Reto 03: Erotismo

137 posts / 0 nuevo(s)
Ir al último post
Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 6216

Para este tercer reto, rizaré un poco el rizo. Como indica el título del reto, el erotismo debe tener un papel fundamental en la historia. Se puede combinar con otro género: terror, drama, amor... pero la carga erótica no puede quedar relegada a un segundo plano.

El relato deberá constar de 269 palabras, título incluído. ¡Ojo! No es una limitación máxima. El número de palabras del relato tiene que ser, exactamente, 269.

Por último, estos tres número deberán aparecer en algún momento en el relato. (Ejemplo, dos personas, que quedan a las seis y están juntas hasta las nueve; el protagonista tiene veintiseis años y nueve relaciones simultáneas; hay una orgía con doscientos sesenta y nueve participantes..)

Límite de presentación: 15 de febrero.

Hagan juego, señores.

Sean malos. Heyhey

Imagen de sharkbook
sharkbook
Desconectado
Poblador desde: 29/01/2013
Puntos: 584

¿Rizar el rizo? ¿Sean malos?

¡¡¡¡Malo tú, peazo c*****!!! Bueno,va...

Venga, a pergeñar algo....

Imagen de Fly
Fly
Desconectado
Poblador desde: 18/09/2012
Puntos: 19339

Me encanta. Risa cachondaRisa cachondaRisa cachonda

Qué putada que esté liado con el Reto 2. Bueno, cuando se pase el plazo ya escribiré algo. Arriba

Es probable emitió su esperma de una forma muy descuidada.

Imagen de Bote
Bote
Desconectado
Poblador desde: 12/11/2012
Puntos: 1477

¡Válgame!

Me santiguo.

¡Válgame! ¡Válgame!

Me santiguo dos veces más.

Mírame a los ojos...

Imagen de Mediterráneo
Mediterráneo
Desconectado
Poblador desde: 17/12/2010
Puntos: 2340

Mola Sonrisa

Imagen de Belagile
Belagile
Desconectado
Poblador desde: 09/12/2013
Puntos: 829

Pero qué cojones... Ö
Rizar el rizo... la madre que... xD
Vamos allá.

Giny Valrís
LoscuentosdeVaho

Imagen de Antártica
Antártica
Desconectado
Poblador desde: 21/06/2012
Puntos: 1993

Tú no sabes con quien te la estás jugando, Oh gran Rapso...!

Voy encendiendo el horno...

Imagen de Sanbes
Sanbes
Desconectado
Poblador desde: 16/10/2013
Puntos: 1271

Una mañana de sexo con la pareja y nada, no llegan las ideas. Luego navegaré por el porno y visitaré unos cuantos clubs. Todo sea por encontrar la musa.

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 6216

Antártica dijo:

Tú no sabes con quien te la estás jugando, Oh gran Rapso...!

Voy encendiendo el horno...

No me tientes, no me tientes, que se me ocurren unas cosas mu malas malísima... Demonio

Imagen de Belagile
Belagile
Desconectado
Poblador desde: 09/12/2013
Puntos: 829

Sanbes dijo:
Una mañana de sexo con la pareja y nada, no llegan las ideas. Luego navegaré por el porno y visitaré unos cuantos clubs. Todo sea por encontrar la musa.

De aquí al 15 de febrero tienes tiempo de tener muchas mañanas de sexo, no abandones tan pronto, que es sano xD

Giny Valrís
LoscuentosdeVaho

Imagen de Eddy Sega
Eddy Sega
Desconectado
Poblador desde: 16/12/2011
Puntos: 2382

Sanbes dijo:
Una mañana de sexo con la pareja y nada, no llegan las ideas. Luego navegaré por el porno y visitaré unos cuantos clubs. Todo sea por encontrar la musa.

Yo diría que tienes que hacer lo contrario. Un ejemplo: Cómo cocinas mejor ¿con hambre o sin hambre?Risa cachonda

Imagen de Sanbes
Sanbes
Desconectado
Poblador desde: 16/10/2013
Puntos: 1271

Eddy Sega dijo:

Sanbes dijo:
Una mañana de sexo con la pareja y nada, no llegan las ideas. Luego navegaré por el porno y visitaré unos cuantos clubs. Todo sea por encontrar la musa.

