Carlomagno

Imagen de Giliath Luin

Comentario sobre el libro de Jacques Delperrié de Bayac

 

Al hablar del Emperador Carlos «El Grande» o «Carlomagno», como mejor se le conoce hablamos, sin duda alguna, de un personaje histórico fascinante, sobre el cual circulan innumerables historias, leyendas y mitos en más de una veintena de idiomas. Carlomagno es uno de los personajes más importantes de la Edad Media en todos los niveles y en todos los estratos de la vida. Militar y legista, aparte de encabezar una de las monarquías más exitosas del Medievo, reformó completamente el feudalismo, la religión cristiana y la educación, llegando a rozar la frontera con la educación laica, y entablando amistad con los más grandes pensadores europeos del momento y con algunos orientales. Y a pesar de ser uno de los hombres más fascinantes de la Historia, no es realmente mucho lo que sabemos sobre él.

Jacques Delperrié, escritor y periodista francés cuya carrera se centra alrededor de la historia de la Milicia Francesa y los Frentes Populares, se aventura con esta obra, la primera de una pequeña serie de trabajos medievales, según él, por la falta de una biografía e historiografía sobre la persona de Carlomagno y su contexto histórico que, desde la final influencia de su abuelo, Carlos Martel, hasta las intrigas políticas de sus nietos, eran plasmados con terminología científica muy difícil de entender para personas sin preparación o abordados por medio de cantares de gesta y mitos que ocultaban la realidad histórica. El resultado fue un relato tratado de manera similar a una novela, con personajes de carne y hueso, aunque retratados en un punto de vista distante, con un Carlomagno con preocupaciones de gobernante y defectos de ser vivo; la historia de un imperio que perduró mientras la conciencia de este gran emperador fue lo suficientemente temible y fresca como para inspirar respeto, devoción o simple temor supersticioso.

Comentarios

La obra está fundamentada en investigadores medievalistas como Ferdinand Lot, Mark Bloch y Arthur Kleinclausz, así como en las crónicas de Nokter de Saint-Gall y la biografía de Eginhard. No aporta nada nuevo a la luz de la historia carolingia, salvo la característica de ser una obra para todo tipo de lector, escrita con familiaridad y conceptos coloquiales el autor mismo reconoce ser un aficionado en el prólogo y sin particularizar en los aspectos de la vida o las cortes medievales. El espectro temporal es algo corto: abarca desde los conflictos internos de los chambelanes merovingios que llevaron al poder detrás del trono a Carlos Martel en el 717 hasta el despojamiento y desmembramiento del Imperio perpetrado por los hijos de Luis I el Piadoso en el 843, pero sin representar traba alguna en cuanto a material histórico pues, como ya sabemos, la vida del Imperio Carolingio fue turbulenta y bulliciosa, con unos diez años de tranquilidad de manera discontinua y con dos o tres reformas importantes en materia política, religiosa y académica.

Los episodios a resaltar son las Reformas de la Scola Palatina y la creación del Ministerio de Scolasticos, y las páginas en torno a las Guerras Sajonas y los conflictos de los Estados Pontificios. Es ésta una obra con más aciertos que errores, que hacen pasar un buen rato al lector y que aporta conocimiento general.

 

Título Original: Charlemagne

Autor: Jacques Delperrié de Bayac

Contexto: Reinos medievales / Reino Franco

Año: 1976

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196415

Me apunto el libro, que tiene muy buena pinta. Carlomagno me resulta un personaje fascinante, así que seguro que me dará buenas lecturas.

En frente de Notre Dame tiene una impresionante estatua que también es muy sugerente. Si pasas por París, te gustará, sin duda.

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

 OcioZero · Condiciones de uso