Los leones de Al-Rassan

Imagen de La Fère

Reseña de la novela de Guy Gabriel Kay publicada por La Factoría

 

De la mano de uno de los autores más reconocidos de la literatura fantástica, esta novela, ambientada con gran cuidado en el Al-Ándalus de la España medieval, nos evoca con maestría la figura de Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid. En ella, disfrazadas con la pátina de un mundo imaginado, se nos muestran las tres culturas que convivían en aquella época de la mano de los hombres, mujeres y niños que pueblan sus páginas.

Kay hace gala de sus extraordinarias dotes narrativas para trasladarnos a unos paisajes conocidos y a la vez camuflados en las tierras de Al-Rassan. Pero donde destaca con una fuerza innegable es en la creación de sus personajes, que resaltan de una forma increíble desde las primeras páginas. Los tres protagonistas principales eclipsan con unas personalidades arrolladoras a todo un universo de personajes secundarios que, aunque formen parte de la historia en menor medida, no por ello carecen de una personalidad propia y de un relieve que nos hace verlos como personas reales más que como elementos de una novela.

En esa capacidad para desarrollar y dar profundidad a los personajes se cimienta la extraordinaria calidad de este autor canadiense. Con su prosa cuidada, exquisita y fluida, nos captura de tal forma que nos vemos sumergidos en una historia apasionante, llena de escenas emocionantes y memorables que hacen que disfrutemos la lectura de esta novela con verdadera pasión.

Sus diálogos lúcidos, inteligentes y cuidados nos conducen por las relaciones sentimentales de tres personas que se ven envueltas en una historia de aventuras y política, cruel y a la vez tierna, que se va desgranando poco a poco, y que va avanzando a través de episodios de un dramatismo tan bien realizado que nos sobrecogen el alma en más de una ocasión.

Todo esto, que parece encaminado a hacernos pensar que estamos ante una de las mejores obras de la literatura que podríamos encontrar, se viene abajo en las últimas páginas de la novela. En ellas, el cuidado hilo argumental se frena en seco, desaparece. Y cuando pensamos que estamos acercándonos al nudo de la novela, ésta termina bruscamente. En el último capítulo y en el epílogo destroza literalmente todo lo conseguido hasta este momento. Ahí ya no hay novela. Ahí hay una simple enumeración de hechos, sin mucho sentido, que culmina en una situación absurda que es el epílogo.

Han sido 440 páginas gloriosas, de las mejores que he leído jamás en cualquier tipo de literatura, tanto en las descripciones, como en los diálogos y en la trama argumental, pero la forma de terminar la novela es algo que escapa a mi comprensión de lector. No sé si se cansó de escribir esta historia, si se vio presionado para no alargarla al doble, que es lo que habría requerido, o si pensaba convertirla en una saga y se arrepintió. Fuera lo que fuese lo que le pasó por la cabeza cuando escribió las últimas 35 páginas, más valdría que no hubiese pasado. Es una verdadera pena.

 

 

Ficha Técnica

Título: LOS LEONES DE AL-RASSAN

Autor: GUY GABRIEL KAY

Editorial: LA FACTORIA DE IDEAS

Páginas: 477

ISBN: 84-9800-464-9

Género: Novela / Fantasía Épica

Imagen de Patapalo
Patapalo
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 196895

Buf, qué rabia tiene que dar algo así. Por suerte, es raro que pase (a mí, al menos, no me ha pasado nunca, que recuerde).

Parte de la sabiduría consiste en saber ignorar algunas cosas.

Imagen de La Fère
La Fère
Desconectado
Poblador desde: 09/06/2011
Puntos: 504

 Pues tienes mucha suerte, Patapalo. Y si a la decepcion que puede producirte en cualquier novela le añades que se trata de uno de tus autores favoritos, y de una de las novelas que llevabas mas tiempo esperando, imagínate el chasco.

 OcioZero · Condiciones de uso