Yo diría que tienes que hacer lo contrario. Un ejemplo: Cómo cocinas mejor ¿con hambre o sin hambre?Risa cachonda

Jajaja tienes mucha razón. Pero, Eddy, lo de encontrar la musa es lo de menos. ¿Y lo bien que me lo estoy pasando?

Imagen de Eddy Sega
Eddy Sega
Desconectado
Poblador desde: 16/12/2011
Puntos: 2382

Sanbes dijo:
Eddy Sega dijo:

Sanbes dijo:
Una mañana de sexo con la pareja y nada, no llegan las ideas. Luego navegaré por el porno y visitaré unos cuantos clubs. Todo sea por encontrar la musa.

Yo diría que tienes que hacer lo contrario. Un ejemplo: Cómo cocinas mejor ¿con hambre o sin hambre?Risa cachonda

Jajaja tienes mucha razón. Pero, Eddy, lo de encontrar la musa es lo de menos. ¿Y lo bien que me lo estoy pasando?

Eso eso, que te quiten lo "bailao" Guiño

Imagen de Bestia insana
Bestia insana
Desconectado
Poblador desde: 02/05/2013
Puntos: 1928

Rapso, una duda, cómo medir la longitud de los relatos. Lo digo porque he comprobado que el contador de palabras de mi programa de texto no es nada fiable: cuando ya tenía, según él, las 269 palabras justas, me ha dado por contarlas yo mismo y resulta que eran muchas más. Así que me he puesto a cortar y contar, cortar y contar (me he acordado de ti unas cuantas veces, siempre con cariño por supuesto), pero no sé si se trata de eso, si contar las palabras una a una es parte de la dificultad del reto, o puede uno sencillamente hacer caso del contador.

Por cierto, enhorabuena!, que aún no te había felicitado.

Imagen de Eddy Sega
Eddy Sega
Desconectado
Poblador desde: 16/12/2011
Puntos: 2382

Bestia insana dijo:

Rapso, una duda, cómo medir la longitud de los relatos. Lo digo porque he comprobado que el contador de palabras de mi programa de texto no es nada fiable: cuando ya tenía, según él, las 269 palabras justas, me ha dado por contarlas yo mismo y resulta que eran muchas más. Así que me he puesto a cortar y contar, cortar y contar (me he acordado de ti unas cuantas veces, siempre con cariño por supuesto), pero no sé si se trata de eso, si contar las palabras una a una es parte de la dificultad del reto, o puede uno sencillamente hacer caso del contador.

Por cierto, enhorabuena!, que aún no te había felicitado.

Yo sé que el Word de Microsoft cuenta palabras de más tras los signos de puntuación detrás de los guiones largos. Por ejemplo: "—dijo él—. Después…" Entre el punto y "después" cuenta una palabra, no sé por quéMmmh. Así que ya cuento con ello cada vez que voy justo de palabras para un relato. Pero un programa que cuente palabras de menos no lo había visto. Eso sí es una putada.

Imagen de Bestia insana
Bestia insana
Desconectado
Poblador desde: 02/05/2013
Puntos: 1928

Bueno, las he vuelto a contar, creo que ya las tengo, ahora a reposar. Gracias, Eddy

Imagen de Fly
Fly
Desconectado
Poblador desde: 18/09/2012
Puntos: 19339

Yo uso www.contadordepalabras.com

Excepto los intros en blanco que cuenta como palabras el resto creo que lo hace siempre bien.

Es probable emitió su esperma de una forma muy descuidada.

Imagen de Bestia insana
Bestia insana
Desconectado
Poblador desde: 02/05/2013
Puntos: 1928

Gracias, Fly, lo probaré

Imagen de Bestia insana
Bestia insana
Desconectado
Poblador desde: 02/05/2013
Puntos: 1928

Fly, funciona! Qué bueno, te debo una

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 6216

Perdona, Bestia, que aún no te había dicho nada... La verdad es que te iba a contestar lo mismo que Eddy, pero él ya lo ha hecho, y más claro que yo, seguramente. Lo de que sean 269 es una dificultad añadida, y estaría bien que se cumpliera, pero vamos, que esto es un taller, no un concurso. No te iba a descalificar ni nada Guiño

Yo también añado a favoritos en enlace del Fly...

