Selección de Calabazas en el Trastero: Aparecidos

48 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de LCS
LCS
Desconectado
Poblador desde: 11/08/2009
Puntos: 6253

XD

Tampoco hace falta que sea ahora, hombre. A descansar.

Imagen de Bio Jesus
Bio Jesus
Desconectado
Poblador desde: 11/07/2014
Puntos: 813

Patapalo dijo:

 Personalmente, abogo por escribir los relatos ex-profeso cada vez, aunque entiendo que no todo el mundo tiene el tiempo necesario para ello.

Es lo que hago generalmente y no suelo volver la vista atrás. Pero con algunos relatos siento que merecen una segunda oportunidad  y les "mando a septiembre".

No es un tema de descontento con el fallo del jurado o que crea que la calidad sea buena, es más una sensación personal.

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 5952

Pues yo envié a viviseccionar mi relato del Creaturas y posteriormente le pedí al Jefe que lo borrase para presentarlo a otro concurso. Hasta el momento, nadie me ha dicho que me haya pasado de listo... (aunque claro, dudo que me avisasen si se hubiesen dado cuenta)

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194605

Bio Jesus dijo:

Patapalo dijo:

 Personalmente, abogo por escribir los relatos ex-profeso cada vez, aunque entiendo que no todo el mundo tiene el tiempo necesario para ello.

Es lo que hago generalmente y no suelo volver la vista atrás. Pero con algunos relatos siento que merecen una segunda oportunidad  y les "mando a septiembre".

No es un tema de descontento con el fallo del jurado o que crea que la calidad sea buena, es más una sensación personal.

A mí me pasa parecido. Al final he terminado llevando una excel para saber por dónde campa cada cosa, porque al final son un buen puñado.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 5952

Ya me ha llegado mi ejemplar :D

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194605

Rapso dijo:
Ya me ha llegado mi ejemplar :D

Espero que haya quedado chulo. Yo hasta junio no lo veré en papel :-(

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 5952

Patapalo dijo:

Rapso dijo:
Ya me ha llegado mi ejemplar :D

Espero que haya quedado chulo. Yo hasta junio no lo veré en papel :-(

Ha quedado muy guapo y la portada está genial. yes En cuanto pueda empezaré a engullir relatos

Imagen de phlegm
phlegm
Desconectado
Poblador desde: 04/11/2013
Puntos: 41

¡Hola a todos, amigos y colaboradores calabaceros!
Toca volver a la carga con opiniones del último Calabazas publicado, “Aparecidos” (he de reconocer que tengo aún pendiente de terminar y opinar sobre los Calabacines en el Ático, que sólo he leído en parte y merecen un análisis fino).

Adelantando algunas de las conclusiones, me parece un volumen muy homogéneo. Entraremos en las calidades en breve, pero ante todo, el conjunto tiene una prosa super cuidada, en el que la unidad temática es sólida (aunque soy un mandangas y añoro las idas de olla de “Conspiraciones”) y toca un tema que no sólo me encanta, sino que puede tener mucho tirón en general. Otro punto a favor: sólo tiene 136 páginas. Se nota que es un tomo bastante más delgado de lo habitual y sin embargo, el contenido es de gran valor.

Abre la antología “Dejad que los niños se acerquen a mí” de María Posadillo Marín, que precisamente abrió de manera magistral el “Calabacines”. Joder, me gusta cómo escribe esta chica. La historia es sencilla, efectiva, propia del terror de toda la vida y con un par de sustos habituales en el cine contemporáneo, pero es que está muy bien escrita, y demuestra cómo tienen igual valor narrativo las cosas que se cuentan y las que se omiten. Tensión muy bien llevada, soy consumidor de cine de terror desde los diez años, me jacto de que me las sé todas y aún así, me he encontrado momentos de tener el corazón en un puño y pasar la página con prisas. Estupendo comienzo.

