Imagen de linton
linton
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 8288

sí, curioso argumento. De todas formas Patapalo, me suena el nombre del autor, no sé si por leer alguna referencia de él por la página o quizá esta reseña la publicaste ya en OcioJoven y por eso me suena ¿es así?

La imaginación contra el poder

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 197120

Te debe sonar de las otras dos reseñas que he escrito de obras suyas (La marea del despertar: http://www.ociozero.com/?q=node/2323 y La luz del diablo: http://www.ociozero.com/?q=node/1409). Lo cierto es que tiene un nombre muy adecuado para un escritor, que lo del Malo no se olvida fácil.

La reseña de hoy acabo de escribirla.

Por otro lado, estoy preparándole una entrevista, así que en breves le podréis poner "cara".

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Dana Andrews
Dana Andrews
Desconectado
Poblador desde: 14/08/2009
Puntos: 5

Hace poco tuve el placer de leerla para sobrevivir una semana al turno nocturno.  La verdad es que no tardé en leerla ni dos días. Es muy entretenida y divertida, como bien se señala aquí, con muy buen sentido del humor al que nos tiene acostumbrados ya Roberto Malo en todas sus obras. Muy recomendable.

Espacio patrocinado por

Nocte - Asociación Española de Escritores de Terror

http://www.nocte.es/

 OcioZero · Condiciones de uso