Imagen de Belagile
Belagile
Desconectado
Poblador desde: 09/12/2013
Puntos: 829

Tengo una duda. ¿Los números hay que mencionarlos en plan "dos, seis, nueve" o puede ser "segundo, sexto, noveno"?

Giny Valrís
LoscuentosdeVaho

Imagen de Bestia insana
Bestia insana
Desconectado
Poblador desde: 02/05/2013
Puntos: 1928

Contacto

 

«QUIERO FOLLAR», habían grabado con rabia en la pared de roca, cerca de la antigua base; eso había sido en 2029, según la fecha que habían arañado debajo. Lo curioso era que cuarenta años después esas dos palabras resumían precisamente mi estado de ánimo. Estaba preguntándome si el vehemente astronauta habría sido el dueño del grotesco traje espacial que había visto a la entrada del hangar mientras exploraba las instalaciones, cuando me enfrentó de súbito una belleza desconcertante. Siempre sensible a las superficies duras y brillantes como un detector de metales, no tardé en reaccionar. De todos modos más que la ¿mujer? en sí misma, una pesada estructura no demasiado esbelta asentada en seis gruesas patas, me excitaba la idea de tener sexo con una alienígena, alguien radicalmente distinto, como fornicar con una torre de alta tensión, pero obviamente la ¿joven? no tenía noción de qué era eso. Ante mi gesto explícito la forma alargó un ¿ojo? y se quedó mirando de cerca mi pene descubierto, tal vez pensando que el abultado glande era una especie de básico órgano de visión. El contacto me estremeció con su beso de cobra; cuando me quise dar cuenta me había cortado el capullo: la pupila vertical en el gran ojo abovedado resultó ser una cuchilla.

Me quedé mirando mi atributo descabezado y, en la arena marciana, la flor de carne aún pulsante.

—Pues mal empezamos —dije recogiendo el prepucio y guardándomelo en el bolsillo—. Por qué tiene que ser siempre tan difícil.

Desenfundé y disparé a la ¿mujer? apuntando al ¿sexo?

Me alcanzó una lluvia de copos de metal.

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 6216

Belagile dijo:

Tengo una duda. ¿Los números hay que mencionarlos en plan "dos, seis, nueve" o puede ser "segundo, sexto, noveno"?

Pues la idea que tuve al ponerlos era más la de "dos" "seis" "nueve", que lo otro que dices, la verdad, así que lo suyo sería que intentases ponerlos de la primera forma, Bela. Pero vamos, que te digo lo mismo que a Bestia; esto es un taller, no un concurso, así que no te voy a descalificar ni nada jeje. 

Imagen de jane eyre
jane eyre
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2009
Puntos: 9998

Che, che, no me seais blandos, esto es un taller que tiene premisas y si algunos se esfuerzan en cumplirlas es porque tooodo el mundo puede. ¡¡¡Blandiiitoooos!!!! ¿Dón de está el orgullo escritoril??? Enfado

 

Al que no cumpla: ¡¡Guillotiiiiiiiiinaaaa!!! Lengua

 

 

 

Imagen de Fly
Fly
Desconectado
Poblador desde: 18/09/2012
Puntos: 19339

Que te follen

 

Otro día más tragando mierda en el curro, esperando llegar a casa y encontrarme con ella. La sorprendo poniéndose el pijama.

—No te lo pongas.

—Sí, que si no me quedo fría.

—Yo te caliento.

Me sonríe pero enciende la tele, la puta tele. No me doy por vencido y la abrazo. Despacito voy subiendo una mano por su cuerpo hasta llegar a un pecho. Encuentro su pezón erecto al contacto con mis dedos. Lo pellizco suave.

—¡Quita! No me apetece.

Y aparta mi mano. Intento contar hasta nueve pero al llegar a seis decido mandarlo todo a la mierda. Por sorpresa la sujeto firmemente con una mano y con la otra bajo su pantalón dejando al aire su culo desnudo. Escupo y la penetro. Ella grita y se revuelve pero solo consigue que la aplaste con más fuerza. Más que penetrarla golpeo mecánicamente sus glúteos con mis caderas.

No siento nada, soy solo rabia.