Con “Solo tú me satisfaces” de Pedro Moscatel he hecho trampas. Me lo he vuelto a leer. Me pasa que a veces lees algo y no conectas con ello, y no tienes claro si es porque no te ha gustado, o porque tenías la cabeza en Chipre. Pues mira, era lo segundo. Finalizada la lectura de la antología, la retomé, con más calma, al sabor de un té y el calor del hogar, y oye, pues sí, sí que está logrado. Una extraña historia de amor, pero con un ambiente logrado, a caballo entre lo malsano y lo emocionante. Curioso, quizás no sea mi preferido, pero tiene razón quien dice que París bien vale una misa. El darle tiempo y otra oportunidad ha sido una decisión acertada, que de hecho, me reafirma un poco en la idea de tomarte un tiempo merecido con cada relato.

Lo admito. Aparte de sus méritos literarios, que no son escasos, tiro de nostalgia a la hora de valorar “Niebla en Osaka” de Andrés Díaz Hidalgo. No sólo es una corta experiencia personal con el kendo lo que me enganchó a la historia, sino que durante un par de años leí bastante cuento fantástico japonés, y esta “Niebla…” cumple todas las convenciones y requisitos exigibles en el género. Las desventuras del joven Kiyoshi me son muy amenas y las recomiendo, aunque parten de unos gustos más personales.

Tengo sentimientos encontrados con “Lágrimas de tinta y sangre” de Enrique Cordobés. Los sucesos acaecidos a don Manuel Abad tienen mucho gancho, y la prosa de Enrique me da mucha envidia. La resolución me gusta menos, me resulta deslavazada, quizás por esa necesidad de sorprender hasta el final del cuento. Y sé de lo que hablo porque en mi calidad de amateur es algo que me pasa siempre. En resumen, un progreso con respecto a lo que fue “Alta Suciedad”, pero terminan sin ser de mi gusto. Quizás no estemos destinados a entendernos.

Señores, abróchense sus cinturones, porque nos vamos de viaje. Será breve. “Un trabajo de riesgo” de Miguel Martín Cruz, es espectacular. Pensé que iba a echar de menos al detective Solo. En ningún momento, oiga. Dos escenas, desarrolladas con ideas sencillas y gusto exquisito, hacen que el relato salga a ganar, y lo haga por goleada. No quiero contar gran cosa para no estropear las sorpresas, pero creo que es un logro escribir algo tan lúcido, y el resto deberíamos morirnos de envidia (y ya van algunas veces hoy).

“El negocio familiar” de Fernando López Guisado, supone una ruptura con el tono del volumen. Relato malhablado, gamberro, irreverente, de prosa cortante. No suele ser mi tipo de relato favorito, pero he de reconocer que he sonreído más de una vez con la propuesta.

No todo el monte podía ser orégano, por desgracia. Llegamos al primer borrón. No me convence “Largo y escabroso es el camino” de Raúl Gómez Lozano. Su prosa me agrada, pero en un relato de una trama tan personal y tan emocionante, los diálogos me sacaron totalmente del relato, me dieron la impresión de estar leyendo épica medieval donde todos los personajes tienen frases ingeniosas. Y bajo mi gusto, completamente personal, el irse por la trama de gangsters tampoco ayuda gran cosa. Buen arranque, pero una manera demasiado convencional de cerrarse.

Lo de “La muerte alrededor” de Raelana Dsagan me tiene en ascuas. Yo soy de sota, caballo y rey, y no he terminado de entrar en esa compleja mecánica mágica de robo de cadáveres. Y sin embargo, me recuerda tanto a los relatos de Zothique de Clark Ashton Smith, que le tengo que dar sí o sí mi aprobación. La evocación del ambiente, la prosa cuidada y mucha nostalgia me animan a darle mi aprobación, quizás no la más entusiasta, pero la que confiere el comprobar que el producto es diferente y ha sido manufacturado con cariño.

Con “Queda un largo camino hasta Tipperary” me callo. No me corresponde a mí juzgar su calidad, eso es cosa de otros. Sí que me permito el lujo de valorar que, siendo un relato que ha gustado a quien se lo he mostrado y al que tengo mucho cariño, considero que tiene una prosa un tanto cargada y a veces algo farragosa. Hasta ahí la autocrítica.

