La mirada de Pegaso

Imagen de Patapalo

Reseña de la antología de Sergio Mars publicada por Grupo Ajec en su colección Albemuth

 

La mirada de Pegaso es una antología compuesta por dos novelas cortas (la que da nombre al libro e Historia de un watson) y un relato a modo de colofón (Las alas de la crisálida) que giran en torno a un concepto vital para la ciencia ficción, uno que no conocí hasta la Hispacón de Almería (precisamente, gracias a una charla del autor): la singularidad.

Explicado rápido y mal, una singularidad es un punto de inflexión a partir del cual ya nada es lo que era. Si lo referimos al ser humano, es el punto donde este deja de serlo por su propia evolución o a causa de agentes exógenos. Es un concepto con el que Sergio Mars ya había jugado (y con mucho acierto) en El rayo verde en el ocaso, precisamente en la obra que da nombre a dicha antología.

Al igual que en ese relato, aquí la estructura es muy importante. Abre la antología con La mirada de Pegaso, que nos presenta un mundo en el que la serie de extinciones causadas por el hombre ha llegado a un extremo que hace que cambie nuestra relación con el entorno. La narración discurre a través de la relación de una bióloga que trabaja en la recuperación de especies extintas y su padre, un astrónomo. Siempre, bajo la atenta mirada de Pegaso, claro.

Es una narración quizás algo fría (o quizás yo no he conectado con los protagonistas, que me han parecido demasiado empequeñecidos por las circunstancias), pero fascinante. Mars demuestra habilidad a la hora de plasmar el mundo académico y de acercanos los entresijos de una investigación, tanta que nos distrae, como nos suele pasar a los seres humanos, del drama que se desarrolla a un nivel superior. El juego entre Pegaso como criatura quimérica y como constelación no podría ser más acertado.

A continuación, nos situamos tras una singularidad abortada que ha causado un cambio total en el aspecto de nuestra civilización. Siguiendo la Historia de un watson (título anodino, aunque adecuado, que esconde una historia apasionante), nos adentramos en un mundo en el que los ordenadores han sido prácticamente desterrados para dejar paso, a la fuerza, a la biotecnología. Las enzimas, en concreto, son las grandes protagonistas.

En ocasiones encontramos historias policíacas o de novela negra a las que se les ha dado una pátina de ciencia ficción que suele quedarse en lo meramente estético. Me van a resultar mucho más difíciles de digerir después de haber leído Historia de un watson. La gracia con la que Mars muestra la base científica con la que se realizarían las investigaciones en un mundo así (y en el hipotético caso de que existieran “watsons”, una suerte de detectives bioquímicos) es formidable, magistral. Solo por ella, esta ya es una de mis obras preferidas de cuantas le he leído. Y, además, viene conjugada con un desarrollo simpático y emotivo a partes iguales, con una estructura de novela negra que sirve de homenaje y de vehículo demoledor para la historia, y con un cierre de los que dejan pensando (e inquieto). Memorable.

Y, como cierre, el colofón: Las alas de la crisálida, un relato que es mejor no intentar desmenuzar, sino sentir. La explicación es simple: nos encontramos tras la singularidad, o en su punto de arranque, y nuestras referencias ya no tienen mucho sentido. Da un cierto vértigo.

En conjunto, la antología es muy recomendable para aquellos interesados en la ciencia ficción, y solo por Historia de un watson merece la pena hacer con el libro si eres un aficionado a la literatura policíaca. Además, viene con un apéndice muy interesante que ayuda a terminar de dar forma a la sensación ominosa que se tiene tras su lectura. En definitiva, un tema apasionante que viene abordado con mucho acierto.

Imagen de Miguel Puente
Miguel Puente
Desconectado
Poblador desde: 16/06/2009
Puntos: 491

Lo tengo en la pila. Es una de mis lecturas pendientes.

Imagen de RSMCoca
RSMCoca
Desconectado
Poblador desde: 17/08/2009
Puntos: 1317

Estoy de acuerdo contigo en que la Historia de un Watson vale por si sola para comprarse el libro. Las otras dos son un regalo (estupendo eso si) añadido. Tambien creo que es lo mejor que Sergio ha escrito hasta el momento. Excelente.

Yo soy la Justicia... en MegaCity One

Espacio patrocinado por

Nocte - Asociación Española de Escritores de Terror

http://www.nocte.es/

 OcioZero · Condiciones de uso