Jitanjáfora: Desencanto

Imagen de Maltenoth

Reseña de la novela de Sergio Parra publicada por Grupo Ajec

 

Jitanjáfora (Desencanto) es la continuación de una novela que dio una versión mucho más vulgar y sucia de la magia que a la que se nos tiene acostumbrados. Nada de rayitos luminosos ni de haces de luz brillante. En Jitanjáfora la magia es un arma de manipulación y tormento, tanto para los hechiceros de la luz como para los de la oscuridad.

Aun siendo recomendable haberse leído antes la primera parte no es del todo necesario, pues pese a tratarse del mismo protagonista, las historias de ambas son completamente indiferentes.

El principio de la novela es prometedor, con una interesante introducción de los personajes y del ambiente en el que se desarrollará parte de la historia. Se empiezan a dar pequeñas perlas de crítica a la sociedad occidental actual, perlas que se convierten en una constante a lo largo de toda la obra y que en pequeñas dosis dan un toque crítico y sarcástico al libro, distinto al que acostumbran a ofrecer las novelas del género.

El problema es que, en cierto punto, se pierde el ritmo ágil de esta primera parte, en parte debido a la sobreabundancia de apuntes anecdóticos del narrador sobre aspectos de la sociedad norteamericana, lo que provoca que se pierda el hilo de la historia principal. Por otra parte las subtramas que se producen se inician y resuelven de una forma un tanto precipitada, y aun siendo necesarias para la coherencia del argumento pierden parte del interés conseguido en la introducción.

Por suerte, en un giro radical de la historia, tras la escena del supermercado, la trama retoma el interés y el ritmo de la primera parte, ritmo que ya no abandona hasta finalizar el libro. Se vuelven a espaciar las píldoras de crítica a la sociedad actual y todas las piezas del rompecabezas terminan por encajar al final. Un final original que huye de los tópicos, al igual que el resto de la novela.

Y es que, pese a hablar de magia, de duendes y hechiceros, no es este para nada el típico libro de literatura fantástica adolescente. Cuando comencé a leerlo me esperaba lo típico de este género: buenos y malos enfrentándose en un ambiente mágico con muertes heroicas. Sin embargo, los hechiceros son cualquier cosa menos elegantes, y Luz y Oscuridad se confunden en sus actos. Las batallas son peleas a vida o muerte en la que no valen heroísmos ni diálogos innecesarios, simplemente gana el que sale con vida. Por no hablar de la ninfomanía y degeneración presente en las razas mágicas que nos muestra el autor, con orgías, sodomía, mutilaciones y torturas detalladas. Nada que ver con los duendes de los cuentos de hadas.

Es este un libro que nos habla de la otra magia, la que se usa para sobrevivir y obtener poder, no para impresionar. Una magia más real que ignora conceptos como el autocontrol o el honor a cambio de ganar en efectividad.

 

Autor

Sergio Parra (Barcelona, 1978) es redactor en varios medios digitales y tradicionales, como la revista Quo. También es lector para la Editorial Planeta y asesor para RBA coleccionables.

Como escritor tiene publicadas las novelas La Granja de Dios, Frío, Bitis tm, Jitanjáfora, La moleskine, Tanatomanía y Venus decapitada.

 

Sinopsis

Es hora de madurar: la magia no existe, y se acabó jugar a los hechiceros. El Mal tampoco existe. Y si existe, es indudablemente menos terrorífico que el Bien. Porque todo es siempre más complicado del que parece. Incluso el Bien. Todo está lleno de sombras. Sombras de las que surgen arcángeles redentores, duendes adoradores del arte, brujas ninfómanas y monstruos de pesadilla, como los que habitan en una urbanización norteamericana presuntamente idílica. Y, ppor supuesto, sombras que esconden lko que ocurre de verdad en un gran supermercado: una batalla épica cuyo desenlace podría cambiar el mundo.

Finalizadas las clases en la Escuela de Magia, Conrado, Figueredo y Umami son enviados a su primera misión de campo al lugar más peligroso de la Tierra: Estados Unidos. Objetrivo: investigar un proyecto de control memético que podría volver amable y sonriente a todo el mundo. Sin embargo las cosas no siempre son lo que parecen, y para salir con vida, Conrado deberá alcanzar una temperación totalmente nueva, quizás esa clase de temperación que se parece sospechosamente a la falta de temperación.

 

Edición

Bolsillo

333 páginas

Grupo Ajec

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194626

Tengo unas ganas tremendas de leerme esta novela. Jitanjáfora me encantó.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

 OcioZero · Condiciones de uso