Revividos

Imagen de Patapalo

Reseña de la novela de Ralph Barby con la que se abre la colección Pulp Ficción de 23 Escalones

 

Revividos es pulp de la vieja escuela, bolsilibro de casta, si preferimos el término. Se trata de una novela corta, muy corta, para leérsela de una sentada, que nos plantea un escenario tan clásico como sus propias raíces: una mansión situada en la Europa del Este con un pasado siniestro y la habilidad para hacer de portal a un mundo macabro en el que los protagonistas vivirán trepidantes aventuras.

El reparto de la novela no sorprende: son un conjunto de ricachones muy pagados de sí mismos entre los que descolla el protagonista: un deportista de alto nivel que conjuga con su magnífico físico una voluntad de hierro. Las mujeres, por el contrario, cubren una abanico más amplio, aunque de peso secundario en el motor de la trama: son tentaciones, responsabilidades o recompensas dispuestas para el héroe.

Ya desde la primera toma de contacto, con la presentación de los personajes, vemos un planteamiento y unos roles que nos remiten a otros tiempos. En este aspecto, el de las relaciones humanas, es en el que más se percibe ese desfase con la mentalidad actual. Al mismo tiempo, es innegable el sabor que otorga al libro.

Por el contrario, sorprende la laberíntica trama de la historia. Aunque el desarrollo es eminentemente lineal, los diferentes golpes de efecto cautivan la atención y, por lo menos en mi caso, te conducen a un final inesperado. La atmósfera de extrañeza que se genera, que recuerda a novelas como Fin, de Monteagudo, o La casa del confín del mundo, de Hodgson, es sin duda el punto fuerte de la novela y, a pesar de que algunas explicaciones y razonamientos del protagonista resultan chocantes, el efecto global es más que satisfactorio.

Es por esto que creo que 23 Escalones ha hecho una formidable elección al abrir la colección con Revividos. Es un modo de acercar al lector actual lo que fueron los bolsilibros, un punto de partida inmejorable para los títulos que continúan la serie y que, por lo que he podido leer, ya marcan su propio estilo. Además, huelga decirlo, porque la novelita es endemoniadamente entretenida, a pesar de sus fallos y sus desfases, o quizás, precisamente, por buena parte de ellos.

 

Espacio patrocinado por

Nocte - Asociación Española de Escritores de Terror

http://www.nocte.es/

 OcioZero · Condiciones de uso