Imperio Romano

7 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de Omnio
Omnio
Desconectado
Poblador desde: 17/04/2015
Puntos: 5167

Abro éste post para continuar la interesante conversación entre Xoso y yo que se ha dado en el Patio, para así poder debatir con tranquilidad sin injerencias patienses. Sé que no es un foro de historia pero creo que vale la pena ponerlo aquí dado los pocos foreros que somos y pocos foros que hay.

Imagen de Omnio
Omnio
Desconectado
Poblador desde: 17/04/2015
Puntos: 5167

Ostia Julio César era de la gens julia, gracias Xoso no me había dado cuenta. Los optimates eran los senadores que defendían la autoridad de las familias patricias sobre Roma. Puede que su familia lo fuera, puede que él lo fuera, pero es una realidad que quiso arrebatarles el poder y que tanto en vida como en su muerte hizo que murieran muchos de ellos.
No me parece que haya ni buenos ni malos, pero los patricios eran el cáncer de Roma desde su fundación y fueron los que propiciaron su caída con sus constantes guerras intestinas. Un imperio sin aristocracia que peleara constantemente por el poder habría sido mucho más estable. No estoy a favor de los dictadores pero en aquella epoca un buen dictador era lo mejor que podía esperarse y si fue en contra de aristócratas tiranos y se cepilló a bastantes eso me complace.

Que un personaje fuera tal cosa no quita que pudiera hacer cosas positivas. Octavio Augusto me cae bastante mal porque le robó el trono a César y mató a su hijo Cesarión, pero pese a ser probablemente el cerebro de su asesinato luego se erigió como gran amante y sucesor de César (como Stalin con Lenin) y purgó Roma de aristócratas y corruptos y dió gran estabilidad al imperio. Por ello es muy bien recordado.

Imagen de Omnio
Omnio
Desconectado
Poblador desde: 17/04/2015
Puntos: 5167

Xoso dijo:
Estás mezclando cosas.

La división social tradicional romana es entre patricios (nobles) y plebeyos (el resto).

Esa división se fue difuminando con el paso del tiempo. Algunas familias patricias perdían sus fortunas, algunas familias plebeyas prosperaban mediante prácticas económicas diversas, etc.

Lo que llega a finales del siglo II a.C. es una sociedad dominada por una nobilitas patricio-plebeya. Se ha llegado al extremo de que la magistratura del tribuno de la plebe, originalmente una concesión de la aristocracia romana a los plebeyos, ha adquirido tal prestigio que incluso personalidades de origen patricio se hacen adoptar por familias plebeyas para poder desempeñar el cargo.

La nueva división, ahora socio-política, es entre optimates y popularis. Conservadores y progresistas, por llamarlo de alguna manera, aunque... no es una comparativa idónea ni mucho menos.

El ejército llevaba ya mucho tiempo en manos de esa nobleza patricio-plebeya. Su pérdida brutal de prestigio durante la guerra contra Yugurta (el rey de Numidia, en el norte de África) será una de las causas que llevarán a la reforma del ejército romano por Mario, algo importantísimo para explicar toda la historia de Roma del siglo I a.C. ("popularización" del ejército, progresivo cambio de mentalidad y lealtades de la soldadesca, etc.).

César era efectivamente de la gens Julia, familia aristocrática tradicional y muy antigua. Aprovechó sus victorias militares para instaurar el "primer triunvirato" junto a los otros dos "dinastas" (Pompeyo y Craso). En sí mismo eso ya fue un golpe de estado encubierto, y tuvo poco de democrático (tres aristócratas dominando la política romana en la práctica). Tras la muerte de Craso, Pompeyo y César se enzarzan en una guerra civil de la que sale vencedor César, que por supuesto se convierte en dictador aglutinando (en la práctica) todo el poder. Por eso se lo cargan.