Traer la cotidianeidad a la literatura fantástica es asunto peligroso. Se deja de ver al fantasma como invasor de nuestra realidad doméstica. Dado ese supuesto, “Otro año escolar” de Juan Ángel Laguna Edroso supone una buena incursión en ese camino. La vieja profesora estricta, ese mundo tan caótico de los institutos, el acoso escolar… Todo está presentado de una manera muy entrañable, y quizás sea de los cuentos que más me han gustado de este señor :p

Damas y caballeros, tenemos caballo ganador. Tengo muy buena impresión de muchos relatos de esta antología, pero lo de “Metástasis” de Oscar Pérez Varela es de nota. Ya había disfrutado previamente de “Mientras siga existiendo la esperanza para la humanidad” y de “Información contrastada”, pero lo digo así de claro: cuando sea mayor, yo quiero escribir así (y mira que me repito). Al comenzar el cuento, no tenía claro que estuviese alineado con la temática del volumen, pero al terminar, lo único que me faltó fue aplaudir y hacer la ola en la paz de mi dormitorio. Espectacular.

Tenemos segunda incursión en el mundillo japonés con “Fin de año en la izakaya de Hideshi Hino” de Sergi G. Oset. Visitando las fronteras del micro cuento, la representación del bestiario japonés que aparece es adecuada y cargada de buen gusto. Sencillo, evocador y colorista.

Remata la faena “Frascos” de Víctor Selles. Obra de imaginación viva y mucha plasticidad, es un broche estupendo para cerrar la antología, con ese protagonista obsesionado con sus fantasmas. Desborda originalidad por los poros.

No quiero ser adulador, pero la calidad media del volumen es muy alta. Yo soy fan letal de los Mitos de Cthulhu y le tengo tanto cariño a ese volumen particular que me valía como rasero de valoración comparativa. Eso acaba de cambiar. En este volumen hay talento a raudales, variedad, y por si fuera poco, mucha economía expresiva; se ha hecho mucho con muy poco. Considero que hay que darle mucha difusión a este volumen, porque es una carta de presentación estupenda, con una temática asequible para cualquier lector y una calidad muy estimable.

Lo dicho. Encantado de haber compartido antología con cada uno de los autores.

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 5952

phlegm dijo:

No todo el monte podía ser orégano, por desgracia. Llegamos al primer borrón. No me convence “Largo y escabroso es el camino” de Raúl Gómez Lozano. 

no

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194605

Muchas gracias, compañero, por la parte que me toca y por la honestidad de la reseña. Me alegra un montón que te haya gustado tanto el volumen. La selección fue árdua, la verdad, pero creo que mereció la pena y que, en efecto, hay calidad. Coincido también en que "Metástasis" es artillería pesada. Cuando lo leía, no daba crédito, demonios.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Aullador
Aullador
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2015
Puntos: 28

Muy buena reseña. Empecé a leer el post por curiosidad y no pude parar hasta el final. Mis felicitaciones.

Imagen de L. G. Morgan
L. G. Morgan
Desconectado
Poblador desde: 02/08/2010
Puntos: 2551

Digo lo mismo que Aullador, me has enganchado del todo. Yo no quería pero... enlightened

Y, luego, me ha llamado la atención esto, que creo merece remarcarse:

phlegm dijo:

En este volumen hay talento a raudales, variedad, y por si fuera poco, mucha economía expresiva; se ha hecho mucho con muy poco. Considero que hay que darle mucha difusión a este volumen, porque es una carta de presentación estupenda, con una temática asequible para cualquier lector y una calidad muy estimable.

Sin haberlo leído, coincido contigo en que, por temática, tal vez sea de los números que más puedan calar en lectores menos "especialistas", es decir, a los que les gusta el terror en general y que leen más géneros.

Imagen de Antártica
Antártica
Desconectado
Poblador desde: 21/06/2012
Puntos: 1969

phlegm dijo:

Abre la antología “Dejad que los niños se acerquen a mí” de María Posadillo Marín, que precisamente abrió de manera magistral el “Calabacines”. Joder, me gusta cómo escribe esta chica. La historia es sencilla, efectiva, propia del terror de toda la vida y con un par de sustos habituales en el cine contemporáneo, pero es que está muy bien escrita, y demuestra cómo tienen igual valor narrativo las cosas que se cuentan y las que se omiten. Tensión muy bien llevada, soy consumidor de cine de terror desde los diez años, me jacto de que me las sé todas y aún así, me he encontrado momentos de tener el corazón en un puño y pasar la página con prisas. Estupendo comienzo.