Ausente, cegado por el esfuerzo, no me doy cuenta de que pasado el tiempo ella ya no se revuelve. Me alerta su falta de gritos. Ahora parecen jadeos. Dejo que pueda levantar la cabeza y le meto dos dedos en la boca. Primero me muerde furiosa hasta que exhausta se deja llevar por mis acometidas.

Me corro sin apenas darme cuenta, sudando, boqueando como un pez fuera del agua. Caigo hacia atrás al tiempo que ella me propina una patada.

Eres gilipollas. Me has violado.

Que te follen. Me estabas matando.

No la volví a ver nunca más. Lo último que recuerdo de ella es mi semen resbalando por su vulva.

Es probable emitió su esperma de una forma muy descuidada.

Imagen de Fly
Fly
Desconectado
Poblador desde: 18/09/2012
Puntos: 19339

Erotismo no sé pero a romántico no me gana nadie. Risa cachonda

Es probable emitió su esperma de una forma muy descuidada.

Imagen de Belagile
Belagile
Desconectado
Poblador desde: 09/12/2013
Puntos: 829

La salvación de Eva

Eva, la desobediente, la pecadora, la espora de Adán, tenía el pelo rojo como la sangre de su sexo, como la arcilla que esculpió a su esposo y como aquella fruta pomácea que le entregó la libertad de acción. Ese privilegio que el dios de los cristianos quería negarle. Por eso, Eva creía en otros dos dioses: su madre, la gran creadora, el instinto de la naturaleza de las cosas que la secuestró en secreto y la mejoró moldeándola a su imagen y semejanza, otorgándole el poder de la seducción y la capacidad divina de crear vida y decidir sobre la muerte. Y su padre que era el espíritu del bosque, el dios de la noche y del placer, el que vagaba por el Paraíso bajo la cornamenta de un gamo. Sin embargo, aquel día eligió a una de las seis criaturas renegadas de Dios para manifestarse.

Eva le reconoció en unos ojos rasgados y una lengua bífida con seseo y no dudó en aceptar su regalo mordiendo con hambre el corazón de la madre Tierra. Gimió por primera vez sumergida en el éxtasis de Cernunnos, el flujo de aquella fruta se escurrió de entre sus labios mojando a Dios y cabreándole. Fue expulsada inmediatamente del Paraíso acusada de haber incumplido el Noveno mandamiento y se la condenó a deambular avergonzada de su cuerpo desnudo. Dios llamó entonces a Adán para que la contemplara y distinguiera a las mujeres como ella: las que tienen el cabello rojo como la manzana que le entregó la libertad y la capacidad de entendimiento, las que hacen al hombre arder como el fuego.

Giny Valrís
LoscuentosdeVaho

Imagen de Belagile
Belagile
Desconectado
Poblador desde: 09/12/2013
Puntos: 829

He puesto "noveno" en lugar de "nueve". 

Sé que tenía que ser preferiblemente "nueve", pero quedaba fatal decir "el mandamiento número nueve..." jajaja

Giny Valrís
LoscuentosdeVaho

Imagen de jane eyre
jane eyre
Desconectado
Poblador desde: 02/03/2009
Puntos: 9998

El espectáculo de su vida

 

La música comienza a sonar y la cama redonda gira para enseñarle en lo que se ha convertido su mundo. El chasquido de la primera ventana al abrirse le anuncia que empieza el espectáculo.

Acaricia el látigo de seis puntas ante la atenta mirada del invitado y al primer restallido su piel se eriza de placer. Las marcas rojas comienzan a adornarla y, valiéndose de caricias, libera sus pezones de las tiras de cuero que los presionan.

Como si fuese el reclamo acordado, la segunda ventana se abre y los dos ojos que estaba esperando ver la recorren con lascivia.

El otro individuo desaparece de sus pensamientos. Su baile es solo para él. Siempre lo ha sido.

Juguetea con el látigo, su lengua recorre el mango firme mientras sus dedos van hurgando en el camino hacia la vagina. Los hunde. Clava en ella su deseo y la mirada en el hombre que la devora desde el otro lado del cristal.

El movimiento de los hombros masculinos delata su búsqueda en la bragueta y ella imagina lo que no puede ver: el roce, el miembro erecto, las oleadas de placer, el verla allí, desnuda, convulsionando de placer al compás del restallido del látigo, y observada en silencio por ojos ajenos al espectáculo privado que ellos comparten.

