Sin noticias de Gurb

Imagen de jspawn

Reseña de la novela de Eduardo Mendoza

Esta novela, que es la segunda del autor que leo. Es una parodia literariamente bien hecha que me ha hecho reír, y es que en la literatura cabe también el humor. Esta novela te la puedes leer fácilmente en el transporte público o en un parque, sin que esto signifique baja calidad literaria. De hecho, la fina ironía no siempre se comprende a la primera pero cuando lo comprendes no paras de reírte.

 

Quizá lo peor sea que está escrita a modo de diario, con la consecuente fijación por las horas. Pero hay que saber leerla, aun cuando muchos de los párrafos son pura paranoia marciana.

 

Y es que es eso, todo está narrado desde la perspectiva de un marciano.

 

Autor

 

Eduardo Mendoza nació en la ciudad de Barcelona en el 1943, hijo de un fiscal y una ama de casa. Desde 1960 y durante cinco años más, estudió derecho. Entre 1973 y 1982 vivió en Nueva York, a donde se desplazó para trabajar como intérprete de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Mantuvo una intensa relación con novelistas de la talla de Juan Benet o Juan García Hortelano, así como con el poeta Pere Gimferrer (editor de muchas de sus obras en España) y, por supuesto, con su vecino, Félix de Azúa.

 

En 1975 aparece su primera novela y la que le lanzaría a la fama, La verdad sobre el caso Savolta, en la que se puede observar la capacidad del autor de utilizar hábilmente diferentes discursos y estilos narrativos. La novela es considerada por muchos como la precursora del cambio que daría la sociedad española y, a su vez, también como la primera novela de la transición democrática. Narra con maestría el panorama de las luchas sindicales de principios del siglo XX, mostrando la realidad social, cultural y económica de la Barcelona de la época. Apenas unos meses después de su publicación muere el dictador Francisco Franco y un año más tarde recibe el Premio de la Crítica.

 

Dentro de la obra de Mendoza cabe destacar la saga protagonizada por un personaje peculiar: Ceferino, una suerte de detective encerrado en un manicomio. La primera de las novelas, El misterio de la cripta embrujada (1979) es una parodia con momentos hilarantes que mezcla rasgos de la novela negra con el relato gótico.

 

La segunda novela de la saga es El laberinto de las aceitunas, que aparece en 1982 y en el que el autor demuestra su solidez como parodista y se consolida como uno de los autores con más éxito de ventas. Cierra la saga detectivesta La aventura del tocador de señoras, publicada en enero de 2001.

 

Probablemente su novela más aplaudida sea La ciudad de los prodigios (1986), en la que se muestra la evolución social y urbana de Barcelona entre las dos exposiciones universales de 1888 y 1929. En 1999 fue adaptada al cine por Mario Camus y protagonizada por Emma Suárez y Olivier Martínez.

 

En el periódico El País aparecieron dos novelas suyas por entregas, Sin noticias de Gurb (1990) y El último trayecto de Horacio Dos (que aparece en 2001 aunque fue editada por Seix Barral en 2002).

 

En 1990 se estrena en Barcelona Restauració, escrita junto a su hermana Carlota y que él mismo traduciría con posterioridad al castellano.

 

Obras por orden cronológico

 

1975: La verdad sobre el caso Savolta

1979: El misterio de la cripta embrujada

1982: El laberinto de las aceitunas

1986: La ciudad de los prodigios

1989: La isla inaudita

1990: Sin noticias de Gurb (en El País)

1990: Restauració

1992: El año del diluvio

1996: Una comedia ligera

2001: La aventura del tocador de señoras

2001: El último trayecto de Horacio Dos (en El País)

2001: Baroja, la contradicción (ensayo biográfico)

2003: Barcelona modernista

2006: Mauricio o las elecciones primarias

 

Sinopsis

 

Gurb y su superior son dos extraterrestres que aterrizan a las afueras de Barcelona, en Sardanyola concretamente. Gurb tiene la misión de estudiar las costumbres de los lugareños, y para pasar desapercibido en su estudio de campo, decide adoptar la apariencia de Marta Sánchez.

 

Al carecer de noticias de Gurb, su superior decide investigar su desaparición. Éste lleva a cabo la redacción de un minucioso diario en el que contempla todo lo que hace durante su estancia en Barcelona, y refleja en todas sus páginas la fecha, los grados de temperatura y el consabido "sin noticias de Gurb". Adopta la forma de un señor llamado Expósito y bajo ella lleva a cabo un sinfín de auténticas barbaridades tales como: comer kilos de churros para alimentarse, con el consecuente aumento del colesterol y demás problemas de salud del cuerpo humano que ahora tiene, pedir a la vecina todo aquello que precisa sin ningún tipo de mesura, como por ejemplo cava, arroz... en definitiva en vez de ir al mercado hace la "compra" en casa de su paciente vecina. Expósito se dedica a hacer todo aquello que haría una persona que desconoce por completo las normas de conductas básicas de una ciudad

 

Edición

 

Sin noticias de Gurb

Eduardo Mendoza

Seix Barral

Rústica

Imagen de Ignoto
Ignoto
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 1919

Qué recuerdos... hará que lo leí como unos 12 años en el instituto.

"Y mientras el árbol sea eternamente verde, que sus almas vivan en los salones del valhalla." 

Imagen de Trooper
Trooper
Desconectado
Poblador desde: 26/01/2009
Puntos: 2740

Uno de mis libros favoritos. Es impresionante la forma en que Mendoza ironiza sobre la sociedad, barcelonesa y en general, y de lo complicados y simples a la vez que podemos llegar a ser los humanos. La he leído muchas veces y no me canso nunca.

 

Lo sud també existix!

 OcioZero · Condiciones de uso