¿Octavio? Un individuo bastante ruín, se aprovechó del viejo Cicerón y lo usó como ariete político en el senado contra Marco Antonio, luego al acercar posturas con Antonio dejó vendido al viejo estadista. Parece bastante probable que emplease a cautivos de guerra para realizar sacrificios humanos durante la guerra civil contra los asesinos de César. Un monstruito de tomo y lomo, aunque la república romana del siglo I a.C. fue un auténtico sindiós y tarde o temprano iba a terminarse, si no con una dictadura perpetua y hereditaria lo habría hecho de forma parecida.

Imagen de Omnio
Omnio
Desconectado
Poblador desde: 17/04/2015
Puntos: 5167

Buena explicación, gracias. Siempre he pensado que la descentralización del poder y la existencia de ejercitos privados que eran leales a su financiador y no a Roma (ergo, por la aristocracia o la plutocracia, que a efectos es lo mismo) fue lo que acabó con el imperio. Aunque Marco Aurelio tuvo muy mala suerte con las invasiones bárbaras y las epidemias. A partir de él todo fue cuesta abajo.

Imagen de Omnio
Omnio
Desconectado
Poblador desde: 17/04/2015
Puntos: 5167

Xoso dijo:
Se barajan tantísimas causas, algunas de ellas interrelacionadas, que es difícil establecer un relato concreto. Hay opiniones para todos los gustos. Uno de los profesores más admirados por Novo, sin ir más lejos, opina que la caída del imperio fue culpa del comunismo.

La descentralización del poder en el Bajo Imperio, llevada a cabo en buena medida por la reforma del emperador Diocleciano, fue una medida desesperada para salvar al Imperio de una destrucción que parecía próxima. El siglo III había sido muy duro, con guerras civiles constantes y una inestabilidad brutal. El ejército de finales de la República y del Alto Imperio era potentísimo y garantizaba una supremacía absoluta en Europa y el Mediterráneo, pero también era carísimo de mantener, de hecho el sistema sólo se sostenía por los botines de guerra procedentes de las conquistas.

En cuanto se terminan las conquistas, no te sirve de mucho tener un ejército tan potente si no lo puedes pagar. De ahí la descentralización militar y la transformación de un ejército ofensivo muy eficaz para políticas expansionistas (las legiones) a un ejército defensivo que tiene que mantener el control del territorio a un coste menor. Por eso se crean las tropas fronterizas (limitanei) donde se irán integrando muchos pueblos bárbaros que se "federan" (foederati) y defienden las fronteras (limes) de los bárbaros que llegan después. Al mismo tiempo se mantiene un núcleo duro de tropas de élite en regiones estratégicas (el norte de Italia, por ejemplo) desde donde se podrían enviar con cierta celeridad a cualquier frontera donde hicieran falta.

La idea era muy buena, pero las reformas administrativas apenas sobrevivieron al propio Diocleciano (que de hecho abdicó) y por otra parte yo personalmente dudo que ningún estado con la extensión y las limitaciones logísticas del Imperio en aquella época hubiese podido sobrevivir a la tremebunda oleada de invasiones desde oriente en los siglos IV y V.

Imagen de Omnio
Omnio
Desconectado
Poblador desde: 17/04/2015
Puntos: 5167

Efectivamente Xoso yo también pensé que el Imperio cayó por su propio peso. Una gran extensión requería de tropas fijas que defendieran los límites, ello pasaba por la soldadesca profesional que cobraba y por tanto, ejercitos caros que debían ser pagados por ricos que luego les eran leales a ellos y no a Roma y usaban luego para sus intentonas golpistas o como poder amenazante. Ciertamente gestionar correctamente tanta extensión en aquellos tiempos era muy difícil, las noticias tardaban días o semanas como poco en llegar. Muy buen análisis el tuyo.

Qué opinas de la influencia del Cristianismo en el Imperio? Es inevitable preguntarse si afectó a la decadencia pues su expansión coincide con la decadencia romana.

Imagen de Xoso
Xoso
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 12574

Omnio dijo:
Efectivamente Xoso yo también pensé que el Imperio cayó por su propio peso. Una gran extensión requería de tropas fijas que defendieran los límites, ello pasaba por la soldadesca profesional que cobraba y por tanto, ejercitos caros que debían ser pagados por ricos que luego les eran leales a ellos y no a Roma y usaban luego para sus intentonas golpistas o como poder amenazante. Ciertamente gestionar correctamente tanta extensión en aquellos tiempos era muy difícil, las noticias tardaban días o semanas como poco en llegar.