Pero este chico tan salao ¿quién es? 

Gracias por ese pedazo de comentario  sad

 

Imagen de mawser
mawser
Desconectado
Poblador desde: 17/07/2009
Puntos: 205

Mil gracias por la reseña, phlegm, especialmente por tus palabras sobre Un Trabajo De Riesgo... Tú si que sabes subir la moral, diantres!!

 

Leido el presente Calabazas (de momento he dejado el Steampunk aparcado... definitivamente, ese no es mi género de cabecera...), he de decir que a mi también me ha parecido de lo más entretenido. Puntos de vista tan variados sobre una misma temética, me han hecho pasar más de una lectura deliciosa. Amores necrófilos (poético Solo tu me satisfaces), un bellísimo relato con alma de cuento oriental tradicional (Niebla en Osaka), maldiciones de ultratumba (aunque el tono general del relato no me ha convencido, el final de Lágrimas de tinta y sangre me ha sorprendido pero mucho), bizarradas en las que nada es lo que parece (divertido El negocio familiar), mitologías muy particulares (La muerte alrededor)... Se tratan de lecturas muy muy recomendables.

Pero si he de decidirme por mis relatos favoritos de la compilación, este sería mi top-5.

"Dejad que los niños se acerquen a mí" tiene un ritmo trepidante, con escenas muy cinematográficas. Esto hace que la lectura no sorprenda, pero sí que deja muy buen sabor de boca con ese desarrollo veloz y ese final fuera de plano tan impactante. Tiene el honor de haber sido el único relato del libro en haberme provocado esa sensación de escalofrío a la que alude Víctor Conde en el prólogo.

"Queda un largo camino hasta Tipperary". Aunque ya había leido el cuento en un antiguo Halloween Tales (juraría que con otro título, ¿no?), me sigue trayendo a la cabeza esa encantadora y vieja tradición infantil-juvenil de contar historias de horror alrededor de una hoguera (o al amparo de un viejo cementerio, para el caso). Divertida, amable y con altas dosis de humor negro, resulta entrañable en su visión de la juventud más aventurera. 

"Otro año escolar"  bascula entre la mala baba y lo afectuoso, con ese instituto fosco (ejem ejem) y esa profesora de vuelta de todo con una última oportunidad para demostrar sus aptitudes. Aporta a la antología cierta pincelada de costumbrismo, sin renunciar al clasicismo de las viejas historias de fantasmas.

"Metástasis". O como construir con palabras el equivalente a un golpe directo al estómago. Una joyita de mal rollo visceral, que se retuerce en su desarrollo por cientos de ideas brillantes hasta culminar en un relato redondo. Ya solamente con ese cínico comentario sobre las monjas y ese Dios maltratador doméstico, el autor me tiene ganado. Por cierto, todo un honor que se mencione al detective Solo entre sus líneas!!

"Frascos". Un fin de antología a un tiempo cruel y hermoso, interesantísima reflexión sobre nuestros propios fantasmas y el hecho de querer quedarse anclado en el pasado. Vivimos a base de recuerdos, y a veces somos esclavos de ellos... El esperanzador final aporta el necesario broche de oro a uno de los mejores Calabazas en el Trastero publicados hasta la fecha.

 

https://www.facebook.com/La-Logia-del-Gato-304717446537583

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194605

mawser dijo:
con ese instituto fosco (ejem ejem)

no

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de Bio Jesus
Bio Jesus
Desconectado
Poblador desde: 11/07/2014
Puntos: 813

Reseña de este volumen en "Los libros del replicante"
http://librosdelreplicante.blogspot.com.es/2015/08/critica-literaria-ant...

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 194605

Con reseñas como esta da gusto

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

 OcioZero · Condiciones de uso