La Primera Ley: La voz de las espadas

Imagen de Boras

Reseña de la novela de Joe Abercrombie publicada por Alianza

 

—He combatido en tres campañas —comenzó—. En siete encarnizadas batallas. En innumerables incursiones, escaramuzas y defensas desesperadas, en todo tipo de acciones sangrientas. He combatido en medio de ventiscas, bajo el azote de los vientos, en mitad de la noche. No ha habido un solo momento de mi vida en que no estuviera luchando con uno u otro enemigo, con uno u otro amigo. Nunca he conocido nada más. He visto matar a un hombre por una palabra, por una mirada, por cualquier tontería. En cierta ocasión, la mujer de un tipo al que había matado me atacó con un cuchillo y la arrojé a un pozo. Y eso no es ni mucho menos lo peor que he hecho. La vida para mí tenía el mismo valor que una mota de polvo. Menos seguramente. Luché diez combates singulares y los gané todos, pero siempre combatí en el bando equivocado y por razones equivocadas. He sido implacable, brutal, cobarde. He apuñalado a hombres por la espalda, los he quemado vivos, los he ahogado, los he machacado contra una roca. Los he matado mientras dormían, mientras estaban desarmados, mientras trataban de huir. Yo mismo he huido en más de una ocasión. Me he orinado encima de miedo. He rogado con lágrimas en los ojos que no me mataran. Me han herido gravemente en innumerables ocasiones y he gritado y berreado como un bebé al que su madre retira la teta. Estoy convencido de que el mundo habría sido un lugar más habitable si me hubieran matado hace muchos años, pero no ha sido así, y, la verdad, no logro entender por qué.

Pág. 180-181

 

Si a esto le sumamos que de quién habla se le apoda Nueve el Sanguinario ya tenemos una semblanza muy clara de qué tipo de personajes hablamos.

El mundo que nos dibuja Joe Abercrombie es fantástico pero también muy asentado en la realidad más cruel. Es un mundo bizarro, plagado de personajes duros, salvajes en la que la suavidad se ha alejado sin misericordia de las páginas de la novela.

La voz de las espadas está compuesta por tres historias paralelas que terminan por confluir. La del mencionado “El sanguinario”, Jezal, un hombre repleto de dudas, y Glokta, un inquisidor que ejerce de torturador tras haber sufrido una experiencia traumática en forma de cautiverio y tortura prolongada durante dos años, cuyas secuelas le han convertido en un ser físicamente arruinado y moralmente destruido.

Esas tres historias nos van mostrando los entresijos de un mundo muy peculiar, más cercano a la humanidad de G.R.R. Martín que al poderoso mundo de Tolkien. Pero en medias de esos dos monstruos literarios existe un espacio que Abercrombie ocupa con mucho garbo.

Si un pero se le puede poner a la novela es su lento arranque: cuesta un poco entrar en materia y sumarnos a las cuitas de sus personajes pero una vez que superamos cierta barrera no podemos permitirnos dejar la lectura, es sumamente adictiva, lo que demuestra las buenas mañas del autor británico.

La voz de las espadas es una parte de una obra de mayor envergadura —son tres tomos de similar tamaño—, quedando por ello el final un tanto desdibujado, aunque no parece que sea óbice para comenzar el siguiente tomo a la mayor brevedad puesto que lo que cuenta interesa y mucho.

El autor no solo es capaz de recrear una ciudad imaginaria en la que podemos incluso olfatear su olor a humanidad sino que, casi a la par, nos traslada a un desolado páramo del norte en donde tiene lugar una lucha sin piedad por la supervivencia, todo ello de la manera más gráfica y más amena que podamos imaginar, sino que hace que semejante disparidad de lugares y personajes nos sean familiares y sintamos por ellos cierta empatía.

A menudo la fantasía ha sido tachada de un género más juvenil, más cercano a edades más cortas; no obstante, autores como el mencionado Martín y el presente hacen que esa afirmación sea fácilmente puesta en entredicho. Existe fantasía, de elevada categoría, para todos los públicos y toma sobre ella un espacio muy concreto, repleto de épica, de ficción, de personajes interesantísimos y que permite una libertad creativa sin parangón. Dentro de ese punto queda enclavada la presente novela, un ejercicio de fantasía por parte del autor, de utilizar la neurona para imaginar un mundo que parezca atrayente a los lectores y eso, señores, tiene un gran mérito. Porque además de imaginar un mundo interesante nos lo plasma de una manera muy efectiva y muy adictiva.

Me gustaría que la presente novela la leyeran personas que no gusten del género fantástico para que juzgaran la elaboración, tan completa, de la novela y se rindieran a la imaginación y fuerza literaria del autor. Porque otra cosa no pero Abercrombie es un animal literario de nivel.

 

LA VOZ DE LAS ESPADAS

La primera ley: Libro I

JOE ABERCROMBIE

651 páginas

ISBN: 978-84-206-8248-8

EDITORIAL: ALIANZA EDITORIAL

Fecha de publicación: 2007

Imagen de solharis
solharis
Desconectado
Poblador desde: 25/01/2009
Puntos: 19634

Ciertamente esta exitosa trilogía me llama la atención y me gusta todo lo que cuentas.

 OcioZero · Condiciones de uso