Más caro era el ejército altoimperial.

La reforma de Mario a finales del siglo II aC supuso una profesionalización del ejército, hasta la fecha se había compuesto de propietarios de tierras que se podían permitir el equipo militar. Mario necesitaba tropas y lo que hizo fue reclutar proletarii (hombres sin tierras) a saco, asignándoles un sueldo (que viene de solidus, la moneda romana, de donde también deriva "soldado", alguien que lucha por dinero) con el que deberían ir abonando a plazos el coste de su equipo militar (que ahora proporcionaba el estado) y una paga extra (normalmente en forma de tierras procedentes del ager publicus, es decir tierras propiedad del estado) al final de la campaña.

En el fondo Mario no inventó ninguna rueda, y se limitó a hacer frecuente una práctica de reclutamiento que ya se había hecho en el pasado, aunque sólo en momentos desesperados. Pero sus reformas militares tendrían un impacto brutal sobre la sociedad y la política romana. De repente los principales integrantes del ejército dejan de ser propietarios rurales preocupados de volver a casa para no perder la cosecha, siendo sustituidos por hombres sin tierras que ven en la campaña una posibilidad de enriquecimiento. Y ante todo el cónsul (líder militar) se convierte en el garante de que esos hombres reciban su paga al final de la campaña, con lo cual el soldado se va volviendo más leal al propio cónsul que al senado romano. Este es uno de los motivos por los que el siglo I aC es un festival de constantes guerras civiles.

Al final el ejército romano del alto imperio es un ejército muy profesionalizado, donde cada soldado no solo lucha por Roma sino también por su interés personal (habitualmente, lotes de tierras ya bien en Italia o en nuevos territorios conquistados). El problema es que para mantener ese ejército y cumplir las promesas efectuadas a los legionarios, es necesario mantener una continua política de expansión militar, para poder obtener botines de guerra y nuevas tierras. Dicho de otro modo, sale carísimo.

Por eso cuando termina la etapa expansiva (pax romana del siglo II dC) el ejército va convirtiéndose poco a poco en un problema, que cristaliza en el siglo III (junto a otras causas) en una nueva oleada de constantes guerras civiles, con emperadores matándose y deponiéndose a la velocidad del rayo. La reforma de Diocleciano, como ya expliqué antes, trata de solucionar el problema con una descentralización administrativa y un reparto del poder (dos emperadores con dos césares de subalternos) y una reforma militar que resulte en un ejército más adecuado a las necesidades del Imperio en ese momento (más barato, con una orientación defensiva, incorporando de ser posible a los enemigos que vayan asomando por las fronteras).

En perspectiva histórica, el Imperio pasó de estar al borde del colapso a levantarse de nuevo, quizás sin las glorias de antaño pero bueno, la mitad occidental resistió casi doscientos años y la oriental más de mil. No está nada mal.

Quote:
Qué opinas de la influencia del Cristianismo en el Imperio? Es inevitable preguntarse si afectó a la decadencia pues su expansión coincide con la decadencia romana.

Bufff esto es un tema espinoso. No voy a decir que facilitara las cosas pues probablemente socavó una institución tan importante como la esclavitud en un momento bastante delicado, además de provocar agitación social cuando menos falta le hacía al Imperio. Sobre si afectó de manera significativa a la decadencia o no, pues no sabría contestar. Hay autores paganos de la época que efectivamente culpan al cristianismo de la decadencia del Imperio (con réplicas de Agustín de Hipona y otros), pero es difícil discernir donde termina la crítica razonable y empiezan los recelos contra "modas orientales" como el Cristianismo o el culto a Mitra.

Xoso vive en un mundo post apocaliptico (...) y recorre en su motocicleta steampunk la desolada tierra acompañado por Pérez Reverte... [1]

 OcioZero · Condiciones de uso