Llegan los orgasmos. La música enmudece. Las ventanas se cierran. La suya quedará tan cerrada como las otras nueve que rodean la cama redonda.

Ella llegará a casa y la recibirán los mismos ojos con los que acaba de compartir el cielo. Sin embargo, allí nunca será lo mismo.

 

 

Imagen de Rapso
Rapso
Desconectado
Poblador desde: 31/12/2011
Puntos: 6216

El ejército de las ladronas de almas

 

“Tiempo ha, existió un pueblo valiente, hermano de las Amazonas, rebelde a la supremacía del hombre. Un ejército de guerreras que se maldijo a sí mismo firmando con Hades un pacto: él las haría poderosas, y ellas llenarían el Tártaro de almas.

Lejos de extirparlos, mantenían sus senos incitadores; armas infalibles para conquistar a los soldados más aguerridos. Guerreros a los que desnudaban y sentaban en sillas mientras danzaban sinuosas como serpientes. Cuando la erección aparecía, se subían encima para, con movimientos experimentados, cabalgarlos con penetraciones húmedas y profundas. Al acercarse la explosión, bajaban de su montura, y, sumisas, se arrodillaban frente a su enemigo. Les hacían sentir poderosos, mientras devoraban sus miembros de forma enérgica, hasta que se vaciaban con placer. Pero con cada gota que emanaba de ellos, un trozo de su vida se les escapaba. El final de su orgasmo coincidía con el fin de sus días.

Doscientos sesenta y nueve ejércitos cayeron antes de que el pueblo fuese quemado por brujería. Pero Hades no las dejó descansar, y mantuvo sus espíritus en liza. Así continúan hoy, vaciando almas; más mortíferas gracias a la invisibilidad de sus cuerpos, que solo sus víctimas pueden ver.

Así actúan.

Así matan.

Así, mamá, estaban intentando acabar conmigo cuando has abierto la puerta...”

–Hijo mío, no sé si preocuparme porque es la tercera vez que te pillo esta semana, o alegrarme por tu imaginación. Anda, quítate la mano de ahí, y lávatelas; la cena está lista.

–No puedo...

–¿Cómo? ¿Por qué no puedes?

–Si quito la mano, mamá... se me sale el alma.

 

Imagen de Antártica
Antártica
Desconectado
Poblador desde: 21/06/2012
Puntos: 1993

Bellas artes

A las seis en punto acudo de nuevo a nuestra cita. No podía haber elegido mejor tutor para mi proyecto, ni tú una alumna más dispuesta.
Mis entradas sigilosas te hacen sonreír. Me acomodo en el mejor sitio del despacho: justo sobre tus piernas. 
Mis caderas se contonean sutilmente.Tú adivinas la lección que toca.
Rodeas con tu brazo mi cintura e introduces tu otra mano bajo mi ropa interior, tocando mi sexo completamente mojado. Emito un sonido suave,  y empiezas a trazar movimientos circulares. 
Te miro sexy, desafiante.
Me levanto para desabrochar los dos botones de mi falda, y  quitarme las braguitas. Tu boca se hace agua según bajan. Me quedo de pie con las piernas ligeramente abiertas. Siento tu deseo. Otra vez a horcajadas, me arqueo cuando muerdes mis pezones. Tu verga se endurece y me busca con desesperación. 
"Sé que te mueres por correrte dentro de mí", te susurro. 
Respondes con un gemido,  apretando mis nalgas contra tu cuerpo.
Elevo mis caderas. Agarro tu miembro, totalmente erecto.
"Justo aquí; lo quiero  ahora", jadeo. 
Me deslizo sobre tu sexo y empiezo a moverme. Cabalgo mientras me sujetas con fuerza, entrando cada vez más profundo. Vas a estallar. Noto las oleadas  de tu excitación y te abrazo mientras explotas en mi interior. Gozas de mis gemidos, cuando un instante después, alcanzo el clímax y me corro sobre ti.
Aún sin aliento, me incorporo con destreza. Mientras me visto, no puedes ver mi sonrisa pícara.
" No quiero menos de un nueve", te digo ya en la puerta.

Hoy, de nuevo, se quedará hasta tarde trabajando para mí. 

 

 

 

 

 OcioZero · Condiciones de uso