Fatale 1

Imagen de Kaplan

Reseña de la nueva obra de Ed Brubaker y Sean Phillips editada por Panini

 

De forma paralela a su exitosa carrera en algunas de las principales cabeceras de Marvel, Ed Brubaker ha mantenido durante los últimos años la colaboración con Sean Phillips que comenzó en La Escena del Crimen, una recordada miniserie de Vertigo. En aquel entonces, Phillips solo se encargaba de entintar los lápices de Michael Lark, pero lo hizo con ese estilo suyo tan personal que a menudo la memoria juega malas pasadas y otorga a Phillips el puesto de dibujante en aquel título. La Escena del Crimen marcó además el resto de los trabajos conjuntos entre Brubaker y Phillips y lo hizo en clave de noir clásico. Daba igual que la temática fuera de género negro puro, como Criminal, o no, como en las solo aparentemente superheroicas Sleeper e Incógnito: este tándem creativo construyó una parcela muy reconocible dentro del cómic comercial estadounidense. En ella habitaban las mujeres problemáticas, los infiltrados, los soplones, los fulleros y los traidores, y, aunque en ocasiones basaban su trabajo en autores más modernos como Jim Thompson, las influencias más habituales eran las de Chandler y Hammett.

Tras su retiro de Marvel por agotamiento creativo y hartazgo superheroico, mitad y mitad, Brubaker volvió a Image, donde ya había trabajado con mejor -Point Blank, Sleeper- o peor -The Authority- fortuna tiempo atrás. Por suerte, desde hace unos años Image se ha convertido en un auténtico vergel para aquellos autores que quieren dar rienda suelta a su proyectos personales (de hecho, la cantidad de novedades anunciadas en la Image Expo de este año y los autores involucrados en ellas resulta algo asombroso). Y así, poco antes de Saga, la serie de Vaughan y Staples, Brubaker y Phillips lanzaron Fatale. Aunque se planteó en principio como una serie limitada de doce números, al estilo de la ya mentada Sleeper, la buena acogida crítica y comercial de Fatale hizo que los autores decidieran convertirla en una serie abierta. Menos mal, porque a diferencia de lo desarrollado en todos esos títulos que han salido en párrafos anteriores, en los que las tramas permanecían constreñidas a la publicación postrera en tomos, lo que leemos en el primer volumen de Fatale es apenas la presentación de un concepto demasiado jugoso como para solucionarlo con urgencia.

Porque, oye, a ver cómo explico esto con sencillez: Lovecraft y género negro. Mafiosos tentaculares, asesinatos rituales, policías corruptos y chicas que te llevan por el camino de la amargura. A Lovecraft, tan castrado él, siempre le faltó en sus historias el componente sensual, lo que daba a sus creaciones un carácter si cabe aún más escalofriante, pero también es verdad que el género negro nunca ha valorado en su justa medida a las invocaciones extradimensionales. El punto de partida de Fatale, pues, no puede ser más atractivo. Además, aunque reiteramos que este primer volumen es poca cosa aún para hacerse una idea de cómo se desarrollará la serie más adelante, sí parece que el componente de género negro es el que se subordina, algo insólito hasta ahora en los trabajos de Brubaker y Phillips. La fascinación que produce en los autores el horror cósmico tiene una importancia mayor (y todavía latente) en el peso de la historia, quedando el género negro solo como vehículo narrativo. Phillips se mantiene fiel a ese estilo simple y tan apegado a la temática gangsteril (os volvemos a recomendar su blog, en el que siempre anda publicando muestras de su trabajo), pero logra que las apariciones de los seres sobrenaturales resulten siempre aterradoras.

Fatale es una celebración de lo pulp creada por uno de los mejores equipos creativos del cómic americano, demasiado llamativa como para dejarla pasar y demasiado interesante como para no esperar con ansias su segundo volumen.

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 195354

No podría tener mejor pinta. Tengo muchas ganas de leérmelo. Muy buena la reseña.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Daniel Leuzzi
Daniel Leuzzi
Desconectado
Poblador desde: 21/06/2011
Puntos: 1668

 Muy buena reseña, ya estoy viendo de conseguir un ejemplar.

 OcioZero · Condiciones de uso